Augusto César Lendoiro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Augusto Joaquín César Lendoiro
Lendoiro.JPG

Presidente del Real Club Deportivo de La Coruña
13 de junio de 1988-21 de enero de 2014
Predecesor Luis Carlos Morato Miguel
Sucesor Constantino Fernández Pico

Escudo de la provincia de A Coruña.svg
Presidente de la Diputación Provincial de La Coruña
1995-1999
Predecesor Salvador Fernández Moreda
Sucesor Xosé Luís Torres Colomer

Escudo de España (mazonado).svg
Diputado en Cortes Generales de España
por La Coruña
28 de junio de 1993-26 de septiembre de 1995

Escudo del Senado de España.svg
Senador en Cortes Generales de España
por La Coruña
29 de octubre de 1989-26 de febrero de 1990

Escudo de A Coruña.svg
Concejal del Ayuntamiento de La Coruña
10 de junio de 1987-13 de junio de 1999

Información personal
Nombre en español Augusto César Lendoiro Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 6 de junio de 1945 (74 años)
Corcubión, La Coruña, EspañaFlag of Spain.svg España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Popular
Información profesional
Ocupación Político Ver y modificar los datos en Wikidata

Augusto Joaquín César Lendoiro (Corcubión, La Coruña, 6 de junio de 1945) es un dirigente deportivo y expolítico español. Es conocido por haber sido presidente del Deportivo de La Coruña hasta el 21 de enero de 2014,[1]​ aunque este no es el único club deportivo que ha presidido a lo largo de su vida. Actualmente es consejero independiente del Comité del Club Santos Laguna y Territorio Santos Modelo, en México.

Trayectoria[editar]

Estudió en los Maristas donde tuvo como compañero a Francisco Vazquez. Estudió Derecho y llegaría a ser maestro en el colegio Liceo La Paz.

En cuanto a su faceta deportiva, comenzó su trayectoria a los 15 años como presidente de un equipo amateur de La Coruña: Ural. Además fue cofundador del HC Liceo, de hockey sobre patines. Durante su mandato llevó al club a ganar varios campeonatos de España, Europa y del mundo.

En 1988 se convirtió en presidente del Deportivo de La Coruña, aunque él no quería hacerlo en un principio, ya que el club atravesaba una situación muy delicada deportivamente, con el club jugándose el descenso a Segunda División B, y económicamente, con una deuda de unos 500 millones de pesetas. Lendoiro no se presentó a las dos primeras convocatorias electorales a la presidencia del club, convocatorias que no derivaron en elecciones porque ninguno de los postulantes llegó a reunir los 577 avales entonces necesarios. Si se presentó a la tercera con 1484 avales y ganó sin necesidad de elecciones. Ese año, el Deportivo se salvó del descenso a Segunda División B en el último partido, y a partir de ahí comenzó a crecer deportiva, económica y socialmente de una manera inédita en el fútbol español, siendo el primer equipo capaz de plantarle cara al Real Madrid y al Fútbol Club Barcelona durante muchos años.[cita requerida]

Los años dulces llegaron a partir de 1992, cuando se peleó de tú a tú con los grandes equipos, y después llegarían todos los títulos y los mejores años del Deportivo (llegando a ser conocido popularmente como Superdépor), consiguiendo una liga, dos Copas del Rey, tres Supercopas de España y una Intertoto. Aunque muchos atribuyen el verdadero mérito a uno de los entrenadores más carismáticos del fútbol español, Arsenio Iglesias, conocido como el zorro de Arteijo o el zorro plateado, el verdadero artífice y arquitecto del Superdépor. En 2014 Arsenio Iglesias hizo unas declaraciones muy críticas sobre Lendoiro: "El resultado del lendoirismo es la posible liquidación del club".[2]

El 10 de enero de 2013 se solicita desde el club el concurso voluntario de acreedores, después de que algunos meses atrás la agencia tributaria embargara todos los ingresos del Deportivo de La Coruña: derechos audiovisuales, patrocinios y seguro de descenso entre otros. Además de múltiples problemas, como la disponibilidad de liquidez para pagar el salario de sus futbolistas. En junta de accionistas se reconocía una deuda de 34 millones de euros con la AEAT, pero los administradores concursales elevaron esa cantidad hasta los casi 94 millones de euros.

El 21 de enero de 2014 Lendoiro dejó, tras 25 años, la presidencia del Deportivo de La Coruña; tras la celebración de la junta general de accionistas extraordinaria en la que salió elegido Tino Fernández con el 72,09% del capital social frente al 4,87% que obtuvo Manuel López Cascallar.[1]

Después de esto, dos accionistas del club denunciaron a Lendoiro por presuntos delitos societarios, siendo finalmente la denuncia sobreseída.

Un duro negociador[editar]

Con su gestión deportiva, famosa por la dureza de sus negociaciones en el mercado de fichajes, el Deportivo de La Coruña se convirtió en uno de los equipos de más nivel de la Liga española, asiduo de los primeros puestos de la tabla y conocido en Europa gracias a sus numerosas participaciones en la Liga de Campeones.

La etapa dorada del club se vivió a partir de los fichajes de Mauro Silva y de Bebeto, internacionales brasileños de altísimo nivel que eran disputados por los más grandes clubes de Europa, pero gracias a la gestión de Augusto César Lendoiro y su poder de convicción, llegando a hacerles creer a ambos jugadores que el clima de Galicia era muy similar al de Brasil,[cita requerida] accedieron a jugar en el entonces modesto Deportivo, alcanzando el estatus de baluartes de la media y delantera deportivista, respectivamente.

Otras operaciones de renombre son las ventas de grandes jugadores como Roy Makaay o Albert Luque. Por Makaay, desde el F.C. Bayern de Múnich llegaron a afirmar que no ofrecerían más de 14 millones de euros y dieron por rotas las negociaciones. En el caso de Luque, el Newcastle United Football Club comunicó que su última oferta era de 10 millones de euros. Makaay fue finalmente traspasado a los alemanes por un fijo de 18 millones de euros, aunque el Deportivo llegó a ingresar un total de más de 20 millones gracias a otras cantidades en función de objetivos. Por otro lado, Luque fue traspasado finalmente por 14 millones de euros.

En el caso de Flavio Conceiçao, el diario Marca dio por cerrado el fichaje con una portada donde el jugador brasileño vestía la camiseta del Real Madrid. Horas después un comunicado hacía oficial que el jugador era propiedad del Deportivo de la Coruña frustrando el fichaje por el equipo blanco. Dos años más tarde el Real Madrid pagaría al Deportivo 4.000 millones de pesetas por el jugador[3]​.

Carrera política[editar]

En 1987 fue elegido concejal del ayuntamiento de La Coruña por el Partido Popular. Fue senador (1989-1990), secretario general para el deporte de la Xunta de Galicia,[4]diputado en el Congreso de los Diputados (1993-1995), candidato a la alcaldía de La Coruña en 1991 y 1995 y presidente de la Diputación Provincial de La Coruña (1995-1999). Actualmente se halla retirado de su faceta política.

Salario[editar]

Como medida, que estableció Lendoiro, y a petición de la Federación de Peñas –que querían que el presidente que regentara el club se dedicara íntegramente al Deportivo de La Coruña– se le asignó al presidente de la entidad el 1 % del presupuesto del equipo.


Predecesor:
Luis Carlos Morato Miguel
Presidente del Deportivo de La Coruña
1988-2014
Sucesor:
Constantino Fernández Pico
Predecesor:
Salvador Fernández Moreda
Escudo de la provincia de A Coruña.svg
Presidente de la Diputación Provincial de La Coruña

1995-1999
Sucesor:
José Luis Torres Colomer

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]