Automóvil de segunda mano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Coches de ocasión en una parcela en Estados Unidos.
Concesionario con una zona dedicada a los vehículos de ocasión.

Un automóvil de segunda mano, usado o de ocasión, es un vehículo que anteriormente perteneció a uno o más dueños. Este tipo de vehículos se pueden encontrar tanto de particulares como en outlets, franquicia e incluso concesionarios de coches independientes, empresas de alquiler de vehículos, casas de subastas, etc. Algunos vendedores ofrecen «precios no negociables», «certificado de uso» e incluso garantías.

Industria del automóvil de segunda mano[editar]

Con unas ventas anuales superiores a los 350 mil millones de dólares estadounidenses, la industria del automóvil de segunda mano representa casi el 50 % de los vehículos de EE.UU. y se considera el sector más grande de la economía. En 2016 se vendieron aproximadamente 17,6 millones de vehículos solo en EE. UU., 38,5 millones en todo el mundo.[1]

Historia[editar]

En 1898, la Motor Wagon Company del Empire State, en Catskill (Nueva York) se convirtió en una de las primeras parcelas de venta de automóviles de segunda mano.[2]

El mercado de vehículo utilizado es sustancialmente más grande que otros sectores minoristas grandes, como el escolares y mercado de productos de oficina (EE.UU.$206 mil millones en ventas anuales estimadas) y el mercado de mejora de la casa (EE.UU.$291 mil millones en ventas anuales estimadas). [La cita necesitada]

Peligros de comprar un auto de segunda mano[editar]

Aunque la mayoría de estos establecimientos registrados son vigilados por las autoridades siempre cabe la posibilidad de que al ser de segunda mano los vehículos tengan alguna falla ya se a por el uso prolongado de su funcionamiento o detalles técnicos que no sean mencionados en la venta, por eso antes de comprar uno de estos vehículos es recomendable asegurarse en temas como

·      Multas: Muchas veces la razón por la que los dueños salen de sus vehículos es por el exceso de multas.

·      Inseguridad: Aunque la mayoría de lugares donde venden coches usados son establecimientos con buena calidad, muchos de estos vehículos pueden llegar a tener fallos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Market Report». dealers.edmunds.com. 2017. Archivado desde el original el 13 de febrero de 2020. Consultado el 21 de enero de 2020. 
  2. Flammang, James M. (1999). 100 Years of the American Auto: Millennium Edition. Publications International. ISBN 9780785334842.