Arroyito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ciudad de Arroyito
Ciudad y municipio
Escudo Arroyito.png
Escudo
Lema: "Ciudad de vecinos"
Ciudad de Arroyito ubicada en Provincia de Córdoba (Argentina)
Ciudad de Arroyito
Ciudad de Arroyito
Localización de Ciudad de Arroyito en Provincia de Córdoba (Argentina)
Coordenadas 31°25′00″S 63°03′00″O / -31.416666666667, -63.05Coordenadas: 31°25′00″S 63°03′00″O / -31.416666666667, -63.05
Entidad Ciudad y municipio
 • País Argentina
 • Provincia Bandera de Provincia de Córdoba (Argentina) Córdoba
 • Departamento San Justo
Intendente Mauricio Cravero, (UCR)
Altitud  
 • Media 156 m s. n. m.
Población (2010) Puesto 15.º
 • Total 22 147 hab.
Gentilicio arroyitense
Código postal 2434
Prefijo telefónico 03576
Sitio web oficial
[editar datos en Wikidata]

Arroyito es una ciudad del departamento San Justo en la provincia de Córdoba, ubicada sobre la Ruta Nacional 19, a 114 km al este de la capital provincial y a 95 km al oeste de la ciudad de San Francisco. Está ubicada a 31° 23' de latitud sur, 63° 4' de longitud oeste y a 155,7 m de altura sobre el nivel del mar. También conocida como la ciudad dulce por su fabrica de golosinas Arcor SAIC.

Historia[editar]

El antiguo paraje “El Arroyito” o “Del Arroyito”, debe su nombre a un arroyo que ingresaba por el sector sur, entre las actuales avenidas Cura Brochero y su continuación, José Boetto. El curso madre serpenteaba de sudoeste a sudeste, cruzaba una depresión en el terreno que se llamaba “Laguna de don Gerónimo Lario”; continuaba por el Oeste de la Capilla Histórica y desembocaba en el cauce del río Segundo o Xanaes. Este arroyo ya desaparecido, tuvo su origen en las vertientes y lluvias de los parajes sureños Arroyo de Álvarez y Los Manantiales, al sudeste de Villa del Tránsito, el antiguo Oratorio de San Francisco o “Fuerte Cantamala”.

A este lugar, según los investigadores y estudiosos de las culturas pre-colombinas, los sanavirones les llamaban Inisacate o Intisacate. Presentaba desniveles en sus terrenos, partes elevadas: el solar, donde se edificó el antigua capilla Nuestra Señora de la Merced, hoy iglesia San Cayetano, a su frente otra elevación bautizada por los pobladores “Pan de Azúcar”, y además terrenos sureños al templo. Las partes bajas, ubicadas al oeste de la actual calle San Martín y al norte de la Capilla, sufrieron las consecuencias del desborde, producido en primavera y verano, del curso nuevo del río Xanaes.

Las últimas crecidas de magnitud ocurrieron es 1945-46, porque se habilitó el Dique de los Molinos, en Calamuchita, en 1947. Un pasado de españoles, aborígenes, criollos y esclavos, se registran en el primer censo poblacional realizado en el año 1778 cuando se creó el Virreinato del Río de la Plata, arrojando a 220 habitantes y 34 viviendas para la creciente aldea. Así nació la población del Arroyito, circundando una capilla que contenía la imagen de Nuestra Señora de la Merced y que fuera construida por un español: José Ignacio Urquía, habitante del lugar. Aún se conserva en su interior las lápidas de mármol en un recuerdo de quienes fueron los pioneros de la época.

Su fundación[editar]

Principalmente el paraje nunca fue fundado con la intención de que algún día se expandiera y se transformara en un pueblo y más luego a una ciudad como hoy en día. Todo comenzó en torno a la actual capilla San Cayetano, que fue construida en el siglo XVIII, por el español José Ignacio Urquía, habitante del lugar, que aún se conservan sus restos en el interior de unas lápidas de mármol en un recuerdo de quienes fueron los pioneros de la época. En sus principios esta era privada y había sido construida con la intención de realizar misas, encuentros familiares y que en el futuro los enterraran allí. En torno a esta se comenzaron a edificar casas familiares y de esta forma aparecieron los primeros habitantes de la localidad.

Hasta el presente, no existe acta de fundación de la población de lo que fue El o Del Arroyito, pero sí existe un documento que determina su origen, que expresa: “En este paraje de “La Trincherita”, Rio Segundo Abajo, Jurisdicción de la ciudad de Córdoba, en veintitrés (23) días del mes de noviembre de mil setecientos setenta y ocho, Don JOSÉ DOMINGO MERCADO: como diputado por los señores del muy Ilustrísimo Cabildo, Justicia y Regimiento de dicha ciudad, para efecto de empadronar todas las gentes, de origen de su Majestad, que Dios guarde, como más claramente consta dicha comisión, en testimonio que, en mi poder existe, a la que dándole su debido y puntual cumplimiento, en la forma y manera siguiente: “Paraje “DEL ARROYITO” y sus inmediaciones” Comienza con la casa de Don Pedro Lario con su esposa e hijos hacen total de nueve personas. Termina con la casa de don Antonio Flores con su esposa e hijos totalizan 6 personas. Estudiando y analizando estos documentos se deduce que el Paraje constaba con 34 casas, 220 habitantes: 117 varones y 103 mujeres. Por clases sociales: Indios: 4- mulatos esclavos: 13 – mulatos libres: 8 – esclavos negro: 3- blancos: españoles, criollos y extranjeros: 192 – (Fuente: A.H de Cba. Gob.- T.19-Fs.:57 al 62-). Este de Censo de 1778, que determina la fecha del “Día del Origen de Arroyito", el 23 de noviembre de 1778, fue realizado por Don José Domingo Mercado.[1]

Sus orígenes[editar]

El primer censo poblacional, realizado en 1778, indicó 220 habitantes, entre españoles, criollos y otros. En ese entonces empezaba a poblarse el paraje de Arroyito, circundando una capilla construida por el español José Ignacio Urquía, que albergaba en su interior una imagen de Nuestra Señora de la Merced. En su interior aún se conservan las lápidas de mármol que recuerdan aquellos primeros habitantes.

Ubicada en medio de frondosos montes de algarrobos y quebrachos, el implacable desmonte, necesario para utilizar estas tierras en la explotación agrícola-ganadera dio lugar a la instalación de aserraderos en las primeras décadas del siglo XX. Esta industria impulsó un crecimiento de la población, para posteriormente, como consecuencia de la desaparición de los bosques, detenerse y luego reducirse notablemente.

Desarrollo económico[editar]

A fines del siglo XIX, las carretas, galeras y mensajerías que formaban parte de los servicios de comunicación, fueron remplazados por una nueva innovación tecnológica para la época, el ferrocarril. Este hecho provoca que comience el ingreso de inmigrantes al país, principalmente españoles e italianos, cargados de experiencia en el trabajo y el surgimiento del trigal, el almacén de ramos generales, la estación ferroviaria como el centro, la iglesia, los aserraderos, los acopiadores de granos.

La principal actividad económica era la explotación forestal, ya que la región se caracterizaba por la presencia de tupidos bosques de algarrobos y espinillos, utilizados en gran escala para producir madera y leña. Aquí los inmigrantes supieron aprovechar la riqueza y procedieron a la instalación de dos grandes aserraderos; Rafael Bianchi por un lado y Baltazar Dallemura por el otro fueron sus propietarios, hoy en día sus nombres están recordados en nuestras calles. Por este motivo, aumento la necesidad de mano de obra y así se materializa con el incremento del flujo inmigratorio y las migraciones internas. El gran crecimiento demográfico del lugar, da una expansión a la ciudad con la construcción de viviendas que fueron distribuyéndose circundantes a la estación.

Mientras los aserraderos realizaban su trabajo, los campos antes cubiertos de bosques y malezas iban quedando limpios y aptos para el cultivo. Los inmigrantes italianos fueron los responsables de su aprovechamiento, canalizando la tarea a través de la formación de una colonia agricolaganadera; esto fue una repercusión positiva en la economía local y regional. De esta forma las costumbres europeas, se trasladaron también a esta parte del territorio cordobés. En los años 1930 durante la crisis mundial, en la localidad se produce la extinción de la materia prima que daba sustento a los aserraderos y tuvieron que cerrar inmediatamente. Desde entonces se inicia una emigración de los habitantes, la decadencia, el deterioro, etc. Dos décadas marcarían el letargo.

A mediados de los años veinte, había llegado al país un joven Italiano en búsqueda de nuevas tierras. Su nombre era Don Amos Pagani y su instinto lo lleva hasta Arroyito, donde se establece y trabaja como empleado de una panadería.

Pasaron dos años y llega de Italia su novia María Fabbro, con quien contrae matrimonio en la histórica capilla. Su afán de progreso hiso que se trasladara hasta La Para, localidad vecina, donde abre su propia panadería. En ella elabora también caramelos y golosinas. De su matrimonio con Doña Maria tendrá cinco hijos; el segundo, Fulvio Salvador, nacido en 1928, será quien, 22 años después, se involucre en los negocios de su padre. Ambos tenían el sueño de instalar una fábrica de caramelos, que hiciera competencia a nivel nacional. Precisamente el cumplimiento de este sueño fue lo que puso fin al letargo y anunciaría el definitivo despertar. Esto acontece en 1950, cuando un grupo de jóvenes emprendedores, acompañados por Don Amos Pagani, deciden asociarse para instalar una fábrica de caramelos.

El 25 de mayo de 1950, Enrique Brizzio, Modesto, Pablo y Vicente Maranzana, Elio, Fulvio y Renzo Pagani y Mario Seveso firman el contrato para la construcción de la planta sobre un predio de 10000 m2. Aparece ARCOR y Arroyito definitivamente comienza con su definitivo despertar. La necesidad de mano de obra vuelve a ser la convocante y provoca un incremento de población muy notable. Así comienzan a construirse nuevos barrios, la apertura de escuelas, de comercios, de entidades bancarias, la formación de cooperativas, la creación de clubes, etc.

En el año 1981, a tan solo tres décadas de la apertura de la fábrica, hace que Arroyito adquiera la categoría de ciudad.

Un presente industrial[editar]

La instalación de una fábrica de golosinas en 1951, a través de un grupo de visionarios cuyos apellidos son de renombre en dicha ciudad tales como Seveso, Maranzana, Bernardi, Pagani, entre otros, Arcor, que rápidamente fue creciendo hasta convertirse en una reconocida empresa internacional, generó el crecimiento de la ciudad a un ritmo inusitado, pasando de alrededor de 5.000 habitantes en 1950 a 23.069 en 2005, de acuerdo al censo municipal realizado en dicho año, contando en la actualidad con 32.000 habitantes con una alta tasa de crecimiento demográfico, ubicada entre las más altas de la Argentina

Con posterioridad fueron instalándose otras empresas que aportaron al crecimiento industrial de Arroyito, en rubros tan variados como la producción de energía eléctrica, catalizadores enzimáticos (Genencor), plásticos (PROMAR), fabricación de alimentos (Dulcor).

La explotación agropecuaria y ganadera hacen también soporte al desarrollo económico de esta localidad. Es un centro comercial por excelencia en la zona, donde es posible encontrar diversos rubros. Esto convirtió a Arroyito en un polo comercial donde concurren personas de toda la zona a realizar sus operaciones bancarias y de compra/venta.

Las antiguas estancias[editar]

Antes de que nuestra ciudad apareciera como tal, existían distintas estancias sobre los terrenos de la misma. Hoy en día podemos identificar sus límites por la forma que tienen ciertas calles de nuestra ciudad. Una de las más reconocidas y de mayor influencia para nuestra ciudad fue la Estancia de los Urquía, pertenencia de la familia que dejó José Ignacio Urquía. Sus límites se encuentran remarcados por la calle Riba Elvio Eladio (actual Ruta E-52 a Sacanta) y Soldavini José Antonio (actual camino para Calchín). Como todas las estancias, comenzaba en el río y se extendía a lo largo de 10km aproximadamente. Dentro de esta estancia se construyó la Capilla San Cayetano y apareció la Villa del Arroyito. Más adelante, cuando la capilla dejo de ser privada, apareció en el medio de la Estancia de los Urquía, una pequeña franja de tierra que dividió la estancia en dos, esta franja era la Capellanía, un derecho que tenía todo capellán en esa época, para sacarle provechó a benefició de la Iglesia. Hacía el lado Oeste de los Urquía se encontraba la Estancia de los Montenegros y al Oeste de estos, Estancia los Juarez. Por el otro lado, hacía el Este de Los Urquía estaba la Estancia de Los Gómez. Actualmente la calle Caseros coincide con los límites de esta Estancia. Próxima a esta se encuentra una de las Estancias más extensas, la de Los Silveira que límita con el desvió de la ruta E-52 (la circunvalación). Luego seguía la Estancia de los Orellanos.

Caminos históricos de la región[editar]

Por la ciudad pasaron varios caminos importantes, algunos de ellos ya se borraron, otros siguen siendo utilizados. Uno de los caminos más importantes que pasaron por la región fue el camino de los Santiagueños o Camino del contrabando, este fue trazado con la intención de llegar a Santiago del Estero sin tener que pasar por Córdoba, ya que si pasaban por ahí debían pagar la aduana. El camino ingresaba por el sector sur de la ciudad, pasaba cerca de la calle Caseros y llegaba hasta la B. Hubaide, doblando en ella en dirección izquierda, luego tomaba dirección hacia el norte y llegaba donde está la catedral histórica y doblaba en la calle Navarro, para terminar doblaba hacía el norte cruzando el río, para más luego pasar por Cabituyo y después llegar a Santa Rosa.

Para llegar a Córdoba desde Arroyito, existía un camino que pasaba por la calle Tomás Juárez y seguía en dirección oeste costeando el río. El mismo estaba conectado con el camino de los Santiagueños, si se seguía el recorrido, se podía llegar hasta Quebracho Herrado. Todos estos caminos iban por el lado Sur del río, pero hay otro camino que conectaba Córdoba con Quebracho Herrado por encima del río este camino también es conocido como el camino Real. Actualmente en ciertos sectores el camino se sigue utilizando tal cual como era antes, por ejemplo en la parte del Camino de Los Membrillos y más adelante, después de pasar la actual Chanchería de Tonini, el camino seguía hasta Villa Concepción del Tío, luego cruzaba el río e iba hasta Quebracho Herrado.

Población[editar]

Cuenta con 22.147 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un incremento del 13% frente a los 19.577 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior.

Gráfica de evolución demográfica de Arroyito entre 1991 y 2010
Fuente de los Censos Nacionales del INDEC

Educación[editar]

Arroyito cuenta actualmente con seis escuelas primarias, cinco jardines de infantes, cuatro establecimientos secundarios, dos institutos de formación docente y una extensión áulica de la Facultad Regional San Francisco de la Universidad Tecnológica Nacional y un CAU (Centro Aprendizaje Universitario) de la Universidad Empresarial Siglo 21.

Deporte[editar]

Arroyito es punto culminante de una prueba anual de piragüismo denominada Desafío del Xanaes. Es muy importante para la ciudad.

Además se practican otros deportes como bochas, fútbol, básquetbol, tenis, karate, rugby, voleibol y hockey. También cuenta con un parque municipal de Skate y BMX.

Existen varios clubes en la ciudad. Los más importantes son el Club deportivo y cultural Arroyito y el Club Sportivo 24 de Septiembre.

Parroquias de las Iglesia católica en Arroyito[editar]

Iglesia católicaFlag of the Vatican City.svg
Diócesis San Francisco
Parroquia Nuestra Señora de la Merced[2]

Localidades Hermanadas[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]