Avenida Don Pedro de Mendoza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La Vuelta de Rocha: el Riachuelo, el Hospital Odontológico, las torres de vivienda pública y el Transbordador Avellaneda
La Vuelta de Rocha, totalmente ocupada por barcos, en 1936

La avenida Don Pedro de Mendoza es una arteria vial de la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Recorre la ribera de la Dársena Sud y del Riachuelo a lo largo del barrio de La Boca, hasta llegar al Puente Bosch.

La avenida comienza en el Bv. Elvira Rawson de Dellepiane, y corre bajo el viaducto de la Autopista a La Plata (inaugurado en 1995), pasando junto a la Usina del Arte y a la vieja terminal de Buquebús. Bajo la autopista se encuentran los estacionamientos de varias líneas de colectivo, y se ha formado una villa miseria.

Acompañando la curva de la ribera, la avenida pasa junto a la Boca del Riachuelo, y bordea una zona de depósitos donde está el Museo de Arte Construido. Sobre el río, cruzan el viejo Transbordador Avellaneda y el actual Puente Avellaneda, y hay un conjunto de edificios de vivienda pública, mientras la avenida recorre la Vuelta de Rocha, donde se destaca el pasaje Caminito y una feria de artesanías es visitada por el turismo internacional. Recientemente, se inauguró allí la Fundación PROA.

En este lugar destacado, el pintor y benefactor Benito Quinquela Martín construyó y donó una Escuela Primaria y Museo, un Hospital Odontológico, un Jardín de Infantes, el Teatro de la Ribera y un Lactario Municipal. A partir de este punto, la avenida entra en una zona de antiguos galpones y depósitos, muchos abandonados, que tuvieron una actividad febril a comienzos del siglo XX. Antes de llegar al Puente Pueyrredón, paso principal a la Zona Sur del Gran Buenos Aires ya desde el siglo XIX, la avenida pasa por la Barraca Peña, una histórica barraca en donde un equipo de especialistas trabaja en los restos de un antiguo barco mercante del siglo XVIII que fue encontrado en terrenos ribereños en el año 2008.

La Av. Pedro de Mendoza avanza cruzando la Avenida Montes de Oca y llega al Puente Bosch, en donde actualmente termina su recorrido. La ACUMAR, entidad hoy a cargo del saneado del Riachuelo y las mejoras en su entorno, trabaja en la expropiación de terrenos y demoliciones para extender la avenida hasta conectarla con la Avenida 27 de Febrero, en Nueva Pompeya.