Azul y no tan rosa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Azul y no tan rosa es una película venezolana, con coproducción española, estrenada en noviembre de 2012. Es la ópera prima del actor y director Miguel Ferrari. Fue la primera película venezolana en ganar el Premio Goya a la mejor película hispanoamericana de 2013.[2] [3] El film aborda temas polémicos como la homosexualidad, transexualidad y violencia de género. Se estrenó en Venezuela el 27 de noviembre de 2012.

Resumen[editar]

Esta película es una invitación al respeto y a la tolerancia hacia otras personas, así como también a la no discriminación por condición social, religión, orientación sexual, origen étnico, paternidad prematura; así como hijos con padres divorciados, entre otros factores.

La historia narra sobre Diego Martinez, con 31 años es un exitoso fotógrafo de artes y modas de Caracas, quien a sus 15 años de edad[4] mantuvo relaciones sexuales con una amiga del colegio la cual quedo embarazada [5] . Nace un niño (Armando) y los 3 viven como familia por un poco más de 10 años hasta el momento cuando Diego y Valentina se separan lo cual induce a Valentina (madre de Armando) emigrar a España junto a su hijo Armando en busca de un futuro mejor.

Diego no fue un padre muy responsable casi nunca llamaba a su hijo por teléfono. Así que cuando Diego decide formalizar su relación con Fabrizio di Giaccomo (un reconocido gineco-obstetra[6] de una familia conservadora de origen italiano) yéndose a vivir con él, de manera inesperada Diego se ve obligado a hacerse cargo de su hijo Armando, un adolescente de casi 16 años lleno de complejo, baja autoestima y en cierta forma inseguro de si mismo que regresa de España porque no ha visto a Diego, su padre por más de 5 años, para ser exacto. El chico llega con una maleta cargada de reproches contra su padre por el hecho de haberlo dejado abandonado. De modo que a Diego no le resultará fácil restablecer una relación afectiva con él. Sin embargo, Diego cuenta con una familia tradicional en cierto modo liberal también de origen Español; así como también están sus amigos, que son su familia elegida: Cristobal, Perla Marina y Delirio (un transgénero) quienes lo apoya a través de momentos cruciales. Una de ellas cuando un grupo de radicales homófobos le propinan a Fabrizio una brutal paliza que lo deja en coma y muere.

Por otra parte, se muestra el lado humano y luchador de Diego quien brinda apoyo a su asistente Perla Marina quien es victima de violencia domestica por parte de Ivan (su novio), así como a Delirio a quien respalda yendo a sus presentaciones en show travestí para recabar fondos para sus eventos de coreografía, y ademas en su afán de hacer justicia consigue las pruebas que incriminan a Racso como responsable de la muerte del Dr. Fabrizio di Giaccomo.

Armando, por su parte, debe aprender a tener confianza en mismo, y aceptarse así mismo tal cual como él es y acercarse a las chicas sin pensar en ser rechazado o no; y por el mismo hecho de crecer en Madrid y con mentalidad más abierta, aprender a querer y aceptar a su padre -homosexual- respetar sus decisiones, gustos y estilo de vida sin ser tan hostil.

La película culmina con el retorno de Armando a Madrid luego de haber permanecido en Caracas por varios meses donde se restablece la relación padre-hijo entre Armando y Diego

Reparto[editar]

El reparto de Azul y no tan rosa está compuesto por Guillermo García como Diego, Hilda Abrahamz como la transexual Delirio, el joven actor español Ignacio Montes quien encarna al hijo de Diego, junto a un elenco conformado por reconocidos actores venezolanos de la televisión y el teatro.

Guillermo García Alvarado Diego
Ignacio Montes Armando
Hilda Abrahamz Delirio del Río
Carolina Torres Perla Marina
Alexander Da Silva Racso
Sócrates Serrano Fabrizio
Elba Escobar Rocío
Juan Jesus Valverde Paco
Juan Carlos Lares Cristobal
Beatriz Valdés Estrellita
Daniela Alvarado Patricia
Oscar Gil Anibal
Mauricio Gomez Amoretti Kevin
Aroldo Betancourt Luis Fernando
William Goite Elvys
Ivan Gonzalez Roa Paquito

Recepción[editar]

La película fue catalogada como una de las mejores películas del cine venezolano, tanto así que su duración en la cartelera de los cines fue de casi ocho meses, con una excelente taquilla con más de 600.000 espectadores.[7] Ha sido la primera película venezolana en recibir críticas tan positivas y en tener tan buena recepción en el público.

Premios[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]