Bajo continuo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El bajo continuo (del it.: basso continuo, en ocasiones aparece abreviado b. c.) es una técnica de composición y ejecución propia y esencial del período barroco, que por ello suele ser denominado época del bajo continuo. Al emplear esta técnica, el compositor crea la voz de bajo pero no especifica el contrapunto o los acordes del ripieno, que deja a cargo del o los intérpretes. El bajo continuo puede contener ‘‘cifras‘‘ para guiar al ejecutante.

Ejemplo tomado de una obra de Buxtehude. El compositor escribió solamente la parte solista y la voz de bajo.
Un ejemplo de bajo continuo con cifrado.

El bajo continuo es ejecutado por uno o varios instrumentos, típicamente un instrumento armónico (es decir, capaz de producir acordes o polifonía) como los instrumentos de teclado (clavecín, órgano) u otros como el arpa y el laúd, con la voz de bajo simultáneamente a cargo de un instrumento de tesitura grave como el violoncello, fagot, la viola da gamba, contrabajo y en algunas ocasiones contrafagot.

También recibe el nombre de acompañamiento simultáneo.

Historia[editar]

El bajo continuo tuvo su origen en ciertos métodos puestos en práctica en el siglo XVI, cuando algunas composiciones corales (como los motetes) eran acompañadas por el órgano a través de una técnica que consistía en improvisar los acordes que mejor se avenían a la armonía del conjunto. Su antecedente fue el basso seguente.

Esta técnica llegó a su pleno desarrollo en los dos siglos siguientes y es característica del Barroco, donde fue utilizada por los principales compositores como Bach, Händel o Vivaldi. En ese periodo alcanzó un grado de madurez excepcional, trasladándose al dominio de la música de cámara y de orquesta. Perdió importancia con el advenimiento del clasicismo.

Tratados y fuentes históricas[editar]

Tradición italiana[editar]

Los tratados provenientes de las distintas capitales musicales italianas son una importante fuente de información. También consideramos fuentes alemanas que refuerzan las prácticas italianas:

  • Penna, Lorenzo,  Li Primi Albori Musicali per li Principianti della Musica Figurata, Dal Terzo appariscono li Fondamenti per suonare L’Organo, ó Clavicembalo sopra la Parte. (Bologna, 1672)[1]
  • Muffat, Georg , Regulae Concentuum Partiturae, A-Wm 1 B7, (1699)[2]
  • Gasparini, Francesco, L'Armonico Pratico al Cimbalo, (Venecia, 1708)[3]
  • Tonelli, Antonio, Realizaciones escritas de las 12 sonatas Op.5 de Arcangelo Corelli.[4]
  • Heinichen, Johann David, Der General-Bass in der Composition, (Dresde, 1728)[5]
  • Geminiani, Francesco, A Treatise of Good Taste in the Art of Musick, (Londres, 1749)[6]
  • Geminiani, Francesco, The Art of Accompaniament, (Londres, 1756-7)[7]

Tradición francesa[editar]

Los principales textos que estudian la tradición francesa de bajo continuo son los siguientes:

  • Saint-Lambert, Michel de, Nouveau traité de l'accompagnement du Clavecin, de l'Orgue et des autres instruments, (Paris, 1707)[8]
  • Dandrieu, Jean-François, Principes de l'Acompagnement du Clavecin, (Paris, 1718)[9]
  • Rameau, Jean-Philippe, Traité de l'harmonie réduite à ses principes naturels, (Paris, 1722)[10]

Tipos de cifrados básicos[editar]

    Este cifrado indica que el acorde está en estado fundamental a partir del bajo.
 5  Este cifrado usualmente se omite, entonces cualquier nota sin cifrado es un acorde en
 3  estado fundamental. P. ej.: do en tercera-quinta (así se lee el cifrado) corresponde al    
    acorde do - mi - sol (do mayor).
    Indica que el acorde está en primera inversión, esto quiere decir que la nota del bajo 
 6  corresponde a la mediante (3ª) del acorde. 
    P, ej.: mi en sexta corresponde al acorde mi - sol - do  o bien  
    mi - do - sol , ambos son el mismo acorde: do mayor.
 6  Indica que el acorde está en segunda inversión, es decir, que bajo corresponde a la   
 4  dominante del acorde (5ª), p. ej.: sol en cuarta-sexta corresponde al acorde de do mayor.
 7  Indica el acorde con séptima en estado fundamental. P. ej.: do en séptima es do - mi 
    sol - sib.
 6   Corresponde al acorde con séptima en primera inversión (3ª en el bajo). 
 5   P. ej.: mi en quinta-sexta corresponde al acorde de do mayor con séptima.
 4  Es el acorde con séptima en segunda inversión (5ª en el bajo).
 3  P. ej. en do mayor: sol - sib - do - mi. 
 2  Es el acorde con séptima en tercera inversión (séptima en el bajo). En el ejemplo de do  
    mayor, sib estaría en el bajo.

Los accidentes se refieren a la tonalidad sobre la cual la música está escrita. Así, en Do mayor, 7 sobre una nota do significa do-mi-sol-si; mientras que en do-menor, el mismo 7 sobre una nota do significa do-mib-sol-sib;

Véase también[editar]

Referencias[editar]