Archidiócesis de Toledo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Archidiócesis de Toledo
Archidiœcesis Toletana
KathedraleToledo.jpg
Información general
Sede Toledo
Erigida como diócesis Siglo I
Elevada a arquidiócesis Siglo VII
Catedral Catedral de Santa María (SICP)
Diócesis sufragáneas Albacete
Ciudad Real
Cuenca
Sigüenza-Guadalajara
Sitio web Web de la diócesis
Jerarquía Apostólica
Papa Francisco
Arzobispo Braulio Rodríguez Plaza
Obispos Auxiliares Ángel Fernández Collado
Arzobispo(s) emérito(s) Francisco, Cardenal Álvarez Martínez
Obispo(s) auxiliar(es) emérito(s) Joaquín Carmelo Borobia Isasa
Jurisdicción
Población 600.000 bautizados
Región Castilla-La Mancha
Superficie Provincia de Toledo y algunas localidades de Cáceres y Badajoz.
Diocesisdetoledo.PNG
Localización de la archidiócesis en su provincia eclesiástica
[editar datos en Wikidata]
Palacio Arzobispal en Toledo.

La Archidiócesis de Toledo, (en latínArchidioecesis Toletana) es unajurisdicción eclesiástica de la Iglesia Católica en España. Es la sede metropolitana de la provincia eclesiástica de Toledo con cuatro diócesis sufragáneasSigüenza-Guadalajara, Cuenca, Ciudad Real y Albacete.

La jurisdicción de la archidiócesis comprende los municipios de la provincia de Toledo y parte de las provincias de Cáceres y Badajoz.

La sede episcopal de Toledo fue establecida, según la tradición, en el siglo I. En el siglo VII es elevada a archidiócesis primada de España (título que antes ostentaba Cartagena) y siendo desde entonces todos los arzobispos, primados de España.

El actual arzobispo primado, monseñor Braulio Rodríguez Plaza, fue nombrado el 16 de abril de 2009 y tomó posesión de la archidiócesis el 21 de junio siguiente. La sede titular del arzobispo es la Catedral de Santa María de Toledo., más conocida popularmente como la «Catedral Primada».

La archidiócesis cuenta con 268 parroquias, abarca unos 19 333 km² en los que habitan unas 735 154 personas, de las cuales 634 669 son católicas, o sea el 86,3% de la población,2 que son atendidos por 476 sacerdotes.

Para formar a los seminaristas, el arzobispado cuenta con un seminario archidiocesano. La archidiócesis posee una gran riqueza arquitectónica en templos y santuarios, de los que varios han sido declarados Monumento nacional. Los mayoría de los edificios del arzobispado en Toledo son Patrimonio de la Humanidad.

Historia[editar]

La presencia del cristianismo en la ciudad de Toledo se remonta al siglo I, si bien la religión no se extiende hasta comienzos del Siglo IV, en la época de la persecución cristiana del emperador Diocleciano en la que suceden hechos como el martirio de Santa Leocadia.

Con la llegada de los visigodos y especialmente tras la elección de Toledo como capital del reino, la diócesis extiende su dominio dentro de la provincia cartaginense de cuya capital, Carthago Spartaria, depende eclesiásticamente. Al haber quedado Cartagena, sede metropolitana de la archidiócesis y capital provincial, en territorio ocupado por los bizantinos, el rey visigodo Gundemaro promovió la celebración de un sínodo que se desarrolló en Toledo y que acordó que Toledo era la metrópoli de toda la provincia, arrebatándole este título a la sede de Cartagena, declaración que respaldó el rey por decreto de 23 de octubre de 610.

Durante este periodo se suceden los concilios toledanos, del que destaca el tercero, en el cual Recaredo y su corte se convierten al cristianismo.

Durante la dominación árabe, la ciudad de Toledo se convierte en un centro de mantenimiento de la religión católica, permaneciendo la archidiócesis con su jerarquía anterior. En el siglo VIII se produce una persecución a los cristianos que permanecían en tierras musulmanas –los mozárabes– produciéndose una huida hacia los reinos cristianos del norte. Pero el rito propio de la antigua Iglesia Hispana pervivió en Toledo, como rito de los mozárabes que quedaron en la ciudad, que establecieron la sede arzobispal en la iglesia de Santa María de Alfizén.[1] Actualmente, sigue en vigor como rito católico. El Rito Mozárabe toledano o Liturgia Hispánica y el Ambrosiano de Milán son los dos únicos antiguos ritos-liturgias del Occidente Cristiano que siguen vigentes junto con el Rito Romano.

El rey Alfonso VI y los cristianos reconquistan la ciudad de Toledo en 1085 devolviendo su antiguo poder a la archidiócesis. El primer arzobispo de esta etapa es Bernardo de Cluny, perteneciente a la Orden de Cluny, que en aquella época se extendió por España. La sede episcopal participa activamente en la Reconquista, asumiendo el territorio que se conquistaba, y alentando en su territorio la expansión de las Órdenes militares de Santiago, Calatrava y Alcántara. Durante este periodo se emprende la construcción de la actual Catedral de Santa María de Toledo, cuyas obras se extenderán por dos siglos.

Terminada la conquista, durante el reinado de los Reyes Católicos, llega al puesto de Arzobispo de Toledo el Cardenal Francisco Jiménez de Cisneros, que inaugurará la Universidad de Alcalá, cuyo territorio pertenecía entonces al arzobispado de Toledo (de hecho, era Archidiócesis Primada de toda España y la provincia eclesiástica en sí se extendía hasta África) y participará activamente en la política del reino. Durante el reinado de Felipe II la corte se traslada a Madrid, si bien eclesiásticamente la ciudad sigue dependiendo de Toledo. Durante el resto de la Edad Moderna la ciudad sufrirá un lento declive. Aunque la diócesis se mantiene durante más tiempo, poco a poco va perdiendo peso ante otras más pujantes.

En los dos últimos siglos la archidiócesis sufre varios episodios complicados. Durante la invasión de Napoleón la diócesis se verá saqueada, huyendo el Arzobispo a la ciudad de Sevilla. Con las desamortizaciones de Mendizábal y Madoz se origina un conflicto entre el gobierno de España y el Papado, quedando vacante durante algún tiempo el puesto de arzobispo. Por último, la Guerra Civil Española supondrá la destrucción de buena parte del patrimonio artístico del arzobispado y la muerte de 281 sacerdotes. Tras ella, se procede a la reconstrucción del material destruido y se configura el aspecto de la actual Archidiócesis de Toledo.

Gobierno Eclesiástico[editar]

Braulio Rodríguez Plaza, actual arzobispo primado

Episcopologio[editar]

La archidiócesis de Toledo es dirigida por el arzobispo de Toledo y un obispo auxiliar que ayuda en la administración de la archidiócesis como parte de la curia archidiocesana.

Monseñor Braulio Rodríguez Plaza, actual arzobispo metropolitano, fue nombrado el 16 de abril de 2009 y tomó posesión de la archidiócesis el 21 de junio siguiente y recibió el palio arzobispal de manos del papa Benedicto XVI el 29 de junio de 2009 en Roma, en la festividad de los Apóstoles Pedro y Pablo junto a los demás arzobispos del mundo que se nombraron ese año.[2] Además, el cardenal Francisco Álvarez Martínez funge como arzobispo emérito de Toledo.

Actualmente se desempeña como obispo auxiliar de la archidiócesis, Ángel Fernández Collado, nombrado 28 de junio de 2013 por el papa Francisco, obispo titular de Iliturgi y auxiliar de Toledo. Fue consagrado en la catedral de Toledo el 15 de septiembre de 2013.

Territorio[editar]

La archidiócesis de Toledo está situada en el centro de España, en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha. Geográficamente, se encuentra en el centro de la Meseta Central, en la parte septentrional de la Submeseta Sur. Limita al norte con Madrid, al noroeste con Castilla y León (con Ávila), al oeste con Extremadura (con Cáceres y Badazoz) y al sur con Ciudad Real y ligeramente con Andalucía (con Córdoba). La jurisdicción del arzobispado abarca aproximadamente 19 333 km²,[3] que comprende el territorio de 232 municipios.[4]

La archidiócesis limita por el norte con las diócesis de Getafe, por el noroeste con la de Ávila, por el este con la diócesis de Cuenca, por el sur con la de Ciudad Real y con la de Córdoba y por el suoeste con la archidiócesis de Mérida-Badajoz y la diócesis de Coria-Cáceres.

La ciudad de Toledo, cuyo nombre asume el arzobispado, es la capital archidiocesana, y como tal, alberga la curia arzobispal y la catedral. En la ciudad se encuentra el Palacio Arzobispal de Toledo, residencia del arzobispo y Patrimonio de la humanidad.

Estadísticas[editar]

Según el Anuario Pontificio de 2014, indica que en el territorio de la arquidiócesis habitan 634,669 bautizados de 735,154 personas, correspondiente al 86,5% del total. La población es atendida por 1.403 sacerdotes.[5] También indica que el arzobispado tiene 476 parroquias.

Año Población Sacerdotes Diáconos Religiosos Parroquias
Bautizados Total % de
bauti-
zados
Total Clero
secular
Clero
regular
Bautizados por
sacerdote
Varones Mujeres
1950 755.857   755.867  100,0 374 307 67 2.021 278 1.451 364
1970 554.272 554.950 99,9 481 378 103 1.152 138 1.097 245
1980 507.790 508.620 99,8 440 380 60 1.154 121 1.210 257
1990 488.145 490.320 99,6 406 340 66 1.202 169 1.057 259
1999 547.760 550.095 99,6 443 390 53 1.236 153 981 265
2000 556.972 557.953 99,8 459 399 60 1.213 147 1.050 266
2001 557.235 558.721 99,7 462 401 61 1.206 160 1.054 268
2002 551.400 566.774 97,3 486 425 61 1.134 154 1.062 268
2003 547.821 560.576 97,7 468 411 57 1.170 147 1.158 268
2004 566.538 574.409 98,6 476 422 54 1.190 173 1.048 268
2010 719.482 636.477 88.5 480 443 37 1.325 97 893 270
2014 735.154 634.669 86.3 469 436 33 1.190 104 1.034 270
Fuente:The Hierarchy of the Catholic Church.[6]

Referencias[editar]

  1. Fidel Fita: El monasterio toledano de San Servando.
  2. «Braulio Rodríguez Plaza recibirá el palio arzobispal». 
  3. Cheney, David M. «Toledo (Archdiocese) [Catholic-Hierarchy]». www.catholic-hierarchy.org. Consultado el 2016-07-11. 
  4. «Municipios de la diócesis de Toledo | CEE». Conferencia Episcopal Española (en español de España). Consultado el 2016-07-11. 
  5. Annuario Pontificio per l'anno 2014. Librería Editrice Vaticana, Città del Vaticano. 2014. 
  6. The Hierarchy of the Catholic Church. «Archdiocese of Toledo» (en inglés). Consultado el 11 de julio de 2016. 

Enlaces externos[editar]