Bando nacional

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bandera del bando nacional de 1936 a 1938.
Vista parcial del Arco de la Victoria de Madrid (España).

Bando nacional es el nombre con el que se autodenominaron los sublevados en el Golpe de Estado en España de julio de 1936 contra el gobierno de la Segunda República Española, tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones de febrero de dicho año que daría origen a la Guerra Civil Española (1936-1939). Por extensión, sus integrantes se llamaban a sí mismos los nacionales, un término que no es compartido por la historiografía moderna.[1]

Terminología[editar]

«Bando nacional», que es la denominación que utilizaron para sí mismos los sublevados durante y tras el conflicto,[2] [3] es considerada por algunos un término excluyente,[1] basado en su ideología nacionalista, puesto que también los republicanos eran ciudadanos españoles. Asimismo, «bando nacional» es también considerado por diversos autores un término propagandístico.[4] Por ello, la historiografía contemporánea viene refiriéndose a esta facción contendiente como Bando sublevado.

Origen[editar]

El término «Nacionalistas» o «Nacionales» aplicado al bando contendiente en la guerra civil fue acuñado por Joseph Goebbels, el ministro alemán de propaganda nazi, tras la visita de la delegación española clandestina liderada por el capitán Francisco Arranz para solicitar ayuda y material bélico a la Alemania Nazi tras el Golpe de Estado, el 24 de julio de 1936. Con este término se pretendía dar un aspecto de legitimidad a la ayuda militar alemana a los militares rebeldes españoles.[5] [6] [nota 1] Los líderes de la facción sublevada, que habían sido calificados de cruzados por el Obispo de Salamanca Enrique Pla y Deniel (y que habían empleado el término Cruzada para referirse a su campaña) inmediatamente aprobaron el término y lo adoptaron.

El término está ligado a la cuestión regional suscitada desde la discusión de los estatutos de autonomía catalán (1932), gallego (1936) y vasco (1936), lo que sirvió de estímulo para la radicalización de los partidos de derecha, en un proceso que terminó en la apropiación del adjetivo nacional por el bando sublevado en la guerra civil. Tras la guerra, el gobierno franquista implantó la Unidad nacional de España y se suprimieron las autonomías.[7]

Según el autor Pío Moa, los sublevados de 1936 se llamaban nacionales «porque un vínculo definitorio entre ellos fue la consideración de España como una nación, idea menos firme y unánime en sus adversarios».[8]

Incluso en el último parte de la Guerra Civil Española, firmado por Franco, estuvo presente el término para referirse a sus tropas:

"En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado".


Burgos, 1 abril 1939. Año de la Victoria


Notas[editar]

  1. En julio de 1936, el ministro de Propaganda Nazi Joseph Goebbels dio instrucciones a la prensa alemana acerca de cómo los periodistas debían informar acerca de la Guerra Civil en España. A partir de entonces, no debían referirse a las tropas de Franco como “rebeldes”, ni tratar el movimiento militar insurgente como “golpe de Estado” o “rebelión”. Además debían referirse a los republicanos como “bolcheviques”. Tampoco podían hacer mención de la participación alemana en la guerra.

Referencias[editar]

  1. a b El País «Rebeldes, sublevados o franquistas; no nacionales.» Consultado el 24 de enero de 2012
  2. Herr, Richard. España contemporánea, Marcial Pons Historia, 2004, ISBN 849537975, p. 281
  3. Revista Andaluza de Comunicación «Los civiles, como víctimas de la guerra y de la propaganda. El ejemplo de la guerra civil española (1936-1939)» Consultado el 23 de enero de 2012
  4. Nerín, Gustau. La guerra que vino de África. Editorial Crítica, 2005. ISBN 8484326187, p. 195
  5. Kevin P. Spicer, C.S.C., ed. (2007). “Antisemitism, Christian Ambivalence and the Holocaust” (en inglés). Indiana University Press, 2007, in association with the United States Holocaust Memorial Museum, Washington, D.C. p. 123. ISBN 978-0-253-34873-9. 
  6. Juan Eslava Galán, Una Historia de la Guerra Civil que no va a Gustar a Nadie, Ed. Planeta. 2005. ISBN 8408058835 p. 9-12
  7. Hispanoteca «“España y las Españas“» Consultado el 24 de enero de 2012
  8. Moa, Pío. Los orígenes de la guerra civil española. Encuentro, 2009. ISBN 847490983X, p. 21