Batalla de Gravelinas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Gravelinas
la guerra italiana de 1551-1559
Pieter Snayers Siege of Gravelines.jpg
Sitio de Gravelinas (1644), pintura de Pieter Snayers.
Fecha 13 de julio de 1558
Lugar Gravelinas (Flag of France.svg Francia)
Resultado Victoria decisiva española
Consecuencias Enrique II se rinde y renuncia a los territorios italianos y firma la Paz de Cateau-Cambrésis
Beligerantes
Flag of Cross of Burgundy.svg Imperio español Pavillon royal de la France.svg Reino de Francia
Comandantes
Flag of Cross of Burgundy.svg Conde de Egmont
Flag of Cross of Burgundy.svg Julián Romero
Pavillon royal de la France.svg Paul de Thermes Rendición
Fuerzas en combate
Tercios españoles:
Infantería: 12.500 infantes[1]
Caballería: 3.200 jinetes[1]
Apoyo marítimo: 12 naves[2]
Ejército francés:
Infantería: 10.000 infantes[1]
Caballería: 2.000 jinetes[1]
Artillería: 9 cañones[1]
Bajas
700 muertos[3]
1.000 heridos[3]
7.500 muertos [3]
3.000 prisioneros[3]
9 cañones capturados[3]

La Batalla de Gravelinas tuvo lugar el 13 de julio de 1558, en el pueblo de Gravelinas, cerca de Calais marcando el final de la guerra entre Francia y el Imperio español que se prolongó desde el año 1547 al 1559. Esta batalla no ha de confundirse con la acontecida en 1588 entre la Gran Armada Española y la Armada Real Inglesa.

Tras la brillante actuación de Manuel Filiberto de Saboya en la batalla de San Quintín, Enrique II de Francia preparó su desquite. Reclutó un nuevo ejército en la Picardía, que puso en manos de Louis Gonzaga, duque de Nevers; pidió ayuda naval al sultán otomano y alentó a los escoceses a invadir Inglaterra por el norte. El duque de Guisa arrebató el puerto de Calais a los ingleses y avanzó hacia la ciudad de Thionville (frontera de Flandes y Francia), ciudad que tomó el 22 de junio de 1558. El señor de Termes invadió con otro ejército, formado por 12.000 infantes, 2.000 jinetes y mucha artillería, Flandes; tras pasar el río Aa por su desembocadura, conquistó Dunkerque y Nieuwpoort, amenazando Bruselas. De regreso a Calais por su gran ofensiva, es informado de que un ejército español le iba a interceptar en el río Aa.

Desarrollo de la batalla[editar]

A su vez, el duque de Saboya y Felipe II reunieron un ejército de 12.500 infantes y 3.200 jinetes, dando el mando al conde de Egmont. Éste se presentó en Gravelinas el 13 de julio de 1558. Sorprendido por la rapidez de la maniobra española, Termes tuvo que presentar batalla (porque tenía el río a su espalda, el mar a su izquierda y su derecha totalmente embarullada por la columna de bagajes de su propio ejército). Despliega su ejército en la orilla izquierda del río, creando en el flanco del bagaje un doble línea formada por la caballería y la artillería, dejando a la infantería detrás. Su mala situación, sin embargo, no impidió a los franceses creer que la victoria sería fácil.

El conde de Egmont, mientras tanto, había dejado a la artillería detrás ya que le estorbaban pues debían interceptar a los franceses antes de que cruzasen el río Aa. Avistada las posiciones francesas, Egmont sitúa a sus tropas en una media luna, dejando a la caballería ligera en los flancos y en el centro a los tercios españoles, junto a unidades de alemanes y flamencos.

Los franceses cañonearon y se establece un combate desordenado entre ambas caballerías de resultado dudoso. Una vez más se reveló la capacidad de los arcabuceros españoles, por aquel entonces los mejor armados y entrenados del continente. Los arcabuces acribillaron a la caballería francesa, luego, los españoles toman la doble hilera del bagaje y disparan sobre la infantería resguardada detrás de los carros, creando un gran desorden entre las filas francesas. Egmont, decide atacar con su caballería sobre el centro francés, el propio conde de Egmont estaba en la cabeza de sus jinetes. A su vez, barcos vizcaínos e ingleses bombardeaban la retaguardia francesa, causándole numerosas bajas. El resultado de la batalla no podía haber sido peor para los franceses: tan solo 1.500 hombres habían conseguido huir, el resto yacía muerto o prisionero en el campo de batalla, el señor de Thermes, fue hecho prisionero. Los franceses se vieron obligados a replegarse a sus fronteras.

Tras esta nueva derrota, que se sumaba a la de San Quintín, Enrique II de Francia se vio obligado a firmar la paz con Felipe II en la llamada Paz de Cateau-Cambrésis en 1559. Fue precisamente a raíz de ese tratado que Felipe II contrajo matrimonio con Isabel de Valois —hija de Enrique—, mientras que Manuel Filiberto hizo lo propio con Margarita de Valois —hermana del rey e hija de Francisco I de Francia—.

Referencias[editar]

  1. a b c d e Esteban Ribas Gravelinas: 1558, pág 43
  2. Esteban Ribas Gravelinas: 1558, pág 103
  3. a b c d e Esteban Ribas Gravelinas: 1558, pág 104

Véase también[editar]

Biografía[editar]

  • Esteban Ribas, Alberto Raúl (2010). Gravelinas 1558: los tercios de Felipe II conquistan la supremacía continental . Madrid: Almena. ISBN 978-84-92714-15-5