Juegos Olímpicos de Barcelona 1992

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Barcelona 92»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Barcelona 1992
XXV Juegos Olímpicos de Verano
Barcelona-1992-rr-800.jpg
Localización Barcelona
Bandera de España España
Participantes
 • Países
 • Deportistas

169 países
9364 atletas
Eventos 257 de 25 deportes
Lema «Amigos para siempre»
Ceremonias
Apertura 25 de julio de 1992
Clausura 9 de agosto de 1992
Inaugurado por Juan Carlos I de España
Juramentos
 • Deportista
 • Juez

Luis Doreste Blanco
Eugeni Asencio
Llama olímpica Juan Antonio San Epifanio y Antonio Rebollo
Estadio olímpico Estadio Olímpico de Montjuïc
Cronología
Seúl 1988 Olympic flag.svg Atlanta 1996

Los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, oficialmente conocidos como los Juegos de la XXV Olimpiada, fueron un evento multideportivo internacional celebrado en la ciudad de Barcelona, España, entre el 25 de julio y el 9 de agosto de 1992. En esta edición participaron 9356 atletas —6652 hombres y 2704 mujeres— de 169 comités nacionales.[1]

Debido a los cambios políticos que se sucedieron al comienzo de los años 1990, estos fueron los primeros Juegos Olímpicos sin boicots de ninguna clase, algo inédito desde Múnich 1972.[2]​ Tras la disolución de la URSS, los estados postsoviétcos participaron con la bandera olímpica bajo el nombre de Equipo Unificado, a excepción de las tres repúblicas bálticas que sí acudieron como comités independientes. Y Alemania, una de las mayores potencias olímpicas, concurrió como estado unificado por primera vez desde 1964. Otros hechos destacables fueron el regreso de Sudáfrica —ausente en siete ediciones por el apartheid— y la ausencia de Yugoslavia por las sanciones internacionales de la guerra de los Balcanes; sus atletas compitieron como «participantes independientes».[1][2]

La concesión de los Juegos sirvió para impulsar la transformación urbanística de Barcelona con el anillo olímpico de Montjuic, la mejora de infraestructuras en todos los distritos, la rehabilitación de edificios, y la apertura de la ciudad al mar Mediterráneo mediante la construcción de la Villa Olímpica del Poblenou y el Puerto Olímpico.[3][4][5]​ Los beneficios no se limitaron a la Ciudad Condal, pues se siguió un modelo descentralizado con subsedes en otras localidades del área metropolitana y el resto de Cataluña.[6]​ Del mismo modo, la sociedad se implicó a nivel organizativo con la colaboración entre administraciones, el fomento del deporte, y la participación de más de 35 000 voluntarios.[7]​ Este evento dio a conocer el potencial de la capital catalana, y sirvió también como carta de presentación de la España democrática ante la comunidad internacional.[8]​ El entonces presidente del COI, el barcelonés Juan Antonio Samaranch, declaró en la clausura que habían sido «los mejores Juegos Olímpicos» de la era moderna hasta la fecha.[9]

En el ámbito deportivo, se celebraron 257 eventos en 25 deportes olímpicos. El bádminton y el béisbol debutaron en el programa oficial, se incluyeron categorías femeninas de judo, y regresaba el piragüismo en eslalon tras veinte años de ausencia. Entre los atletas más destacados, el bielorruso Vitali Shcherbo ganó seis medallas de oro en gimnasia artística; la húngara Krisztina Egerszegi certificó su reinado en natación con tres oros; el atleta Carl Lewis sumó dos triunfos más a su palmarés; y la selección de baloncesto de Estados Unidos, formada por vez primera con los mejores jugadores profesionales de la NBA, fue campeona imbatida con victorias superiores a los treinta puntos de diferencia.

El Equipo Unificado fue líder del medallero con 112 preseas —45 oros, 38 platas y 29 bronces—, seguida por Estados Unidos (108), Alemania (82), China (54) y Cuba (31). En cuanto al país anfitrión, España llevó a cabo un plan de profesionalización deportiva que le hizo merecedora de su mejor actuación hasta la fecha: 22 medallas, trece de oro.[2]

Tras su conclusión, se realizaron los IX Juegos Paralímpicos en la misma ciudad del 3 al 14 de septiembre. Esta fue la última vez que los Juegos de Verano e Invierno se celebraban en el mismo año.

Elección de sede[editar]

Antecedentes[editar]

Panorámica de Barcelona desde el Palacio Nacional.

Barcelona es una ciudad ubicada a orillas del mar Mediterráneo, capital de la comunidad autónoma de Cataluña y la segunda más habitada de España. En los años 1980 el país estaba inmerso en plena transición a la democracia, dejando atrás una dictadura de 36 años, y buscaba abrirse a la comunidad internacional. Del mismo modo, Cataluña había logrado el restablecimiento de su autogobierno en 1979 y Barcelona aspiraba a convertirse en una ciudad moderna e influyente de primer nivel.[10]

Antes de llevarse la organización de los Juegos Olímpicos, Barcelona se había postulado como sede hasta en cinco ocasiones.[11]​ La primera vez fue para los JJ.OO. de 1924, siendo derrotada por París, y posteriormente lo intentó en las citas de 1928, 1936 y 1940.[12][13]​ Intentó incluso celebrar una Olimpiada Popular en julio de 1936, abierta todos aquellos participantes que no quisieran concurrir a unos Juegos en la Alemania Nazi, pero el evento nunca se puso en marcha por el golpe de estado que daría inicio a la Guerra Civil española.[12][14]

Después de acoger con éxito los Juegos Mediterráneos de 1955, Barcelona trató de impulsar una candidatura olímpica para los JJ.OO. de 1972. Sin embargo, en aquella época el Comité Olímpico Español priorizó la candidatura de Madrid.[12][15]

Barcelona destaca también por su tradición deportiva en el ámbito nacional, con clubes pioneros como el Real Club Náutico de Barcelona (1876), el Real Club de Tenis (1889), el Fútbol Club Barcelona (1899), el Real Automóvil Club de Cataluña (1906), el Club Natació Barcelona (natación, 1907) y el Laietà Basket Club (baloncesto, 1922).[16]

La candidatura[editar]

El 30 de junio de 1981, el pleno del ayuntamiento de Barcelona —cuyo alcalde en aquella época era Narcís Serra— aprobó por unanimidad la presentación de una candidatura para los Juegos Olímpicos de 1992.[17]​ Después de que España celebrase con éxito la Copa Mundial de Fútbol de 1982, el consistorio encargó al secretario de Estado para el Deporte, Romà Cuyàs, un proyecto sobre el impacto que tendría la cita olímpica,[18]​ y en el que se destacaban varios puntos fuertes: la transformación urbanística, el impulso al deporte, y la apertura internacional de España tras completar su transición democrática, con vistas a su futuro ingreso en la Comunidad Económica Europea.[19]​ Además debe destacarse que el presidente del COI era el barcelonés Juan Antonio Samaranch, quien ya había propuesto a la Ciudad Condal como candidata para 1972, por lo que fue percibido como una oportunidad única.[20]

La propuesta no estuvo exenta de dudas porque los Juegos Olímpicos de Montreal 1976 habían resultado un fracaso a nivel económico, y era necesario que las administraciones financiasen las obras.[18]​ Narcís Serra pidió su aval directamente al rey Juan Carlos I, firme defensor de la idea desde el primer minuto,[11]​ porque tenía dudas sobre la implicación del entonces presidente Leopoldo Calvo-Sotelo.[10][21]​ No obstante, el apoyo gubernamental quedó garantizado con la llegada del socialista Felipe González en 1982.[11]

Fachada restaurada del estadio de Montjuic, inaugurado en 1929.

El proyecto olímpico fue asumido por el siguiente alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, quien se encargó de recabar los apoyos entre los principales estamentos implicados: la Casa Real, el Gobierno de España y la Generalidad de Cataluña.[22]​ La candidatura fue defendida oficialmente por el Comité Olímpico Español el 28 de febrero de 1984.[23]

Desde el primer momento se planteó que los Juegos Olímpicos debían ponerse al servicio de la ciudad y no al contrario.[22][24]​ Durante la etapa de Porcioles se había producido un desarrollismo urbano incontrolado, por lo que los JJ.OO. serían la oportunidad para vertebrar la ciudad.[25]​ El aspecto más importante era la apertura de Barcelona al mar,[26]​ a través de la construcción de un puerto olímpico, la regeneración del litoral, y la edificación de una villa olímpica en Poblenou como primer gran barrio marítimo.[26][27][28]​ La segunda apuesta fue el anillo olímpico, que entre otras instalaciones contaría con un gran pabellón multiusos (el Palau Sant Jordi) y la sede del Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña. [29][30]​ El estadio olímpico de Montjuic, construido originalmente en 1929, sería remodelado por completo.[31]

Para ponerlo todo en marcha se creó una oficina olímpica el 26 de noviembre de 1982, conformada al principio por el ayuntamiento de Barcelona, el gobierno de Cataluña y la cámara de comercio de Barcelona.[32]​ A ella se sumaron posteriormente el gobierno de España y el Comité Olímpico Español.[32]​ Además, se organizó una amplia campaña de relaciones públicas a través de la Asociación Barcelona Olímpica 1992 —presidida por Leopoldo Rodés y con destacados miembros de la sociedad civil— que explicó las bondades del proyecto a los distintos Comités Olímpicos.[25]​ Antes de la elección ya se habían inscrito más de 60 000 voluntarios procedentes de toda España.[33]​ El dosier final de 1200 páginas se presentó el 28 de febrero de 1986, en el último día de plazo.[34]

Votación[editar]

91ª Sesión del Comité Olímpico Internacional
17 de octubre de 1986, Lausana, Suiza
Ciudad Votación
Bandera de España Barcelona (ESP) 29 37 47
Bandera de Francia París (FRA) 19 20 23
Bandera de Australia Brisbane (AUS) 11 9 10
Flag of Yugoslavia (1946-1992).svg Belgrado (YUG) 13 11 5
Bandera de Reino Unido Birmingham (GBA) 8 8 -
Bandera de los Países Bajos Ámsterdam (NED) 5 - -

La votación tuvo lugar en la 91ª Sesión del Comité Olímpico Internacional, celebrada en Lausana el 17 de octubre de 1986. Los rivales de Barcelona eran Ámsterdam, Belgrado, Birmingham, Brisbane y París.[32]

Tras una breve presentación de Carlos Ferrer Salat, miembro del COI desde 1985, el alcalde Pasqual Maragall defendió el proyecto potenciando los valores cívicos de Barcelona, la tradición deportiva de la Ciudad Condal, el apoyo popular, y el impacto positivo que tendrían unos Juegos para el desarrollo de la nueva España democrática.[35]​ También intervinieron el presidente de España, Felipe González; el presidente catalán, Jordi Pujol, y el presidente del COE, Alfonso de Borbón.[36]​ Aunque había dudas entre la candidatura respecto a la seguridad —dos días antes hubo un atentado terrorista de ETA en la Plaza de España[37]​ y la supuesta inexperiencia, el turno de preguntas fue benévolo y se centró en cuestiones logísticas, como cuál sería la sede definitiva de las pruebas de vela.[36]

Tanto los delegados como la prensa española veían en París a su mayor rival.[38]​ La capital francesa había sido sede olímpica en 1900 y 1924, y el alcalde Jacques Chirac destacó en su discurso la experiencia internacional de Francia en eventos internacionales, algo de lo que carecían los españoles.[38]​ Aun así, la opción gala tenía como puntos débiles los aspectos técnicos —como la movilidad urbana o la ubicación de sedes— y el hecho de que el Comité Olímpico Francés también había presentado la candidatura de Albertville para los Juegos Olímpicos de Invierno de 1992.[35][38]

Al final no hubo ninguna sorpresa en las votaciones: Barcelona ganó las dos primeras rondas y se impuso por mayoría absoluta en la tercera, beneficiándose de las eliminaciones de Ámsterdam y Birmingham.[39]​ El presidente del COI, Juan Antonio Samaranch, fue el encargado de anunciar en francés la elección final «a la ville de… Barcelona» a las 13:40 horas (UTC+1).[25][32]

Los Juegos Olímpicos no fueron el único gran evento internacional proyectado en España en 1992. Ese mismo año el país acogió también la Exposición Universal en Sevilla y el Quinto Centenario del Descubrimiento de América.[40]

Organización[editar]

Comité Organizador[editar]

El Comité Organizador de las Olimpiadas de Barcelona —COOB'92, por sus siglas en español— fue constituido el 12 de marzo de 1987, cinco meses después de la firma del contrato con el COI.[41]​ Su asamblea general, formada por 135 miembros, estuvo compuesta por representantes del ayuntamiento de Barcelona, del Comité Olímpico Español, de la administración del Estado y de la Generalidad de Cataluña entre otras instituciones.[42]​ Por debajo se encontraban la comisión ejecutiva y la comisión permanente. Todos los trabajos estuvieron supervisados por representantes del COI, entre ellos su presidente Juan Antonio Samaranch.[42][43]

La sede de trabajo fue la Casa Provincial de Maternidad y Expósitos, una antigua inclusa cuya fachada es uno de los mayores ejemplos de arquitectura modernista catalana.[44]​ Todos los trabajos debían hacerse en cuatro idiomas: español y catalán como lenguas oficiales, y francés e inglés como lenguas de trabajo del COI.[45]​ El gobierno catalán negoció con los miembros del COOB'92 una representación simbólica del catalanismo; en virtud del acuerdo, el himno de Cataluña sonaría después del himno español en las ceremonias de apertura y clausura.[45][46]

El presidente del COOB'92 durante los cinco años que permaneció activo fue Pasqual Maragall, alcalde de Barcelona y político del Partido de los Socialistas de Cataluña,[43][47]​ mientras que el director general en el que se delegaban las funciones fue Josep Miquel Abad, quien anteriormente había sido director de Fira Barcelona.[48][49]​ La labor de los surcoreanos en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 tuvo un impacto positivo en el COI, que sugirió emular su modelo.[50]

El COOB'92 dividió el trabajo en tres etapas: planificación y construcción de las instalaciones; pruebas organizativas, y acondicionamiento de las instalaciones según un modelo descentralizado.[51]​ Para que se llevara a cabo con éxito se estableció un sistema flexible, con organismos autónomos para la Olimpiada Cultural y para la retransmisión de los JJ.OO. en medios de comunicación.[51]

La entidad cesó su actividad el 15 de septiembre de 1992, poco después de la clausura de los Juegos Paralímpicos. Todo el material utilizado fue donado a la Fundación Barcelona OIímpica.[52]

Financiación[editar]

Moneda conmemorativa rusa de los Juegos Olímpicos de 1992.

El presupuesto inicial del COOB'92 era de 106 721 millones de pesetas, aunque finalmente los gastos ascendieron hasta los 152 788 millones de pesetas (aproximadamente, más de 900 millones de euros).[53]​ Todo ello fue cubierto de la siguiente forma: venta de derechos de televisión (33,3%), aportaciones de los patrocinadores (27,7%), venta de lotería, filatelia y numismática (18,6%), venta de entradas (5,5%) y licencia de imagen corporativa (2,1%).[3]​ Tan solo un 9% del presupuesto fue sufragado con fondos públicos.[3]

El Comité registró ingresos por valor de 195 594 millones de pesetas (1638 millones de dólares) y un gasto de 195 236 millones de pesetas (1635 millones de dólares), cubierto en parte gracias a los patrocinadores.[54]​ Esto significa que los JJ.OO. de 1992 reportaron beneficios a la organización, sin contar el aprovechamiento de las infraestructuras y del aumento del turismo para el área metropolitana de Barcelona.[54]​ Además, el impacto económico directo entre 1986 y 1992 superó los 7000 millones de euros, lo que entonces representaba un 0,3% del PIB español.[55]

Por primera vez en la historia de los Juegos Olímpicos, el Comité Organizador asumía los gastos de alojamiento de los deportistas durante la competición y los tres días posteriores.[56]​ Esto no se aplicó a los gastos personales, y si querían estar más tiempo debía sufragarlo el Comité Nacional correspondiente.[56]

Venta de entradas[editar]

Los ingresos por entradas representaron unos 9454 millones de pesetas (más de 56 millones de euros). Esta cifra superó con creces las previsiones del COOB'92, que esperaba obtener ingresos por valor de 2450 millones de pesetas (15 millones de euros). En total se vendieron 3 021 740 entradas, distribuidas en los siguientes grupos: 603 377 entradas para personas con derecho preferencial —patrocinadores, federaciones y delegaciones entre otros—; 661 565 entradas para público residente en el extranjero; y 1 756 798 entradas para público residente en España.[57]

Sin contar los llenos en las ceremonias de apertura y clausura, se vendieron más del 90% de las localidades disponibles en 16 de los 27 deportes, con aforo completo en casi todas las finales.[58]​ Las pruebas de deportes acuáticos agotaron todas las entradas, y en atletismo se alcanzó un 94% de ocupación. También hubo buenas asistencias a las pruebas de judo (99%), remo y piragüismo (97%) y gimnasia (92%).[58]​ El único punto débil fue el béisbol, un deporte con poca tradición en el país anfitrión, que tan solo vendió el 55% de las localidades disponibles.[58]​ En fútbol la media fue del 56% por la baja asistencia en las subsedes, pero más de 95 000 espectadores llenaron el Camp Nou para presenciar la final entre España y Polonia.[59]

Infraestructura y transportes[editar]

El Puerto de Barcelona visto desde el monumento a Colón.

Entre 1987 y 1992, Barcelona vivió una completa transformación urbanística a través de su apertura al Mediterráneo, la recuperación de las playas, la urbanización definitiva de la zona de Montjuic, la mejora del transporte y las grandes obras de telecomunicaciones.[26]​ El ayuntamiento impulsó también una campaña de comunicación, «Barcelona ponte guapa» (en catalán: Barcelona posa't guapa), para fomentar la rehabilitación de edificios y otros elementos arquitectónicos de la ciudad.[5][60]

Uno de los objetivos del alcalde Pasqual Maragall era que la ciudad dejase de dar la espalda al mar.[26]​ La Villa Olímpica fue diseñada como un futuro barrio marítimo sobre la vieja zona industrial del Poblenou, hasta entonces uno de los lugares más degradados.[61]​ Esta gran obra supuso la transformación del litoral, la construcción del Puerto Olímpico, el parque de la Nueva Icaria y la edificación de la Torre Mapfre entre otras instalaciones.[62]​ Todo el conjunto fue diseñado por el estudio MBM Arquitectes.

Con motivo de los Juegos se conectaron los distritos a través de grandes avenidas y transporte público; se limpiaron todas las playas —entre ellas La Barceloneta— y se construyeron nuevos parques como el Mirador del Migdia y el parque de Carlos I. El barrio del Valle de Hebrón fue reestructurado mediante un proyecto que combinaba zonas verdes con equipamientos deportivos y residencias.[63]

La concesión sirvió también para impulsar el aeropuerto de Barcelona-El Prat, a través de la ampliación de la terminal existente (terminal B) y la construcción de otras dos nuevas (terminales A y C) con pasarelas de acceso directo al avión.[64]​ La obra, diseñada por el arquitecto Ricardo Bofill, tuvo un coste de 28 000 millones de pesetas y permitió duplicar el tráfico aéreo hasta los diez millones de pasajeros al año.[65]​ La antigua Estación del Norte se transformó en una estación de autobuses e intercambiador multimodal.[66]​ Y el puerto de Barcelona fue ampliado por completo, con la parte del Puerto Viejo convertida en una zona de ocio integrada en la ciudad.[67]

En lo que respecta al alojamiento, se diseñó un plan de hoteles que conllevó la construcción de dos establecimientos de cinco estrellas: el Hotel Rey Juan Carlos (Les Corts) y el Hotel Arts (barrio de Villa Olímpica).[68][69]​ El COOB diseñó villas olímpicas especiales para periodistas y árbitros, con el objetivo de que los turistas tuviesen más plazas hoteleras a su disposición.[70]

Seguridad[editar]

La seguridad de los Juegos Olímpicos fue responsabilidad del Estado. El gobierno español constituyó en 1987 la «Comisión Superior de Seguridad Olímpica», presidida por Rafael Vera,[71]​ y que contaba con participación de las distintas administraciones y el COOB.[72]​ Al año siguiente se creó la Comisión de Planificación de Seguridad, dirigida por el gobernador civil de Barcelona, Ferran Cardenal, como máximo responsable.[73]

El modelo estuvo inspirado en el de los Juegos de Invierno de Calgary 1988, donde el mismo organismo planificador era también el ejecutor del plan.[74]​ La función principal de la Comisión era prevenir actos terroristas, delincuencia común y problemas de orden público que pudieran afectar a la seguridad de quienes asistieran a las instalaciones olímpicas.[72]

España puso en marcha un despliegue policíal sin precedentes a nivel nacional, con más de 25 000 efectivos repartidos de la siguiente forma: Policía Nacional (15 500 personas), Guardia Civil (5000), Mossos (1500), Guardia Urbana (2890), Policía Local (1700), Ejército del Aire (250) y Armada.[75][76]​ Además hubo 3000 soldados del Ejército de Tierra, que colaboraron como voluntarios,[76]​ y una estrecha colaboración con las agencias de seguridad internacionales.[71][75]​ El COOB se responsabilizó de la seguridad privada.[75][77]

Se considera que el dispositivo fue un éxito, especialmente porque las organizaciones terroristas —Euskadi Ta Askatasuna (ETA) y Terra Lliure (TL)— no cometieron ningún atentado durante los Juegos.[78]​ En los cuatro años anteriores ETA había perpetrado dos de sus atentados más sangrientos en Cataluña, el atentado de Hipercor (1987) y contra la casa cuartel de Vich (1991), y trató de atacar al evento con el propósito de dañar la imagen internacional de España.[71][79][80]​ Sin embargo la Guardia Civil, en colaboración con la policía francesa, logró descabezar a la cúpula de ETA en marzo de 1992, cuatro meses antes de la ceremonia de apertura.[80]​ Por otro lado, más de 45 personas presuntamente vinculadas a TL fueron detenidas en junio del mismo año, en la apodada «Operación Garzón».[81][82]

Medios de comunicación[editar]

Recinto de la Fira Barcelona, al lado de las Torres venecianas, durante el Salón Internacional del Cómic.

El Centro de Medios de Comunicación (CMC) instalado en la Fira Barcelona, a solo un kilómetro del anillo olímpico de Montjuic, sirvió para los más de 12 000 profesionales acreditados a la cita.[83]​ La instalación diferenciaba el Centro Principal de Prensa (CPP) del Centro Internacional de Radio y Televisión (CIRTV). Además hubo una Agencia Olímpica oficial que suministró noticias, imágenes y recursos.[83]​ El director del centro de prensa fue Martí Perarnau.[84]

La responsable de producir la señal internacional de los JJ. OO. fue Radio Televisión Olímpica '92 (RTO'92), que durante el evento llegó a contar con una plantilla de 3083 profesionales.[85]​ Las radiodifusoras públicas Televisión Española (TVE, de ámbito nacional) y Televisió de Catalunya (CCRTV, de ámbito autonómico) llegaron a un acuerdo para ceder medios y personal, con ayuda también de la Unión Europea de Radiodifusión (UER).[85]​ En total llegaron a grabarse más de 2800 horas de señal internacional, y por primera vez se cubrieron todos los deportes del programa oficial, a excepción de algunas rondas preliminares.[85]

Se recaudaron 635 millones de dólares por la venta de derechos de televisión, con un incremento notable en la cantidad pagada por la UER.[86]​ En España, TVE y CCRTV compartieron la emisión; La 2 dedicó toda su programación en exclusiva a los JJ.OO., y a nivel catalán se estableció el Canal Olímpic en la frecuencia del Canal 33, con personal de CCRTV y TVE Cataluña.[87][88]​ En el resto del mundo se vendieron los derechos a NBC para Estados Unidos; la UER en Europa; el consorcio de televisiones BOJP en Japón; Seven Network en Australia, CTV en Canadá, y la Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica para América Latina, entre otros múltiples operadores.[86]

Sedes[editar]

Instalaciones olímpicas[editar]

Durante los Juegos OIímpicos llegaron a utilizarse 43 instalaciones,[89]​ entre las cuales quince eran de nueva construcción —ocho en Barcelona y siete en las subsedes— y otras diez eran recintos remodelados.[89]​ Todo el plan se había diseñado sobre cuatro áreas olímpicas: el área de Montjuic como punto principal en torno a la montaña de Montjuic; el área de Parque del Mar, en torno al puerto olímpico; el área de Diagonal, y el área del Valle de Hebrón.

El proyecto más complejo fue el anillo olímpico de Montjuic, por lo que tuvo prioridad sobre el resto.[90]​ Contemplaba la remodelación del estadio olímpico —erigido en 1929—, la reconstrucción de las piscinas Picornell y la edificación de dos instalaciones: el Palau Sant Jordi y el futuro Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña.[90]​ El estadio de Montjuic fue reinaugurado en septiembre de 1989, con motivo de la Copa del Mundo de Atletismo,[91]​ mientras que el resto del conjunto no estuvo listo hasta el verano de 1991.[90]

En cuanto al área del Parque del Mar, el ayuntamiento de Barcelona tuvo que aprobar un Plan General de Ordenación Urbana que permitió la apertura de la ciudad al mar. La obra más importante de esa zona fue el Puerto Olímpico, cuyo diseño tuvo en cuenta las condiciones impuestas por la Federación Internacional de Vela. Al término de los Juegos sería utilizado como puerto deportivo.

Área de Montjuic[editar]

El Anillo Olímpico de Montjuic contempla una superficie de 400 hectáreas con las siguientes instalaciones:[92]

  1. Estadio Olímpico de Montjuic — ceremonias de apertura y clausura, atletismo.
  2. Palau Sant Jordi — Gimnasia artística, balonmano (fase final), voleibol (fase final).
  3. Piscinas Bernat Picornell — Natación, natación sincronizada, waterpolo (finales), pentatlón moderno (natación).
  4. INEFC — Lucha.

En las proximidades de la Fira Barcelona, a un kilómetro del Anillo Olímpico, se celebraron las siguientes competiciones:

  1. Palacio de los Deportes de Barcelona — Gimnasia rítmica, voleibol (fase previa).
  2. Palacio de la Metalurgia — Esgrima, pentatlón moderno (esgrima).

Y en las zonas aledañas se ubicaron otras dos instalaciones más:

  1. Piscina de Montjuic — Saltos, waterpolo (fase previa).
  2. Pabellón de la España Industrial — Halterofilia.

El resto de instalaciones fueron circuitos temporales: un circuito de cross en los aledaños de Montjuic para el pentatlón moderno,[93]​ otro en la Zona Franca para las pruebas de marcha atlética,[94]​ y el recorrido de la maratón desde la ciudad de Mataró hasta el estadio, pasando por los lugares más emblemáticos de Barcelona.[95]

Área de Parque de Mar[editar]

Vista nocturna del Puerto Olímpico de Barcelona, con la Torre Mapfre al fondo.

Ubicada en el distrito de San Martín, albergó la Villa Olímpica y cuatro instalaciones: tres de nueva construcción y una reformada:[96]

  1. Puerto Olímpico — Vela.
  2. Pabellón de la Mar Bella — Bádminton.
  3. Polideportivo Estación del Norte — Tenis de mesa.
  4. Frontón Colón — Pelota vasca.

Área de Diagonal[editar]

Ubicada en la parte suroeste de la ciudad, a lo largo de la avenida Diagonal, contaba con cuatro instalaciones ya construidas:[97]

  1. Camp Nou — Fútbol (fase previa y final).
  2. Palau Blaugrana — Judo, taekwondo, hockey sobre patines (final).
  3. Real Club de Polo — Equitación (doma y saltos) y pentatlón moderno (prueba de salto ecuestre).
  4. Estadio de Sarriá — Fútbol (fase previa).

Área del Valle de Hebrón[editar]

Ubicada al norte de la ciudad, en el barrio del Valle de Hebrón (distrito de Horta-Guinardó), llegó a contar con cuatro sedes:[98]

  1. Velódromo de Horta — Ciclismo en pista.
  2. Campo Olímpico de Tiro con Arco — Tiro con arco.
  3. Pabellón del Valle de Hebrón — Voleibol (fase previa), pelota vasca.
  4. Centro Municipal de Tenis Vall d'Hebron — Tenis.

Subsedes olímpicas[editar]

El COOB'92 contempló los Juegos como un proyecto beneficioso no solo para Barcelona, sino para el deporte catalán y estatal en su conjunto.[6]​ Por esta razón contempló hasta diecisiete ciudades subsede: quince en Cataluña para otras disciplinas, y dos en el resto de España como subsedes de fútbol.[6]

Provincia de Barcelona[editar]

  1. BadalonaPabellón Olímpico de Badalona (baloncesto) y Pabellón Club Joventut (boxeo).
  2. CasteldefelsCanal Olímpico de Castelldefels (piragüismo en aguas tranquilas).
  3. GranollersPalacio de Deportes de Granollers (balonmano, fase previa).
  4. Hospitalet de LlobregatEstadio Olímpico de Béisbol (béisbol).
  5. Mollet del VallésCampo de Tiro Olímpico de Mollet (tiro y pentatlón moderno).
  6. MontmelóCircuito de Cataluña (ciclismo, contrarreloj por equipos).
  7. SabadellNova Creu Alta (fútbol, fase previa).
  8. San Sadurní de Noya — Circuito de ciclismo (ciclismo en ruta) y Pabellón de L'Ateneu (hockey sobre patines, fase previa).
  9. SevaCentro de Hípica del Montanyà (Equitación, concurso completo).
  10. TarrasaEstadio Olímpico (hockey sobre hierba).
  11. Vich — Pabellón del Club Patí Vic (hockey sobre patines, fase previa).
  12. ViladecansCampo de Béisbol de Viladecans (béisbol, fase previa).

Resto de Cataluña[editar]

  1. Bañolas, provincia de GeronaLago de Bañolas (remo).
  2. Reus, provincia de Tarragona — Pabellón Olímpico Municipal (hockey sobre patines, fase previa).
  3. Seo de Urgel, provincia de LéridaParque Olímpico del Segre (piragüismo en eslalon).

Resto de España[editar]

  1. ZaragozaEstadio La Romareda (fútbol, fase previa).
  2. ValenciaEstadio Luis Casanova (fútbol, fase previa).

Villa Olímpica[editar]

Avenida Icaria en la Villa Olímpica del Poblenou.

La Villa Olímpica estaba ubicada en el distrito de San Martín, a siete kilómetros del anillo olímpico de Montjuic.[70]​ Construida sobre los restos de una vieja zona industrial del Poblenou, conocida como «Icaria» en homenaje al socialismo utópico, se proyectó un nuevo barrio marítimo residencial, que abriría el centro de la ciudad al mar Mediterráneo y terminaría transformando el litoral junto con el Puerto Olímpico.[26]​ Los arquitectos implicados —Josep Martorell, Oriol Bohigas, David Mackay y Albert Puigdomènech— idearon el proyecto como una construcción de nueva planta,[99]​ por lo que fue necesario desalojar toda la zona.[100]

La primera piedra fue colocada el 17 de octubre de 1989 y las obras concluyeron a comienzos de 1992, con un total de 1812 pisos que después de la cita saldrián al mercado inmobiliario.[101][102]​ Toda la zona ocupaba una superficie de 720 000 m², de los cuales un tercio estaban destinados a zonas residenciales.[103]​ Su capacidad máxima simultánea era de 14 000 residentes.[104]

Por primera vez en la historia de los Juegos Olímpicos, el Comité Organizador asumía los gastos de alojamiento de los deportistas durante la competición y los tres días posteriores.[56][105]​ Cada villa contaba con un «centro de residentes» que agrupaba los servicios domésticos.[105]​ El transporte a los centros de competición se hizo a través de servicios de lanzadera. Más de 9100 personas trabajaron durante el evento para que todo funcionara de la mejor forma posible.[106]

Los árbitros y jueces estuvieron alojados en la Villa Olímpica del Parque del Mar, cerca de la Villa principal, mientras que la prensa fue alojada en las Villas del Valle de Hebrón y Montigalà-Badalona.[70]​ Además se habilitaron Villas Olímpicas auxiliares en Bañolas (remo) y Seo de Urgel (piragüismo).[104]​ En total, el informe oficial estima que más de 23 000 personas pernoctaron en alguna de las residencias disponibles.[104]

Símbolos[editar]

Emblema y diseño gráfico[editar]

El emblema de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 fue diseñado por Josep Maria Trias. Representa una figura humana abstracta que está formada por tres trazos gestuales: azul en la cabeza, amarillo en los brazos y rojo en las piernas.[107]​ En la parte inferior figuran la leyenda «Barcelona '92» y los anillos olímpicos, por lo que todo el conjunto recuerda a un saltador de vallas.[107]

Los pictogramas oficiales de las competiciones también fueron diseñados con los trazos del emblema. Esto supuso reemplazar la fórmula de figuras geométricas que venía siendo habitual desde Múnich 1972. En este caso, los trazos simbolizan las posturas que el cuerpo humano adopta en cada deporte.[108]

Asímismo, el COOB'92 apostó por varios eslóganes para reforzar el mensaje olímpico. En enero de 1991 se adoptó el lema definitivo, «Amigos para siempre», que sintetizaba el espíritu de concordia de los Juegos Olímpicos.[109]​ Las campañas incluían el nombre en los cuatro idiomas oficiales: español, catalánAmics per sempre»), francésAmis pour la vie») e inglésFriends for Life»).[109]

Mascota[editar]

Figura de Cobi en plástico.

La mascota oficial fue «Cobi», un perro pastor catalán creado por Javier Mariscal. Su diseño bidimensional de estilo cubista, con colores planos y un trazo infantil, le hacía muy diferente de las mascotas olímpicas que se habían elegido hasta entonces.[110]​ Mariscal diseñó varios personajes antes de dar con el ideal; uno de los descartes, Petra, se convirtió en la mascota de los Juegos Paralímpicos.[111]​ El nombre fue elegido más tarde y es una abreviatura del Comité Organizador.[110]

Aunque en su presentación del 15 de marzo de 1988 tuvo una acogida dispar,[112]​ Cobi terminó siendo tan popular que su imagen fue utilizada para señalización, campañas publicitarias, merchandising y hasta una serie de animación.[113]​ De hecho, la ciudad le dedicó una escultura en el Parque del Puerto Olímpico.[114]​ A día de hoy, Cobi está considerada la mascota más rentable de unas olimpiadas junto con Misha (Moscú 1980).[112]

Canción oficial[editar]

La canción oficial de los JJ.OO. se tituló igual que el lema, «Amigos para siempre»,[115]​ compuesta por Andrew Lloyd Webber con letra de Don Black. En la ceremonia de clausura fue interpretada por José Carreras y Sarah Brightman.[115]​ Después del evento, el grupo Los Manolos hizo una versión de rumba catalana que se convirtió en una de las canciones del verano.[116][117]

El otro tema emblemático del evento fue «Barcelona», interpretado por Freddie Mercury y la soprano Montserrat Caballé. El líder de Queen lo compuso en 1987 en honor a la diva, a quien había conocido cuatro años antes. Después de ser presentada por ambos artistas en un concierto de la olimpiada cultural, el británico pretendía defenderla también en la ceremonia de apertura.[118]​ Sin embargo, eso fue imposible porque Mercury falleció prematuramente en 1991.[119]Barcelona fue incluida en la banda sonora oficial y sus acordes sonaron en el encendido del pebetero, pero no se interpretó en ninguna ceremonia.[120]

Recorrido de la antorcha olímpica[editar]

Antorcha[editar]

La antorcha olímpica de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

El diseño de la antorcha olímpica corrió a cargo de André Ricard Sala, quien ya había creado la «caja mágica» en la que se presentó el dosier de la candidatura.[121]​ Se trataba de una antorcha de aluminio cromado que funcionaba con gas natural, con un peso de 1200 gramos y diferentes tipos de salida de llama.[122]​ Por primera vez se renunció a una forma simétrica; la parte anterior era plana, con la inscripción «Juegos de la XXV Olimpiada», mientras que la posterior era redondeada.[121]​ En total se fabricaron 6500 antorchas,[123]​ y los relevistas podían adquirirlas a un precio de 15 000 pesetas de la época.[124]

El pebetero no se encontraba dentro del estadio, sino que estaba instalado en la fachada exterior y recordaba al timón de un barco mediterráneo. El responsable de la obra fue Ramón Bigas, el diseñador del tren AVE.[122]

Recorrido[editar]

El trayecto del fuego olímpico transcurrió por Grecia y las diecisiete comunidades autónomas de España, haciendo un total de 6307 km.[123]​ En un primer momento se pensó un recorrido por todas las ciudades olímpicas de la historia, con motivo de la vigesimoquinta edición de los Juegos, pero esta idea fue descartada por razones logísticas.[125]​ Participaron un total de 9484 relevistas —8885 a pie y 599 en bicicleta—; el 50% del total debían ser voluntarios olímpicos, mientras que el resto se elegía entre autoridades y los inscritos de cada provincia.[126]

De acuerdo con la tradición, el fuego olímpico fue encendido con los rayos del sol en el Templo de Hera el 5 de junio de 1992, iniciando un breve recorrido que pasó por el Acrópolis de Atenas y el puerto de El Pireo.[127][128]​ Después de ser embarcado en la fragata Cataluña de la Armada Española el 9 de junio, utilizando para ello tres lámparas de seguridad,[129]​ llegó a las aguas de la Costa Brava el 13 de junio y de ahí fue trasladado a un barco pesquero, tocando tierra en la playa de San Martín de Ampurias (Gerona), cerca del yacimiento de Ampurias.[130]​ Más de 20 000 personas asistieron a una emotiva gala en la que se evocó la historia grecorromana de la región, y que contó con la participación de las actrices Irene Papas y Núria Espert.[130][131][132]

La antorcha recorrió los principales pueblos de Gerona y el interior de Cataluña durante una semana, hasta salir de Lérida rumbo a la comunidad de Aragón.[133]​ En las siguientes cinco semanas fue pasando por el resto de comunidades autónomas, incluyendo un viaje en avión a las Canarias, y el 21 de julio volvió a Cataluña a través de un relevo rumbo a Tortosa, en la provincia de Tarragona.[133]​ En el penúltimo día se trasladó el fuego olímpico a Mallorca, y el 24 de julio salió del puerto de Sóller hacia el renovado puerto de Barcelona para hacer los últimos kilómetros por todos los distritos de la Ciudad Condal.[133]​ Según datos de la organización, más de siete millones de personas salieron a la calle para contemplar el momento en sus respectivas ciudades.[134]

Olimpiada cultural[editar]

El Palacio Nacional alberga el Museo Nacional de Arte de Cataluña, creado en 1990 mediante la fusión de dos colecciones.

Los Juegos de Barcelona contaron con una «olimpiada cultural», un evento alterno a las pruebas deportivas que comprendía actividades artísticas y culturales entre 1988 y 1992.[135]​ Para ello se constituyó una empresa autónoma, Olimpiada Cultural Sociedad Anónima (OCSA), participada por las entidades del COOB '92.[136]

La olimpiada quedó inaugurada el 8 de octubre de 1988 con el festival musical La Nit en la avenida de la Reina María Cristina.[135]​ La actuación más recordada fue la presentación del «Barcelona» de Freddie Mercury y Montserrat Caballé, pero también pasaron artistas de la talla de Joan Manuel Serrat, Camarón de la Isla, Jerry Lee Lewis y Rudolf Nuréyev.[137][138]​ Entre los eventos celebrados durante los siguientes cuatro años destacaron tres ediciones del Festival de Tardor, dedicado a las artes escénicas; una muestra de modernismo (1990) y el proyecto de diseño Casa Barcelona (1991).[135]

Durante el año olímpico, la olimpiada cultural estableció tres líneas maestras.[139]​ El apartado Barcelona dos mil anys agrupaba todas las propuestas relativas a la historia de la ciudad y su transformación, entre ellas la muestra «La ciudad renovada», así como exposiciones de arte catalán.[140]​ El apartado Arts i Esports recogía exposiciones temáticas sobre deporte en el mundo del arte, exhibiciones de deporte regional español, y todo lo relativo a la imagen corporativa de Barcelona 1992.[141]​ Y por último el Festival Olímpico de las Artes, hecho en base a lo aprendido en las tres ediciones del Festival de Tardor, englobaba todos los espectáculos culturales;[142]​ la suma de todos ellos deparó unos 450 000 espectadores, según datos de la organización.[143]

La olimpiada coincidió con la construcción de numerosas dotaciones culturales en la capital catalana, aunque no aceleró el ritmo de las obras que ya estaban en marcha.[137]​ Durante los Juegos solo pudieron inaugurarse dos instalaciones: la Fundación Antoni Tàpies y el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) en el Palacio Nacional.[137]​ El resto se terminaron años después, como el Centro de Cultura Contemporánea (1994), el Museo de Arte Contemporáneo (1995) y el Teatro Nacional de Cataluña (1996) entre otros.[137]

En total la olimpiada cultural tuvo unos costes de organización valorados en 4685 millones de pesetas.[144]​ La suma del presupuesto de OCSA en estos cuatro años fue de 6615 millones de pesetas, aportados entre el COOB y los patrocinadores.[136][137]

Deportes[editar]

En los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 se celebraron 257 eventos en 25 deportes oficiales. El COI incorporó al programa oficial el bádminton y béisbol. Entre las disciplinas que ya eran olímpicas, se incorporó una categoría femenina de judo y se recuperó el piragüismo en eslalon, ausente desde Múnich 1972.

Oficiales[editar]

Calendario[editar]

Julio - Agosto 24 25 26 27 28 29 30 31 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Total
Inauguración A
Athletics pictogram.svg Atletismo 2 4 4 6 5 6 6 9 1 43
Badminton pictogram.svg Bádminton 4 4
Basketball pictogram.svg Baloncesto 1 1 2
Handball pictogram.svg Balonmano 2 2
Baseball pictogram.svg Béisbol 1 1
Boxing pictogram.svg Boxeo 6 6 12
Cycling (road) pictogram.svg Ciclismo 2 1 1 5 1 10
Equestrian pictogram.svg Equitación 2 1 1 1 1 6
Fencing pictogram.svg Esgrima 1 1 1 1 1 1 1 1 8
Football pictogram.svg Fútbol 1 1
Gymnastics (artistic) pictogram.svg Gimnasia 1 1 1 1 4 6 1 15
Weightlifting pictogram.svg Halterofilia 1 1 1 1 1 1 1 2 1 10
Field hockey pictogram.svg Hockey hierba 1 1 2
Judo pictogram.svg Judo 2 2 2 2 2 2 2 14
Wrestling pictogram.svg Lucha 3 3 4 3 3 4 20
Swimming pictogram.svg Natación 4 5 5 5 6 6 31
Synchronized swimming pictogram.svg Natación sincronizada 1 1 2
Canoeing (flatwater) pictogram.svg Piragüismo 2 2 6 6 16
Modern pentathlon pictogram.svg Pentatlón moderno 2 2
Rowing pictogram.svg Remo 7 7 14
Diving pictogram.svg Saltos 1 1 1 1 4
Tennis pictogram.svg Tenis 2 2 4
Table tennis pictogram.svg Tenis de mesa 1 1 1 1 4
Shooting pictogram.svg Tiro 2 2 2 1 2 2 1 2 14
Archery pictogram.svg Tiro con arco 1 1 2 4
Sailing pictogram.svg Vela 2 7 1 10
Volleyball (indoor) pictogram.svg Voleibol 1 1 2
Water polo pictogram.svg Waterpolo 1 1
Clausura C
Julio - Agosto 24 25 26 27 28 29 30 31 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Total
A Apertura Clasificatorias # Eventos finales C Clausura

Deportes de exhibición[editar]

Hubo tres deportes de exhibición en lugar de los dos habituales. Como deportes nacionales se eligieron la pelota vasca y el hockey sobre patines, este último muy practicado en Cataluña. Y como deporte internacional, el taekwondo (bajo normativa WTF) volvió a estar presente después de debutar en Seúl 1988; ocho años después fue incluido en el programa oficial.

Desarrollo[editar]

Ceremonia de apertura[editar]

La escultura L'arquer, de Rosa Serra, simboliza el momento en que el arquero paralímpico Antonio Rebollo encendió el pebetero con una flecha.

La ceremonia inaugural tuvo lugar el 25 de julio de 1992 en el Estadio Olímpico de Montjuic. A partir de las 20:00 horas (UTC+1), sobre una tela azul que cubría la pista de atletismo, unos 800 bailarines participaron en un mosaico gigante al son de la orquesta dirigida por Carles Santos, llegando a formar el saludo «HOLA» que los más de 65 000 espectadores corearon en las gradas.[145]​ Seguidamente entraron los Reyes de España, Juan Carlos I y Sofía de Grecia, bajo los acordes del himno de Cataluña y del himno de España, tal y como se acordó en el protocolo del COOB'92.[45]​ Durante una hora se sucedieron representaciones de la cultura catalana y del resto de España con sardanas, tamborradas, arte y flamenco, acompañados todos ellos por cantantes de ópera.[146][147]​ Seguidamente el grupo teatral La Fura dels Baus hizo una vistosa escenificación del mito de Hércules, representado como creador del mar Mediterráneo y de la ciudad de Barcelona, bajo la música de Ryūichi Sakamoto.[148][149][150]

Sobre las 21:00 se retiró la tela azul para dar paso al desfile de atletas. La delegación de Grecia encabezó la marcha, como manda la tradición, y después salieron el resto por orden alfabético: desde Afganistán hasta Zimbabue. Los anfitriones de España cerraron el desfile con el príncipe Felipe de Borbón como abanderado. Después de los discursos del alcalde Pasqual Maragall y del presidente del COI Juan Antonio Samaranch, en los que se rogó una tregua para detener la guerra yugoslava,[151]​ el rey Juan Carlos I declaró «inaugurados los Juegos de la XXV Olimpiada». La bandera olímpica fue izada mientras Alfredo Kraus interpretaba el himno olímpico.[152]

El momento más emotivo fue el encendido del pebetero, pues rompió con la fórmula tradicional hasta la fecha.[153]Herminio Menéndez, el mayor medallista español por aquel entonces, entró con la antorcha para cederle el testigo al último relevo, el baloncestista Juan Antonio San Epifanio.[152]​ Cerca del fondo le esperaba el arquero paralímpico Antonio Rebollo, quien prendió una flecha con la llama y la lanzó a gran altura hacia el pebetero, iluminándolo ante el aplauso unánime del público.[152][154]​ La flecha no fue disparada realmente hacia el interior; el objetivo era crear la ilusión óptica de que entraba con un estudiado ángulo de cámara, y todo se encendería cuando la saeta pasara por encima.[154]​ Después de los juramentos, con Luis Doreste por los atletas y Eugeni Asencio por los árbitros, todos los atletas desplegaron una bandera olímpica gigante bajo los acordes del «Amigos para siempre».[152]

La gala quedó rematada con una exhibición de castellers, doce collas por cada país de la nueva Unión Europea, y un concierto de ópera en el que participaron Monserrat Caballé, José Carreras, Plácido Domingo, Jaume Aragall, Teresa Berganza y Juan Pons.[155]​ Un gran castillo de fuegos artificiales puso fin a la presentación sobre las 23:00 horas.[146]

Tanto la ceremonia de apertura como la clausura estuvieron dirigidas por el cineasta Manuel Huerga, mientras que el truco del pebetero fue obra de Reyes Abades.[150][154]

Ceremonia de clausura[editar]

Después de dos semanas de competiciones deportivas, el Estadio Olímpico albergó la ceremonia de clausura el 9 de agosto de 1992.[156]​ A las 22:00 horas (UTC+1), el trío cómico Tricicle arrancó una gala que tuvo el fuego como tema central, y en la que intervinieron grupos de doma clásica, la compañía de baile de Cristina Hoyos y el grupo teatral Comediants. El fuego es uno de los elementos centrales de la cultura popular catalana, adaptado en tradiciones como los correfocs, y con su presencia se quería reflejar que el espíritu olímpico seguiría vivo a pesar del apagado de la llama.[157]

Juan Antonio Samaranch felicitó públicamente al COOB'92 y dijo, visiblemente emocionado, que los Juegos de Barcelona 1992 habían sido «sin lugar a dudas los mejores Juegos de toda la historia olímpica», dentro de un ambiente de euforia por las buenas críticas a la organización, por la ausencia de incidentes y por el apoyo popular mostrado por los barceloneses.[158]​ Después de que Samaranch clausurase el evento con la fórmula protocolaria, Pasqual Maragall entregó la bandera olímpica a Maynard Jackson, alcalde de Atlanta (Estados Unidos), cuya delegación obsequió al público con un espectáculo de danza urbana.[159]

La arriada de la bandera olímpica y la extinción de la llama —al son del Cant dels ocells— estuvo acompañada por una «fiesta del fuego» a cargo de Comediants, la actuación de José Carreras y Sarah Brightman con la canción «Amigos para siempre», y la emotiva despedida de Cobi, la mascota olímpica, que se marchó volando del estadio en un globo con forma de barco de papel.[159][160]​ Con todos los deportistas sobre el césped de Montjuic, el broche final fue un espectáculo pirotécnico y el concierto de los artistas más representativos de la rumba catalanaPeret, Los Amaya y Los Manolos—, culminado con el exitoso «Gitana hechicera» dedicado a Barcelona.[117][161]​ Tal fue la fiesta vivida en aquel momento que el locutor del estadio, Constantino Romero, tuvo que pedir desde megafonía a los atletas que se bajaran del escenario.[117][162]

Los Juegos Paralímpicos transcurrieron un mes después en el mismo lugar, del 3 al 14 de septiembre.[163]

Grandes momentos[editar]

David Robinson, miembro del Dream Team en el encuentro ante Puerto Rico

La ceremonia de inauguración tuvo como suceso uno de los más espectaculares inicios de Juegos Olímpicos al encenderse el pebetero con una flecha lanzada por un arquero de una forma que dejó cautivado al mundo.

En baloncesto se admite por primera vez la participación de jugadores de la NBA, gracias a lo cual se formó el Dream Team de Estados Unidos que incluyó, entre otros, a Magic Johnson, Michael Jordan, Larry Bird y Charles Barkley. Lograron 117 puntos de promedio en 8 partidos y ganaron la medalla de oro derrotando en la final a Croacia.

En natación, la húngara Krisztina Egerszegi se convierte en la reina de los Juegos al ganar medallas de oro en los 100 m y 200 m espalda y 400 m cuatro estilos. En Seúl había obtenido la medalla de plata en 100 m y oro en 200 m espalda. Por parte española, Martín López Zubero ganó los 200 m espalda, siendo la primera medalla de oro en la historia de la natación española.

En la final de los 1.500 m femeninos, Lyudmila Rogacheva, del Equipo Unificado, llevaba una amplia ventaja pero doscientos metros antes de la meta Hassiba Boulmerka, de Argelia, la superó y terminó primera.

El español Fermín Cacho Ruiz no era uno de los favoritos en los 1500 m, sin embargo, en la final se corrió a un ritmo relativamente suave y Cacho aprovechó esta circunstancia para llevarse la victoria delante de un público que gritaba su nombre al unísono.

En la última vuelta de la final de los 10.000 m Derartu Tulu, de Etiopía, tomó la delantera y no la abandonó hasta llegar a la meta. Con ello se convirtió en la primera atleta negra de África en ganar una medalla olímpica. En segundo lugar llegó Elana Meyer, atleta blanca de Sudáfrica. Juntas hicieron un recorrido de la victoria simbolizando la esperanza de una nueva África.

En salto con pértiga Serguei Bubka, gran favorito, falló y quedó fuera del medallero. El ganador fue Maxim Tarasov del Equipo Unificado, con un salto de 5,80 m.

El estadounidense Kevin Young batió el récord del mundo de los 400 metros vallas con un registro de 46,78 s, convirtiéndose en el primer hombre en romper la barrera de los 47 segundos.

La estadounidense Gail Devers se repuso de una grave enfermedad que la había dejado en una silla de ruedas durante más de dos años y ganó la carrera de los 100 m lisos.

Cuba, ausente en los dos últimas ediciones de los Juegos, ganó catorce medallas de oro, siete de ellas en boxeo. En peso ligero, el estadounidense Óscar de la Hoya ganó la final y más adelante se convertiría en campeón del mundo profesional.

En tiro con arco domina Corea del Sur, que consigue ganar en categoría femenina individual y por equipos. En hombres, el título por equipos es para España y el título individual fue para el francés Sébastien Flute.

En gimnasia, el atleta estrella fue Vitaly Scherbo, del Equipo Unificado, quien ganó seis medallas de oro.

El 25 de julio de 2017, en conmemoración del 25 aniversario de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos, la antorcha olímpica volvió a recorrer las calles de Barcelona.[164][165][166]

Participantes[editar]

Países participantes en verde. En azul figuran los debutantes, y en azul claro los del Equipo Unificado.

Los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 contaron con la participación de 169 países, a través de sus respectivos comités nacionales afiliados al Comité Olímpico Internacional. En total compitieron 9356 atletas —6652 hombres y 2704 mujeres—, superando en 965 deportistas y diez países a la edición anterior.[1]

En esta edición no hubo ningún boicot político, algo que no sucedía desde desde los Juegos Olímpicos de Múnich 1972.[1][167]​ La disolución de la Unión Soviética en 1991 fue el cambio más notable; las antiguas repúblicas soviéticas pudieron participar bajo la bandera olímpica como «Equipo Unificado»,[168]​ a excepción de las tres repúblicas bálticasEstonia, Letonia y Lituania— que sí participaron de forma independiente porque sus comités ya estaban reconocidos.[169]​ Del mismo modo, Alemania y Yemen concurrieron como estados unificados.[1]

Hubo dos regresos notables. El más importante fue el de Sudáfrica, cuyo comité permanecía excluido desde la edición de 1964 por su política de apartheid y fue readmitido tras la abolición, bajo una bandera olímpica especial y un equipo con atletas de diversas razas.[170]​ Y Albania volvía después de veinte años de ausencia, en su caso por el aislacionismo internacional del hoxhaísmo que había sido derrocado un año antes.[171]

Yugoslavia se quedó fuera por las sanciones internacionales por la Guerra de los Balcanes, pero los atletas yugoslavos pudieron competir a título individual como «Participantes Olímpicos Independientes» al amparo de la bandera olímpica. Hubo un total de 58 participantes —52 yugoslavos y seis macedonios— y tres de ellos obtuvieron medalla.[172][173]

Los comités debutantes en Barcelona 1992 fueron Bosnia y Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Namibia y Yemen (como estado unificado).[1]​ Hubo cuatro países que se ausentaron de la cita: Afganistán, Brunéi, Liberia y Somalia. El atleta más joven era el remero español Carlos Front (11 años), mientras que el más veterano fue el tirador islandés Carl Johan Eiríksson (62 años).[167]

Lista de naciones participantes

Medallero[editar]

Un total de sesenta y cuatro países obtuvieron medalla en estos Juegos Olímpicos. El más laureado fue el Equipo Unificado con 112 metales (45 oros), seguido por Estados Unidos con 108 (37 oros). Alemania obtuvo menos triunfos unificada que por separado, pero consolidó la tercera plaza con 82 metales (33 oros). La República Popular China duplicó su palmarés hasta las 54 medallas, y el regreso de Cuba a los JJ.OO. se tradujo en 31 preseas.

En lo que respecta al país organizador, España consiguió 22 medallas (13 oros) para colocarse en sexta posición. Hasta entonces su mayor éxito en unos JJ.OO. habían sido seis preseas en Moscú 1980, una edición marcada por el boicot estadounidense. Para firmar un buen papel como anfitriones, el COE había impulsado centros de alto rendimiento y un plan de profesionalización, el Programa ADO, que desde entonces ha permitido a los deportistas españoles entrenarse a tiempo completo.[174]

Entre los países que aparecieron por primera vez en el medallero se encuentran Catar (atletismo), Eslovenia (remo), Israel (judo), Lituania (atletismo y baloncesto), Malasia (bádminton) y Namibia (atletismo). Además, hubo tres atletas —todos yugoslavos— que ganaron medalla como Participantes Independientes, algo que no había sucedido antes.[172]

# País Oro Plata Bronce Total
1 Equipo Unificado Equipo Unificado (EUN) 45 38 29 112
2 Estados Unidos Estados Unidos (USA) 37 34 37 108
3 Alemania Alemania (GER) 33 21 28 82
4 China China (CHN) 16 22 16 54
5 Cuba Cuba (CUB) 14 6 11 31
6 España España (ESP) 13 7 2 22
7 Corea del Sur Corea del Sur (KOR) 12 5 12 29
8 Hungría Hungría (HUN) 11 12 7 30
9 Francia Francia (FRA) 8 5 16 29
10 Australia Australia (AUS) 7 9 11 27

Múltiples medallistas[editar]

Múltiples medallistas
Atleta País Deporte Gold Silber Bronze Total
Vitali Shcherbo Olympic flag.svg Equipo Unificado Gimnasia 6 0 0 6
Grigory Misutin Olympic flag.svg Equipo Unificado Gimnasia 1 4 0 5
Shannon Miller Estados UnidosFlag of the United States.svg Estados Unidos Gimnasia 0 2 3 5
Aleksandr Popov Olympic flag.svg Equipo Unificado Natación 2 2 0 4
Lavinia Miloşovici RumaniaFlag of Romania.svg Rumania Gimnasia 2 1 1 4
Tatiana Gutsu Olympic flag.svg Equipo Unificado Gimnasia 2 1 1 4
Summer Sanders Estados UnidosFlag of the United States.svg Estados Unidos Natación 2 1 1 4
Franziska van Almsick AlemaniaFlag of Germany.svg Alemania Natación 0 2 2 4

Efecto de los Juegos[editar]

Los Juegos de Barcelona se convirtieron de hecho en la carta de presentación internacional de la España democrática. El país transmitió una imagen de dinamismo y modernidad que fue decisiva a la hora de romper viejos estereotipos y de presentar a España como un país europeo avanzado ante la sociedad internacional. Las celebraciones durante el mismo año del quinto centenario del Descubrimiento de América, la Exposición Universal de Sevilla y la capitalidad europea de la cultura de Madrid completaron el año del período democrático con mayor resonancia internacional de España que, paradójicamente, vivía sumida en una grave crisis política que se agudizaría a partir de 1993. Con los Juegos Olímpicos aumentó significativamente el turismo, lo cual supuso un aumento de ingresos.

Mejoras en la ciudad de Barcelona[editar]

Infraestructuras deportivas en la montaña de Montjuic: Estadio Olímpico y Palau Sant Jordi.

Para los Juegos Olímpicos de la ciudad de Barcelona se tuvieron que realizar numerosos cambios para que fuera elegida. Muchos de esos cambios contribuyeron a la mejora de la ciudad de Barcelona en todos los aspectos como, por ejemplo, las infraestructuras o las plazas hoteleras. Esos cambios y mejoras fueron:

  • La mejora y adecuación de las infraestructuras del aeropuerto de Barcelona, también conocido como aeropuerto de El Prat. Se mejoró la terminal B y se crearon las terminales A y C.
  • La Villa Olímpica se situó en un sector de la ciudad muy degradado, lo que provocó la restauración de dicha zona.
  • Se modernizaron partes de la ciudad para satisfacer las necesidades del Comité Olímpico.
  • Se crearon nuevos hoteles y se reformaron algunos de los que ya existían.
  • Se construyeron nuevas y modernas instalaciones deportivas, como el Palau Sant Jordi y el Puerto Olímpico.
  • Se remodeló y amplió la red viaria barcelonesa, creando infraestructuras como el anillo circunvalatorio de Barcelona: las rondas Litoral y de Dalt.

Imagen e identidad corporativa[editar]

Los juegos de Barcelona también significaron una renovación en lo que se refirió al tratamiento de la imagen y la identidad corporativa. Así se pudo comprobar en la edición de carteles, en las emisiones de monedas conmemorativas y sellos que realizó la FNMT en Madrid y también en la Colección de 16 Medallas oficiales conmemorativas de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 que se realizó en Barcelona.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f «Factsheet: The Games of the Olympiad» (pdf). Olympic.org (en inglés). Comité Olímpico Internacional. Octubre de 2013. Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  2. a b c ESPN Deportes. «Barcelona 1992: vuelve el espectáculo». Consultado el 13 de septiembre de 2009. 
  3. a b c Jordi Solé Tura - Joan Subirats / Centro de Estudios Olímpicos (CEO-UAB). «La organización de los Juegos Olímpicos de Barcelona'92: un ejemplo de economía mixta o de sociedad pública y privada». Consultado el 13 de septiembre de 2009. 
  4. Ayala, Andrés (2014). «Transformación del frente marítimo de Barcelona: el caso de la Vila Olímpica del Poblenou». Universidad de Barcelona. 
  5. a b «25 anys posant Barcelona guapa: Campanya per a la protecció i millora del paisatge urbà». Ayuntamiento de Barcelona (en catalán). Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  6. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 273-276, tomo II
  7. «Voluntariado y Barcelona '92, una larga historia». Ayuntamiento de Barcelona. Consultado el 7 de mayo de 2019. 
  8. «1992, el año en el que España subió a primera división». El País. 28 de octubre de 2015. ISSN 1134-6582. Consultado el 7 de mayo de 2019. 
  9. Mauri, Luis (17 de julio de 2017). «La fórmula mágica de Barcelona 92». El Periódico de Catalunya. Consultado el 7 de mayo de 2019. 
  10. a b «Narcis Serra pide que Barcelona sea la sede de los Juegos Olímpicos de 1992». El País. 31 de mayo de 1981. ISSN 1134-6582. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  11. a b c «Barcelona gana para España los primeros Juegos Olímpicos de su historia». El País. 18 de octubre de 1986. ISSN 1134-6582. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  12. a b c «Las razones históricas de Barcelona». La Vanguardia. 17 de octubre de 1986. Consultado el 11 de septiembre de 2013. 
  13. Morales, Sonia (10 de julio de 2017). «Los Juegos Olímpicos de Barcelona 92». RTVE.es. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  14. «Barcelona 1936, capital olímpica antifascista». El País. 7 de noviembre de 2013. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  15. «Madrid 1972: un parche con muchas dudas y sin apoyo». Zoom News. 25 de julio de 2013. Consultado el 11 de septiembre de 2013. 
  16. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 201, tomo I
  17. «Así fue la designación de los Juegos Olímpicos de Barcelona hace 30 años». El País. 17 de octubre de 2016. ISSN 1134-6582. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  18. a b «Romà Cuyàs, sobre els Jocs Olímpics: “Vam mentir tant com vam poder”». betevé (en catalán). 21 de octubre de 2016. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  19. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 248, tomo I
  20. «Fallece Juan Antonio Samaranch, refundador del olimpismo moderno». La Vanguardia. 21 de abril de 2010. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  21. «Narcís Serra: "Calvo Sotelo nos hubiera frenado el proyecto de los Juegos Olímpicos"». El País. 12 de diciembre de 1981. ISSN 1134-6582. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  22. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 225-231, tomo I
  23. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 243, tomo I
  24. «Abad: "De los Juegos del 1992 queda el esfuerzo; luego vinieron años demasiado fáciles"». La Vanguardia. 23 de julio de 2012. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  25. a b c ««‘À la ville de...’ Barcelona!» 30 anys després». Ara.cat (en catalán). 17 de octubre de 2016. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  26. a b c d e «Así ha cambiado Barcelona desde los años 80». El Independiente. 24 de julio de 2019. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  27. «Oriol Bohigas, el coloso olímpico». El Mundo. 15 de diciembre de 2015. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  28. Ochéntame otra vez - El sueño olímpico - RTVE.es, 25 de mayo de 2017, consultado el 25 de abril de 2019 
  29. Barcelona. Metrópolis Mediterrània. 2. Barcelona: Ajuntament de Barcelona, setembre de 1989. p. 61
  30. «El INEFC, de sede olímpica a universidad del deporte». La Vanguardia. 24 de junio de 2017. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  31. «El Estadio Olímpico de Montjuïc, la instalación ‘estrella’ de los Juegos reconvertida en parque deportivo». La Vanguardia. 3 de julio de 2017. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  32. a b c d «Barcelona elegida sede olímpica». La Vanguardia. 16 de octubre de 2016. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  33. «Voluntarios'92». barcelonaolimpica.net. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  34. «Barcelona’92 empezó ayer a ser una realidad palpable en la sede del COl». La Vanguardia. 1 de marzo de 1986. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  35. a b «Maragall: "Prometemos unos Juegos inolvidables"». Mundo Deportivo. 17 de octubre de 1986. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  36. a b «El COI aplaudió a Barcelona '92». La Vanguardia. 17 de octubre de 1986. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  37. «Estalla un coche bomba junto al cuartel de Belchite, en Barcelona: un policía muerto». La Vanguardia. 16 de octubre de 1986. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  38. a b c «Éxito de Chirac y excelente impresión de Amsterdam». La Vanguardia. 17 de octubre de 1986. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  39. «Alegría desbordada y victoria en la tercera votación». Mundo Deportivo. 18 de octubre de 1986. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  40. «Un cuarto de siglo del año de inflexión para España: así hemos cambiado desde 1992». El Confidencial. 3 de enero de 2017. Consultado el 25 de abril de 2019. 
  41. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 18, tomo II
  42. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 19-21, tomo II
  43. a b Caballero, J. J. (22 de julio de 2017). «Samaranch, Maragall y Abad: tres nombres para el proyecto colectivo de Barcelona 92». eldiario.es. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  44. Jordi Monner i Faura (1992). BCN 92. Guía de La Vanguardia. 5: De los Edificios Trade a la Vil·la Amèlia. Ciutat Universitària (revista). Barcelona: La Vanguardia. p. 5. 
  45. a b c «El Rey será recibido en los JJ OO con los himnos de España y de Cataluña». El País. 14 de julio de 1992. ISSN 1134-6582. Consultado el 30 de abril de 2019. 
  46. Truñó, Enric (8 de agosto de 2017). «El catalanismo de los Juegos Olímpicos de Barcelona-92». El Periódico de Catalunya. Consultado el 30 de abril de 2019. 
  47. «El COOB 92 nombra los ejecutivos que organizaran los JJ OO». El País. 31 de marzo de 1987. ISSN 1134-6582. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  48. «El gran organizador». La Vanguardia. 3 de febrero de 2019. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  49. «Josep Miquel Abad: "En 25 anys, ni una sola acusació de corrupció pels Jocs"». Ara.cat. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  50. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 32, tomo II
  51. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 35-37, tomo II
  52. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 26, tomo II
  53. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 59, tomo II
  54. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 60, tomo II
  55. Capital Madrid. «Costes y beneficios de organizar unos Juegos Olímpicos». Consultado el 13 de septiembre de 2009. 
  56. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 85, tomo II
  57. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 395-397, tomo III
  58. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 400, tomo III
  59. Hernáez, José Vicente (9 de agosto de 1992). «Llegaron los Reyes y ganó España». Marca. 
  60. «La campanya 'Barcelona posa't guapa' ha rehabilitat en 25 anys un de cada tres edificis de la ciutat». Ara.cat (en catalán). 7 de diciembre de 2010. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  61. «30 años de la destrucción del barrio de Icària, la actual Vila Olímpica». La Vanguardia. 3 de agosto de 2017. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  62. «Historia de la Vila Olímpica del Poblenou». Ayuntamiento de Barcelona. 20 de marzo de 2018. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  63. «Área de la Vall d’Hebron». barcelonaolimpica.net. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  64. «25 años del despegue de la ‘vieja’ terminal del aeropuerto de Barcelona». La Vanguardia. 29 de enero de 2016. Consultado el 2 de mayo de 2018. 
  65. «La última terminal del nuevo aeropuerto de Barcelona entra hoy en servicio». El País. 18 de febrero de 1992. ISSN 1134-6582. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  66. Ricart, Marta (30 de noviembre de 1992). «Barcelona estrena una gran terminal de autobuses en la estación del Nord» (PDF). La Vanguardia: 30. 
  67. «Luces y sombras de la herencia olímpica de Barcelona». La Vanguardia. 27 de febrero de 2012. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  68. «Husa recupera la gestión del hotel Juan Carlos I y del Palacio de Congresos». El País. 8 de febrero de 2002. ISSN 1134-6582. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  69. «El hotel Arts cambia de dueño en la mayor operación por un solo inmueble en España». El País. 25 de julio de 2006. ISSN 1134-6582. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  70. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 183, tomo III
  71. a b c «ETA puso una bomba en el Palau Sant Jordi en los Juegos de 1992». La Vanguardia. 19 de julio de 2012. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  72. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 305-309, tomo III
  73. Diari de Barcelona: 12. 28 de diciembre de 1988. 
  74. La Vanguardia: 24. 28 de diciembre de 1988. 
  75. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 310-312, tomo III
  76. a b «Tras el miedo al terrorismo, la calma». Mundo Deportivo. 11 de agosto de 1992. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  77. A. Pardo (11 de agosto de 1992). «Tras el miedo al terrorismo, la calma». Mundo Deportivo.com. Consultado el 16 de marzo de 2012. 
  78. Avui: 13. 14 de agosto de 1992. 
  79. «La memoria del otro Hipercor». El Periódico de Catalunya. 14 de junio de 2009. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  80. a b Aizpeolea, Luis R. (29 de marzo de 2017). «Bidart, hito policial en la lucha contra ETA». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 29 de abril de 2019. 
  81. «La posverdad de la CUP y Terra Lliure, por Baltasar Garzón». La Vanguardia. 30 de julio de 2017. Consultado el 2 de mayo de 1992. 
  82. «Reportaje | Los detenidos en la redada contra Terra Lliure admitieron sus conexiones». El País. 30 de julio de 1992. ISSN 1134-6582. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  83. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 369, tomo IV
  84. «La nueva estrategia de Martí Perarnau». El País. 7 de abril de 1994. Consultado el 17 de septiembre de 2014. 
  85. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 65, tomo III
  86. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 391, tomo III
  87. «'Canal Olímpic', Nostalgia TV». Espinof. 15 de agosto de 2010. Consultado el 1 de mayo de 2019. 
  88. «Los Juegos Olímpicos de Barcelona 92». RTVE.es. 10 de julio de 2017. Consultado el 3 de mayo de 2019. 
  89. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 130, tomo II
  90. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 131, tomo II
  91. «25 años de la inauguración de la Copa del Mundo de atletismo en Barcelona». Centro de Investigaciones de Historia y Estadística del Fútbol Español. Consultado el 3 de mayo de 2019. 
  92. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 155-208, tomo II
  93. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 200, tomo II
  94. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 202, tomo II
  95. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 204, tomo II
  96. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 253-273, tomo II
  97. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 209-230, tomo II
  98. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 231-252, tomo II
  99. Caballé, Francesc. «Desaparece el barrio de Icària, nace la Vila Olímpica». Universidad de Barcelona. Consultado el 3 de mayo de 2019. 
  100. «Las obras de la Barcelona olímpica avanzan con el ritmo previsto». La Vanguardia. 18 de octubre de 1987. Consultado el 3 de mayo de 2019. 
  101. «Primera piedra para la Villa Olímpica». La Vanguardia. 18 de octubre de 1989. Consultado el 3 de mayo de 2019. 
  102. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 185, tomo III
  103. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 189, tomo III
  104. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 201, tomo III
  105. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 187, tomo III
  106. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 186, tomo III
  107. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 321, tomo III
  108. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 326-328, tomo III
  109. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 323, tomo III
  110. a b «Trias ha incorporado su logotipo a la imagen definitiva de la mascota realizada por Mariscal». La Vanguardia. 1 de julio de 1988. Consultado el 26 de marzo de 2017. 
  111. «“Cobi” cobró vida de madrugada en un piso del Eixample». La Vanguardia. 16 de octubre de 1988. Consultado el 26 de marzo de 2017. 
  112. a b «Cobi, Curro, Naranjito, etc.: breve historia de las mascotas de España». Vanity Fair. 19 de mayo de 2015. Consultado el 27 de abril de 2019. 
  113. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 346, tomo III
  114. «Parque del Port Olímpic». Ayuntamiento de Barcelona. Consultado el 28 de abril de 2019. 
  115. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 43, tomo III
  116. «'Amigos para siempre' de Los Manolos». La Verdad de Murcia. 25 de agosto de 2013. Consultado el 28 de abril de 2019. 
  117. a b c Fortuny, Ignasi (23 de julio de 2017). «Los Manolos: "¡No tocamos 'Amigos para siempre' en la clausura!"». El Periódico de Catalunya. Consultado el 6 de mayo de 2019. 
  118. «'Barcelona', la ciudad y la canción que unieron a Freddie Mercury y Montserrat Caballé». Verne. 22 de julio de 2018. Consultado el 27 de abril de 2019. 
  119. Geli, Carles (2018-10-06). «La historia de ‘Montsy’ y Freddie». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 2019-04-27. 
  120. «El pebetero de Barcelona 92 vuelve a arder en Cornellà». As. 29 de abril de 2017. Consultado el 29 de abril de 2019. 
  121. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 338-340, tomo III
  122. a b «Cuando el diseño participó en los Juegos Olímpicos de Barcelona’92». www.monografica.org. Consultado el 28 de abril de 2019. 
  123. a b «Torch Olympic Games 1992 Barcelona». olympic-museum.de (en inglés). Consultado el 28 de abril de 2019. 
  124. «Antorchas olímpicas en venta». El Periódico de Catalunya. 12 de julio de 2012. Consultado el 28 de abril de 2019. 
  125. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 35, tomo III
  126. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 37, tomo III
  127. «Hoy se enciende la antorcha de los Juegos de Barcelona». El País. 5 de junio de 1992. ISSN 1134-6582. Consultado el 28 de abril de 2019. 
  128. «El fuego olímpico ya va camino de Barcelona». Mundo Deportivo. 6 de junio de 1992. Consultado el 28 de abril de 2019. 
  129. «La llama olímpica, rumbo a Empúries». Mundo Deportivo. 10 de junio de 1992. Consultado el 28 de abril de 2019. 
  130. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 40-41, tomo IV
  131. «La antorcha olímpica llega a España». El País. 14 de junio de 1992. ISSN 1134-6582. Consultado el 28 de abril de 2019. 
  132. «Empúries, el fuego en danza». Mundo Deportivo. 13 de junio de 1992. Consultado el 28 de abril de 2019. 
  133. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 42-48, tomo IV
  134. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 37, tomo IV
  135. a b c Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 345, tomo II
  136. a b Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 77, tomo II
  137. a b c d e «Olimpiada Cultural dejó el dueto Mercury-Caballé en la memoria de Barcelona». Mundo Deportivo. 19 de julio de 2017. Consultado el 29 de abril de 2019. 
  138. «'La nit' de la Olimpiada CulturaI.». El País. 10 de octubre de 1988. ISSN 1134-6582. Consultado el 29 de abril de 2019. 
  139. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 309, tomo IV
  140. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 309-315, tomo IV
  141. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 315-321, tomo IV
  142. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 321-324, tomo IV
  143. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 323, tomo IV
  144. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 89, tomo II
  145. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 53, tomo IV
  146. a b «La ceremonia del Mediterráneo». Mundo Deportivo. 20 de julio de 1992. Consultado el 6 de mayo de 2019. 
  147. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 55, tomo IV
  148. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 56, tomo IV
  149. «Fotos: Así fue la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92». El País. 25 de julio de 2017. ISSN 1134-6582. Consultado el 6 de mayo de 2019. 
  150. a b «Una ceremonia irrepetible, por Luis Bassat». La Vanguardia. 23 de julio de 2017. Consultado el 6 de mayo de 2019. 
  151. «1992. Inauguració dels Jocs Olímpics. Discurs de Pasqual Maragall». CCMA. Consultado el 6 de mayo de 2019. 
  152. a b c d Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 65-70, tomo IV
  153. «Beijing 08: Un encendido de antorcha singular». El Universal. Consultado el 13 de septiembre de 2009. 
  154. a b c «El truco del pebetero y la flecha de Barcelona 92, como nunca lo habías visto». La Vanguardia. Consultado el 21 de octubre de 2018. 
  155. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 72, tomo IV
  156. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 75, tomo IV
  157. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 81, tomo IV
  158. «Barcelona clausura la fiesta del mundo». Mundo Deportivo. 10 de agosto de 1992. Consultado el 6 de mayo de 2019. 
  159. a b «"Cobi is beautiful"». Mundo Deportivo. 10 de agosto de 1992. Consultado el 6 de mayo de 2019. 
  160. Comité Organizador de los Juegos de la XXV Olimpiada, 1993, pp. 82, tomo IV
  161. «Adiós espectacular con una gran verbena olímpica». Mundo Deportivo. 10 de agosto de 1992. Consultado el 6 de mayo de 2019. 
  162. «Fallece Constantino Romero, la voz de los Juegos Olímpicos de Barcelona». Mundo Deportivo. 12 de mayo de 2013. Consultado el 6 de mayo de 2019. 
  163. «Los Juegos de la solidaridad». Mundo Deportivo. 4 de septiembre de 1992. Consultado el 6 de mayo de 2019. 
  164. AS, Diario (24 de julio de 2017). «Barcelona revive este martes la inauguración de sus Juegos». As. Consultado el 27 de julio de 2017. 
  165. «La antorcha olímpica vuelve a recorrer Barcelona en el 25 aniversario de los Juegos». La Vanguardia. Consultado el 27 de julio de 2017. 
  166. «Barcelona '92: La llama olímpica vuelve 25 años después». Mundo Deportivo. Consultado el 27 de julio de 2017. 
  167. a b «1992 Barcelona Summer Games». Olympics at Sports-Reference.com (en inglés). Consultado el 29 de abril de 2019. 
  168. Swift, E. M. «Soviet Disunion». Sports Illustrated (en inglés). Consultado el 30 de abril de 2019. 
  169. «El COOB acepta a los Estados bálticos en Barcelona 92». El País. 4 de septiembre de 1991. ISSN 1134-6582. Consultado el 30 de abril de 2019. 
  170. «Suráfrica estará en Barcelona 92». El País. 7 de noviembre de 1991. ISSN 1134-6582. Consultado el 30 de abril de 2019. 
  171. «Olympic History of Albania». Olympics at Sports-Reference.com (en inglés). Consultado el 30 de abril de 2019. 
  172. a b «Juegos de guerra». El País. 26 de julio de 2012. ISSN 1134-6582. Consultado el 30 de abril de 2019. 
  173. «Jugoslavija – 1992» (en serbio). Belgrado: Comité Olímpico Serbio. Consultado el 30 de diciembre de 2016. 
  174. «ADO y las 22 medallas en Barcelona'92, catapulta para el éxito olímpico español». Europa Press. 23 de julio de 2017. Consultado el 30 de abril de 2019. 

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Bandera de Corea del Sur Seúl 1988
XXV Juegos Olímpicos de Verano
Bandera de España Barcelona 1992
Sucesor:
Bandera de Estados Unidos Atlanta 1996