Batalla de Bagdad de 2003

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Batalla de Bagdad
Invasión de Irak de 2003
SaddamStatue.jpg
Derribo de la estatua de Sadam Husein, que presidía la Plaza Firdos de Bagdad
Fecha 3-12 de abril de 2003
Lugar Bagdad, Irak
Coordenadas 33°20′00″N 44°26′00″E / 33.333333333333, 44.433333333333Coordenadas: 33°20′00″N 44°26′00″E / 33.333333333333, 44.433333333333
Resultado Victoria decisiva de la Coalición
Caída del régimen de Sadam
Beligerantes
Bandera de Irak Irak Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
Bandera de Reino Unido Reino Unido
Comandantes
Bandera de Irak Sadam Husein
Qusay Husein
Raad al-Hamdani
Sayf al-Din al-Rawi
Bandera de Estados Unidos Tommy Franks
Bandera de Estados Unidos James Mattis
Bandera de Estados Unidos Joseph Dunford Jr.
Bandera de Estados Unidos James T. Conway
Bandera de Estados Unidos Richard F. Natonski
Bandera de Reino Unido Brian Burridge
Fuerzas en combate
Bandera de Irak Irak 45.000 Bandera de Estados Unidos Estados Unidos 30.000
Bajas
1.700-2.100 muertos[1] 34 muertos[2]


La Batalla de Bagdad, o también Caída de Bagdad, fue una campaña militar llevada a cabo entre los días 3 y 12 de abril de 2003, en el marco de la Invasión de Irak. La campaña estuvo compuesta de ataques aéreos, seguidos de una posterior invasión terrestre, que supuso la captura definitiva de Bagdad, capital de Irak, por parte de las tropas americanas. La victoria aliada en esta batalla, tuvo como consecuencia principal el derrocamiento del gobierno baazista del presidente Sadam Husein.


Campaña Aérea[editar]

El 19 de marzo de 2003, como antecedente, tiene lugar un bombardeo selectivo con misiles Tomahawk, que tenían por objetivo asesinar a la plana mayor del régimen irakí. Al día siguiente, en la tarde-noche del día 21, dio comienzo la Operación Conmoción y Pavor, en la que numerosos objetivos militares y gubernamentales fueron masivamente bombardeados.

Desde el comienzo oficial del asedio a Bagdad, el 3 de abril, como en los días anteriores desde el comienzo de las operaciones, se llevaban a cabo alrededor de 1.000 vuelos diarios, en los que los bombardeos se sucedieron a diario, con variación en su intensidad en relación a los objetivos.

Campaña Terrestre[editar]

Tanques americanos entrando en Bagdad

Entre el 2 y 4 de abril las tropas americanas estrecharon el cerco sobre Bagdad. Las unidades más destacadas que realizaban el asedio, la 1ª División de Marines y la 3ª División de Infantería comenzaron a tomar posiciones accediendo a la capital por los barrios del sur y el oeste.[3]

El día 4 fue especialmente intenso. En la barriada de At Tuwayhah,[4]​ las tropas americanas sufrieron una emboscada en la que perdieron 3 marines y 2 tanques Abrams. En el Aeropuerto de Bagdad,[5]​ unidades de élite de la Guardia Republicana presentaron una dura resistencia, que dio lugar duros combates. Finalmente el aeropuerto fue conquistado, asegurándose así lo que sería el principal cuartel general y centro logístico de la coalición durante los siguientes años de guerra.

El día 7 el cerco se estrecha aún más, y se fijan 3 posiciones como objetivo, llamadas en clave Moe, Larry y Curly. Las 3 posiciones son importantes intersecciones que dan acceso a la ciudad. La posición Moe correspondía al cruce de las carreteras de Casidia y la Nº8, la posición Larry correspondía al puente Jadriya sobre el río Tigris, y la posición Curly correspondía a la carretera de Dora. En la toma de la posición Curly, la situada más al sur, tuvieron lugar combates durante 18 horas, que causaron importantes bajas.[6]

El día 8 las tropas americanas avanzaban sobre la orilla occidental del Tigris, tomando el control de todo el complejo presidencial, incluyendo el Palacio Republicano,[7]​ así como de numerosos ministerios y edificios gubernamentales que habían sido bombardeados semanas antes. Un grupo de 500 soldados de las fuerzas irakíes tomaron posiciones en el Puente Jumhuriya, el que da acceso directo a la céntrica Plaza Firdos, haciendo retroceder a las tropas americanas. Hubo duros combates, en los que incluso un avión A-10 fue derribado con un misil tierra-aire.

El 9 de abril las tropas americanas cruzan por fin los puentes sobre el río Tigris y arriban a la Plaza Firdos, centro neurálgico de Bagdad.[8]​ Allí se encuentran los hoteles Sheraton Ishtar y Palestina, que es el que el régimen dispuso para que fuese alojada toda la prensa internacional. La entrada de las tropas en el lugar se vio nuevamente en directo en todo el mundo.

Periodistas caídos[editar]

La peligrosidad de la toma de Bagdad quedó plasmada en la mediática muerte de 4 periodistas internacionales. El día 7, en los combates por la posición Curly, 2 periodistas que viajaban junto la 3ª de Infantería, mueren en la explosión de un proyectil irakí , el español Julio Anguita Parrado[9]​ y el alemán Christian Liebig. El día 8, al tiempo de los combates por la captura del puente Jumhuriya,[10]​ varios periodistas tratan de obtener imágenes desde los balcones del Hotel Palestina, situado frente al puente. Los tanques americanos, que recibían fuego antitanque, dispararon contra la fachada del hotel, lo cual provocó la muerte a 2 cámaras que se encontraban en los balcones, el ucraniano Taras Protsyuk y el español José Couso.[11]

Caída de Sadam Hussein[editar]

En los días en los que el asalto a Bagdad estaba comenzando por el sur de la ciudad, las caras del régimen trataron de alardear dándose un último baño de masas. El 5 de abril, Sadam Husein (aunque se especuló con que tan solo fuese un doble),[12]​ salió a recorrer barrios populares de la capital, arengando a sus seguidores a luchar por la victoria. El ministro de información, Mohamed Said al-Sahaf, era conocido sátiramente como Alí el Cómico por su excéntrica e inverosímil propaganda. Hacía continuas comparecencias ante la prensa internacional con excéntricas e incrédulas declaraciones: "Esta noche llevaremos a cabo algo que no es tradicional, no convencional, algo que va a dar una gran lección a estos mercenarios [para recuperar el aeropuerto]". "Será muy difícil que alguno de ellos salga con vida [de los americanos] a menos que se rindan; están completamente rodeados".Bagdad está a salvo. Los infieles están cometiendo suicidio por cientos a las puertas de la ciudad"[13]

No obstante en los días 8 y 9, cuando las tropas americanas accedieron al complejo presidencial y al centro urbano, no hallaron rastro del gobierno irakí. El centro de la Plaza Firdos estaba coronado con una gran estatua metálica de Sadam Husein. El marine Edward Chin, se hizo famoso al subir por una escalera y colocar sobre la cara de Sadam una bandera americana, que después sustituyó por otra irakí. En la capital no había rastro del poder gubernamental, incluso gente salía a la plaza a destrozar y quemar retratos del dictador. Minutos más tarde, la estatua fue derribada por un vehículo blindado M88. Esta simbólica escena reflejó la captura de Bagdad, y el derrocamiento definitivo del régimen de Husein.[14]

Saqueos[editar]

Durante los días de la batalla por la capital, y debido al vacío de poder provocado, turbas de gente incontrolada llevaron a cabo todo tipo de saqueos que dañaron gravemente el patrimonio de Bagdad. La Universidad de Bagdad, los hoteles de 5 estrellas Al-Rashid, Al-Mansour y Babel, así como varias embajadas, fueron asaltados y saqueados. Las pérdidas irreparables más importantes se produjeron en el Museo Nacional y la Biblioteca Nacional, donde fueron saqueados, destruidos e incendiados numerosos documentos manuscritos y otras piezas procedentes de la antigua civilización de Mesopotamia, con 7.000 años de antigüedad. En el zoológico de la ciudad solo sobrevivieron el 5% de animales, habiendo muerto algunos por inanición y siendo otros robados y sacrificados por asaltantes.

Referencias[editar]