Arnica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Árnica
Arnica montana - Köhler–s Medizinal-Pflanzen-015.jpg
Arnica montana en Köhler's Medicinal Plants, 1887.
Taxonomía
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Familia: Asteraceae
Subfamilia: Asteroideae
Tribu: Madieae
Género: Arnica
L.
Especies
Ver texto
[editar datos en Wikidata]
Un ejemplo de receptáculos hemiesféricos alveolados y lanudos, uno de ellos aún con unas cipselas in situ, en Árnica sp. ex. gr. montana - .
Un ejemplo de cipselas sueltas (aún con los flósculos) en Árnica sp. ex. gr. montana - .

Árnica es un género con unas 30 especies de plantas perennes, herbáceas, que pertenecen a la familia de las asteráceas.

Etimología[editar]

El nombre del género Árnica es una deformación latina que deriva del griego πταρμική (pragmique), del sustantivo πταρμός (pragmos), estornudo, por su capacidad de hacer estornudar.

Descripción[editar]

Las especies del género Árnica tienen un escape floral largo (50-100 cm) y erecto, generalmente sin ramificar o poco ramificado. Tienen las hojas velludas y opuestas, pecioladas o sésiles. Estas son de forma muy variable: ovaladas, cordiformes, deltoides, elípticas, lanceoladas o lineales; los bordes son enteros o denticulados, raramente ligeramente lobulados. Las caras son glabras, hirsutas, hispídulas, peludas, tomentosas o lanudas. Además, existe a menudo una roseta basal. Desarrollan un capítulo grande, con respecto al resto de la planta, de color amarillo o naranja. Las cabezas tienen de 6 a 8 cm de diámetro. Las brácteas involucrales son peludas y dispuestas en una o dos filas. Cada capítulo tiene entre 5 y 20 flores liguladas y, en el disco del receptáculo, que es obcónico/hemiesférico, alveolado y cortamente lanudo, los flósculos son numerosos (hasta 120) y hermafroditos. Los frutos son cipselas homógamas, alargadas y estrechas, más o menos hirsutas y longitudinalmente surcadas, coronadas por un vilano, generalmente caedizo, de cerdas finas insertadas en un anillo apical, denticuladas o subplumosas a plumosas, de color marrón, rojo, blanco o amarillo pálido.[1]​ La planta tiene un leve olor aromático. La poliploidia y apomixis son comunes, lo que genera una considerable variabilidad morfológica.

Hábitat y distribución[editar]

Género circumboreal y de montaña sub-alpino que se presenta principalmente en las regiones templadas del oeste de América del Norte y en los prados o zonas de pastos de montaña, con al menos dos especies originarias de Eurasia: Árnica angustifolia y Árnica montana. Tiene numerosos endemismos, y su hábitat son las zonas frías desprovistas de cal, con suelos ácidos y con poco nitrógeno. La mayor parte de las especies han evolucionado para protegerse del frío, y prefieren zonas soleadas y resguardadas del viento.

El género es muy sensible a la eutrofización de los suelos, esto es, a su contaminación por usos industriales o por nitratos procedentes del ganado; incluso sucumbe a las deposiciones aéreas de las aves. La contaminación de muchas montañas europeas ha llevado a la extinción de especies endémicas, y están consideradas las restantes en peligro de extinción. El género no tolera los suelos calizos, por lo cual no existe en muchas partes de España, Italia y Grecia.

Sus especies están protegidas en muchos países europeos por su escasez, debida a sus altos requerimientos ecológicos y a que está, además, en trance de extinción, debido a su recolección furtiva para su venta como remedio medicinal.

Algunas larvas de lepidópteros (como Bucculatrix arnicella) se alimentan de plantas de este género.

Especies aceptadas de Árnica[editar]

Árnica angustifolia
Árnica chamissonis

El género tiene unos 35 taxones específicos y 7 infra específicos aceptados, de los más de 440 descritos,[2]​ los otros son prácticamente todos sinónimos.

Usos[editar]

Varias especies, como Árnica montana y Árnica chamissonis, contienen helenalina, una lactona que es un ingrediente esencial en preparados antiinflamatorios usados en su mayoría contra las contusiones y magulladuras.

Su uso medicinal, como el de estimular el sistema nervioso y el cerebro, no está comprobado.

Macerar sus flores en aceite de oliva es un remedio para muchas personas del campo contra los golpes con hematoma o torcedura.

La recolección tiene lugar después de la floración. Dada la toxicidad de la flor, conviene conservar solamente las hojas. Árnica montana se ha utilizado medicinalmente durante siglos; sin embargo, no hay estudios científicos que demuestren su eficacia médica. Las raíces contienen derivados del timol, que se utilizan como fungicidas y conservadores. Se utiliza actualmente en la preparación de linimentos y pomadas para torceduras, esguinces y contusiones. Se utilizan además preparaciones comerciales. Se ha demostrado clínicamente que los derivados del timol que se concentra en las raíces de las plantas son útiles como vasodilatadores efectivos de los capilares sanguíneos subcutáneos. La planta puede fumarse en forma de sustancia negra de olor dulce y agradable. Las hojas reducidas a polvo son estornutatorias.

Curiosidades[editar]

Como se ha mencionado anteriormente, su uso medicinal, como el de estimular el sistema nervioso y el cerebro, no se ha fundamentado. Sin embargo, existe la creencia popular de que los intelectuales de la Baja Edad Media confiaban en estas propiedades estimulantes del árnica, extendiéndose especialmente entre la escuela filosófica. Para ellos, esta planta contribuiría al descubrimiento de “la verdad absoluta”, mediante la activación progresiva de los mecanismos del pensamiento trascendente. Sus teorías se basaban en el conocimiento como prolongación del alma, que era la verdad que tanto ansiaban descubrir. Ciertas especies herbáceas como el árnica dicen ser algunas de las llaves maestras de estos eruditos para conseguir dicho objetivo. Sin embargo, debido al carácter tóxico de su flor, su uso común cesó debido a los efectos adversos que éstas producían en sus usuarios, pues provocan ataques nerviosos, breves brotes de demencia repentina e incluso la muerte, en ciertas ocasiones. Esta es una las teorías popularmente extendidas a lo largo de los años que daría respuesta y explicación a la recurrente cita que estos intelectuales incluían en sus escritos:

El jardín es la arquitectura del alma.

considerando a éste fuente de inmensa ayuda al pensamiento y a la filosofía.[cita requerida]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Maguire, B. 1943. A monograph of the genus Árnica (Senecioneae, Compositae). Brittonia, 4:386–510.
  • Wolf, S.J. & K.E. Denford. 1984. Taxonomy of Árnica (Compositae) subgenus Austromontana. Rhodora Journal of the New England Botanical Club, 86(847): 239-309.
  • Nordenstam, B. 1977. Senecioneae and Liabeae—systematic review. In V. H. Heywood, J. B.
  • Harborne, and B. L. Turner [eds.], The biology and chemistry of the compositae, vol. II, 799–830. Rhodora, 86: 239–309.
  • Downie, S. R. and K. E. Denford. 1988. Taxonomy of Árnica (Asteraceae) subgenus Arctica. Rhodora, 90: 245–275.
  • Gruezo, W. S. and K. E. Denford. 1994. Taxonomy of Árnica L. subgenus Chamissonis.
  • Maguire (Asteraceae). Asia Life Sci., 3: 89–212.

Enlaces externos[editar]

  • Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Arnica. Commons
  • Wikispecies tiene un artículo sobre Arnica. Wikispecies
  • Información medicinal sobre el árnica [1]
  • Flora of North America, con una clave de determinación de las especies de Norteamérica (en inglés)[2]
  • El árnica, un remedio natural para tratar las secuelas de golpes, torceduras y picaduras de insectos- Consumer.es