Batalla de Cerro de Barrabás

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Batalla de Cerro de Barrabas»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Cerro de Barrabás
Guerra de Independencia de México
Fecha 30 de septiembre de 1818
Lugar Zirándaro, Guerrero
Resultado Victoria insurgente
Beligerantes
Bandera Nacional de Guerra de Mexico en 1815.svg Insurgentes mexicanos Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Imperio español
Comandantes
Vicente Guerrero José Gabriel de Armijo
[editar datos en Wikidata]

La batalla de cerro de Barrabás fue una acción militar de la guerra de Independencia de México, efectuada el 30 de septiembre de 1818, en las faldas del cerro de Barrabás las cercanías de la localidad de Zirándaro, Guerrero. Los insurgentes comandados por el general Vicente Guerrero, en ese entonces nombrado General en jefe de las tropas del sur, lograron la victoria sobre las fuerzas realistas comandadas por el general José Gabriel de Armijo. El ejército insurgente después de resistir los embates del ejército novohispano, logró hacer retroceder las fuerzas realistas desde el campo de batalla hasta la iglesia del pueblo, donde resistiéron 7 días hasta que se consumó la derrota total española. Después de la batalla sólo pudieron huir aproximadamente unos cien soldados realistas, por su parte, Guerrero decomisó más de 400 fusiles.[1] El libro "Crónicas de Tierra Caliente" del Ing. Alfredo Mundo Fernández da más datos sobre esta importantísima batalla, recurriendo a fuentes adicionales. El Cerro de Barrabás en Zirándaro también recibe los nombres de Cerro del Campo y Fuerte Santiago, y está al Sur de dicha población. El Gral. Vicente Guerrero había tomado Tamo el 15 de septiembre de 1818 y 15 días después, el 30 de septiembre, es la Batalla o Sitio de Zirándaro. Las tropas insurgentes del Gral. Vicente Guerrero y las del ejército realista del Gral. José Gabriel de Armijo deciden enfrentarse en las faldas del cerro de Barrabás, en particular en el pueblito de San Agustín a un kilómetro al Sur de Zirándaro. Dice la citada obra que los realistas de Armijo atacan muy fuerte a los insurgentes obligándolos a formar un cuadro estratégico, y sólo mediante él logran resistir los embates del enemigo. Pero el Gral. Guerrero infunde el ánimo a su gente, y poco a poco la fuerza insurgente se empieza a imponer sobre los realistas del temible Armijo que corren despavoridos a través de un pequeño bosque en donde se internan, perseguidos por los surianos. En su loca carrera llegan al pueblo de Zirándaro entrando precipitadamente, y así corriendo entran a la iglesia posesionándose de ella y cerrando las puertas, colocando tiradores en la nave y en la torre del campanario. Ya era de noche por lo que ambos bandos suspenden las acciones, y el Gral. Guerrero aprovecha para formar un pequeño parapeto para pasar la noche frente al pueblo. Al día siguiente se vuelven a enfrentar pero los realistas eran muy fuertes en la iglesia, por lo que el sitio se prolonga siete días más. La gente de Armijo dentro de Zirándaro no tenía agua ni comida y el pueblo estaba contra ellos pues era cien por ciento insurgente, por lo que no aguantaron más y salen huyendo abandonando sus armas. Así el Gral. Vicente Guerrero recoge 400 fusiles y luego se lanza a la reconquista de la Tierra Caliente empezando con Ajuchitlán, Coyuca, Tetela del Río, Cutzamala, Huetamo, Tlalchapa, la hacienda de Cuauhlotitlán, etc. Esta reconquista la narra también con detalle "Crónicas de Tierra Caliente".

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Zárate, 1880; 613

Bibliografía[editar]