Anunnaki

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Anunaki»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Sello en el que aparecen los Anunnaki.

Los Anunnaki son un grupo de deidades sumerias y acadias que están relacionadas con los Anunna (véase los cincuenta grandes dioses) y con los Igigi, los dioses menores.

Mitología[editar]

Según un mito babilónico y sumerio, los Anunnaki fueron los hijos de Anu, el cielo.  Anu, a su vez, era hijo de los hermanos Anshar y Kishar, dioses del cielo y la tierra respectivamente.  Por tanto, Anu era nieto de los dioses fangosos Lahamu y Lahmu, guardianes del templo en Eridu, en el cual tuvo lugar la Creación según el mito.  Lo que convierte a los Anunnaki en los bisnietos de los guardianes del templo de la Creación.

Enlil, señor del aire e hijo de Anu, sustituyó a su padre al frente del consejo de los Anunnaki y esta decisión provocó una disputa entre él y su hermanastro Enki, el señor de la tierra, dios triton del agua dulce, de la sabiduría, considerado por muchos como un alquimista.

Los Igigi, los dioses menores, rehusaron continuar trabajando para mantener la armonía del Universo y Enki, en el Shabbat o Shappatu, creó a la humanidad para que ésta asumiera la responsabilidad de realizar las tareas que los dioses menores habían abandonado.  Los Anunnaki, el alto consejo de los dioses y de Anu, fueron distribuidos por el planeta Tierra y el mundo subterráneo.  Algunos de ellos fueron el propio Enki, Asaru, Asarualim, Asarualimnunna, Asaruludu, Namru, Namtillaku o Tutu.

Los Anunnaki en el siglo XX[editar]

La reinvención del término los Anunnakis surgió en 1964, tras la publicación del libro Mesopotamia antigua: retrato de una civilización muerta, del asiriólogo Adolph Leo Oppenheim, quién popularizó este concepto que fue tomado por distintos blogs y personajes del mundo esotérico y de pseudociencias de Internet.[1] Por otra parte, el escritor y conferenciante británico David Icke sostiene que los anunnaki son extraterrestres que continúan controlándonos a través de los gobiernos y las grandes fortunas.

Los escritos de Zecharia Sitchin[editar]

El azerbaiyano Zecharia Sitchin publicó una decena de libros conocidos cómo Crónicas de la Tierra a partir de la década de 1970.  En ellos, quedan traducidas tablas sumerias de escritura cuneiforme y textos bíblicos en su escritura original. El primero de ellos, El 12º planeta, da una versión muy mejorada y ampliada del Génesis, la iglesia romana y todas las religiones en general persiguen fanáticamente este mensaje, ya que supondría el fin de su poder si fuera aceptado por la humanidad.

El libro narra la llegada hace unos 450.000 años de los Anunnaki (Elohim o Nefilim bíblicos) a la Tierra procedentes de un planeta llamado Nibiru, que orbita en nuestro sistema solar en el plano inverso de la elíptica cruzando entre júpiter y marte una vez cada 3600 de nuestro años.

Estos seres, de cráneos grandes, estatura media-Alta (190-250 metros), ojos grandes y un poco achinados, de piel blanca casi albina, sin cabellos y barba, inicialmente se asentaron en Mesopotamia.

Vinieron a buscar mineral de oro, que es de gran valor tecnológico para ellos y forma la raíz de su ciencia y tecnologia.

Durante los primeros 350.000 años saquearon el pleneta a su gusto, pero hace 50.000 años, hubo una rebelión a causa de la dureza del trabajo. La solución a este problema fue producir trabajadores esclavos, esto supuso el uso de la ingeniería genética para acelerar la evolución de los pre-humanos existentes Neanderthal y Homo Erectus, convirtiéndolos en los primeros Homo Sapiens, para realizarlo tuvieron que aportar al coctel genético, parte de su propio ADN, de eso viene "a imagen y semejanza de Dios".

Esto nos fue "transmitido" como otros conceptos de forma deficiente y aprovechado por las elites contactadas, incluso emparentadas, ya que el Adan, es decir el Homo Sapiens, no se puede reproducir con sus equivalentes terrestres de la época de la creación, solamente con los Anunnaki y después de consigo mismo.

Según los libros de Sitchin, la tecnología y poder de los Anunnaki aún no ha sido superada, plantea que efectuaban viajes espaciales y manejaban la ingeniería genética hace 450.000 años, y que han dejado sus rastros en toda la Tierra con tecnología aún desconocida como por ejemplo con pirámides (egipcias, mayas, aztecas y chinas), Stonehenge, el "puerto espacial de Baalbeck", las líneas de Nazca y Machu Pichu.

A nivel teológico y social el impacto de poder demostrar lo propuesto por [Sitchin], pondria el mundo en su lugar, temas como el eslavón perdido, la formación de la tierra, la extinción de los dinosaurios, la vida en la tierra, la humanidad, las religiones, los angeles, las tradiciones esotéricas, nacen de las discusiones entre ENLIL (Alias Yaveh, Jehova, Zeus, Jupiter, Odin, Ala...) con su hermano y adversario ENKI (Satanàs, Lucifer, Neptuno, angel caído, Poseidon, serpiente de adam y Eva).

Las traducciones de Sitchin han sido aceptadas por todo aquel que se las han explicado adecuadamente, sin la presión religiosa, a parte de esto han sido descartadas por algunos científicos, historiadores y arqueólogos, que están en desacuerdo tanto en su traducción de textos antiguos.[2]

Referencias[editar]

  1. Ancient Mesopotamia: Portrait of a Dead Civilization. (1964), revised edition 1976. (En inglés)(ISBN 0-226-63187-7).
  2. Sitchin en The Skeptics Dictionary

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]