Basílica de San Martín de Tours (Tours)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Basílica de San Martín de Tours
Basilique Saint-Martin de Tours
Logo monument historique Clasificado MH (1840, torre del y reloj)[1]
Logo monument historique Clasificado MH (1862, claustro)[1]
Logo monument historique Inscrito MH (1946, muro)[1]
Logo monument historique Clasificado MH (1958, torre Carlomagno)[1]
Vue de la basilique et de la tour charlemagne.JPG
Vista lateralde la basílica
Localización
País FranciaFlag of France.svg Francia
División Flag of Centre-Val de Loire.svg Centro-Valle de Loira
Subdivisión Indre-et-Loire
Municipio(s) Tours
Información religiosa
Culto Iglesia católica
Diócesis Arquidiócesis de Tours
Sitio web http://www.basiliquesaintmartin.com

Uso Culto ordinario
Estatus Basílica
Advocación Martin de Tours
Declaración 4 de julio de 1925 (basílica)
Historia del edificio
Construcción 1886-1924 (nueva)

Arquitecto(s) Victor Laloux
Datos arquitectónicos
Tipo Basílica
Estilo(s) Neobizantino
Mapa(s) de localización
Basílica de San Martín de Tours ubicada en Tours
Basílica de San Martín de Tours
Basílica de San Martín de Tours
47°23′35″N 0°40′58″E / 47.393056, 0.682778Coordenadas: 47°23′35″N 0°40′58″E / 47.393056, 0.682778
Vista de la fachada

La basílica de San Martín de Tours (en francés, basilique Saint-Martin de Tours) es un edificio religioso situado en la ciudad francesa de Tours (Indre-et-Loire), cuya cripta alberga la tumba de san Martin de Tours.

La antigua colegiata de San Martín de Tours, que databa principalmente del siglo XI, fue desafectada, vandalizada y transformada en un establo en 1793, luego demolida tras el colapso de las bóvedas en 1797, y de la que solo se conservaron dos torres. La basílica actual, que es mucho más modesta, fue construida entre 1886 y 1902 en el estilo neobizantino por el arquitecto Victor Laloux (inaugurada en 1890). Es un edificio de piedra caliza, de granito y mármol, cubierto de pizarra. Para las pinturas murales, el arquitecto contó con Pierre Fritel, y la decoración se realizó con la ayuda del pintor y decorador Adrien Lavieille, hijo de Eugène Lavieille. Una estatua monumental de San Martín, en bronce,[Nota 1]​ diseñada para decorar la cúpula, fue encargada al escultor Jean-Baptiste Hugues (prix de Rome en 1875). Víctor Thiébaut, fundidor, la entregó en 1889. El edificio fue consagrado como basílica el 4 de julio de 1925.

Los restos de la antigua colegiata (la torre de Carlomagno, la torre del reloj y una galería del claustro) han sido clasificados monumentos históricos por la lista de 1840.[1][2]​ La estatua de San Martín que corona la cúpula, debilitada por las tormentas de principios de 2014, fue retirada el 17 de febrero de 2014 para ser restaurada; su base se consolidó y la estatua fue reinstalada el 15 de octubre de 2016, en previsión de San Martín, celebrado cada año el 11 de noviembre.

El presidente de la República Francesa lleva el título honorífico de canónigo (ad honores) de la basílica.

Historia del edificio[editar]

La basílica del siglo V[editar]

Tumba reconstruida de san Martín de Tours, en la cripta de la basílica:[Nota 2][3]​ no contiene más que unas pocas reliquias y las intenciones de oración depositadas por los fieles.

El cuerpo de san Martín, que murió en Candes, fue trasladado a Tours y allí fue modestamente sepultado el 11 de noviembre de 397, tres días después de su muerte, en un cementerio cristiano a las afueras de la ciudad, al borde de la vía romana que partía hacia el oeste. Según Gregorio de Tours, el obispo Bricio (lat. Brictius) habría construido un edificio de madera en 437 para albergar la tumba y la (capa) de Martín, llamado por esta razón capilla. El obispo Perpétuus, habiendo constatado la atracción de este santuario, habría construido a su vez la primera basílica que albergaba la tumba de Martín, cuya dedicación tuvo lugar el 4 de julio de 470, noventa y nueve años después del ascenso de san Martín al episcopado de Tours.[4]​ Gregorio de Tours da la siguiente descripción:

El obispo Perpétuus [...] hizo construir la gran basílica que subsiste incluso hoy, y que está a quinientos cincuenta pasos de la ciudad. Tiene ciento sesenta pies de largo y sesenta de ancho. Tiene en altura, hasta el techo, cuarenta y cinco pies. Tiene treinta y dos ventanas del lado del altar, y veinte en la nave, que está adornada con cuarenta y una columnas. En todo el edificio hay cincuenta y dos ventanas, ciento veinte columnas, ocho puertas, tres al lado del altar y cinco en la nave […] Como la boiserie de la primera capilla era de una estructura elegante, el pontífice no creyó oportuno destruir esta obra: hizo construir, en honor de los apóstoles Pedro y Pablo, otra basílica en la que hizo colocar esta boiserie.

L'évêque Perpétuus […] fit construire la grande basilique qui subsiste encore aujourd'hui, et qui est à cinq cent cinquante pas de la ville. Elle a cent soixante pieds de long et soixante de large. Elle a en hauteur, jusqu'à la voûte, quarante-cinq pieds. Elle a trente-deux fenêtres du côté de l'autel et vingt dans la nef qui est ornée de quarante-et-une colonnes. Dans tout l'édifice, il y a cinquante-deux fenêtres, cent vingt colonnes, huit portes, trois du côté de l'autel et cinq dans la nef […] Comme la boiserie de la première chapelle était d'une structure élégante, le pontife ne crut pas à propos de détruire cet ouvrage : il fit bâtir, en l'honneur des apôtres Pierre et Paul, une autre basilique dans laquelle il fit placer cette boiserie.

El cuerpo de Martin fue enterrado en un sarcófago detrás del altar principal de la nueva basilica.[6]​ Un gran bloque de mármol colocado elevado sobre la tumba, donado por el obispo Euphronius d’Autun (472-475), marcaba el lugar a los fieles reunidos detrás del altar, y según Werner Jacobsen[7]​ a los peregrinos instalados en el atrium de la basílica que, contra la costumbre, se encontraba detrás de la iglesia, es decir, en el lado del ábside, siendo visible el bloque desde una fenestrelle del muro del ábside.

En 508, fue en la iglesia del obispo san Perpetuo donde Clodoveo I, al día siguiente de su victoria sobre los visigodos en la batalla de Vouillé, recibió las insignias de cónsul de manos de los embajadores del emperador Anastasio I (emperador), tras lo cual montó a caballo y recorrió la distancia entre la basílica y la catedral de Tours lanzando dinero al pueblo.[8]​ La iglesia sufrió un grave incendio en 558. Estaba servida por una comunidad religiosa dirigida por un abad de quien habla Gregorio de Tours y que practicaba el ritual de la la «laus perennis» (más tarde, doscientos religiosos se turnaban en grupos de veinte). El estatuto de esta comunidad, enormemente enriquecida por la peregrinación, se volvió problemático a partir de las reformas de Pipino el Breve, que quería imponer la regla de San Benito en todos los monasterios del reino franco (741). La comunidad, fuerte en sus tradiciones antiguas, resistió. Un establecimiento benedictino fue fundado en Cormery en 791 por el abad Ithier para aquellos que deseaban seguir la regla, y fue desarrollado por su sucesor Alcuin, abad de San Martín desde 796 a 804.

Por último, un concilio celebrado en Aix-la-Chapelle en 817 bajo el impulso de Benedicto de Aniane impuso imperativamente la regla benedictina a todas las comunidades que se llamaban «monastères» ; los «clérigos» de San Martín tuvieron que elegir entre el estatuto de «monjes» y el de «canónigos» y adoptaron el segundo. A partir de esta fecha, el santuario de San Martín ya no fue considerado un monasterio, sino como una colegiata servida por canónigos. El jefe de la comunidad se siguió llamado «abbé de Saint-Martin», pero desde 844 era un laico (en 860, era el príncipe Luis, heredero de Carlos el Calvo; en 866, era Roberto el Fuerte, conde de Tours y antepasado de los Capetos).

Fue el principal lugar de peregrinación cristiana en el siglo V (San Martín era en todo caso el santo protector de la Galia). El Concilio de Chalon (-sur-Saone) en 813 dio a esta peregrinación la misma importancia que a la de Roma.[9]

Interior de la basílica

La basílica medieval (siglo IX - 1802)[editar]

Vista lejana de la torre de Carlomagno (ca. 1100)
Vista lejana de la torre del reloj (siglo XIII)

La iglesia fue incendiada por los normandos el 8 de noviembre de 853, y nuevamente el 30 de junio de 903, después de lo cual el santuario fue rodeado por un recinto fortificado, distinto del de Tours, terminado en 918. Hubo un gran incendio accidental en 994, lo que entrañó una nueva reconstrucción, bajo el impulso de Hervé de Buzançais, entonces tesorero de Saint-Martin, y una nueva reconsagración en 1014. Un siniestro todavía tuvo lugar en 1096, y se procedió a una gran reconstrucción románica con la hipótesis de un préstamo, en un sentido o en otro, con Saint-Sernin de Toulouse y una revisión completa de una vasta empresa de reabovedamiento del edificio entre 1175 y 1180, las bóvedas de cañón se sustituyeron por bóvedas sobre cruceros de ogivas angevinas: fue entonces una etapa importante en la Via Turonensis de la peregrinación de Santiago de Compostela. El santuario era una de las cinco iglesias de peregrinación mayores (con Sainte-Foy de Conques, Saint-Martial de Limoges, Saint-Sernin de Toulouse y la propia Santiago de Compostela). Varias obras todavía se llevaron a cabo en los siglos XIII al XV (coro agrandado y reconstruido según el modelo de la catedral de Bourges, y capillas laterales de la nave agregadas). La basílica fue el centro de una ciudad distinta de Tours, llamada Châteauneuf o a veces «Martinopolis», que fue unificada con Tours mediante un único recinto en 1356.

En el siglo XV, la basílica se benefició de la munificencia del rey Luis XI, que vivió en el castillo real de Plessis-du-Parc-lès-Tours[Nota 3][10]​ y la apoyó mucho.[11][12]​ También sus exequias tuvieron lugar allí el 2 de septiembre de 1483.[13]

Durante la guerra religiosa de 1562, el relicario de San Martín fue quemada por los protestantes, y sólo se conservó un pedazo de craneo y un hueso del brazo. El antiguo edificio sobrevivió hasta la Revolución, pero en condiciones de gran decadencia debido a la falta de mantenimiento desde mucho antes de 1789. En 1793, la basílica fue transformada en un establo para albergar a cientos caballos y durante cuatro años fue el establo Martin. En 1797, un informe encontró que las cadenas que sostenían el edificio fueron en parte robadas; las bóvedas del deambulatorio (llamadas bóvedas de Saint Perpet) se derrumbaron en noviembre y, como salvaguarda para los habitantes, la municipalidad ordenó la demolición completa del edificio.[Nota 4][14]​ El órgano monumental de JBN Lefevre (5 teclados, doble 32'), apreciado por el famoso fabricante Dom Bédos de Celles, desapareció también en ese momento. Cabe señalar que durante todo el siglo XVIII muchos informes de arquitectos habían advertido a las autoridades religiosas del mal estado de la basílica, a tal punto que el informe de restauración presentado a Luis XVI era de 400 000 libras[15]​ De todo esto, sólo subsisten la torre de Carlomagno (medio derrumbada en 1928, restaurada en 1963), la torre del Reloj y el barrio de las casas canónigas del claustro de San Martín, una galería del claustro renacentista. La tumba de los infantes de Carlos VIII, instalada a principios del siglo XVI en la nave de la basílica, fue trasladada en 1834 a la catedral de Saint-Gatien de Tours, donde todavía es visible. Un pavimento en la calle de las Halles permite visualizar la ubicación de los pilares de la nave original; una cripta arqueológica podría ser construida bajo la calle de las Halles.

De hecho, a raíz de las excavaciones emprendidas por Charles Lelong en los años 1970, se encontró que la basílica románica estaba enterrada a casi tres metros respecto del suelo actual (era necesario bajar más de 12 escalones a la derecha del portal de cambio para acceder a la nave). Da cuenta de esas cosas en el Bulletin Monumental (T. 133, año 1975, p. 225). Los planos del siglo XVIII también lo reflejaban. También se puede constatar hoy al pie de la torre de Carlomagno.

Durante la demolición de la basílica, los cimientos y los pilares de la basílica románica se conservaron en su mayor parte hasta una altura de casi tres metros, no sólo bajo la calle de las Halles, sino también bajo las casas de la propia calle para servir de estructuras de apoyo a los edificios que debían elevarse por encima, hasta tal punto que en la esquina de la calle de las Halles y de la calle de los Trois Pavés Ronds, a cuatro metros de profundidad, se encuentra la capilla de san Nicolás, que era la capilla baja hecha bajo la antigua torre cuya solicitud de clasificación fue solicitada en 1973 sin continuación.[16]

El edificio actual[editar]

Fachada del edificio actual
Inscripción del frontón: «La ville de Tours se réjouit à jamais d'avoir Martin pour patron (Paulin de Périgueux)»

Las dos torres que se conservaron se clasificaron como monumentos históricos por la lista de 1840.,[2]​ clasificación confirmada en el Inventario en 1858, y después en 1862. El militante católico Léon Dupont (con la ayuda del conde Pèdre Moisant y de Stanislas Ratel[17]​) anunció el redescubrimiento de la tumba de Martín de Tours el 14 de diciembre de 1860,[18]​ lo que permitió restaurar el culto martiniano y relanzar un proyecto de restitución del sitio grandioso. El proyecto del arquitecto Alphonse Baillargé fue objeto de una controversia larga y ardiente, sus partidarios deseaban un edificio en el emplazamiento y con las dimensiones del anterior, lo que supundría la supresión de la calle de las Halles, importante arteria comercial de la ciudad abierta después de la demolición de 1802. El escritor René Boylesve hizo de este episodio de «la guerre des basiliques» el argumento principal de su novela Mademoiselle Cloque.

Finalmente, en 1884 se alcanzó un compromiso entre la municipalidad y el arzobispado: el nuevo edificio, obra de Victor Laloux, sería más pequeño que el antiguo y se dispondría perpendicular al mismo (orientado norte-sur) y sólo compartiría con él la ubicación de la antigua cabecera, sobre la tumba de San Martín. Los trabajos comenzaron en 1886, la cripta con la tumba fue inaugurada en 1889, la iglesia en 1890, y toda la albañilería fue terminada en 1902, permitiendo que el edificio fuera abierto al culto al año siguiente. El cardenal Maurin consagró el edificio como basílica el 4 de julio de 1925, y el acondicionamiento del parvis fue terminado en 1928.

Antes de la restauración
Después de la restauración
La estatua de san Martín

El 17 de febrero de 2014, la estatua de San Martín (estatua de bronce sobre estructura de acero, de más de cuatro metros de altura y de 2,4  toneladas, fabricada en 1875 por Jean-Baptiste Hugues) y situada en la parte superior de la cúpula de la basílica, se retiró debido a un riesgo de caída debido a las inclemencias invernales. En esa ocasión, se descubrió allí una caja de plomo que contenía un hueso atribuido al santo, reliquia colocada en 1889 en el brazo derecho de la estatua; la caja también contenía reliquias de otros tres obispos de Tours (san Bricio de Tours, san Perpetuo y san Gregorio de Tours).[19]

El 10 de marzo de 2015 fue el día del lanzamiento de la suscripción pública para la renovación de la basílica y de la estatua con el fin de financiar parte de los 1 700 000 € HT necesarios para completarlo.[20]​ El 2 de julio de 2016 (año del jubileo del santo por el 1700.º aniversario de su nacimiento), la estatua restaurada se expusó al público en el patio del ayuntamiento. A diferencia del proyecto municipal original que quería un dorado integral, la estatua se dejó en bronce patinado, y solo el palio, la corona y el crucero del santo se doraron. El 15 de octubre la estatua fue izada en la cúpula de la basílica.[19]

Complementos[editar]

En la década de 1920 fue fundada una institución religiosa, Les Petits Clercs de Saint-Martin de Tours, por el canónigo Rutard, sacerdote diocesano. Seminaristas llegados de otras regiones francesas "ricas" en vocaciones a la diócesis de Tours, también aseguraron el servicio religioso diario en la basílica de San Martín. Los pensionarios, los Petits Clercs de Saint-Martin seguían su educación escolar allí, y luego continuaban sus cursos en varios colegios de Tours (colegio de San Gregorio, colegio de Notre-Dame La Riche). La institución, que vivía en particular la generosidad de los tourangeaux, se asentó a la sombra de la Basílica (3 rue Baleschoux) hasta 1970, cuando desapareció. Los Petits Clercs de Saint-Martin dieron 300 sacerdotes a la diócesis de Tours.

Los órganos[editar]

Construido en 1843 para el hospital del Bon Sauveur de Caen, en un buffet del siglo XVIII, el órgano actual fue comprado por la ciudad de Tours en 1956 y ha sido objeto después de varias campañas de restauración. Tiene dos teclados y un pedalero para 17 juegos: en total, hay más de 1800 tubos. Fue restaurado y modificado en 1977 por el constructor de órganos Michel Alcouffe. El profesor Joseph Thouvenot fue su titular durante más de 50 años. Stéphane Béchy, fue cotitular de 1984 a 1991 e hizo con él una grabación en 1984 de obras de Bach, Mozart, Mendelsshon y Jehan Alain.[21]​ El actual titular es Philippe Bataille.

Abades conocidos de Saint-Martin de Tours[editar]

Los abades que se conocen de esa primera etapa de San Martín de Tours son:[22]

Después de él, el título de abad laico de San Martín fue transmitido de padre a hijo en la casa Robertiana, luego en los Capetos, y fue llevado por los reyes de Francia desde Hugo Capeto hasta 1789.

Manuscritos de Saint-Martin de Tours[editar]

La abadía de St. Martin de Tours ha tenido un scriptorium importante que ha producido varios manuscritos carolingios iluminados:

  • Evangelios de Lotario,[23]​ entre 849 y 851;
  • Evangelios de Saint-Martin de Tours,[24]​ entre 796 y 804;
  • Evangelios llamados de Carlos IX,[25]​ 2.ª mitad del siglo IX;
  • Evangelios de Meaux,[26]​ entre 820 y 843;
  • Evangelios llamados de Du Fay,[27]​ circa 843-851;
  • Dos manuscritos u fragmentos de manuscritos,[28]​ circa 820;
  • Biblia,[29]​ circa 796-801;
  • Biblia de Vivien, llamada primera Biblía de Charles le Chauve,[30]​ circa 845-851;
  • Biblia de Saint-Maur-des-Fossés o Biblía de Rorigon,[31]​ siglo IX;
  • Homiliario llamado de Paul Diacre,[32]​ antes de 850;
  • Martinellus,[33]​ antes de 835-837;
  • San Augustin: De Doctrina christiana,[34]​ 1.ª mitad del siglo IX;
  • Evangeliario de Hildegarde,[35]​ siglo IX;
  • Evangelios,[36]​ siglo IX;
  • Gregorio de Elvire: Comentarios,[37]​ 1.ª mitad del siglo IX.

Notas[editar]

  1. La estatua de San Martín mide 4,25 m y pesa 1,592 kg; ver sobre este tema: Statue de la basilique Saint-Martin en unregardsurtours.
  2. Cuando la tumba fue descubierta en 1860, sólo apareció el polvo de la tumba, aceite y las brandea . La confessio del santo estaba probablemente equipada con una fenestella (literalmente "pequeña ventana") por medio de la cual se tocaban los paños llamados brandea, que luego se recuperaban santificados por este sagrado contacto para ser distribuidos como preciosas reliquias. También se debía correr aceites, que se recuperaban por un pequeño agujero circular situado frente a la fenestella, y que se conservaban en viales que a su vez tomaban el estatus sagrado de reliquias.
  3. Luis XI envió una carta al Parlamento de París el 17 de enero de 1478: «De par le roy. Noz amez et feaulx, nostre ame et feal conseillier l'arcevesque de Tours nous a dit et remonstre ... Donne au Plessis du Parc, le XVIIe jour de janvier. » (De la mano del rey:) «Reserve le proces de monsr St Martin, dont je suis abbe. LOYS. L.TINDO. A noz amez et feaulx conseilliers les gens tenans nostre court de Parlement. // Recepte xxvjta januarii M° CCCC° LXXVII° (avant Pâques).»
  4. La demolición duró varios años y terminó el 15 de septiembre de 1803 por decreto municipal.
  1. a b c d e La entrada «Basilique Saint-Martin» de la base Mérimée, en el epígrafe historique, la describe del siguiente modo:

    La basílica construida sobre la tumba de San Martín por el obispo san Bricio alrededor de 437 fue suntuosamente reconstruida, según san Gregorio de Torres, por el obispo Perpetuo y consagrada en 471; se convirtió en colegiata en 818; incendiada en 853, 905 y 994, fue totalmente reconstruida después de 1003 y consagrada en 1014 por el tesorero Hervé; según Charles Lelong, la cabecera y el transepto fueron reconstruidos alrededor 1070, 1080; la nave, la fachada y las torres del transepto se reconstruyeron alrededor de 1080, 1100 (sólo subsiste la torre de Carlomagno); la torre del reloj fue reconstruida casi por completo alrededor de 1175, 1180 durante una retoma general del edificio: el abovedamiento de ogivas de la nave y del transepto, reconstrucción de las tribunas, retoma de las partes bajas de las naves laterales; remodelación de la fachada oeste; en el segundo cuarto del siglo XIII el coro fue reconstruido; entre 1340 y 1435 fueron añadidas siete capillas en el flanco norte, y de 1463 a 1478 dos capillas en el flanco sur; el claustro fue reconstruido en parte de 1509 a 1518 por Bastien François; el edificio fue devastado en 1562 por los protestantes: la torre de Carlomagno debe ser rehecha en parte; en 1668, los tirantes de hierro fueron colocados, según los planos de Vauban, para relevar las bóvedas; en 1723 se construyeron la casa capitular y la lavandería; los proyectos de renovación, especialmente de Bernard Poyet en 1788, no tuvieron éxito, pero el trabajo de emergencia se llevaron a cabo en la iglesia, que se había convertido en una iglesia parroquial en 1790; en 1795 se construyó la cúpula de la torre del reloj; en 1797 la iglesia se transformó en establo, sus bóvedas se derrumbaron en 1797 y en 1798 se destruyó con la excepción de las torres de Carlomagno y del reloj; en 1874 Alphonse Baillarge proyecta una reconstrucción in situ, pero es el proyecto de Victor Laloux que será realizado (dossier); en 1928, la torre de Carlomagno se derrumbó, una armadura de hormigón fue vertida para consolidar lo que quedaba: no fue hasta 1963 que fue restaurada y reconstruida por Bernard Vitry.

    La basilique construite sur le tombeau de saint Martin pour l'évêque saint Brice vers 437 fut somptueusement reconstruite, selon Saint-Grégoire de tours, par l'évêque Perpet et consacrée en 471 ; elle devint collégiale en 818 ; incendiée en 853, 905 et 994, elle fut totalement reconstruite après 1003 et consacrée en 1014 pour le trésorier Hervé ; selon Charles Lelong, on reconstruisit le chevet et le transept vers 1070, 1080 ; la nef, la façade et les tours du transept sont reconstruit vers 1080, 1100 (seule subsiste la tour Charlemagne) ; la tour de l'horloge fut presque entièrement reconstruite vers 1175, 1180 lors d'une reprise générale de l'édifice : voûtement d'ogives de la nef et du transept, reconstruction des tribunes, reprise des parties basses des bas-côtés ; remaniement de la façade ouest ; au cours du 2e quart du 13e siècle on reconstruisit le choeur ; entre 1340 et 1435 on ajouta 7 chapelles sur le flanc nord, et de 1463 à 1478 deux chapelles sur le flanc sud ; le cloître est reconstruit partiellement de 1509 à 1518 par Bastien François ; l'édifice est ravagé en 1562 par les protestants : la tour Charlemagne doit être en partie reprise ; en 1668, des tirants de fer sont posés, sur des plans de Vauban, pour soulager les voûtes ; en 1723 on construisit la maison du chapitre et la buanderie ; des projets de rénovation, notamment par Bernard Poyet en 1788 n'aboutissent pas, mais des travaux d'urgence sont réalisés dans l'église, devenue paroissiale en 1790 ; en 1795 on construisit le dôme de la tour de l'horloge ; en 1797 l'église est transformée en écurie, ses voûtes s'effondrent en 1797 et en 1798 elle est détruite à l'exception des tours Charlemagne et de l'horloge ; en 1874 Alphonse Baillarge projette une reconstruction in situ, mais c'est le projet de Victor Laloux qui sera réalisé (dossier) ; en 1928, la tour Charlemagne s'effondra, une armature de béton fut coulée pour consolider ce qu'il en restait : ce n'est qu'en 1963 qu'elle fut restaurée et reconstruite par Bernard Vitry.

    Basilique Saint-Martin en la base Mérimée del Ministerio de Cultura de Francia.
  2. a b La entrada «Ancienne abbaye de Saint-Martin» de la base Mérimée, en el epígrafe historique, la describe del siguiente modo:

    Situada sobre un lugar alto de la cristiandad medieval, el islote se extiende sobre el sitio del antiguo Martinopole (siglo V-X), luego de la antigua abadía de Saint-Martin de Tours. Elevada entre los siglos XI y XIV, la basílica fue completada por un claustro, construido en su flanco sur, y que constituye el corazón del islote. Construido en el siglo XIII, bordeado por las casas canónigas en el siglo XVI, en estilo renacentista. En el siglo XIX, la basílica se derrumbó y fue arrasada. Los monjes fueron expulsados durante la Revolución.

    Situé sur un haut lieu de la chrétienté médiévale, l'ilôt s'étend sur le site de l'ancienne Martinopole (5e-10e siècle) , puis de l'ancienne abbaye Saint-Martin de Tours. Elevée du 11e au 14e siècle, la basilique fut complétée par un cloître, bâti sur son flanc sud, et qui constitue le coeur de l'ilôt. Construit au 13e siècle, bordé par les maisons canoniales au 16e siècle, dans le style Renaissance. Au 19e siècle, la basilique s'étant effondrée, fut rasée. Les moines furent chassés à la Révolution.

    Ancienne abbaye de Saint-Martin en la base Mérimée del Ministerio de Cultura de Francia.
  3. May Vieillard-Troiekouroff (1961). «Le tombeau de saint Martin retrouvé en 1860». Revue d'histoire de l'Église de France 47 (144). p. 156. .
  4. Edgard-Raphaël Vaucelle (1907). La collégiale Saint-Martin de Tours des origines à l'avènement des Valois (397-1328)'. Tours. p. 104. 
  5. Histoire des Francs, livre II, chap. 14. Y Gregorio de Tours, Libri historiarum 10.31 : Hic aedificavit basilicam parvulam super corpus beati Martini, in qua et ipse sepultus est.
  6. May Vieillard-Troiëkouroff (1972). La basilique de Saint-Martin de Tours de Perpetuus (470) d'après les fouilles archéologiques. Actes du 22e Congrès international d'histoire d'art, 1966 2. Budapest. pp. 839-46.  ; et Charles Lelong, La basilique de Saint-Martin de Tours, Chambray-lès-Tours, 1986.
  7. Cf. Werner Jacobsen (octubre de 1997). «Saints' Tombs in Frankish Church Architecture». Speculum (72.4). pp. 1108 et suiv. 
  8. Gregorio de Tours, Historiæ, II, 37-38.
  9. Alain Dessertenne (2007). La Bourgogne de saint Martin. Éditions Cabedita. p. 61. ISBN 2882954948. 
  10. Vaesen, Joseph ; Charavay, Étienne. Lettres de Louis XI, tome VI, p. 299-300. París, Librairie Renouard, 1898.
  11. Mesnard, Pierre. « La collégiale de Saint-Martin à l'époque des Valois », dans Revue d'histoire de l'Église de France, 1961, Volume 47, Numéro 144, pp. 89-100. Consultado el 12 de diciembre de 2016.
  12. Lettres patentes de Louis XI, Montilz-lèz-Tours, mars 1472 (1471 avant Pâques).
  13. Jean Favier, Louis XI p. 902, París, Fayard, 2001.
  14. Charles Lelong (1986). La basilique Saint-Martin de Tours. Chambray-lès-Tours: C.L.D. pp. 123-125. ISBN 2 85443 122 7. .
  15. Charles Lelong (1986). La basilique Saint-Martin de Tours. Chambray-lès-Tours: C.L.D. p. 122. ISBN 2 85443 122 7. .
  16. Révérence - note, final bulletin monumental, 1973, tomo 131, página 100.
  17. Mémorial de l'année Martinienne, 1960-61.
  18. May Vieillard-Troiekouroff (1961). «Le tombeau de Saint M. retrouvé en 1860». RHÉF (47). pp. 151-183. .
  19. a b «Saint-Martin de retour parmi les siens sur le dôme». lanouvellerepublique.fr. 16 de octubre de 2016. .
  20. «Restauration de saint Martin de Tours». Site officiel de la ville de Tours pour la souscription publique sur la restauration de la basilique et de la statue de saint Martin de Tours (en francés). Consultado el 10 de marzo de 2015. .
  21. «Discographie / Discography». Stéphane Béchy. Consultado el 10 de marzo de 2017. 
  22. Fuente: Edgard-Raphaël Vaucelle, La collégiale Saint-Martin de Tours des origines à l'avènement des Valois (397-1328), Tours, 1907.
  23. BnF : Evangelia quattuor (Evangelios de Lothaire); Capitulare evangeliorum.
  24. BnF : Evangelia quattuor (Evangelios de Saint-Martin de Tours); Capitulare evangeliorum.
  25. BnF : Capitulare evangeliorum; Evangelia quattuor (Evangelios dits de Carlos IX).
  26. BnF : Evangelia (Evangelios de Meaux).
  27. BnF : Evangelia (Evangelios dits de Du Fay).
  28. BnF : Recueil factice composé de deux manuscrits ou fragments de manuscrits (textes de Lucain et de Priscien).
  29. BnF : Biblia : Vetus Testamentum , pars secunda. Novum Testamentum : Evangelia quattuor. Actus apostolorum. Epistolae canonicae. Epistolae Pauli. Apocalypsis S. Iohannis.
  30. BnF : Biblia (Bible de Vivien, dite première Bible de Charles le Chauve).
  31. BnF : Biblia (dite Bible de Saint-Maur-des-Fossés ou Bible de Rorigon).
  32. BnF : Homeliarius (Homéliaire dit de Paul Diacre).
  33. BnF : Martinellus (recueil de textes relatifs à saint Martin).
  34. BnF : Augustinus Hipponensis : De Doctrina christiana.
  35. Bibliothèque municipale de Laon : Evangeliarum (dit Evangéliaire d'Hildegarde).
  36. Wolfenbüttel Herzog August Bibliothek : Evangelios.
  37. Wolfenbüttel Herzog August Bibliothek : Gregorius Iliberitanus: Commentarius in Cantica canticorum

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]