Arte degenerado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Exposición sobre «Arte degenerado» en Salzburgo, 1938.
Cuadro de Franz Marc.
Goebbels en la exposición «Entartete Kunst».

Arte degenerado es la traducción de la expresión alemana Entartete Kunst, adoptada por el régimen nazi en Alemania para describir virtualmente todo el arte moderno y prohibirlo en favor de lo que los nazis llamaban "arte heroico". El arte tildado de "degenerado" fue prohibido en el territorio alemán, menospreciado como "no alemán" por sus connotaciones o influencias bolcheviques y judías. Aquellos tildados de "artistas degenerados" fueron sujetos a sanciones. Esto incluía ser despedido de posiciones en la docencia, prohibición de exhibir o vender su arte, y, en algunos casos, hasta el prohibirles el producir obras de arte.

Origen del término[editar]

La primera mención del término se debe a Friedrich_Schlegel, que lo mencionó en su obra Estudio de la poesía griega, refiriéndose no al arte contemporáneo sino al de la antigüedad clásica tardía. Fue nuevamente mencionado por el diplomático y escritor francés Joseph Arthur de Gobineau en 1853 en su Essai sur l'inégalité des carreras humaines, en un sentido peyorativo, aunque ninguna connotación nacionalista ni antisemita. El término sería posteriormente difundido por el crítico cultural judío Max Nordau, que en su obra Entartung (Degeneración, 1892) intentó demostrar que la degeneración del arte se remonta a la degeneración del artista. Nueve años más tarde, el propio emperador Guillermo II hizo un comentario despectivo sobre las tendencias del arte modernista. Las tesis de Nordau serían posteriormente retomadas por los nacionalsocialistas y especialmente por Adolf Hitler.[1]

Historia[editar]

Arte degenerado también fue el título de una exhibición propagandística montada por los nazis en la Haus der Kunst en Múnich en 1937, que consistía en obras de arte moderno caóticamente colocadas y acompañadas por etiquetas de texto ridiculizándolas, exhibiendo en las etiquetas explicativas el precio desorbitado que las autoridades alemanas anteriores a 1933 habían pagado por ellas, en tanto el pueblo sufría las consecuencias de las ingentes reparaciones de guerra alemanas y de la tremenda crisis de 1929. Diseñado para inflamar la opinión pública y ponerla en contra del arte moderno, la exposición viajó luego a muchas otras ciudades en Alemania y Austria.

Mientras los estilos del arte moderno eran prohibidos, los nazis promovían pinturas y esculturas que estaban más cerca del convencionalismo tradicional y que exaltaban los valores de "sangre y tierra", "pureza racial", belleza, militarismo y obediencia. De manera similar, la música se esperaba que fuese tonal y libre de la influencia del jazz; se censuraban las películas y obras en las que sonara.

La teoría era la siguiente: el arte heroico simbolizaba el arte puro, la liberación de la deformación y de la corrupción, mientras que los modelos modernos desviaban de la norma prescrita por el canon de belleza clásica. Los artistas "puros" producían "arte puro", y los artistas modernos, "inferiores o degenerados", producían "obras degeneradas".

Los artistas modernos tildados de "degenerados" por los nazis fueron:

Los estilos:

Referencias[editar]

  1. Kühnel, Anita (2003). Entartete Kunst. Grove Art Online. 

Enlaces externos[editar]