Anquilosis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Anquilosis
Clasificación y recursos externos
Especialidad Reumatología
CIE-10 M24.6
CIE-9 718.5
DiseasesDB 29910
PubMed Buscar en Medline mediante PubMed (en inglés)
MeSH D000844
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

En la medicina, la anquilosis (del griego αγκυλος, "soldadura" o "atadura") es la disminución de movimiento o la falta de movilidad de una articulación, debido a la fusión total o parcial de sus componentes.[1]​ En la odontología, la anquilosis es la fijación esporádica de un diente al hueso alveolar.[2]

Causas[editar]

La anquilosis puede ser causada por problemas congénitos,[3]​ traumatismo o enfermedades como la osteomielitis y pueden ser de etiología ósea o fibrosa.[4]​ También, puede producirse quirúrgicamente para inmovilizar ciertas articulaciones, tanto en los seres humanos como en otros animales.[5]​ Ciertas inflamaciones son capaces también de inmovilizar una articulación, como la espondilitis anquilopoyética y, más comúnmente, la artritis reumatoide. Ocasionalmente, las infecciones de la articulación pueden ser anquilosantes, como la tuberculosis.[6]​ Por lo general, la pérdida de movilidad articular es progresiva y, cuando es completa, el dolor articular tiende a desaparecer.[cita requerida]

Clasificación[editar]

La anquilosis puede llegar a presentarse en cualquier articulación con capacidad de movimiento. Puede ser de varios tipos:

  • Tipo óseo, cuando la anquilosis se origina en la fusión de los componentes osteocartilaginosos de la articulación;
  • Tipo fibrosis (cicatrizante), cuando es causada por retracción de las partes blandas articulares o periarticulares.

Si la rigidez proviene de la inflamación de las estructuras musculares o de los tendones en el exterior inmediato de la articulación, se le conoce como anquilosis falsa.[cita requerida]

Tratamiento[editar]

La anquilosis más frecuente es la de la rodilla, pero también ocurre en el hombro, en el codo, en el tobillo y en la cadera. La medicina natural aconseja:

Darse todos los días un baño de vapor en el miembro afectado, de 20 a 30 minutos, seguido de una fricción con agua templada durante un minuto. Varias veces al día, dar un masaje en la articulación afectada de 10 a 20 minutos de duración, cuidando siempre de friccionar suavemente, en dirección del sitio enfermo hacia los sitios sanos. Hacer mucho ejercicio para movilizar la articulación, aunque sea algo doloroso al principio.[cita requerida]

Referencias[editar]

  1. Manual Merck de información médica para el hogar. Sección 8: Trastornos de la boca y de los dientes. [1]
  2. [dentopolis.com - Enciclopedia http://www.dentopolis.com/modules.php?name=Encyclopedia&op=content&tid=115]
  3. Escuela Colombiana de Medicina, Universidad del Bosque[2] (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  4. Medicina Oral, Patología Oral y Cirugía Bucal, ISSN 1698-6946. Uso de la tomografía computarizada en el diagnóstico de la anquilosis de la articulación temporomandibular. Presentación de dos casos clínicos [3]
  5. Flores García M. A. (1999). Anquilosis de tarsos mediante fijación esquelética externa como alternativa en el tratamiento de fracturas en región tarsiana de gatos. AMMVEPE, 10(4): 108-110. [4]
  6. Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología [5]