Batalla de Aragua de Barcelona

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Aragua de Barcelona
Guerra de Independencia de Venezuela
Fecha 18 de agosto de 1814
Lugar Villa de Aragua, cerca de Barcelona, Venezuela
Resultado Victoria realista
Beligerantes
Bandera de España Imperio español Bandera de Venezuela Segunda República de Venezuela
Comandantes
Jolly-roger.svg[n 1] Francisco Tomás Morales Bandera de Venezuela Simón Bolívar
Bandera de Venezuela José Francisco Bermúdez  (WIA)
Bandera de Venezuela José Tadeo Monagas  (WIA)
Fuerzas en combate
6.000[1] -8.000[2] [3] 2.500[4] -3.000[1] [3]
Bajas
1.000 muertos y 2.000 heridos[5] 1.000 soldados muertos[5]

En total: 4.000[6] -4.700[7] [8] muertos, incluyendo civiles y prisioneros ejecutados
[editar datos en Wikidata]

La Batalla de Aragua de Barcelona fue un enfrentamiento militar librado en el contexto de la Guerra de Independencia de Venezuela en agosto de 1814 entre las fuerzas de la Segunda República de Venezuela y del Imperio español.

Antecendentes[editar]

Tras la victoria de José Tomás Boves en la Segunda Batalla de La Puerta (15 de junio), los patriotas iniciaron la Emigración a Oriente, evacuaron Caracas el 6 de julio.[9] Boves estaba ocupado en asediar Puerto Cabello y envió a su segundo, Francisco Tomás Morales, a perseguir a los fugitivos. El 29 de julio los refugiados llegan a Barcelona tras sufrir miles de muertos. Morales avanza por el Alto Llano, zona llena de guerrilleros, sus 2.000 efectivos pasan a 4.000 (Monagas habla de 5.000 y Montenegro de 8.000). Entre tanto, el 24 de junio Santiago Mariño estaba en Barcelona, Margarita y Cumaná concentrando una fuerza.[10]

Poco después de su arribo Bolívar supo que Morales se aproximaba con una poderosa fuerza y empezó a reunir entre los restos de su ejército, los refugiados y los residentes locales: 2.000 hombres.[3] A estos se sumaron 1.000 reclutas de Cumaná[3] traídos por el coronel José Francisco Bermúdez[7] por orden de Santiago Mariño.[2] Bermúdez llegó primero a la villa y fortifico el pueblo, hizo construir trincheras, cavar fosos y acumular provisiones. En las estrechas calles de la ciudad la superior caballería llanera quedaría anulada y los reclutas no podrían desertar, pero también quedaría encerrado y sin esperanzas de rescate.[11] Bolívar llegó el 13 o 14 de agosto e inicialmente intento convencer a Bermúdez de retroceder por la falta de municiones y tropas. El coronel se negó y empezó a fraguar un plan. Quería establecer las líneas defensivas entre el río Aragua y la villa, zona pantanosa. Era fácil establecer una guarnición y dejar una reserva en Aragua, que podía llegar rápidamente. Los caminos eran estrechos y apenas uno principal y dos menores en los flancos. Posiblemente no ganarían pero desgastarían al enemigo y podrían retirarse a tiempo para proteger sus fuerzas. Luego, la caballería de Bermúdez atacaría cuando Morales chocara con las defensas. El coronel oriental se opuso, la peor parte de la lucha se la llevarían sus jinetes. Prefería atrincherarse en las calles de Aragua, pero eso implicaba anular la capacidad de maniobra de sus jinetes.[12] Bermúdez se negó y se atrinchero en la plaza con sus orientales.[13] El jefe de su Estado Mayor era el joven Antonio José de Sucre.[8]

Batalla[editar]

A las 5:00 horas del 18 de agosto Morales cruzó el río con su infantería, bien pertrechada y dirigida por oficiales disciplinados. No puedo llegar por el camino principal pero su caballería flanqueaba las defensas por un paso que Bermúdez había dejado desguarnecido. A las 9:00 los patriotas fueron empujados a las calles de Aragua, resistiendo ferozmente cuanto pudieron. A las 12:00 Bolívar escapó para Cumaná por el camino hacia Barcelona con 400 sobrevivientes, y Bermúdez huye a Maturín a las 15:00 con las columnas de José Tadeo Monagas, Pedro Zaraza y Manuel Cedeño que serán las bases de las fuerzas en el resto de la campaña.[14]

Durante la batalla el batallón Caracas fue aniquilado.[15] Los restos del Ejército de Occidente, salvados por Bolívar en La Puerta, encontraron su fin. Para seguir la lucha se debía continuar la lucha en las provincias de Margarita y Barcelona. Los llaneros masacraron a más de 3.700 soldados enemigos y civiles. Los realistas sufrieron 1.011 muertos y 832 heridos.[16] Morales salió a Maturín, deja a cargo al gobernador José Martín quien continuó degollando, hasta 1.000 personas ejecuto.[17]

Consecuencias[editar]

Los restos del ejército republicano, unos 200 hombres,[4] se unieron a la columna de refugiados, se decidió abandonar Barcelona por las pocas municiones y viajron a Cumaná.[18] Cinco días después Bolívar y Mariño celebraron un consejo de guerra, ellos querían retirarse a Güiria, si eran vencidos nuevamente bien podían escapar a la isla Trinidad, pero los oficiales más exaltados querían unirse a Bermúdez en Maturín y se impusieron. Ambos generales zarparon rumbo a la isla Margarita. Se debe mencionar que antes de iniciar la retirada los patriotas saquearon todas las reliquias de oro y plata de las iglesias caraqueñas para evitar que cayeran en manos realistas. El tesoro fue posteriormente embarcado en la flota del corsario Giovanni Bianchi quien terminó quedándoselo. Al llegar a Pampatar el 25 de agosto, Mariño y Bolívar son desconocidos como autoridades legítimas por el coronel Manuel Piar, que les impide desembarcar. Volvieron a Cariaco, donde el general José Félix Ribas se proclama Jefe Supremo de Occidente y pide que Piar sea nombrado Jefe Supremo de Oriente (2 de septiembre). Bolívar y Mariño deben exiliarse en Cartagena de Indias, donde llegan el 19 de septiembre. En cuanto salen de Venezuela la Asamblea de Cumaná los destituye (3-4 de septiembre).[19] Ribas, Piar y Bermúdez intentaron coordinar sus esfuerzos para vencer a los monárquicos, pero sus rivalidades personales les llevaron a ser vencidos.[20]

Referencias[editar]

  1. a b Esteves, 2004: 80
  2. a b González Chaves, Nicolás (1879). Estudio cronológico de la guerra de la independencia de la antigua Colombia. Bogotá: A. Lahure, pp. 232.
  3. a b c d Rivas Vicuña, 1921: 371
  4. a b Núñez Jiménez, 1994: 249
  5. a b Gerardo Lombardero. "Caracas, la apoteosis". Siglo XXI. 25 de marzo de 2011. Consultado el 16 de julio de 2012.
  6. Esteves, 2004: 81
  7. a b Barros Arana, Diego (1865). Compendio de historia de América. Tomo IV. Santiago: Imprenta del Ferrocarril, pp. 219.
  8. a b Lecuna, 1955: 55
  9. Esteves, 2004: 79
  10. Encina, 1961: 420
  11. Encina, 1961: 420-421
  12. Encina, 1961: 422; Esteves, 2004: 80-81; Rivas Vicuña, 1921: 371
  13. Encina, 1961: 422
  14. Encina, 1961: 422; Rivas Vicuña, 1921: 371-372
  15. Rojas, Arístide (2002) [1992]. Crónica de Caracas. Caracas: El Nacional, pp. 195. ISBN 9789806423329.
  16. Encina, 1961: 423
  17. Encina, 1961: 425
  18. Lecuna, 1955: 55-56
  19. Lecuna, 1955: 56; Esteves, 2004: 81-82
  20. Pi y Arsuaga, 1903: 499

Notas[editar]

  1. Núñez Jiménez, 1994: 249.

    Como un vulgar pirata, Boves hace flamear su bandera negra donde sobresale una tétrica calavera.



Bibliografía[editar]

  • Encina, Francisco Antonio (1961). Bolívar y la independencia de la América española: Independencia de Nueva Granada y Venezuela (parte 1). Tomo III. Santiago: Nascimiento.
  • Esteves González, Edgar (2004). Batallas de Venezuela, 1810-1824. Caracas: El Nacional. ISBN 978-980-388-074-3.
  • Lecuna, Vicente (1955). Bolívar y el arte militar. Nueva York: The Colonial Press.
  • Núñez Jiménez, Antonio (1994). Un Mundo Aparte: Aproximación a la Historia de América Latina y el Caribe. Madrid: Ediciones de la Torre. ISBN 84-7960-043-8.
  • Pi y Arsuaga, Francisco (1903). Historia de España en el siglo XIX. Tomo II. Barcelona: Imprenta de Miguel Seguí.
  • Rivas Vicuña, Francisco (1921). Las guerras de Bolívar. Primera Guerra, 1812-1814. Formación del alma venezolana. Caracas: Editorial Victoria, Manrique y Ramírez Ángel.