Antiguo Colegio de San Ildefonso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antiguo Colegio de San Ildefonso
Museo de la Luz.jpg
Entrada del Museo
Localización
País Flag of Mexico.svg México
Ciudad Ciudad de México
Información general
Tipo Arte
-----
Inauguración 1992
-----
Director(a) Bertha Cea Echenique[1]
Información del edificio
Construcción 1588 (Real y Más Antiguo Colegio de San Ildefonso)
Información visitantes
Metro Zócalo (Línea 2)
Sitio web Página del Museo
Coordenadas 19°26′10″N 99°07′50″O / 19.43605, -99.13065833Coordenadas: 19°26′10″N 99°07′50″O / 19.43605, -99.13065833
[editar datos en Wikidata]

El Antiguo Colegio de San Ildefonso es uno más recientes museos de la ciudad de México que se encuentra localizado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, en la calle de Justo Sierra en el número 16.

Es un espacio museográfico para exposiciones temporales que cuenta además con acervo propio forjado cuando éste era un importante colegio jesuita y de cuando fue sede de la Escuela Nacional Preparatoria, entre 1867 y 1989, además del destacado conjunto de murales realizados en sus muros entre 1922 y 1940 por los más destacados artistas del muralismo mexicano.

Arquitectura[editar]

El Antiguo Colegio de San Ildefonso es una de las edificaciones coloniales más destacadas del Centro Histórico de la Ciudad de México. Está ubicado en la calle de Justo Sierra, entre República de Argentina y El Carmen. La construcción del conjunto inició con el Colegio Chico (que actualmente ocupa el Museo de la Luz, de la UNAM), cuya portada presenta en el nicho central la imagen de la Virgen del Rosario tallada en tecalli (alabastro poblano). El Colegio Grande ostenta en su fachada un relieve en mármol de San Ildefonso recibiendo la casulla de manos de la Virgen María, así como el escudo real de Castilla y León. El conjunto arquitectónico cuenta con tres niveles y se compone de dos áreas: la perteneciente al periodo barroco con tres patios (Chico, de Pasantes y Grande) es una construcción de mampostería con arcadas sobre pilastras y fachadas recubiertas con tezontle, marcos y cornisas de cantera; y la edificada al sur de la anterior, construida de 1907 a 1910 y modificada en 1931, en la que se sustituyó la alberca de la preparatoria por pequeños patios, espacio en que se encuentra el anfiteatro Simón Bolívar. Su fachada recuerda la del siglo XVIII; su interior, en cambio, manifiesta su pertenencia al siglo XX.

Historia del edificio[editar]

Tras su llegada a la Nueva España en el año de 1572, los miembros de la Compañía de Jesús iniciaron su labor religiosa y educativa en la Ciudad de México entre sus primeras fundaciones se encuentra el Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo, a los que siguieron la fundación de los colegios de San Bernardo, San Miguel y San Gregorio, alrededor de 1583 los jesuitas decidieron unirlos en un único colegio el cual se consagró a San Ildefonso, el edificio original sólo ocupaba el espacio que hoy se conoce como el Patio Chico.

En el siglo XVII, el rey Felipe III lo colocó bajo su patrocinio con lo cual el colegio adquirió la categoría de Real y Más Antiguo, lo cual debió facilitar la construcción del llamado Patio de Pasantes, se sabe que aquí se encontraba la capilla a la que asistían a misa los integrantes de la comunidad jesuita; posteriormente en el siglo XVIII se construiría el llamado Patio Grande, donde se colocaría la puerta principal de acceso al colegio, en el remate de la fachada se colocó en alto relieve dedicado a San Ildefonso, que muestra al santo recibiendo su casulla de manos de la Virgen María.

A fines de junio de 1767, por orden del rey Carlos III, se ordenó la expulsión de jesuitas de todos los dominios españoles en América, a su salida una parte del otrora colegio jesuita se convirtió en cuartel del regimiento de Flandes, otra parte se mantuvo como colegio bajo la administración del gobierno virreinal y el clero secular; tras la independencia de México fue sede temporal de la Escuela de Jurisprudencia y de la Escuela de Medicina.

Finalizada la guerra entre México y EUA, el general americano Winfield Scott lo convirtió en cuartel de las tropas de ocupación de los EUA, sus antiguos patios dieron descanso a parte del ejército de ocupación americano (1847). Durante la Segunda Intervención Francesa, tras la salida de Benito Juárez de la ciudad de México, el ejército francés también lo ocuparía como cuartel del nuevo ejército de ocupación (1863).

Consumada la guerra contra Francia y el Segundo Imperio en 1867, el espacio arquitectónico de San Ildefonso fue entregado a Gabino Barreda para convertirlo en la sede de la Escuela Nacional Preparatoria, (Ley Orgánica de Instrucción Pública, 2 de diciembre de 1867), en la más estricta austeridad y contando con el apoyo del presidente Benito Juárez, el antiguo Colegio de San Ildefonso se convirtió en la sede de la Escuela Nacional Preparatoria, la cual abrió el viejó portón de la calle de San Ildefonso el 3 de febrero de 1868.

La Escuela Nacional Preparatoria[editar]

De 1867 a 1910 el edificio fue adaptado a las necesidades de la recién establecida Escuela Nacional Preparatoria, los patios antes concurridos por alumnos jesuitas se fueron poblando por alumnos de preparatoria, la antigua capilla se convertiría en la biblioteca, se instaló un comedor, se colocaron los laboratorios en la planta alta del edificio, incluso se instaló un observatorio.

Durante la presidencia de Porfirio Díaz Mori, la Escuela Nacional Preparatoria siguió creciendo, en 1904 se inició la ampliación del edificio original hacia el sur, en los dos predios adquiridos se construyó el anexo de San Ildefonso, el cual incluía un conjunto de oficinas y el nuevo Anfiteatro, culminada su construcción en 1910, fue estrenado para realizar la ceremonia inaugural de la Universidad Nacional de México el 22 de septiembre de 1910.

Durante el periodo revolucionario la vida en la Preparatoria se vio ligeramente afectada, durante el gobierno de Victoriano Huerta los alumnos participarían en algunos desfiles militares, incluso algunos se convirtieron en estafetas del ejército federal.

Finalizada la revolución, la vida escolar y académica de la Preparatoria retomó nuevamente su cauce, la gran novedad sería la llegada de los muralistas, los cuales fueron ocupando con sus pinturas pasillos, escaleras, descansos y muros, desde el anfiteatro, el patio chico y el patio grande, con el apoyo de José Vasconcelos. Convirtiendo a San Ildefonso en el corazón del movimiento muralista, cuenta con murales Diego Rivera, Fernando Leal, Jean Charlot, David Alfaro Siqueiros, Ramón Alva de la Canal, Fermín Revueltas y José Clemente Orozco.

La historia de San Ildefonso está íntimamente ligada a la historia de la Escuela Nacional Preparatoria y a la de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ambas escuelas vieron la primera luz en sus muros, sus pasillos escucharon los primeros goyas (porra oficial de la UNAM), en sus aulas se escucharon las cátedras de Gabino Barreda, Justo Sierra, José Vasconcelos, Ezequiel A. Chávez, Vicente Lombardo Toledano, entre muchos otros, y por sus pasillos circularon como estudiantes Octavio Paz, Carlos Fuentes, Miguel Alemán, Adolfo López Mateos, etc.

El Antiguo Colegio San Ildefonso, fue sede de los planteles 1 y 3, escenario de conflicto durante la huelga de 1929 y del movimiento estudiantil de 1968, una de las puertas de acceso del plantel fue volada por un bazukaso, al inicio de 1980 se trasladan el plantel 1 y 3 a sus nuevas sedes. En 1982 se estableció en San Ildefonso el programa multidisciplinario Justo Sierra, el cual se vio enriquecido con el establecimiento del Museo de la Escuela Nacional Preparatoria para la Educación y el Arte (MENPEA), en 1986 a 1990.

De 1991 a 1992, el Antiguo Colegio de San Ildefonso inició su proceso de restauración y acondicionamiento para convertirlo en el museo de exposiciones temporales que es actualmente, la administración está bajo control de un triunvirato integrado por la Universidad Nacional Autónoma de México, El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Gobierno del Distrito Federal.

Murales[editar]

En 1874 Gabino Barreda autorizó a Juan Cordero la realización del primer mural en el cubo de la escalera del segundo piso titulado Triunfos de la Ciencia y el Trabajo sobre la Envidia y la Ignorancia.

Cuando José Vasconcelos asumió como Secretario de Educación Pública la Escuela Nacional Preparatoria abrió nsus puertas a un amplio grupo de pintores que se dedicaron a embellecer sus muros a partir de 1922:

  • Anfiteatro: en este espacio trabajó Diego Rivera quién pintó a la encáustica el mural conocido como La Creación (1922), en el vestíbulo del mismo espacio Fernando Leal realizó al fresco la serie mural titulada Epopeya Bolivariana (1930-1942).
  • Patio Chico: en este espacio David Alfaro Siqueiros elaboró los siguientes murales: Los elementos o el Espíritu de Occidente (1923), El llamado de la libertad o Los Ángeles de la liberación (1923), Los Mitos (1924) y El entierro del obrero sacrificado (1924).
  • En el pasillo que enmarca la entrada principal que da a la calle de San Ildefonso, Ramón Alva de la Canal realizó al fresco El desembarco de los españoles y la cruz plantada en tierras nuevas (1922-1923), enfrente a éste Fermín Revueltas trabajó a la encáustica la Alegoría de la Virgen de Guadalupe.
  • Patio Grande: en los laterales de la escalera de acceso José Clemente Orozco pintó al fresco Hombres sedientos (1923-1924) y Los ingenieros (1926), en el cubo de la escalera del primer piso, Orozco realizó los murales Cortés y la Malinche (1926), Razas aborígenes (1923-1924), Franciscanos (1923-1924), Juventud (1923-1924) y Constructores.
  • Cubo de la escalera del segundo piso: Jean Charlot plasmó su visión sobre la Masacre en el Templo Mayor o La conquista Tenochtitlan (1922-1923), enfrente de este mural Fernando Leal pintó La fiesta del señor de Chalma (1922-1923). En el lugar en el que estaba el mural de Cordero se colocó un vitral titulado La bienvenida.

Muros del lado norte del Patio Grande: José Clemente Orozco realizó la serie mural más grande, todas las pinturas se realizaron al fresco:

  • Planta baja: Maternidad (1923-1924), Destrucción del viejo orden (1926), La trinchera (1926), La huelga (1924-1926), Trinidad revolucionaria (1923-1924), Banquete de los ricos (1923-1924).
  • Primer piso: Aristócratas (1923-1924), La alcancía (1923-1924), Basurero de los símbolos (1923-1924), Acechanzas (1923-1924), La libertad (1923-1924, Jehová entre los ricos y los pobres o El Juicio final (1923-1924) y La ley y la justicia (1923-1924).
  • Segundo piso: Revolucionarios (1926), La familia (1926), La despedida (1926), Trabajadores (1926), La bendición (1926), El sepulturero (1926) y Mujeres llorando (1926).

Actualidad[editar]

Exposición el Antiguo Colegio de San Ildefonso.
  • El conjunto tiene hoy día tres niveles, con tres patios (Chico, de Pasantes y Grande) con fachadas recubiertas con tezontle; y la edificada al sur, entre 1907 y 1931, con dos pequeños patios con el anfiteatro Simón Bolívar, obra del arquitecto Samuel Chávez, concluido en 1910; y el área de oficinas.
  • Fue sede del Museo de la Escuela Nacional Preparatoria (MENPEA). Su acervo estuvo constituido por los murales realizados por David Alfaro Siqueiros (Patio Chico); Ramón Alva de la Canal y Roberto Montenegro (puerta norte); José Clemente Orozco (muros del patio grande); Fernando Alva de la Canal, Jean Charlot y José Clemente Orozco (escaleras centrales); Diego Rivera y Fernando Leal (Anfiteatro Simón Bolívar); además del material e instrumental de los laboratorios de Química, Zoología, Botánica. La sillería de coro de la antigua iglesia de San Agustín de la ciudad de México, obra del maestro ensamblador Salvador de Ocampo (ca. 1665-1732), se conserva y exhibe en el Salón el Generalito.
  • En 1983 la Filmoteca de la UNAM pasó a tener su sede en el Patio Chico.
  • En 1992 el edificio fue restaurado para albergar la exposición México: Esplendores de 30 siglos. Desde entonces el Antiguo Colegio de San Ildefonso es un recinto del patrimonio universitario, administrado por un mandato tripartita integrado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Gobierno del Distrito Federal (GDF). Funciona como centro cultural y de exposiciones temporales.
  • En 2011 la Filmoteca de la UNAM se trasladó a Ciudad Universitaria, y los espacios del Patio Chico pasaron a ser ocupados por el Museo de la Luz.
Vista al Colegio de San Ildefonso.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Bertha Cea, al frente del Colegio de San Ildefonso». Diario El Universal. 17 de octubre de 2013. 

Enlaces externos[editar]