Auscultación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Laennec ausculta un paciente ante sus estudiantes.
Médico auscultando a un niño

La auscultación es un procedimiento clínico de exploración física que consiste en escuchar de manera directa o por medio de instrumentos como el estetoscopio, el área torácica o del abdomen, para valorar los sonidos normales o patológicos producidos en los órganos (contracción cardíaca, soplos cardíacos, peristaltismo intestinal, sonidos pulmonares, etc.).[1] Los ruidos más comunes encontrados a nivel patológico son: roncus, crepitus (o crepitantes), sibilancias y estertores.

Formas de auscultación[editar]

Existen tres maneras principales de auscultar a un paciente:

  • Auscultación mediata: Consiste en aplicar directamente la oreja del médico sobre la pared corporal del paciente. Esta forma de auscultación está prácticamente abandonada.
  • Auscultación mediante trompa: Consiste en emplear un tubo rígido con forma de trompeta, aplicando la parte más ancha sobre el cuerpo del paciente y la parte más estrecha en el oído del médico. Esta técnica ha sido utilizada antiguamente por los obstetras para la auscultación fetal, substituida en la actualidad por la ecografía.
  • Auscultación mediante estetoscopio: Es la auscultación universalmente más extendida. Consiste en aplicar la membrana del estetoscopio sobre el cuerpo del paciente, que va conectada mediante un tubo flexible a unos auriculares. Con este instrumento se mejora la acústica.

Localización de la auscultación[editar]

Auscultación cardíaca

Auscultación pulmonar[editar]

La auscultación pulmonar es la técnica exploratoria más importante para evaluar el flujo de aire por el árbol traqueobronquial. Junto con la percusión, ayuda a evaluar el estado de los pulmones y del espacio pleural. La auscultación consiste en escuchar 1) los ruidos generados por la respiración, 2) los ruidos adventicios (añadidos) y 3) si se sospecha alguna anomalía, los ruidos de la voz hablada o susurrada del paciente que se transmiten hasta la pared torácica[2] .

El paciente se colocará sentado o de pie. El fonendoscopio se sitúa a cada lado de la columna vertebral, en los costados y en la cara anterior del tórax. Mientras tanto el paciente va inspirando y espirando según las indicaciones del médico.

Tipos de sonidos auscultatorios pulmonares normales
  • Laringotraqueal:

Este ruido se percibe con mayor intensidad en laringe, tráquea y esternón. Característicamente es un ruido brusco y soplante que se emite durante la espiración.

  • Murmullo vesicular:

Este ruido se percibe en todas aquellas partes en que el pulmón este en contacto con el tórax. Se ausculta en el tórax posterior a nivel de vértice, partes medias y bases de los pulmones. Se origina por la entrada de aire hacia los alvéolos pulmonares durante la inspiración. Característicamente es suave y armónico. Cuando se considera normal se denomina "murmullo vesicular conservado". El murmullo vesicular está disminuido o incluso ausente si hay obstrucción bronquial, enfisema, neumotórax o derrame pleural. Si por el contrario existe condensación pulmonar, el murmullo vesicular normal cambia, es más agudo y se denomina ruido bronquial o soplo bronquial[3] .

Son sonidos de timbre alto(sibilancias) o grave (roncus) producidos por el paso de aire a través de vías aéreas estrechadas. En el asma son preferentemente espiratorios y agudos, en la bronquitis son más graves y pueden oírse tanto en inspiración como en espiración.

Son sonidos discontinuos, inspiratorios o teleinspiratorios, producidos por la entrada de aire en  un alveolo ocupado o colapsado. Son, por tanto, un signo de condensación. Se pueden modificar con la tos. También pueden auscultarse en la fibrosis pulmonar, en cuyo caso se les denomina tipo de “Velcro®”, o en bronquios dilatados llenos de secreciones, como en las bronquiectasias o las bronquitis agudas[2] .

  • Roce pleural:

Se produce por la fricción entre la pleura visceral y la parietal cuando estas se han viuelto rugosas por el deposito de un exudado fibroso, produciendo un sonido simula el roce de cuero o un crujido. Es muy similar a los crepitantes, pero se difernecia de ellos porque el roce tiene un componente inspiratorio y otro espiratorio.

  • Sonidos vocales:

Los sonidos vocales se transmiten desde la laringe hasta la pared torácica a semejanza de los ruidos repiratorios. Una disminución de la transmisión de las vibraciones vocales se encuentra en el derrame pleural, el neumotórax y en la obstrucción de un bronquio grueso (atelectasia), mientras que en la condesación adquieren un tono agudo (broncofonía) y la voz susurrada se ausculta mucho mejor con el fonendoscopio (petoriloquia áfona).

Principales alteraciones de la exploración del aparato respiratorio en diferentes situaciones[2]
Condensación Atelectasia

(bronquio gran calibre)

Atelectasia

(bronquio fino)

Derrame pleural Neumotórax Enfisema
Percusión Mate Mate Mate Mate Hiperclara Hiperclara
Sonidos respiratorios Bronquiales Disminuidos o ausentes Bronquiales Disminuidos o ausentes Disminuidos o ausentes Disminuidos

Espiración alargada

Sonidos vocales Aumentados

Egofonía, pectoriloquia áfona

Disminuidos o ausentes Aumnetados

Egofonía,  pectoriloquia áfona

Disminuidos o ausentes Disminuidos o ausentes Normales o disminuidos
Sonidos añadidos Crepitantes Ninguno Ninguno Roce pleural (en ocasiones) Ninguno Ninguno

Roncus o crepitantes si bronquitis asociada

Auscultación cardíaca[editar]

El fonendoscopio se coloca en unos puntos determinados en la cara anterolateral izquierda del tórax para escuchar los sonidos cardiacos mientras el paciente sentado inspira, espira y mantiene el aliento siguiendo las indicaciones del médico. Con la auscultación cardiaca se oyen los latidos cardiacos y los soplos que pueden indicar un trastorno de las válvulas cardiacas.---

Auscultación digestiva[editar]

Al aplicar la campana del fonendoscopio sobre los distintos cuadrantes del abdomen se escuchan los movimientos intestinales, que según su frecuencia o intensidad indican normalidad o patología.

Otros tipos de auscultación[editar]

En ocasiones es preciso auscultar las arterias carótidas o las femorales, para descartar que no padezcan estenosis de las mismas.

Auscultación Doppler[editar]

Utilizando un Doppler continuo de 2 MHz, similar al empleado en obstetricia para la auscultación de latidos fetales, es posible auscultar movimientos valvulares y flujos sanguíneos en el corazón adulto. Esta técnica permite explorar fenómenos indetectables a la auscultación clásica con estetoscopio y ha demostrado una sensibilidad superior en el diagnóstico de valvulopatías aórticas y alteraciones en la relajación diastólica del ventrículo izquierdo. Debido a que las bases físicas de la auscultación Doppler difieren de las del estetoscopio clásico, ha sido sugerido que ambos métodos pueden complementarse mejorando el rédito diagnóstico del examen físico cardiovascular.[4]

Normas durante la auscultación[editar]

  • Efectuar auscultación directa.
  • Utilizar en forma adecuada el estetoscopio durante la auscultación indirecta.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. MedlinePlus
  2. a b c Fernández Francés, Jesús (2014). Manual CTO de Neumología y cirugía torácica. Grupo CTO. ISBN 978-84-16153-13-8. 
  3. Bohadana, Abraham; Izbicki, Gabriel; Kraman, Steve S. (2014-02-20). «Fundamentals of Lung Auscultation». New England Journal of Medicine 370 (8): 744–751. doi:10.1056/NEJMra1302901. ISSN 0028-4793. PMID 24552321. Consultado el 2016-02-09. 
  4. Mc Loughlin MJ, Mc Loughlin S.Cardiac auscultation: Preliminary findings of a pilot study using continuous Wave Doppler and comparison with classic auscultation. Int J Cardiol. 2012 Oct 29. doi:pii: S0167-5273(12)01346-0. 10.1016/j.ijcard.2012.09.223. [Epub ahead of print ]

Enlaces externos[editar]