Batalla de Lutsk-Brody-Rovno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Lutsk-Brody-Rovno
Fecha 23-30 de junio de 1941
Lugar Brody, Unión Soviética
Resultado Bandera de la Alemania Nazi Victoria alemana
Beligerantes
Bandera de la Alemania Nazi Alemania nazi Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
Comandantes
Bandera de la Alemania NaziPaul Ludwig Ewald von Kleist Bandera de la Unión Soviética Mikhail Kirponos
Unidades militares
750 tanques 3.500 tanques
Bajas
250 tanques 800 tanques
[editar datos en Wikidata]

La batalla de Lutsk-Brody-Rovno fue un enfrentamiento militar de la Segunda Guerra Mundial entre carros de combate soviéticos y alemanes.

El 23 de junio de 1941, en el triángulo firmado por las ciudades ucranianas de Lutsk, Brody y Rovno se libró la batalla de encuentro de tanques más grande que hasta ese momento se hubiera registrado en la historia de la humanidad, la más grande de las libradas durante la Operación Barbarroja y la mayor del período inicial de la guerra (22 de junio de 1941 a 19 noviembre de 1942); por el número de carros de combate la segunda mayor de la Segunda Guerra Mundial, solo inferior a la batalla de Kursk. En ella participaron por ambas partes unos dos mil tanques. En encarnizados combates, las tropas soviéticas, apoyadas por la aviación, fueron derrotadas por el 1º Panzergruppe (coronel-general Kleist) y al 6º Ejército (Mariscal von Reichenau)

Preparativos alemanes[editar]

El principal objetivo político-militar del plan Barbarroja era derrotar completamente a la URSS. La idea de la "guerra relámpago" constituía la base estratégica del plan. Para lograr este objetivo se había previsto asestar un golpe demoledor sobre las fuerzas principales del Ejército Rojo, concentradas en las regiones occidentales de la URSS, destruirlas y avanzando impetuosamente por territorio soviético, ocupar sus núcleos políticos y económicos más importantes. Concedíase particular alcance a la conquista de Moscú. Esto, según la idea de los autores del plan Barbarroja, habría significado un decisivo éxito político militar y económico. En el plan se subrayaba que la tarea final de la operación consistía en levantar una barrera ante la Rusia Asiática por medio de la línea general Volga-Arjánguelsk. Es de esperar , dijo Hitler, que el ejército ruso sufrirá al recibir el primer golpe de las tropas alemanas una derrota mayor aún que la de Francia en 1940. Sin embargo embriagados por sus fáciles victorias en occidente Hitler y sus generales subestimaron la reciedumbre del régimen social y político de la URSS y el vigor de sus Fuerzas Armadas, con lo que Hitler aprobó un plan viciado y aventurero en su propia base, partía de la idea preconcebida de la debilidad de la URSS.

Concedíase particular atención a formar plazas de armas en los países fronterizos con la URSS, por el sudoeste y el noroeste. El gobierno de Hitler procuró reforzar las relaciones con Bulgaria, Rumanía, Hungría y Finlandia

Bibliografía[editar]

  • La Gran Guerra Patria de la Unión Soviética. Editorial Mir Moscú