Antropología social

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La antropología social es el constituyente dominante de la antropología en el Reino Unido y su Mancomunidad de Naciones y la mayoría de Europa (Francia en particular[1] ), donde se distingue de la antropología cultural.[2] En los EEUU, la antropología social está subsumida a la antropología cultural (o dentro de la antropología sociocultural, denominación relativamente nueva).

En contraste con la antropología cultural, la cultura y su continuidad (incluyendo narrativas, rituales y el comportamiento simbólico asociado con éstas) han sido tradicionalmente consideradas como la "variable" dependiente por la antropología social, incrustadas en su contexto histórico y social, incluyendo su diversidad de posiciones y perspectivas, ambigüedades, conflictos y contradicciones de la vida social; más que la variable independiente (explicativa).

En el pasado, los temas de interés de los antropólogos sociales incluían las convenciones, la organización económica y política, el derecho y la resolución de conflictos, los patrones de consumo e intercambio, el parentesco y las estructuras familiares, las relaciones de género, la maternidad y la socialización, religión; mientras que en la actualidad, los antropólogos sociales también se interesan por temas como la globalización, la violencia étnica, los estudios de género, el trans nacionalismo y las experiencias locales que de él se desprenden y las culturas emergentes del ciberespacio;[3] y también pueden mediar conflictos de intereses entre defensores del medio ambiente y responsables del desarrollo económico.[4] Algunos antropólogos británicos y americanos, entre los que se encuentran Gillian Tett y Karen Ho, que estudiaron la Bolsa de Valores de Wall Street, proporcionaron una explicación alternativa sobre la crisis financiera de 2007–2010 frente a las explicaciones técnicas vinculadas a las teorías políticas y económicas.[5]

Las diferencias entre las perspectivas de la antropología sociocultural británica, francesa y americana han disminuido para dar paso cada vez más a diálogos y préstamos de teorías y métodos. Los antropólogos sociales y culturales, además de algunos socioculturales, se encuentran en la mayoría de institutos de antropología. Por eso los nombres formales de las instituciones ya no necesitan reflejar el contenido de disciplinas que estudian al completo. Algunos, como el Institute of Social and Cultural Anthropology[6] (Instituto de Antropología Social y Cultural en inglés) de Oxford ha cambiado su nombre para reflejar el cambio de composición. Otros como el Departamento de Antropología Social de la Universidad de Kent[7] se ha convertido simplemente en el Departamento de Antropología. La mayoría retienen el nombre original. Se sugiere revisar este párrafo por completo, no es claro o está traducido incorrectamente, ya que no transmite la idea del mismo con precisión.

La investigación cualitativa a largo plazo, incluidos los estudios de campo intensivos (que enfatizan métodos de observación participante se han priorizado en la antropología social, por encima de los análisis cuantitativos, cuestionarios y breves visitas de campo, normalmente empleados por economistas, politólogos y (la mayoría de) sociólogos.[8]

Enfoque y práctica[editar]

La antropología social se distingue de otras materias como la economía o las ciencias políticas por su enfoque holístico y la atención que presta a la diversidad comparativa de sociedades y culturas alrededor del mundo. Este enfoque brinda a la antropología la posibilidad de reexaminar presupuestos occidentales. Se diferencia de la sociología tanto en sus métodos principales (basados en la observación participante y la competencia lingüística)[9] como en la importancia que atribuye a los microestudios. Va más allá de aquello que se considera estrictamente como fenómeno social y profundiza en sus elementos culturales, artísticos, individuales y cognitivos.[10] Muchos antropólogos sociales utilizan métodos cuantitativos de análisis también, especialmente aquellos que investigan temas como las economías locales, la demografía, la ecología humana, los procesos cognitivos o la salud y las enfermedades.

Especializaciones[editar]

Las especializaciones de la antropología social varían a la vez que los objetos de estudio evolucionan y se transforman, así como aparecen nuevos paradigmas intelectuales: la musicología y la antropología médica son ejemplos actuales de nuevas especialidades firmemente establecidas.

Otras áreas recientes de desarrollo cognitivo son: el análisis social y ético de las nuevas tecnologías, patrones emergentes de organizaciones familiares y de parentesco, el debate sobre el deceso del socialismo de estado, las implicaciones políticas del aumento de la religiosidad y las auditorías culturales.

La antropología ha influenciado a otras disciplinas como la filosofía (ética, fenomenología, lógica), la historia de la ciencia, el psicoanálisis y la lingüística.

Aspectos éticos[editar]

Esta materia cuenta con aspectos tanto éticos como reflexivos. Los expertos analizan como los estudiantes construyen los objetos de estudio y las maneras en que ellos, como antropólogos, pueden contribuir en los procesos de cambio de las sociedades que estudian. Un ejemplo es el Efecto Hawthorne, por el cual los sujetos de un estudio alteran su comportamiento debido a saber que están siendo observados y estudiados.

Historia[editar]

La antropología social tiene sus raíces en varias disciplinas del siglo XIX, entre las que se incluyen la etnología, estudios de folclore y estudios clásicos. (Véase Historia de la Antropología) Su precursores fueron Edward Burnett Tylor y James George Frazer con sus trabajos a finales del s. XIX, los cuales sufrieron grandes cambios tanto en su metodología como en la teoría durante el periodo 1890 - 1920 e hicieron evidente un nuevo interés por el trabajo de campo y los estudios holísticos a largo plazo del comportamiento social en entornos naturales. También vemos en esta época como se introdujeron las teorías sociales francesa y alemana. Bronislaw Malinowski, una de las mayores influencias en la antropología social británica, destacó la importancia de los trabajos de campo a largo plazo en los que el antropólogo aprende la lengua vernácula y se implica en las actividades diarias de los habitantes locales.[11] Este idea fue reforzada por Franz Boas al introducir el relativismo cultural, el cual apunta que cada cultura se construye sobre la base de una serie de ideas preconcebidas sobre el mundo, por lo que solo es posible entender dicha cultura desde la perspectiva de sus propios valores[12]

El Museo Británico, Londres

Museos como el Británico no eran el único que daba cabida a los estudios de antropología. Con la llegada del periodo del Nuevo Imperialismo alrededor de 1870, los zoológicos se convirtieron en "laboratorios libres", especialmente las supuestas "exhibiciones etnológicas" o "ciudades de negros". Los llamados "salvajes" de las colonias eran mostrados en estos zoológicos humanos, en jaulas y casi siempre desnudos. Por ejemplo, en 1906, el pigmeo congolés Ota Benga fue enjaulado en el Zoológico del Bronx por el antropólogo Madison Grant, y fue denominado "el eslabón perdido" entre el orangután y la raza blanca. Grant, famoso eugenista, es también el autor de The Passing of the Great Race (1916). Este tipo de exhibiciones eran intentos de ilustrar y probar la validez del racismo científico, la primera formulación del cual se puede atribuir a Arthur de Gobineau y su "Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas" (1853–55). Aun en 1931, la Exposición colonial de París exhibía en la "ciudad indígena" Kanaks de Nueva Caledonia, y recibió 24 millones de visitas en seis meses, demostrando así la popularidad de dichos zoológicos humanos.

La antropología se fue distanciando cada vez más de la historia natural, y para finales del siglo XIX empezó a coger forma tal y como la entendemos hoy en día. En 1935, por ejemplo, T.K. Penniman escribió la historia de dicha disciplina en su libro "Cien años de antropología". En aquellos tiempos, el método comparativo dominaba la praxis. Se asumía que todas las sociedades pasaban por un proceso evolutivo único y común, de la fase más primitiva a la más avanzada. Así pues, las sociedades de fuera de Europa se consideraban "fósiles vivientes" que podían ser estudiados para entender el pasado occidental. Los investigadores escribieron relatos sobre migraciones prehistóricas que en ocasiones tenían valor, pero a menudo pecaban de fantasiosos. Fue en esta época que los europeos fueron capaces de rastrear de manera precisa migraciones polinesias a través del océano Pacífico, aunque muchos creían que éstas habían originado en Egipto. Finalmente, el concepto de raza fue considerado como una herramienta para clasificar y jerarquizar seres humanos sobre la base de sus características.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Dianteill, Erwan, "Cultural Anthropology or Social Anthropology? A Transatlantic Argument", L’Année sociologique 1/2012 (Vol. 62),p. 93-122.
  2. «Benchmark Statement Anthropology (UK)». QAA (UK). Consultado el 9 de enero de 2012. 
  3. «The Department of Anthropology at Harvard University». Fas.harvard.edu. Consultado el 27 de marzo de 2011. 
  4. Hendry, Joy.1999. An Introduction to Social Anthropology: Other People's Worlds. London: Macmillan Press Ltd
  5. Ho, Karen (2009): "Disciplining Investment Bankers, Disciplining the Economy: Wall Street’s Institutional Culture of Crisis and the Downsizing of American Corporations." American Anthropologist, Vol. 111, No. 2.
  6. «Institute of Social and Cultural Anthropology». 
  7. «School of Anthropology and Conservation». 
  8. Bernard, R. 2006. Research Methods in Anthropology. Lanham: Alta Mira Press
  9. "Nanjunda, D.C.(2010) Contemporary Studies in Anthropology: a reading. Mittal Publications: New Delhi, India. p.8">
  10. Ingold, T. (1985) Who Studies Humanity? The Scope of Anthropology. Anthropology Today, 1:6:15-16
  11. Kuper, Adam (1973). Anthropology and Anthropologists: The Modern British School. Londres: Routledge and Kegan Paul. pp. 14-16. ISBN 0-7100-9409-4. 
  12. Hendry, Joy.1999. An Introduction to Social Anthropology: Other People's Worlds. Palgrave. p. 9-10.