Ascension (The X-Files)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Episodio de The X-Files
Título Ascensión
Episodio n.º 6
Temporada 2
Dirigido por Michael Lange
Cód. de producción 2X06
Emisión 21 de octubre de 1994
Estrella(s) invitada(s)
Episodios de Segunda temporada de The X-Files
Duane Barry Ascension 3

Ascension es el sexto episodio de la segunda temporada de la serie de televisión creada por Chris Carter, The X-Files.

El episodio fue estrenado en la cadena Fox el 21 de octubre de 1994. Fue escrito por Paul Brown, dirigido por Michael Lange, y contó con la participación de Steve Railsback, Nicholas Lea, Steven Williams y Sheila Larken.

El programa se centra en los agentes especiales del FBI Fox MulderDavid Duchovny— y Dana ScullyGillian Anderson— que trabajan en casos relacionados con lo paranormal, llamados Expedientes X. Mulder es un creyente en lo paranormal, mientras que la escéptica Scully ha sido asignada para desacreditar su trabajo. Este capítulo es la continuación del anterior Duane Barry después del secuestro de Scully por parte de Duane BarrySteve Railsback— y es considerado parte de la mitología de la serie.

La decisión de secuestrar al personaje de Scully fue impulsada por la necesidad, ya que Anderson se había quedado embarazada.

Argumento[editar]

El agente Fox Mulder llega a su apartamento de noche y comienza a revisar los mensajes en su contestador telefónico. En uno de ellos, Dana Scully le cuenta que el implante extraído a Duane Barry se utilizaba aparentemente para catalogarlo. Sin embargo, en el mismo mensaje se escucha cuando Barry irrumpe y secuestra a Scully, como se vio al final del episodio anterior Duane Barry. Mulder se dirige al apartamento de Scully inmediatamente, encuentra policías en la escena del crimen, y trata de entender lo que ha sucedido. Se reúne con la madre de Scully, que afirma haber tenido previamente un sueño que le advertía que Scully iba a ser raptada.

A la mañana siguiente, el director adjunto Walter Skinner organiza una reunión con varios agentes del FBI para analizar la situación, entre ellos Mulder, Alex Krycek y el fumador. Mulder plantea que lo primero que hay que averiguar es cómo Barry pudo localizar a Scully. Sin embargo, Skinner aparta del caso a Mulder por estar emocionalmente comprometido, y ordena a Krycek que le acompañe a casa. Mientras tanto, Barry conduce el vehículo de Scully a toda velocidad por la ruta 229 hasta Blue Parkway Virginia Ridge, donde es detenido por un oficial de carretera. Scully —encerrada en el maletero— trata de llamar la atención del agente, cuando Barry lo mata.

De vuelta a las oficinas del FBI, Mulder revisa la videograbación de la patrulla del oficial asesinado por Barry, y logra darse cuenta entonces de que Scully está viva. Analizando las grabaciones en casete, del incidente anterior con Barry, deduce que Barry se dirige a una estación de esquí en Skyland Mountain, el lugar de su secuestro original, y que Barry está tratando de seguir adelante con su plan original de que alguien sea abducido en su lugar. Krycek informa al fumador de estos hallazgos antes de partir con Mulder.

Cuando llegan a la montaña, los agentes interrogan al operador del teleférico de la localidad por si ha visto a Barry. Este confirma que Barry va en automóvil hacia la cima y que partió hace unos 45 minutos. Mulder trata de convencer al operador de subir hasta la cima el teleférico, que está en pruebas y con mucho riesgo de fallar, con la esperanza de llegar antes de Barry. Pero de pronto decide encerrarse solo en la cabina y tomar el control del teleférico por su cuenta.

Mulder entonces comienza su ascenso. Sin embargo cuando va a mitad de camino, Krycek golpea al operador y detiene a Mulder en el aire apagando la maquinaria del teleférico. Krycek se comunica con alguien mediante teléfono celular, informa que Mulder está atrapado y que espera instrucciones, con la evidente intención de que Scully sea abducida en vez de Barry y terminar con ella. Mulder no se da por vencido y se encarama por una escotilla superior de la cabina del teleférico para seguir subiendo como pueda. Cuando Krycek ve esto, intenta asesinar a Mulder haciendo funcionar de golpe la maquinaria del teleférico de forma de que Mulder caiga al vacío. Pero Mulder logra llegar a la cima de la montaña, encuentra el vehículo de Scully —robado por Barry— vacío con la radio encendida, y sólo un collar de Scully como evidencia de que ella estuvo allí. Luego ve una luz que parece un ovni en el cielo sobrevolando la zona, y a continuación, se encuentra con un jovial Barry, quien le afirma que Scully fue raptada por «ellos» mientras Mulder lo arresta.

Luego Mulder lleva a Barry a un refugio en la montaña para que reciba atención médica y para que pueda ser interrogado. Barry insiste en que Scully fue llevada por los extraterrestres, Mulder no le cree, se enfurece con él y empieza a estrangularlo, pero cuando ve rastros de sangre en la pulsera de Barry se detiene. Al salir de la habitación, le ordena a Krycek no permitir a nadie entrar. Mientras tanto se muestra de que Scully está siendo sometida a cierta clase de experimentos extraños. Cuando Mulder regresa a la habitación se encuentra que Krycek está hablando con Barry. Skinner llega minutos más tarde, pero Barry rompe en convulsiones y muere.

Días después, en Quantico, Mulder trata de obtener el informe de autopsia de Barry pero se le niega. La doctora forense no le da más detalles, ya que, el procedimiento se llevó a cabo por militares en lugar del FBI, presumiblemente, en ausencia de Scully. Mientras tanto en Washington D. C., Krycek se reúne con el fumador dentro de un vehículo, el agente sugiere matar pronto a Mulder, pero recibe instrucciones de seguir como agente encubierto y ganarse su confianza para no convertir a Mulder en mártir. A ambos agentes se les ordena realizarse una prueba con el polígrafo por la muerte de Barry, sobre la base de las extrañas circunstancias de su muerte y la evidencia de asfixia por estrangulación.

Mulder, desesperado por ayuda, trata de visitar al senador Richard Matheson. Pero X lo intercepta en las escaleras de la oficina de Matheson, y le dice que el senador no lo puede ayudar más, que sería un suicidio político. Le advierte además que el gobierno sólo tiene una política: negarlo todo. En su automóvil, Mulder encuentra colillas de cigarrillos Morley, que estaban ahí desde la reunión que Krycek había tenido con el fumador.

Mulder se da cuenta entonces del papel de Krycek en el secuestro de Scully. En una reunión con Skinner, lo acusa de obstaculizar su investigación y asesinar a Barry. Mulder sugiere que tanto Krycek como el fumador trabajan para una agencia secreta de gobierno, que ha secuestrado a Scully porque ella tenía el implante metálico retirado a Duane Barry. Además increpa a Skinner si es que sabe algo de Krycek, pero él se defiende diciendo que fue asignado por otras personas. Skinner convoca a Krycek, pero se entera de que ha desaparecido. Mulder presiona a Skinner para encontrar a Scully, entonces éste decide reabrir los expedientes X.

Mulder se reúne con Margaret Scully, la madre de Dana Scully, en un parque y trata de darle el collar. La Sra. Scully se lo devuelve y le pide que se lo devuelvan a Scully cuando la encuentren. Ella le dice además que ha tenido otros sueños por la pérdida de su hija. Mulder toma esto como una señal esperanzadora de que Scully todavía puede estar viva. Una triste tarde, Mulder vuelve a Skyland Mountain, al lugar donde Scully fue secuestrada. Solo, sin rastro de ella, mira hacia arriba en las estrellas.

Artistas invitados[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]