Banco de Majuán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Banco de Majuán
Coordenadas 35°55′00″N 5°58′00″O / 35.91666667, -5.96666667
Localización administrativa
Localización Océano Atlántico
Características generales
Tipo Guyot
Altitud -56 metro
Mapa de localización
ubicada en Provincia de Cádiz
Red triangle with thick white border.svg

El banco de Majuán o de Espartel es una isla sumergida del Atlántico cercana al estrecho de Gibraltar frente al cabo Espartel y sobre el umbral de Camarinal, cuya máxima altitud se ubica a 56 metros bajo el nivel del mar. Fue una isla que desapareció bajo la superficie de las aguas hace unos 12 000 años,[1]​ al terminar la última glaciación y subir el nivel de los océanos.

Hipótesis sobre su formación[editar]

El umbral de Espartel separa las cuencas mediterránea y atlántica. Alcanzó su actual configuración durante la inundación zancliense del Mediterráneo, que puso fin a la desecación del Mediterráneo al final de la crisis salina del Messiniense. La fuerza de las aguas condujo a la erosión del fondo marino.[2][3]

Atlántida[editar]

En diversas ocasiones se ha especulado que la mítica Atlántida fue justamente Espartel. En septiembre del 2001 el geólogo francés Jacques Collina-Girard expuso esta teoría. La teoría de Collina-Girard argumenta que el fin de la última glaciación hizo que el mar subiera 135 m hasta la cota actual, invadiendo el estrecho de Gibraltar y creando un mar pequeño y semi-cerrado de unos 70 × 20 km entre el mar Mediterráneo y el océano Atlántico. El banco de Espartel formó un archipiélago en este pequeño mar, cuya isla principal hubiese medido unos diez o doce kilómetros a lo largo de su mayor eje. Con la subida del nivel del mar la isla empezó a hundirse lentamente, pero alrededor del 9400 a. C. la subida de las aguas se aceleró, ascendiendo cuatro metros por siglo. Durante este tiempo se registró un terremoto de magnitud 9 (argumento defendido por el geógrafo marino Marc-André Gutscher) en la zona, lo cual contribuyó a que la isla desapareciera definitivamente bajo el mar, generando maremotos. Collina propuso que el recuerdo de la desaparición de la isla se mantuvo en el Antiguo Egipto durante 5 000 años, antes siquiera de la invención de la escritura, hasta que finalmente fue grabado por los primeros escribas en torno al tercer o cuarto milenio a. C. Más tarde Platón habría conocido la historia, y se habría inspirado en ella para crear el mito que ha llegado a nosotros como la Atlántida.

Bibliografía[editar]

  • "L’Atlantide retrouvée? Enquête scientifique autour d’un mythe"; Collina-Girard, J. Belin-Pour la Science éditeur, Collection Regards, 223 pages (2009). ISSN 1773-8016, ISBN 978-2-7011-4608-9
  • "Destruction of Atlanti.s by a great earthquake and tsunami? A geological analysis of the Spartel Bank hypothesis"; Marc-André Gutscher. Geology Volume 33, Number 8, pp. 685–688 (2005).

Referencias[editar]

  1. Ornekas, Genevra.
  2. Blanc, 2002, Geodinamica Acta
  3. Garcia-Castellanos, D.; Estrada, F.; Jiménez-Munt, I.; Gorini, C.; Fernández, M.; Vergés, J. & De Vicente, R (2009). Catastrophic flood of the Mediterranean after the Messinian salinity crisis. Nature. Vol 462: 778-781.