Barcos medievales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sistema de timón de codaste que contribuyó significativamente al éxito de los barcos europeos en la era de los descubrimientos.
Barcos españoles del siglo XIV con timón de codaste —entonces llamados «timones de rueda»—.[1]
Dibujo que muestra la diferencia entre casco tingladillo o clínker (izquierda) y liso o carvel (derecha).

Los barcos medievales de la Europa medieval fueron impulsados por velas o remo, o ambos sistemas. Había una gran variedad, en su mayoría basados en diseños conservadores mucho más antiguos. Aunque las comunicaciones se hicieron más amplias y frecuentes dentro de Europa, no significó la presencia de una variedad de mejoras, los fracasos experimentales eran costosos y rara vez se intentaban. Los barcos del norte fueron influidos por los barcos vikingos,[2]​ mientras que los del sur por los barcos clásicos o romanos. Las diferentes tradiciones utilizaron diferentes métodos de construcción; casco trincado o clínker en el norte,[3]​ y carvel o liso en el sur. Al final del período, la construcción carvel llegaría a dominar la construcción de grandes barcos. En este periodo también se vería un cambio desde el timón de espadilla o timón lateral al timón de codaste a popa y el desarrollo de los barcos sencillos a los barcos de varios palos.

Veleros[editar]

Edad Media[editar]

Knarr[editar]

Modelo de un knarr.

El knarr, similar al longship, era un tipo de barco de carga utilizado por los vikingos. Se diferenciaba del drakkar en que era más grande y se basó casi exclusivamente en su aparato de vela cuadra para la propulsión.[4]​ Del knarr vikingo fueron desarrolladas las cocas, que fueron utilizadas por la Liga Hanseática cuya expansión coincidió con el declive de los vikingos.[5]​​[6]

Alta Edad Media[editar]

Coca[editar]

Coca.

La coca (del flamenco kok) era una embarcación de vela de casco trincado, o solapamiento, que apareció por primera vez en el siglo IX,[7]​ y que fue muy utilizada en el siglo XII,[8]​ sobre todo para el comercio marítimo de la Liga Hanseática en el mar Báltico. Con un único palo con una vela cuadra, la nave medía de 15-25 metros de largo y tenía una manga de 5 a 8 metros. Las naves más grandes podían transportar una carga de hasta 200 toneladas.[9]

Su fondo plano les permitía asentarse mejor en el puerto, lo que facilitaba su carga y descarga. Sus altas partes laterales hicieron más difícil el ataque frente a los piratas.[10]

La coca se utilizaba para el transporte de mercancías y tropas, principalmente por ingleses y normandos, y aparecen en el Mediterráneo en el siglo XIII.[11]

Urca[editar]

Grabado donde aparece la Urca Eendracht, que formaba parte de la flota del pirata holandés Olivier van Noort.

La embarcación urca se documenta por primera vez en el siglo X, de gran anchura en su centro y de unos 40 m de largo, que podía ser de carga para el transporte de mercancías o de guerra y que fue utilizada durante toda la Edad Media y en el siglo XVI, cuando se asocia particularmente con el Báltico y la Liga Hanseática, hasta el siglo XVIII.[12]​ Estos buques finales podrían ser tan grandes como los grandes barcos contemporáneos, el Jesús de Lübeck de 1544 era un barco de 700 toneladas, lo mismo que el Mary Rose.[13]

Existe cierta evidencia de una hibridación con la forma de la coca, que muestra la urca después de la construcción.[14]​ Otros autores han sugerido que los cascos finales fueron parcialmente integrados en carabelas.[15]

Baja Edad Media[editar]

Carabela[editar]

Caravela latina portuguesa.

La carabela fue una nave desarrollada por los portugueses, fue perfeccionada en la Escuela de Navegación de Sagres, fundada por Enrique el Navegante a principios del siglo XV; el modelo portugués se impuso al resto de la Península Ibérica, sobre todo en Andalucía, donde se creó la carabela de aparato redondo, y se utilizó desde el siglo XV para los viajes de exploración oceánica.[16]​ A diferencia del drakar y la coca, se utilizó el método de construcción Carvel. Podría ser cualquier aparato de vela cuadra y vela latina (Carabela redonda) o solamente vela latina (Carabela latina). Los ejemplos más famosos de carabelas fueron La Niña y La Pinta.

Carraca[editar]

Una réplica de la Santa Maríaa, de Cristóbal Colón.

La carraca era un tipo de barco inventado en el sur de Europa durante el siglo XV y en particular desarrollado en Portugal en el mismo siglo. Era un barco más grande que la carabela. El barco de Colón, la Santa María era una nao. Pero algunos estudiosos la definen como una carraca. Las naves comandadas por Vasco de Gama como el Sao Gabriel en su primer viaje a la India el 1497-1499, con seis velas, un castillo de popa, un castillo de proa y un bauprés, ya tenían las características completas y el diseño de la carraca típica. La carraca fue uno de los diseños de naves de mayor influencia en la historia; mientras que los buques se hicieron más especializados en los siglos siguientes, el diseño básico se mantuvo sin cambios durante todo este periodo.[17]

Barcos de remos[editar]

Edad Media[editar]

Galera[editar]

Galera de la Orden de Malta, en el museo Naval de Venecia.

Las galeras estuvieron en uso para el comercio y la guerra, al menos desde el siglo VIII aC. y se mantuvieron durante toda la Edad Media. El remo fue el método principal de propulsión, que se adapta bien para los vientos, a menudo inconstantes, del Mediterráneo, donde fueron utilizadas principalmente. Las galeras también se usaron en las aguas del norte de Europa, pero en menor cantidad, ya que su bajo calado y la falta de estabilidad en los mares agitados las hacían muy vulnerables.

Durante el siglo XIV las galeras de la Corona de Aragón se clasificaban en tres categorías, en función de su tamaño, siendo de mayor a menor, gruesa, bastarda y sutil. La tripulación de las galeras catalanas incluía cuarenta ballesteros para las gruesas y treinta por las sutiles, con misión de atacar con dardos las cubiertas enemigas.[18]​ La galera real estaba fuera de la clasificación.[19]​ Su uso militar fue muy importante.[20]

Barca de panescalm[editar]

Las galeras clásicas disponían normalmente de una barca de panescalm. Hay numerosos documentos que dan testimonio. Por sus dimensiones la barca de panescalm iba a remolque del barco principal cuando navegaba normalmente. En circunstancias extraordinarias podía ayudar y remolcar el barco principal.[21][22]​ También las naves de una cierta importancia necesitaban barcas de panescalm.[23]​ La importancia de esta barca en una galera se reflejaba en las penas a los marineros que iban a tierra sin permiso en una u otra clase de barca.[24][25]

Drakkar o longship[editar]

Dibujo esquemático de un tipo de longship.

El drakkar fue un tipo de nave que apareció por primera vez aproximadamente en el siglo IX, se desarrolló durante un período de siglos y se fue perfeccionado por sus más famosos usuarios, los vikingos. Los barcos estaban construidas con casco trincado o tingladillo, que se caracteriza por el hecho de que las tablas usadas para la construcción del entablado del barco se sobreponen unas a otras.[3]​ Los drakkars eran embarcaciones largas, estrechas, livianas y con poco calado, con remos en casi toda la longitud del casco. También inventaron un ingenioso timón que estaba fijado a estribor.[26]

Alta Edad Media[editar]

Balinger[editar]

El balinger era un barco de remos de construcción de tinglado, inicialmente con un único palo, pero en el siglo XV los de mayor tamaño tenían un segundo mástil.[27]​ Por regla general eran pequeños de 40-60 toneladas, aunque se documentan de hasta 120 toneladas. Los balinger eran populares en el Golfo de Vizcaya y en el Canal Inglés y se utilizaron para el comercio y la guerra. Rápido y con gran flexibilidad de remos y las velas para la propulsión, fueron utilizados comúnmente por los piratas.[28]

Baja Edad Media[editar]

Birlinn[editar]

Una talla de un birlinn en una lápida del siglo XVI en la Capilla de MacDufie.

El birlinn era de construcción de tinglado y podía ser a vela o a remo. Tenía un único palo con una vela cuadra. Las embarcaciones más pequeñas de este tipo podían haber tenido doce remos, con el barco más grande el West Highland llegó a tener hasta cuarenta. Durante más de cuatrocientos años, hasta el siglo XVII, el birlinn fue el barco dominante en las Islas Hébridas. Los principales usos del birlinn fueron seguramente el transportar tropas, pescar y transportar ganado.[29]

Un informe de 1615 al Consejo Privado de Escocia hizo una distinción entre galeras, tener entre 18 y 20 remos, y birlinns, entre 12 y 18 remos. No hubo ninguna sugerencia de las diferencias estructurales. El informe indicó que había tres hombres por remo.[30]

Documentos[editar]

Toda la información que se conoce sobre barcos medievales se basa en documentos que han sido o fueron conservados y pudieran ser estudiados. Principalmente documentos escritos, pero también pinturas, monedas, miniaturas y otras formas artísticas.

Ballenero (barco medieval)[editar]

Equivalente al inglés "balinguer".[31][32]​ Un ballenero era una barca grande o una nave pequeña, que navegaba a vela principalmente.[33]

  • 1436. Letra de guía otorgada en Valencia para un ballenero. Las dimensiones serían notables: además de la tripulación llevaba 32 pasajeros moros, 300 cahíces de trigo y otra carga.[34]
  • 1455. Los cónsules de mar de Perpiñán escriben a los de Barcelona ofreciéndose a armar una galeota o un ballenero contra corsarios.<rewf>Revue des langues romanas. Volumen 50. Página 197. Montpellier. 1907</ref>
  • 1462. Según carta de Hugo Rogelio III de Pallars Sobirá : ...ab molta promptitud per vosaltres sia tramesa una galea perquè juntes les galeasses per qui havem scrit e les galees sotils ab los balaners qui aci son e la dita galea que tremetereu encontinent se puga fer la honor e benefici del Principat e la mia e dels patrons o capitans de aquelles...[35]

Barca[editar]

  • En el Glosario Nautique de A. Jal, volumen 1, página 243, (en la voz "Barca catalanescha") se menciona un documento genovés en latín que habla de dos barcas catalanas: "Nos Joannes Bartholomeus te Jacobus Rauber naulizamus vobis Vuilelmo Lercario ... te aliis Galeas duas nuestras ad tenendum usque Montespesulanum ... te BARCHIN duabos cathalanesquis (Traducción aproximada: Nosotros Juan Bartolomé y Santiago Rauber os fletan a vos Guillem Lercario ... y otras dos galeras nuestros a su servicio hasta Montpellier ... y dos barcas catalanas").
  • 1283. Combate de Malta . "... una Barcha armada ..."[36]
  • 1296. Una "Barcha cargada con 300 cahíces de trigo" lucha con un leño y se rinde.[37]
  • 1438. Una "Barcha gruesa" capturada por una madera de corsarios de trece bancos.[38]

Barxa[editar]

  • 1404. Pero Sánchez de Laredo capturó, dentro del puerto de Cartagena, una barxa de Gonzalo Pérez de Liaño -de Santander- cargada de mercancías de catalanes.[39]
    • Según Benedikt Kotruljević: «Barx» son ciertas naves de velas cuadras usadas en Castilla que tienen el forro tinglado —plancha en placa, lata sobre lata—, esto es: con las maderas que se superponen parcialmente —como las tejas—. Los Vizcaínos usan esas naves en gran cantidad y esas naves hacen mucha agua porque no pueden calafatear bien. Y tienen las formas de un ballenero. Y "Vann multa de la Borina" (¿),[40]​ y no pueden cargarse demasiado, ni duran mucho y deben manejar continuamente las bombas de sentina (trompas de agotarse).
    • También según Benedikt Kotruljević, las Barx no eran otro que Urquía («Urca»): ... alcuno le chiamano urche ...

Barcusium[editar]

Barco veneciano de 1280, parecido al Barcusium.
  • 1272. Estatutos de Ragusa. Tipos de barcos nombrados: ...barcusium, ladia, condura, navis ili lignum.... Los estatutos hacían distinción entre barcusius y barca (idioma romano) y ladia (barca para la población eslava).[41]
  • 1326....infra VIII dies postquam barcusium Negoslavi de Pesangna applicuerit Venetias sub pena XX solidorum grossorum venetorum in penam apthagi de misericordia...[42]
  • 1355....Etiam prese de molte barche e barcozzi con grande vergogna de veneziani...[43]
  • 1449. Contrato para la constreucción de un barcusium en Fano, con capacidad para cien salmes de cereales:...fabrefacere et componere in splagia sive riva civitatis Fani unum barcusium sive navigium capacitatis portate centum salmarium grani ad mensuram civitatis Fani....[44]
  • 1454. Barcusium construido en Rumanía.[45]

Bergantín medieval[editar]

Un bergantín medieval era un barco que se desplazaba básicamente a remos. Un bergantín desde el siglo XIX, es un barco que únicamente navega a vela.

  • 1435. Un bergantín del Reino (de Nápoles) lleva la noticia de la muerte del rey Luis.[46]
  • 1439. Bergantín de 10 bancos.[47]
  • 12 de septiembre de 1464:

    Aquest die se perlongaren de la plaja de Barchinona aquelles XIIII fustes armades que lo senyor rey desempatxà per defensió del principat de Cathalunya, e de les quals fonch capità lo senyor don Pedro de Portogal, ço és, III naus, quatre galeres, III galiotes, II calaveres e dos bergantins

    Dietaris de la Generalitat de Catalunya. Volumen I, 1411-1539. Página 183.
  • 1553. Bergantín de doce bancos, con dos timones y un artimón.[48]
  • Antes de 1723, Tomás Vicente Tosca definia los bergantines de la forma siguiente: Bergantín, es una embarcacion de baxo bordo de 10 a 12 remos, y bancos, d'un hombre en cada uno. Siguense las “fragatas de baxo bordo » de que arriba hize mencion que fuelen tener menos remos.[49]

Bus[editar]

1204. Bus de 80 remos.[50]

1239. El rey Jaime I hizo armar el bus de Montpellier, de 80 remos.[51][52][53]

... E ab aytant cant nos haguem be feites nostres fazendes en Montpestler, e be e honradament de nos, faem armar lo bus de Montpestler qui era de .LXXX. rems: e uenguem nosen tro a Cotliure, e per terra uenguem nosen puys a Valencia...

Llibre dels fets. Capítulo 305.

Currach[editar]

Viaje de san Brandán en un currach. Miniatura (ca. 1460) al Cod. Pal. Germ. 60, fol. 179v (bibl. de la Ausburg Universität).

Un currach (curach en irlandés) era una especie de barco con estructura de madera y forro de cuero. Generalmente era de dimensiones pequeñas. Parece que algunos modelos antiguos disponían de quilla, vela, árbol y timón de espadilla, y podían llegar a los 60 pies de eslora (unos 20 metros).[54]

Dromon[editar]

  • 533. En la expedición contra los vándalos, la armada de Belisario, de 500 barcos de transporte, iba protegida por 92 dromon .[57]
Fusta representada en un libro de Jan Huygen van Linschoten.

Fusta[editar]

  • 1378. Les fustes hi poran estar sens perill d'enemichs,..( «Las fustas podrán estar sin peligro de enemigos...») doc. a. 1.378 (Capmany Mem. Ii, 151).
  • 1493. Fusta armada.[58]

Galeota[editar]

Galeota representada en el Icono de San Juan Crisóstomo de Kímolos de 22 remos. Probablemente sel siglo XIV.
  • 1243.Privilegio acordado en la ciudad de Valencia:... Jure vel ocasione naufragii a navibus et butis, galeis taridis, galiotis, sagitiis et quibuslibet aliis barchis et lignis quocumque nomine nominentur...[59][60]
  • 1472. Galeota de 22 bancos:...una galiota de 24 banchs...[61]
  • 1546.Pedro de La Gasca encargó al capitán Vendrell Catalán la construcción de una galeota en la isla de Las Perlas: Galeota de veynte y dos remos.[62]

    ... Y paresciendole, que seria cosa conviniente, para cosas que en la costa del Perú, se podían offrescer, llevar algún navio de remo (que se entendió, podría andar en la mar del Sur, aunque fuesse engolfándose) embio á las Yslas de las Perlas donde avia buena madera, al Capitán Vendrel Catalán, persona que tenia experiencia de galeras, con officiales dellas, y herreros con dos fraguas, á hazer una Galeota de veynte y dos remos, y le encargó mucho la brevedad...

    Coleccion dedocumentos literarios del Perú. Manuel de Odriozola. Pàginas 851/987.

Leño[editar]

  • En el tit. 23, part. 2ª de Alfonso X el Sabio está nombrado el leño después de las naos, galeras y fustas.[63]
  • 1249. En la Lleuda de Colliure mencionan los leños con cubierta: Leyn cubierto paga 5 sueldos y 2 dinero.[64]
  • Lleuda de Tortosa.[65]
  • Leño de 80 remos, armado por Jaime I de Aragón.[66]

Nao[editar]

Dibujo de una nao de 1000 barricas de capacidad. Según un documento veneciano de 1447 hasta 1449.[1]
  • 1393. Una nave genovesa, la Lomellina (del capitán Andrea Lomellino) capturó la nao mercante catalana de Nicolau Pujades.[67]
  • 1435. En la Batalla de Ponza (1435) algunas naves tuvieron un papel importante.[68]
    • Según algunos cronistas italianos, el rey Alfonso el Magnánimo iba en una nave muy grande llamada la Magnani o Campo Retondo. Probablemente se trata de la gran nave mencionada por Melchor Miralles en 1419, propiedad de Campredó.[69]
  • 1458. Según la crónica del francés Enguerrand de Monstrelet, el Magnánimo tenía una nave muy grande. La nao embarrancó y se destruyó justo a la muerte del rey.[70]

Panfil[editar]

En el Imperio bizantino había tres tipos básicos de barcos de guerra: el dromón, el pamphylos y el ousiakos. Las dotaciones respectivas eran de unos 200, 120 y 100 tripulantes.[71]​ El experto Lionel Casson indica unas cifras de 120-160 tripulantes para los ñonos bizantinos.[72]​ Los ñonos eran muy parecidas a las galeotas de los siglos XIII-XV. Con una eslora de unos 20 metros eran birremes que podían navegar a vela (con una arboladura y una vela latina). Por cada lado había dos hileras de remos. Según algunos autores, en la hilera superior había dos remeros por remo mientras que en los remos de la hilera inferior bogaba una única persona.[73]

  • En la obra Táctica , del emperador León VI el Sabio, se aconseja que el comandante de una escuadra de guerra vaya en un Panfil (más pequeño que un dromón, pero más veloz y mejor maniobra).[74]

Saetía[editar]

Una saetía era una especie de galera pequeña, ágil y veloz.[75]

  • 1204. Saetía pisana de 100 remos.[50]
  • 1442. Detalles sobre un proceso protagonizado por una saetía,[76]​ (o "sagetia"[77]​). En los documentos originales la denominación del tipo de barco es interesante porque la hace equivalente a una carabela o una fusta.[78]

Tafureya[editar]

Una tafureya era una embarcación medieval usada para transportar caballos y artefactos de guerra. Era muy plana, con mucha manga y poco calado.[79][80][81]

  • 1365. Philippe de Mezières ofreció una descripción bastante detallada de una tafureya (del año 1365) en su obra Songe du Vieil Pelerin: La tafureya es un barco de mar de 20 o 30 bancos y que puede llevar de 16 a 20 caballos. Tiene una gran puerta en la popa y navega en 2 o 3 palmos de agua ...[82]
  • 1365. Pedro I de Chipre empleó 16 tafurees ( "taforesse", "taforesses") en la toma de Alejandría.[82]
  • 1420. En la expedición de Alfonso el Magnánimo hacia Cerdeña participaron algunas tafureyas.[83]
  • 1509. En la Conquista de Orán participaron algunas tafuryas. En la página 424 de la obra de referencia se mencionan tres tafurees con capacidad de transportar 50, 18 y 13 caballos, respectivamente.[84]
Vista lateral de una tarida habilitada para el transporte de cavallos.

Tarida[editar]

La tarida , era un barco de una única cubierta ¡, y disponía de 150 remos, siendo larga, con dos palos y con aparejo latino, con dos velas diferentes para usar según el viento y el mar. Si bien era un barco comercial, a veces tenía un castillo en tiempos de guerra que se armaba para el uso militar.[85]

Tartana[editar]

Tartana de Nicolás de Cardona pescando perlas

Embarcación pequeña, de un solo palo y de vela latina, baja de proa y con un pequeño castillo en popa.[86]

  • 1390. Tartaneros.[87]
  • 1670. José Veitia Linaje se refiere a las tartanas como mareaje de levantiscos,[88][89]​ siendo empleadas en la navegación a las Indias. En la obra Norte de la Contratación (Sevilla, 1672) señala que: «Tartanas...de velas latinas, mareaje de levantiscos...pero es forzoso permitirles 3 o 4 marineros de los extranjeros ("levantiscos") para las velas, porque los españoles no entienden aquel mareaje”...» (refiriéndose a la maniobra de las velas latinas). El señor Veitia era “Juez Oficial de la Real Audiencia de la Casa de Contratación de las Indias”.[90]
  • Reforzando este hecho, el "Bulletin de la Société de géographie" explica que "un chico de 14 años práctico de una tartana catalana, a esa edad ya había hecho tres veces el viaje a La Habana".[91]
  • Nicolás de Cardona empleó tartanas en su expedición al Caribe y a California que reportó a Felipe IV de España a su vuelta en 1624.[92][93]

Otros documentos[editar]

'De Navigatione Liber' 1464. Libro De Navigatione de Benedikt Kotruljević.
Portada de las Siete Partidas, de la edición de 1555, glosada por Gregorio López.

Noctes Atticae de Aulo Gelio,[editar]

Básicamente los barcos medievales eran modificaciones de los barcos romanos. Aulo Gelio dio una lista de las embarcaciones de su tiempo (cerca del año 180). Lista que puede ser comparada con la terminología de los documentos medievales.[94]

Etimologías de Isidoro de Sevilla[editar]

El libro 19 (XIX) de su obra Etimologías trata de varios barcos: De navibus ...[95]

Liber maiolichinus 1114-1115[editar]

Algunos versos de la obra Liber maiolichinus nombran los tipos de barcos que intervinieron en la conquista de Mallorca de la Cruzada pisano-catalana .

Hoc varie fiunt diviso robore naves:

Gatti, drumones, garabi, celeresque galee,
Barce, currabii, lintres, grandesque sagene

Et plures alie variantes nomina naves.
Liber Maiolichinus.

Crónica de Bernat Desclot[editar]

En la Crónica de Bernat Desclot menciona: ... y las naves y los xelandrins los Leny y las Tarida fueron establecidas y cargadas de bescuyt, y de harina, y de avena, y de carne, y quesos, y vino y de agua; y las establos de los caballos fueron emparejados ...[96]

Siete Partidas[editar]

Esta norma jurídica de las Siete Partidas del rey Alfonso X de Castilla, terminada en 1303 y nunca puesta en práctica, habla de tipos de barcos. La versión más antigua y correcta no menciona las "Caravelas".[97]​ Los términos relacionados son interesantes: carracas, carracones, buzos, taridas, leños, halocas, barcas.

De Navigatione (1464) de Benedikt Kotruljević[editar]

De Navigatione Liber 1464.

Benedetto Cotrugli fue autor de un libro de navegación ( "De navigatione"; Nápoles 1464) que no se llegó a publicar, pero que se conserva en forma de manuscrito. Se trata de una obra que puede consultarse en una transcripción digitalizada al cuidado de Piero Falchetto. [2] . También el manuscrito original puede leerse de forma gratuita (Manuscrito Beinecke MS 557, Yale University Library, Beinecke Rare Book and Manuscript Library).

Cotrugli o Kotruljević menciona y describe algunos tipos de barcos medievales: nave, nave di convento, balonieri (50, 60 remos), caravelle, barcosi, barcie, marsiliane, marani, barcosi, carachie, barcie, urche, burchi, liuto.

  • El autor resumió bastante bien las características de las naves, carracas y marsellesas. Las más importantes y las primeras descritas eran las naos, con tres postes: maestro, trinquete a proa y media a popa. Las naves disponían de una quilla profunda y tenían un calado considerable. Las marsellesas (marsigliane) no tenían quilla y, por su fondo plano, calaban muy poco. Las carracas (carachie) se situaban entre las naves y las marsellesas. Disponían de quilla pero el fondo de su buque era más plano que el de las naves.

    Carachie sono navilii facti quasi alla marsigliana, intra nave et marsiliana, et quisti navilii usano multo gli homini dellu regame Monopoli, Trani, Pulignano, Otranto, Brindiçi, etc. et la Morea et Graecia.

    De navigatione. Benedetto Cotrugli.

Obras de Auguste Jal[editar]

1270. Muerte de san Luis de Francia enfrente de Túnez. Al fondo la flota de Carlos de Anjou.

Los estudios de Auguste Jal, militar francés especializado en temas náuticos, son muy interesantes. Los más importantes son los siguientes:

  • Glossaire nautique: répertoire polyglotte de termes de marine anciens et modernes. Volumen 1.[98]
  • Glossaire nautique: répertoire polyglotte de termes de marine anciens et modernes. Volumen 2.[99]
  • Archéologie navale. Volumen 1.[100]
    • De la época de 1830, Auguste Jal - en el prólogo del libro anterior- decía lo siguiente:

      ...Dans l'intérêt de mon travail sur la langue maritime, je recueillis beaucoup de mots catalans à Marseille, de mots provençaux dans l'arsenal de Toulon, de mots espagnols et siciliens à bord du navire de Palerme sur lequel je m’embarcai...(Páginas 5; 12/503 del documento).

  • Archéologie navale. Volumen 2.[101]

Referencias[editar]

  1. a b García i Sanz, Arcadi (1977). Història de la marina catalana (en catalán). Ed. Aedos. ISBN 978-84-7003-161-8. 
  2. Greenhill y Morrison, 1995, p. 288.
  3. a b McKee, 1980, p. 30.
  4. Diccionari de la llengua catalana ab la correspondencia castellana y llatina, 2. Espasa Germans. 1865, digitalizado en 2009. p. 753. 
  5. Gould, Richard A. (en inglés). Archaeology and the Social History of Ships, pp. 185-207. Cambridge University Press, 2011. En Google Books. Consultado el 2 de junio de 2018
  6. Hinkkanen, Merja-Liisa y David Kirby (en inglés). The Baltic and the North Seas, p. 91. Routledge, 2013 En Google Books. Consultado el 2 de junio de 2018
  7. Mcgrail, 1981, p. 36.
  8. Crumlin Pederson , 2000, pp. 230–246.
  9. «Hamburg Museum - Medieval Hamburg (4) - The Cog - A Cargo-carrying Vessel of the Middle Ages». Consultado el 2 de junio de 2018. 
  10. Mcgrail, 1981, p. 38.
  11. Bass , 1972, p. 190.
  12. McGrail, 1981, pp. 38-40.
  13. Davies , 2005, p. 94.
  14. Friel , 1995, p. 37.
  15. Davies , 2005, p. 20.
  16. Bayonese cogs Genoese carracks English dromons and Iberian carvels
  17. Konstam, 2002, pp. 77-79.
  18. Junqueras, 2008, p. 70.
  19. Arcadi García i Sanz, Història de la marina catalana, p.69
  20. Ordenanzas de las armadas navales de la Corona de Aragon: aprobadas por el Rey D. Pedro IV. año de MCCCLIV .... En la Imp. Real. 1787. p. 1. Consultado el 28 de septiembre de 2010. 
  21. James I (King of Aragon) (2003). Libro De Los Hechos. Gredos, Editorial, S.A. ISBN 978-84-249-2371-6. 
  22. Soldevila, Ferran (1971). Les quatre grans cròniques. Selecta. 
  23. Pons i Pastor, Antoni (1970). Historia de Mallorca. 
  24. Codigo de las costumbres maritimas de Barcelona. hasta aqui vulgarmente llamado libro del consulado. Nuevamente trad. - ... por Antonio de Capmany y de Monpalau. - Madrid, Antonio de Sancha 1791. Antonio de Sancha. 1791. pp. 42-. 
  25. Libre appel.lat Consolat de Mar: novament estampat e corregit. Joan Rosembach. 1518. pp. 197-. 
  26. Cohat, 1989, p. 72.
  27. Peter Kemp, ed. (1976). The Oxford Companion to Ships and the Sea (en inglés). = Oxford. p. 55. ISBN 0-586-08308-1. 
  28. Rose, 2013, pp. 71-72.
  29. Rixson, 1998, p. 35.
  30. Caldwell, 2007, p. 148.
  31. NOTES AND QUERIES: MEDIUM OF INTER-COMMUNICATION FOR LITERARY MEN, ARTISTS, ANTIQUARIES, GENEALOGISTS, ETC.. 1862. p. 310a. 
  32. Dameto, Juan; Mut, Vicente; Alemany, Gerónimo (1841). Historia general del Reino de Mallorca. Imprenta Nacional a cargo de D. Juan Guasp y Pascual. p. 768. 
  33. DCVB: Balener.
  34. Salicrú i Lluch, Roser (1999). Documents per a la història de Granada del regnat d'Alfons el Magnànim, 1416-1458 (en catalán). Editorial CSIC - CSIC Press. p. 356. ISBN 978-84-00-07846-1. 
  35. Colección de documentos inéditos del Archivo General de la Corona de Aragón. J.E. Montfort. 1862. p. 57. 
  36. Buchon, Jean Alexandre C. (1860). Chroniques étrangères relatives aux expéditions françaises pendant le XIIIe siècle: publiées pour la première fois... (en francés). pp. 658-. 
  37. Guinot, Enric (28 de noviembre de 2011). Pergamins, processos i cartes reials: Documentació dispersa valenciana del segle XIII. Universitat de València. pp. 163-. ISBN 978-84-370-8295-0. 
  38. Díaz Borrás, Andrés (2002). El ocaso cuatrocentista de Valencia en el tumultuoso Mediterráneo, 1400-1480. Editorial CSIC - CSIC Press. pp. 47-. ISBN 978-84-00-08055-6. 
  39. VV.AA. (15 de octubre de 2014). Mundos medievales II: Espacios, sociedades y poder. Ed. Universidad de Cantabria. pp. 1315-. ISBN 978-84-8102-728-0. 
  40. La frase "vanno multo de la borina" significa «ciñen mucho». Probablemente el copista se olvidó de poner el "non" (non vanno multo de la borina= «no ciñen mucho»).
  41. Henry Romanos Kahane; Renée Kahane (1979). Graeca Et Romanica Scripta Selecta: Romance and Mediterranean lexicology. Hakkert. 
  42. Bariša Krekić (1980). Dubrovnik, Italy, and the Balkans in the late Middle Ages. Variorum Reprints. ISBN 978-0-86078-070-0. 
  43. Cappelletti, Giuseppe (1849). Storia della repubblica di Venezia dal suo principio sino al giorno d'oggi. Opera originale. - Venezia, G. Antonelli 1850-1855. G. Antonelli. pp. 260-. 
  44. [1] PDF
  45. Bariša Krekić (1961). Dubrovnik (Raguse) et le Levant au Moyen Âge. Mouton and Company. 
  46. Rodrigo Lizondo, Mateu (28 de noviembre de 2011). Melcior Miralles: Crònica i dietari del capellà d'Alfons el Magnànim (en catalán). Universitat de València. pp. 188-. ISBN 978-84-370-8296-7. 
  47. Eberenz, Rolf (1975). Schiffe an den Küsten der Pyrenäenhalbinsel: eine kulturgeschichtliche Untersuchung zur Schiffstypologie und -terminologie in den iberoromanischen Sprachen bis 1600. Herbert Lang. 
  48. Pedralbes. Departament d'Història Moderna, Facultat de Geografia i Història, Universitat de Barcelona. 1998. 
  49. Tosca, Thomas Vicente (1757). Compendio mathematico. pp. 241-. 
  50. a b Muratori, Lodovico Antonio (1725). Rerum italicarum scriptores ab anno aerae christianae quingentesimo ad millesimum quingentesimum, quorum potissima pars nunc primum in lucem prodit ex Ambrosianae, Estensis, aliarumque insignium bibliothecarum codicibus. ex typographia Societatis Palatinae in regia cura. pp. 387-. 
  51. Miret i Sans, Joaquim; Ferrer i Mallol, Maria Teresa (2004). Itinerari de Jaume I "el Conqueridor". Institut d'Estudis Catalans. pp. 140-. ISBN 978-84-7283-751-5. 
  52. Recherches historiques sur la noblesse des citoyens honorés de Perpignan et de Barcelone, connus sous le nom de Citoyens Nobles.... Nyon. 1763. pp. 337-. 
  53. Jacques I ((roi d'Aragon ;); Juan Fernández de Heredia; Francisco José Martínez Roy (2010). Libro de las gestas de Jaime I, rey de Aragón. Universidad de Zaragoza. pp. 410-. ISBN 978-84-92774-98-2. 
  54. Clarkson, Tim (28 de septiembre de 2012). Columba. Birlinn. pp. 90-. ISBN 978-1-907909-04-7. 
  55. Bradley, Edward (1861). Glencreggan; or, A Highland home in Cantire, by Cuthbert Bede. pp. 106-. 
  56. Lavery, Brian (1 de febrer de 2017). Ship: 5,000 Years of maritime adventure. Dorling Kindersley Limited. pp. 35-. ISBN 978-0-241-30540-9. 
  57. Macpherson, David (1805). Annals of Commerce, Manufactures Fisheries and Navigation (etc.) (en inglés). Nichols. pp. 228-. 
  58. Ferrer Abárzuza, Antoni (2015). Captius i senyors de captius a Eivissa: Una contribució al debat sobre l'esclavitud medieval (segles XIII-XVI) (en catalán). Universitat de València. pp. 130-. ISBN 978-84-370-9779-4. 
  59. Valence (Royaume) (2002). Furs de València. Barcino. ISBN 978-84-7226-700-8. 
  60. Pardessus, Jean-Marie (1839). Collection de lois maritimes antérieures au XVIIIe siècle ...: Droit maritime de Venise et des pays appartenant à la monarchie autrichienne, des États pontificaux. du royaume des Deux-Siciles, de la Sardaigne, de la Catalogne, de l'Aragon, de Valence et de Majorque. 1839 (en francés). Imprimerie royale. pp. 333-. 
  61. Rubio Vela, Agustín (1998). Epistolari de la València medieval (en catalán). Universitat de València. pp. 276-. ISBN 978-84-8415-026-8. 
  62. Odriozola, Manuel de (1876). Coleccion dedocumentos literarios del Perú. pp. 1-. 
  63. Diccionario marítimo español, José de Lorenzo, Gonzalo de Muga, Martín Ferreiro, 1865
  64. Revue Des Langues Romanes, Publ. Par La Societe Pour L'Etude Des Langues Romanes (en francés). Franck. 1873. pp. 255-. 
  65. Tarifa de la Lleuda Real apellada de Tortosa ques cull y collecta en Barcelona y demes vilas y llochs del Principat de Catalunya. Joan Francisco Piferrer. 1806. pp. 18-. 
  66. Chroniques étrangers relatives aux expéditions françaises, pendant le XIIIe siècle (en francés). Desrez. 1841. pp. 641-. 
  67. Capmany y de Montpalau, Antonio de (1779). Memorias historicas sobre la marina comercio y artes de la Antiqua Ciudad de Barcelona .... A. de Sancha. p. 1–. 
  68. Bertolotti, Davide (1834). Viaggio nella Liguria marittima (en italiano). Dai tipografi Eredi Botta. pp. 100-. 
  69. Rodrigo Lizondo, Mateu (28 de noviembre de 2011). Melcior Miralles: Crònica i dietari del capellà d'Alfons el Magnànim. Universitat de València. pp. 168-. ISBN 978-84-370-8296-7. 
  70. Monstrelet, Enguerrand de (1826). Chroniques; Tome XIII. (en francés). Verdière. pp. 281-. 
  71. Vallejo Girvés, Margarita (23 de octubre de 2012). Hispania y Bizancio: Una relación desconocida. Ediciones AKAL. p. 111–. ISBN 978-84-460-2960-1. 
  72. Casson, Lionel (14 de julio de 2014). Ships and Seamanship in the Ancient World. Princeton University Press. p. 150–. ISBN 978-1-4008-5346-5. 
  73. Heath, Ian (26 de septiembre de 2015). Armies of the Dark Ages. Lulu.com. p. 26. ISBN 978-1-326-23332-7. 
  74. Institutions militaires de l'empereur Leon le philosophe. Traduites en francois, avec des notes & des observations ... par m. Joly De Maizeroy. Tome premier [-second]: 2 (en francés). 1771. pp. 151-. 
  75. DCVB:Sagetia.
  76. Dietaris de la Generalitat de Catalunya, 1411-1714 (en atalán). Generalitat de Catalunya. 1997. p. 87. ISBN 978-84-393-4428-5. 
  77. Societat Catalana de Geografia (1 de enero de 1975). Miscel·lània Pau Vila: biografia, bibliografia, treballs d'homenatge (en catalá–). Institut d'Estudis Catalans. p. 307. ISBN 978-84-85135-07-3. 
  78. Contribució a l'estudi de les relacions politíques i comercials a la Mediterrània occidental: anàlisi d'un procés de l'any 1442, conservat a l' Arxiu de la Corona d' Aragó de Barcelona. Josefina Mutgé i Vives.
  79. DCVB:Tafurea.
  80. Reinhart Pieter Anne Dozy (1869). Glossaire des mots espagnols et portugais dérivés de l'arabe. Brill. p. 545–. 
  81. Ignacio Bó y Singla (1922). Marina catalana medieval. Editorial catalana, s.a. 
  82. a b R. Barton Palmer (17 de junio de 2013). La Prise D'Alixandre: The Taking of Alexandria. Routledge. pp. 438-. ISBN 978-1-134-82474-8. 
  83. Antonio de Capmany (1787). Ordenanzas de las armadas navales de la corona de Aragón. Imp. Real. p. 1–. 
  84. Historia organica de las armas de infanteria y caballeria españolas: desde la creacion del ejercito permanente hasta el dia. D. B. Gonzalez. 1851. pp. 424-. 
  85. Bolòs, Jordi: Diccionari de la Catalunya medieval (ss. VI-XV). Edicions 62, Col·lecció El Cangur / Diccionaris, núm. 284. Barcelona, abril del 2000. ISBN 84-297-4706-0, p. 242
  86. DCVB:Tartana.
  87. Bruguera, Mateo (1861). Cronicón de Barcelona: historia de la invicta y memorable bandera de Santa Eulalia. Librería de los Sucesores de Font. pp. 1 y 74. 
  88. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «Levantisco». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. 
  89. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «Levantino». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7.  (arte de navegación de los levantinos)
  90. José Manuel Domínguez Vicente; Real Compañía de Impresores y Libreros del Reino (Madrid) Ilustración y continuación a la Curia filípica: trátase del comercio maritimo y tócanse muchas qüestiones del derecho publico... : Tomo tercero. en la imprenta de don Gerónimo Ortega e hijos de Ibarra, 1790, p. 68–.
  91. Société de géographie (France) (1837). Bulletin de la Société de géographie. Delagrave. pp. 334-. 
  92. Informe de Cardona (ISBN:84-7506-283-0)
  93. Michel Antochiw (2007). Viajes a América de Nicolás Cardona, 1613 - 1623. Monterrey: Universidad de Monterrey. p. 176. ISBN 968-6858-18-0. 
  94. Aulus Gellius (1824). Auli Gellii Noctes Atticae: Collatis mscpt. Guelferb. et Edd. Vett. Vandenhoeck et Ruprecht. pp. 65-. 
  95. Corpus grammaticorum latinorum veterum collegit, auxit, recensuit ac potiorem lectionis varietatem adiecit Fridericus Lindemannus sociorum opera adiutus: Isidori Hispalensia episcopi Etymologiarum libros XX. continens. 1833. Accedunt tabulae tres lapidi inscriptae. sumptibus B. G. Teubneri et F. Claudii. 1833. p. 12. 
  96. Buchon, Jean Alexandre C. (1840). Chroniques étrangères relatives aux expéditions franc̜aises pendant le XIIIe siècle: publiées pour la première fois, élucidées et traduites. A. Desrez. p. 589. 
  97. Fernández Duro, Cesáreo (1876). Disquisiciones nauticas. Aribau y c.a (sucesores de Rivadeneyra. pp. 93-. 
  98. Augustin Jal (1848). Glossaire nautique: répertoire polyglotte de termes de marine anciens et modernes. Firmin Didot. 
  99. Augustin Jal (1848). Glossaire nautique: Répertoire polyglotte de termes de marine anciens et modernes. Bottega d'Erasmo. 
  100. Augustin Jal (1840). Archéologie navale. A. Bertrand. 
  101. Archéologie navale par A. Jal. A. Bertrand. 1840. p. 564–. 

Bibliografía[editar]

  • Bass, George F (1972). A History of Seafaring: Based on Underwater Archaeology (en inglés). Thames and Hudson Ltd. ISBN 0-500-01077-3. 
  • Crumlin-Pedersen, O. (2000). «To be or not to be a cog: the Bremen Cog in Perspective». International Journal of Nautical Archaeology (en inglés). 
  • Caldwell, David H. (2007). «Having the right kit: West Highlanders fighting in Ireland». The World of the Gallowglass: kings, warlords and warriors in Ireland and Scotland, 1200–1600' (en inglés). Dublín: Four Courts Press. Duffy, Seán. ISBN 978-1-85182-946-0. 
  • Cohat, Yves (1989). Los vikingos, reyes de los mares. ISBN 9-788403-600577. 
  • Davies, Jonathan (2005). The King's Ships. Leigh-on-Sea, Essex: Partizan Press. ISBN 1-85818-547-5. 
  • Friel, Ian (1995). The Good Ship. Londres: British Museum Press. ISBN 0-7141-0574-0. 
  • Greenhill, B.; Morrison, J. (1995). The Archaeology of Boats & Ships. Londres: Conway Maritime Press. 
  • Junqueras, Oriol (2008). Camí de Sicília: l'expansió mediterrània de Catalunya (en catalán). Cossetània Edicions. ISBN 8497913531. 
  • Konstam, A. (2002). The History of Shipwrecks (en inglés). Nueva York: Lyons Press. ISBN 1-58574-620-7. 
  • McKee, E. (1980). clenched Lap or Clinker. Greenwich: National Maritime Museum. 
  • McGowan, Alan (1981). Tiller and Whipstaff:The development of the Sailing Ship 1400-1700 (en inglés). Londres: National maritime Museum. ISBN 0-11-290313-4. 
  • McGrail, Sean (1981). Rafts,Boats and Ships (en inglés). Londres: National Maritime Museum. ISBN 0-11-290312-6. 
  • Rixson, Denis (1998). Birlinn, ed. The West Highland Galley (en inglés). Edinburgh. ISBN 1-874744-86-6. 
  • Rose, Susan (2013). England's Medieval Navy 1066-1509 (en inglés). Montreal & Kingston: McGill-Queen's University Press. ISBN 9780773543225. 

Enalaces externos[editar]