Antonio Vargas Laguna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Antonio Vargas Laguna fue ministro plenipotenciario de Fernando VII en Roma, a raíz de su restauración como rey en 1814, tras la Guerra de la Independencia, durante la cual Vargas sufrió presidio en el fuerte de Vincennes por negarse a prestar juramento al Rey Intruso, José Napoleón I, más conocido como Pepe Botella. Cumplió con tesón la misión de espiar y sembrar la discordia entre los exiliados padres del soberano, los ex reyes Carlos IV y María Luisa, y su cortejo, entre los que se encontraba Manuel Godoy. Fernando VII lo nombró por tal motivo marqués de la Constancia.

Con anterioridad, había sido Alcalde de Casa y Corte, llevado a Madrid por su paisano extremeño el valido Manuel Godoy, en el apogeo de su poder.

Nombrado Secretario de Estado de España en 27 de mayo de 1823.

En 1808 fue arrestrado por el general francés Miollis, junto con su secretario Antonio Beramendi y Freyre, por sus protestas contra los atropellos franceses de Bayona, y por no jurar fidelidad y obediencia a José Bonaparte como rey de España. Ambos, sufrieron un encarcelamiento de más de cinco años en varias prisiones francesas. Acabada la Guerra de la Independencia, alcanzaron la libertad.


Predecesor:
Pedro Alcántara de Toledo y Salm-Salm
Secretario de Estado de España
1823
Sucesor:
Víctor Damián Sáez Sánchez-Mayor