Auxilio Social

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Auxilio Social fue una organización de socorro humanitario constituida durante la Guerra Civil Española en la zona sublevada, siendo fundado por Mercedes Sanz-Bachiller, viuda de Onésimo Redondo, que a su vez fue uno de los fundadores de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS). Originalmente, la organización recibió el nombre de Auxilio de Invierno, siguiendo el modelo de otras organizaciones similares como el Winterhilfswerk de la Alemania Nazi.[1] [2] El Auxilio Social tuvo un importante papel durante los primeros años de la Dictadura franquista, aunque poco después de su fundación quedó englobado dentro de la Sección Femenina de la Falange.

Durante la guerra civil las dirigentes femeninas del Auxilio Social realizaron frecuentes viajes de orientación en la Alemania nazi.[3]

El primer comité director de la Institución estaba formado por Mercedes Sanz Bachiller y Javier Martínez de Bedoya (dos miembros de la Falange), Jesús Ercilla, Antonio Román (un republicano de derechas seguidor de Antonio Maura), José Pardo (un lerrouxista), Manuel Martínez de Tena (una monárquica alfonsina) y Carmen de Icaza, pero ningún representante de la Iglesia Católica. La Iglesia observó con desconfianza el crecimiento de una institución benéfica laica que invadía espacios de actuación propios. Con el tiempo las presiones de la Iglesia obraron efecto y finalmente, con la aprobación de Ramón Serrano Suñer, se constituyó un Consejo Superior de Beneficencia y Obras Sociales con la presencia obligada de dos obispos, que se reunió por primera vez el 10 de agosto de 1938, siendo uno de ellos monseñor Plá y Deniel. Resultaba necesario introducir en Auxilio Social el espíritu del nacionalcatolicismo. El 9 de mayo de 1940 Manuel Martínez de Tena fue nombrado delegado nacional de Auxilio Social.

Auxilio tenía su propio servicio de propaganda, la Oficina Central de Propaganda al mando de la escritora Carmen de Icaza, que organizaba la presencia de fotógrafos y periodistas en las llegadas de los camiones de Auxilo y reportajes sobre los repartos de víveres y la atención que las mujeres falangistas deparaban a los niños, hasta tal extremo que se llegó a tener un servicio fotográfico propio. La Oficina Central se encargaba de la distribución provincial de carteles propagandísticos, las hojas de reparto de propaganda, la distribución de notas en la radio y las consignas dadas a los oradores.

Pasados los años 1940, el Auxilio Social se quedó como una institución más de asistencia social dentro del Régimen. Tras la muerte de Franco y el comienzo de la Transición, en 1976 el Auxlio Social pasó a depender del Instituto de Asistencia Social del Ministerio de Gobernación.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Höffer-Mehlmer, 2009, pp. 62-63.
  2. Luengo, 2004, p. 81.
  3. Payne, 1999, p. 290.

Bibliografía[editar]