Antifa (Estados Unidos)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Miembros de Antifa durante unas manifestaciones contra los Patriot Prayer, un grupo de extrema derecha.

Antifa es un movimiento estadounidense conformado por grupos autónomos heterogéneos de izquierda que tienen como objetivo lograr cambios mediante el uso de la acción directa en lugar de reformas políticas.[1]

Su nombre y logotipo están basados en los del movimiento alemán e internacional Acción Antifascista (Antifaschistiche Aktion). Su logotipo consta de dos banderas: la roja del comunismo y la negra del anarquismo.[2]

Los activistas participan en diversas tácticas de protesta, incluidos daños a la propiedad y violencia física, y hostigamiento contra aquellos a quienes identifican como neonazis, supremacistas blancos o de extrema derecha.[3]​ Las personas involucradas en el movimiento tienden a mantener puntos de vista críticos con la no intervención del Estado y el conservadurismo social, así mismo se suscriben a una gama de ideologías como el anarquismo, anticapitalismo, feminismo, socialismo y el Comunismo.[4]

El gobierno de Trump de los Estados Unidos anunció su intención de clasificarlo como organización terrorista en junio de 2020 ya que se organizaron manifestaciones que incluían vandalización, destrucción de propiedad privada y ataques a policías y civiles tras el asesinato de George Floyd. Sin embargo, diversas organizaciones tales como la ACLU han denunciado el uso electoralista de esta designación[5]​ así como su posible inconstitucionalidad ya que no existe una ley para regular el pretendido terrorismo doméstico. Según Donald Trump y numerosos políticos del Partido Republicano, a Antifa realmente no le importa George Floyd y que su objetivo es desestabilizar al gobierno de Donald Trump para que Joe Biden pueda sacar una ventaja sobre él.

Etimología[editar]

La palabra antifa en inglés es un préstamo del alemán, tomado como una forma abreviada de la palabra antifaschistisch ("antifascista") y el nombre de Antifaschistische Aktion. Oxford Dictionaries, que colocó a "antifa" en su lista de preselección para la palabra del año en 2017, dijo que la palabra "surgió de la relativa oscuridad para convertirse en una parte establecida del léxico inglés en el transcurso de 2017".[6]​ La Liga Antidifamación señala que la etiqueta "antifa" debe limitarse a "aquellos que buscan confrontaciones físicas de manera proactiva con sus adversarios fascistas percibidos", y no debe aplicarse incorrectamente para incluir a todos los contramanifestantes antifascistas.[7]

Ideología[editar]

Las personas involucradas en el movimiento tienden a mantener puntos de vista anticapitalistas y antigubernamentales, y suscribirse a una gama de ideologías de izquierda. La mayoría de los adherentes son socialistas, anarquistas y comunistas que se describen a sí mismos como revolucionarios, aunque algunos socialdemócratas y otros izquierdistas se adhieren al movimiento antifa.[8]​ El movimiento es panizquierdista y no jerárquico, y está unido por la oposición al extremismo de derecha y la supremacía blanca, así como la oposición a un estado centralizado.[9]​ Los activistas antifa rechazan tanto a los conservadores antifascistas como a los liberales. El movimiento evita la democracia liberal dominante y la política electoral a favor de la acción directa. A pesar de la oposición del movimiento al liberalismo, los comentaristas de derecha han acusado a los seguidores de la antifa de apoyar el liberalismo y ser ayudados por "simpatizantes liberales".[10]

Respuesta de la policía y funcionarios gubernamentales[editar]

En junio de 2017, el movimiento antifa estuvo vinculado al "extremismo anarquista" por la Oficina de Seguridad Nacional y Preparación de Nueva Jersey. Esta evaluación fue reemplazada por una en 2019 que establece que "Antifa es un movimiento que se enfoca en temas que involucran racismo, sexismo y antisemitismo, así como otras injusticias percibidas. La mayoría de los miembros de Antifa no promueven ni respaldan la violencia; sin embargo, el movimiento consiste en extremistas anarquistas y otras personas que buscan llevar a cabo actos de violencia para reenviar sus respectivas agendas ".[11]

En septiembre de 2017, el movimiento obtuvo documentos confidenciales y entrevistas que indicaban que en abril de 2016, el Departamento de Seguridad Nacional y la Oficina Federal de Investigaciones creían que los "extremistas anarquistas" eran los principales instigadores de violencia en manifestaciones públicas contra una gama de objetivos. Político entrevistó a funcionarios policiales no identificados que notaron un aumento en la actividad desde el comienzo de la administración Trump, particularmente un aumento en el reclutamiento (y también por parte de la extrema derecha) desde el mitin de Charlottesville Unite the Right. Una evaluación interna reconoció la incapacidad de penetrar la "estructura organizativa difusa y descentralizada" de los grupos.[12]​ Para 2017, el FBI y el DHS informaron que estaban monitoreando actividades antifa sospechosas en relación con el terrorismo. En agosto de 2017, se presentó una petición ante el sistema de petición de la Casa Blanca "Nosotros, el pueblo", que pedía al gobierno que clasificara formalmente a "AntiFa" como terrorista. La Casa Blanca respondió en 2018 que la ley federal no tiene un mecanismo para designar formalmente a las organizaciones terroristas nacionales. El autor de la petición más tarde dijo que la había creado para "unir nuestro lado derecho roto" y "apuntalar el antifa como un saco de boxeo".[13]

El 30 de mayo de 2020, el fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, culpó a "grupos extremistas anárquicos y de extrema izquierda que usan tácticas similares a Antifa" por protestas violentas en todo el país por el asesinato de George Floyd, un hombre afroamericano, por un policía de Minneapolis durante un arresto cinco días antes.[14]​ El 31 de mayo, Barr declaró: "La violencia instigada y llevada a cabo por Antifa y otros grupos similares en relación con los disturbios es el terrorismo doméstico y será tratada en consecuencia". El 30 de mayo, el presidente Trump tuiteó: "Es ANTIFA y la izquierda radical. ¡No culpen a otros!" Al día siguiente, Trump felicitó a la Guardia Nacional, diciendo: "Los anarquistas liderados por ANTIFA, entre otros, fueron cerrar rápidamente ".[15]​ Añadió: "Los Estados Unidos de América designarán a ANTIFA como una organización terrorista". También el 31 de mayo, el Asesor de Seguridad Nacional Robert O'Brien declaró que la violencia "está siendo impulsada por antifa" y pidió al FBI que vigile a antifa y procese a sus miembros. Dado que según la ley vigente, el gobierno federal puede designar solo organizaciones extranjeras como terroristas, el presidente no tiene autoridad para declarar oficialmente a antifa como grupo terrorista.[16]​ Los expertos legales Mary B. McCord, ex jefa de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia, y la Directora del Proyecto de Seguridad Nacional de la ACLU, Hina Shamsi, creen que dicha designación sería inconstitucional. El 1 de junio de 2020, hablando desde el jardín de rosas de la Casa Blanca, el presidente dijo: "En los últimos días, nuestra nación ha sido atrapada por anarquistas profesionales, mobs violentos, incendiarios, saqueadores, criminales, manifestantes, antifa y otros. Quiero a los organizadores de este terror al ser advertido de que enfrentarás severas sanciones penales y largas condenas en la cárcel ".[17]

Reacciones de legisladoras y comentaristas[editar]

Las acciones antifa han recibido críticas y elogios de legisladores y comentaristas políticos. Nancy Pelosi, entonces líder de la minoría de la Cámara de Representantes, condenó la violencia de los activistas antifa en Berkeley el 29 de agosto de 2017.[18]​ La presentadora de programas de entrevistas y colaboradora de Fox News, Laura Ingraham, sugirió etiquetar a los antifa como una organización terrorista. Noam Chomsky los describió como "un gran regalo para la derecha". Otros "antifascistas" de la izquierda han argumentado que los antifa atacan un síntoma de la democracia liberal en lugar de combatir el racismo estructural en sí, y al hacerlo se distancian de la política revolucionaria.[19]​ El editor disidente Michael Kazin dijo que "los no izquierdistas a menudo ven a la izquierda como una fuerza disruptiva e ilegal. La violencia tiende a confirmar esa opinión". La historiadora Ruth Ben-Ghiat dijo en julio de 2019 que "tirar un batido no es equivalente a matar a alguien, sino porque las personas en el poder están aliadas con la derecha, cualquier provocación, cualquier disidencia contra la violencia de derecha, fracasa", con el efecto de que "la militancia de la izquierda" puede "convertirse en una justificación para aquellos en el poder y los aliados de la derecha para tomar medidas enérgicas" en la izquierda.[20]

Referencias[editar]

  1. Beinart, Peter (16 de agosto de 2017). «There's No Equivalence Between Antifa and White Supremacists». The Atlantic (en inglés estadounidense). Consultado el 2 de junio de 2020. 
  2. Bray, Mark (2017). Antifa: The Anti-Fascist Handbook (en inglés). Melville House. p. 54. ISBN 978-1-61219-703-6. 
  3. Cammeron, Brenna (14 de agosto de 2017). «Antifa: Left-wing militants on the rise». BBC News (en inglés británico). Consultado el 2 de junio de 2020. 
  4. «Trump says US will designate Antifa 'terrorist organisation'». www.aljazeera.com. Consultado el 2 de junio de 2020. 
  5. Haberman, Maggie (31 de mayo de 2020). «Trump, Lacking Clear Authority, Says U.S. Will Declare Antifa a Terrorist Group». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 15 de junio de 2020. 
  6. «Words We're Watching: 'Antifa'». www.merriam-webster.com (en inglés). Consultado el 2 de junio de 2020. 
  7. «Who are Antifa?». Anti-Defamation League (en inglés). Consultado el 2 de junio de 2020. 
  8. Fuller, Thomas (17 de agosto de 2017). «‘Antifa’ Grows as Left-Wing Faction Set to, Literally, Fight the Far Right». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 2 de junio de 2020. 
  9. Illing, Sean (25 de agosto de 2017). «"They have no allegiance to liberal democracy": An expert on antifa explains the group». Vox (en inglés). Consultado el 2 de junio de 2020. 
  10. Beinart, Peter (4 de julio de 2019). «Conservatives Conjure Up Liberal Support for Antifa Violence». The Atlantic (en inglés estadounidense). Consultado el 2 de junio de 2020. 
  11. www.njhomelandsecurity.gov https://www.njhomelandsecurity.gov/analysis/2019-terrorism-threat-assessment |url= sin título (ayuda). Consultado el 2 de junio de 2020. 
  12. Meyer, Josh. «FBI, Homeland Security warn of more ‘antifa’ attacks». POLITICO (en inglés). Consultado el 2 de junio de 2020. 
  13. Musgrave, Shawn. «White House 'antifa' petition written by pro-Trump troll». POLITICO (en inglés). Consultado el 2 de junio de 2020. 
  14. «Trump says he will designate antifa a terrorist organization as GOP points fingers at extremists». NBC News (en inglés). Consultado el 2 de junio de 2020. 
  15. CNN, Evan Perez and Jason Hoffman. «Trump tweets Antifa will be labeled a terrorist organization but experts believe that's unconstitutional». CNN. Consultado el 2 de junio de 2020. 
  16. CNN, Evan Perez and Jason Hoffman. «Trump tweets Antifa will be labeled a terrorist organization but experts believe that's unconstitutional». CNN. Consultado el 2 de junio de 2020. 
  17. Lejeune, Tristan (1 de junio de 2020). «Trump mobilizes military in DC to quell protests as tear gas fired into crowds». TheHill (en inglés). Consultado el 2 de junio de 2020. 
  18. «Pelosi Statement Condemning Antifa Violence in Berkeley - Democratic Leader Nancy Pelosi». web.archive.org. 29 de agosto de 2017. Consultado el 2 de junio de 2020. 
  19. «Noam Chomsky argues Antifa is a 'major gift to the right'». The Independent (en inglés). 22 de agosto de 2017. Consultado el 2 de junio de 2020. 
  20. Bogel-Burroughs, Nicholas (31 de mayo de 2020). «What Is Antifa, the Movement Trump Wants to Declare a Terror Group?». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 2 de junio de 2020. 

Enlaces externos[editar]