Antoni Benaiges

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Antoni Benaiges i Nogués
Información personal
Nacimiento 1903 Ver y modificar los datos en Wikidata
Mont Roig del Camp, Tarragona, España
Fallecimiento 25 de julio de 1936
Fosa común de La Pedraja, Villafranca Montes de Oca.
Nacionalidad española
Información profesional
Ocupación Maestro Ver y modificar los datos en Wikidata

Antoni Benaiges i Nogués (Montroig, provincia de Tarragona, 1903 - Villafranca Montes de Oca, provincia de Burgos, 25 de julio de 1936), fue un maestro español. Divulgador de las técnicas Freinet en España, murió fusilado en el comienzo de la guerra civil española.

Catalán de nacimiento, en 1934 Antoni Benaiges fue destinado a la escuela de Bañuelos de Bureba (Burgos), donde impartió clases de primaria utilizando la imprenta y otras técnicas del pedagogo francés Célestin Freinet. Durante el verano de 1936 tenía previsto viajar con su alumnado a visitar, por primera vez, el mar; pero Benaiges fue detenido en Briviesca al producirse el golpe de estado que desencadenaría la guerra civil española. Se ha documentado su asesinato por elementos de la milicia falangista el 25 de julio de 1936, siendo al parecer enterrados en la fosa común burgalesa de los Montes de la Pedraja, aunque no han podido identificarse sus restos tras las exhumaciones realizadas.

Fotografia Benaiges,.jpg

Benaiges procedía de una familia rural, pero con una parte muy involucrada en el mundo de la pedagogía. Su madre era sobrina de Agustí Sardà Llaberia, ilustre pedagogo y político republicano, y prima hermana de la pedagoga Mercè Sardà Uribarri. Además, dos hermanos de la madre estaban muy relacionados con la Institución Libre de Enseñanza. La familia materna también le encomendó las ideas de justicia social que promulgaban los republicanos. En 1931, mientras hacía de maestro en el Grupo Escolar Carmen Rojo de Madrid, se afilió a la Agrupación Socialista. En 1934 comenzó a militar de manera destacada en la Federación Estatal de Trabajadores de la Enseñanza de UGT de Barcelona. Durante los dos 8 años que ejerció en Burgos, colaboró intensamente con la Agrupación Republicana y fue miembro de la Casa del Pueblo de Briviesca. Era uno de los más destacados articulistas del semanario de izquierdas La voz de la Bureba. El verano de 1936 la mayoría de articulistas acabaron en la fosa de La Pedraja.

El episodio del mar[editar]

La memoria del maestro Antonio Benaiges ha quedado asociada y popularizada por la anécdota de la intención de este maestro de llevar a sus alumnos, los niños y niñas de Bañuelos, a conocer el mar,[1]​ elaborando un cuaderno colectivo en el que podían leerse las descripciones infantiles «El mar será muy grande, muy ancho y muy hondo», o un simple «el mar será...» Benaiges, que revolucionó su escuela dando la palabra a sus alumnos con la ayuda de la imprenta siguiendo la pedagogía de Freinet, les había prometido ir a Mont-roig de Camp, a casa de su familia, y dejó escrito en su cuaderno:

Y la fantasía de unos niños que suben y bajan

la loma sólo la loma, la ingrata loma, disparose
hacia Lejanía [sic] para hundirse en la vastitud
líquida, misteriosa, sublime... También ellos, los niños,

saben del mar sin haberlo visto nunca.
Antoni Benaiges, prólogo de «El mar. Visión de unos niños que no lo han visto nunca 'cuaderno del mar»
Caixa amb el quadern del mar. família Benaiges..jpg

El mar será... Los niños y niñas de Bañuelos no habían visto el mar y en enero de 1936 el maestro les animó a imaginarlo y describirlo. El resultado fue el cuaderno El mar. Visión de unos niños que no lo han visto nunca. «El mar será muy grande, muy ancho y muy hondo». Así es como se lo imaginaban, y así es como quedó recogido en el cuadernillo que escribieron en la escuela. Las descripciones se repetían: «El mar será...», «El mar será...». Benaiges les prometió que en verano irían a Montroig del Camp, a casa de su familia, para verlo por primera vez y poder decir: «El mar es...», «El mar es...». Pero el sueño de aquellas criaturas quedó truncado para siempre el 19 de julio de 1936, con el estallido de la Guerra Civil. La vida del maestro también.

La muerte del maestro

Antoni Benaiges fue detenido el 19 de julio en la Casa del Pueblo de Briviesca, cerca de Bañuelos. Hay testigos que aseguran que lo torturaron, le arrancaron los dientes y el pasearon semidesnudo en un coche descapotado por Briviesca para humillarlo públicamente. Después lo llevaron a La Pedraja, a él y a mucha otra gente, donde fue fusilado el 25 de julio y enterrado en una fosa común. Pero no bastaba con matarlo. También se tenía que borrar la memoria. El 19 de diciembre de 1939, tres años después de su fusilamiento, la Comisión Depuradora del Magisterio Nacional de Primera Enseñanza de Burgos resuelve la «separación definitiva» de Antoni Benaiges de su plaza de maestro. Este tipo de expedientes, en los que se humillaba aún más la gente vencida, fueron una práctica habitual durante la posguerra. Fuera viva o muerta, toda persona que no comulgaba con los principios del Movimiento no tenía lugar en la «nueva España» y había que depurar.

Desenterrant el silenci, fosa de la Pedraja, Burgos..jpg

La persecución de los cuadernos

El 20 de julio de 1936 Bañuelos recibió una visita que la gente del pueblo no olvidaría. A media tarde corrió la voz que por el camino de Briviesca bajaban unos hombres armados de la Falange Española. Fueron directamente a la escuela y mientras unos hacían preguntas relacionadas con las amistades del maestro, otros amontonaban ante el edificio todo lo que 11 consideraban subversivo: libros, material escolar, imprentas, trabajos de alumnos y la colección de los cuadernos que quedaba como archivo. Dos años de trabajo intenso, dos años de sueños y perspectivas ilusionadas, eran reducidos a cenizas en pocos minutos. Alguien pudo salvar del fuego las redacciones manuscritas y escondió un par de ejemplares de los cuadernos que ahora se conservan como verdaderos tesoros, pero la mayoría de familias se deshicieron rápidamente por miedo a las represalias. El testimonio de aquella colección de cuadernos editados en la escuela de Bañuelos de Bureba se conserva en Mont-roig del Camp, en manos de la familia Benaiges, que se había suscrito a la publicación y los recibía regularmente.

Las fosas del silencio

«Como ya advertía la Antígona de Sófocles escribe Marta Tafalla-, negar el entierro del vencido es una vieja forma de injusticia, repetida una y otra vez en todas las guerras y dictaduras del mundo. Es una forma de violencia que sobrepasa la propia vida de la víctima con el objetivo de condenarla, también, al olvido: no permitiendo que repose en el cementerio, entre sus vecinos, donde la podrían visitar familiares y amigos, el cuerpo es expulsado de la última comunidad. A su nombre le es negada la lápida que lo conserve, la piedra que retenga la voz cuando ésta ha desaparecido ». Como consecuencia de la represión fascista durante y después de la Guerra Civil, España está llena de fosas comunes; se cree que contienen los restos de más de 150.000 personas.

La fosa de La Pedraja

Desenterrant el silenci, Balas, fosa de la Pedraja..jpg

En 2010, la Agrupación de Familiares de las Personas Asesinadas en los Montes de La Pedraja localizó casquillos de bala y restos humanos en una montaña cerca del municipio de Villafranca Montes de Oca, Burgos. Meses después, la Sociedad de Ciencias Aranzadi exhumó aquella fundición y encontró los restos de 104 personas asesinadas entre julio y octubre de 1936 a manos de los fascistas. En el Monte de La Pedraja se calcula que hay más de 400 personas ejecutadas de los municipios de los alrededores; entre ellos, Antoni Benaiges, el maestro que prometió el mar a los niños y niñas de Bañuelos de Bureba. En la actualidad, según algunos investigadores de la historia del maestro, han aparecido algunas pistas que indican que pudiera haber sido asesinado el mismo 19 en la localidad de Briviesca y sus restos tirados en un vertedero cercano. Lo real y tristemente cierto es que sus restos no han aparecido.

Referencias[editar]

  1. «Antoni Beanaigues. El maestro que prometió el mar (exposición homenaje)». Museu Maritim de Barcelona (en español). Consultado el 20 de enero de 2019. 

Bibliografía[editar]