Aureliano Blanquet

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Aureliano Blanquet
General de División
Años de servicio 47 años
Lealtad Ejército Mexicano, 1867 - 1914
Mandos Secretario de Guerra y Marina
Participó en

Segunda Intervención Francesa en México: Revolución mexicana:

Información
Nacimiento 31 de diciembre de 1848
Morelia, Michoacán
Fallecimiento 15 de abril de 1918 (69 años)
Barranca de Chavaxtla, Veracruz

Aureliano Blanquet (Morelia, Michoacán; 1849 — Barranca de Chavaxtla, Veracruz; 1918) fue un militar mexicano, porfirista considerado como uno de los más crueles y sanguinarios que combate al Presidente Francisco I. Madero y lo aprehende durante la Decena Trágica, junto con el Vicepresidente José María Pino Suárez. Fue también integrante del pelotón que en 1867 en el Cerro de las Campanas, en Querétaro, fusiló al emperador Maximiliano de Habsburgo y a los Generales Miguel Miramón y Tomás Mejía. El le dio el tiro de gracia en el pecho al emperador posterior a la descarga inicial de fusilamiento, cuando ya estaba agonizando.

Victoriano Huerta lo asciende a General de División y después a Ministro de Guerra y Marina del 13 de junio de 1913 al 10 de julio de 1914. En 1914 se exilia en Cuba. Vuelve en 1918 para combatir el gobierno de Venustiano Carranza y muere cuando es perseguido por el Ejército Constitucionalista en el estado de Veracruz.

Inicios[editar]

Sus primeros estudios los realizó en el antiguo Colegio de San Nicolás de Hidalgo, (hoy Universidad Michoacana) en Morelia, Michoacán. En 1877 ingresó formalmente en el ejército como subteniente; aunque se dice que diez años antes, como joven civil incorporado a la lucha contra la intervención francesa, participó en el pelotón de fusilamiento de Maximiliano I de México, Miguel Miramón y Tomás Mejía, realizado en el Cerro de las Campanas en Querétaro. Fue siempre leal al gobierno de Porfirio Díaz hasta su fin. Fue capitán primero durante la guerra de Castas, y de acuerdo a José Emilio Pacheco: "De él se contaba que después de la campaña de Quintana Roo desollaba a los rebeldes mayas y los abandonaba en la tierra quemada por el sol, además de otras atrocidades".[1]

Durante la Revolución Mexicana[editar]

Su odio por los revolucionarios se manifestó desde mediados de 1911 en Puebla. En julio de 1911, Blanquet era el comandante de las tropas federales acantonados en Puebla. Un grupo de hombres armados dispararon a sus rivales Maderistas huyendo hasta las barracas del ejército federal. El incidente irrumpió como una batalla total en la cual Blanquet derrotó a los Maderistas. 46 fueron asesinados, incluyendo mujeres y niños. Al día siguiente, Madero protegió la actuación de Blanquet de cualquier delito y acción judicial. Ordenó a los Maderistas radicales rendición y dejar las armas a los soldados federales de Blanquet y regresar a casa. El incidente en Puebla originó una tensión internacional después de la huída Maderista quienes asesinaron a expatriados alemanes y españoles quienes se interpusieron en su camino.

Durante mayo de 1912 Blanquet sirvió bajo las órdenes del General Victoriano Huerta, mandando el 29° Batallón de Infantería en el sorpresivo éxito de la revuelta Orozquista (comandada por el General Pascual Orozco contra el gobierno de Madero.

En 1913 tuvo una intervención directa y fundamental en la Decena Trágica, al aprehender al presidente Francisco I. Madero y al vicepresidente José María Pino Suárez, lo que le valió figurar en el segundo gabinete de Victoriano Huerta como secretario de Guerra y Marina, hasta julio de 1914. Como tal, se encargó de dirigir la campaña contra el constitucionalismo desde la renuncia de Manuel Mondragón, a mediados de 1913. Su carrera militar la realizó por riguroso escalafón y en 1913 llegó a la cúspide, cuando obtuvo el grado de General de División.

En junio de 1913, El General Huerta relevó al General Mondragón como Secretario de Guerra, sustituido por Blanquet. Ahora promovido en su rango militar a General de División. Blaquet tenía también el cargo de Ministro de Marina

En octubre de 1913 Huerta disolvió el Congreso y preparó un referendum para legitimizar su régimen como Presidente y Blanquet como Vicepresidente.

Al triunfo de Venustiano Carranza, su oposición al constitucionalismo y su participación en la muerte del Presidente Francisco I. Madero le colocaron en una posición incómoda por lo cual le impidieron permanecer en México. En julio de 1914, el gobierno de Huerta colapsó y resignado como vicepresidente, huyó de México con Huerta.

El 19 de agosto el General Blanquet regresó de ultramar, interviniendo en el proceso de desbandada de Huerta, derrotando al ejército federal. Comandaba el 29° Batallón con 400 hombres, que anteriormente había tenido bajo su mando, pero había resentimiento en las tropas federales por falta de pago contra las tropas Carrancistas en Puebla. Blanquet capturó la ciudad y aprehendió a dos agentes Carrancistas, los hermanos Ramón y Rafael Cabrera, en su camino a Puebla para afirmar la autoridad del nuevo gobierno. Los federales capturaron a los hermanos Cabrera y les dispararon por orden de Blanquet. Los dos hermanos Cabrera sobrevivientes, Luis y Alfonso, vengarían sus muertes con una campaña de terror, matando a seis prisioneros federales. Blanquet escapó hacia el exilio a Cuba. En julio de 1914 salió huyendo de México, acompañando a Victoriano Huerta en el crucero alemán SMS Dresden hasta Jamaica.[2]​ De ahí se dirigió a Cuba, donde permaneció hasta 1918.

Regresó a México para combatir a Carranza, siendo aliado de Félix Díaz, sobrino del Gral. Porfirio Díaz en Veracruz.

Muerte[editar]

En marzo de 1918 Blanquet regresó de su exilio en Cuba, para apoyar la rebelión de Felix Díaz contra Carranza. Con solo seis de sus seguidores se movió tierra adentro de la Costa del Golfo de México para reunirse con Díaz, el 7 de abril de 1918. Descubierto y perseguido por el general Guadalupe Sánchez, murió cuando su caballo cayó en la barranca de Chavaxtla ubicada en el municipio de Huatusco, Veracruz, el 15 de abril de 1918, a los pocos días después de haber iniciado su campaña contrarrevolucionaria. Los soldados carrancistas decapitaron su cadáver y se mandó su cabeza al Puerto de Veracruz, donde se exhibió por varios días, en los bajos del actual Hotel Prendes, a un costado del palacio municipal del Ayuntamiento instalado en el zócalo del puerto. El comandante del Ejército Constitucionalista General Guadalupe Sánchez mandó la cabeza de Blanquet para ser fotografiada.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]


Predecesor:
Manuel Mondragón
Secretario de Guerra y Marina
1913 - 1914
Sucesor:
José Refugio Velazco