Aprendizaje apreciativo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El aprendizaje apreciativo es una corriente psicopedagógica que tiene como objetivo desarrollar la capacidad apreciativa de los alumnos ante un valor. Tiene lugar cuando se adquieren actitudes en relación con determinados valores.

El aprendizaje apreciativo se basa en que el ser humano adquiere conocimiento a partir de cada experiencia. Si un niño está rodeado de conductas o actitudes negativas, asimilará que eso es lo habitual; por tanto, tendremos que aportarle una serie de vivencias positivas que le hagan apreciar otro modelo válido de la realidad. Otra de las bases es que el ser humano conoce a través de lo sensible; de hecho, el 75 % del aprendizaje se adquiere de manera inconsciente. Es necesario reforzar los criterios morales acompañándolos de una experiencia que vaya en la misma dirección.

Las recientes aportaciones sobre el aprendizaje apreciativo[cita requerida] permiten sistematizar los conocimientos simultáneos mediante un sencillo proceso. Se trata de afrontar la realidad que nos rodea fomentando la capacidad de admiración y de reconocimiento. Para ello, el educador debe considerar la importancia que los sentimientos desempeñan en este ejercicio, pues pueden servir a la inteligencia tanto o más que la razón analítica, por cuanto, según su frecuencia o intensidad, generan improntas decisivas en la persona.

Véase también[editar]