Anexo:Volkswagen Sedán en Brasil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Para una vista general de este automóvil. Véase Volkswagen Sedán.

El primer Volkswagen Sedán brasileño (conocido como Volkswagen Fusca) fue lanzado al mercado en 1949, siguiendo fielmente, con pocas modificaciones, respecto al proyecto de Ferdinand Porsche, que fue presentado en Alemania diez años atrás. El origen del nombre "Fusca" está relacionado con la pronunciación alemana de la palabra "Volkswagen". El nombre de la letra V en alemán es fau y el de la W es . Al abreviar la palabra "Volkswagen" a "VW", los alemanes lo pronuncian fauvê. Posteriormente de que el Volkswagen Sedán fue presentado en Alemania, quedando de uso común la frase "Esto es un VW" ("Das ist ein VW"). Esta abreviación alemana "fauvê" posteriormente se transformaría en fulque y después en fulca. "Desde que comenzaron a circular los primeros Volkswagen, en 1950. También apareció la corrupción de la palabra Volkswagen con la influencia de la colonia alemana en Brasil",-- explica Alexander Gromow para el Jornal do Brasil de 7 de agosto de 1993 - "En Curitiba se pronuncia fuqui o fuque y en Porto Alegre es fuca, añade Gromow. No obstante, en São Paulo, tal vez por una cuestión de fonética, se suma una "S" a la palabra y el Volkswagen Sedán quedó como Fusca."

Primeros pasos[editar]

A partir de 1950, el Fusca comienza su comercialización en Brasil. Llegando el primer embarque proveniente de Alemania por el puerto de Santos, las treinta primeras unidades fueron vendidas rápidamente (la familia Matarazzo fue una de las primeras en comprar este automóvil). El coche venía en kit para ensamblaje "CKD" desde Alemania, y curiosamente no era ensamblado por la misma Volkswagen, que todavía no había instalado una filial en Brasil. La empresa responsable del ensamblaje era el Grupo Brasmotor (del mismo grupo propietario de Brastemp, entre otras empresas). El modelo importado era conocido como el "Split Window" (por su ventana trasera dividida en dos), de la versión "Export" (el "Standard", más sencillo, nunca fue traído a Brasil).

En 1953 comenzó a tener su ventana trasera "oval".

Em 1953, el Fusca dejó de ser ensamblado por Brasmotor y la misma Volkswagen tomó cargo del montaje del auto en Brasil, con partes importadas de Alemania. Este nuevo modelo, era el que ya tenía su ventana trasera única, de forma oval. En 1959 el Fusca se consideró oficialmente como un automóvil fabricado en el país, aunque parte de sus piezas eran todavía importadas. En este tiempo, la ventana trasera ya era la de forma rectangular.

En 1960 se modificó el volante. Las manijas de las puertas tienen un nuevo botón de accionamiento y el revestimiento del estribo es a partir de ahora del color del auto.

En 1961 se presentaron las siguientes modificaciones: caja de cambios manual de 4 velocidades sincronizada. Las luces traseras ahora presentan una nueva forma ovalada (que duraría en las versiones standard hasta el año modelo 1983) y el tablero presenta una nueva asidera de seguridad para el pasajero delantero.

En 1961 se presentan las nuevas luces traseras de forma ovalada. La ventana trasera rectangular se introdujo en 1959.
La vista delantera característica de los Fusca de los años 60.

A partir de 1962 el Fusca se produce con un chasís hecho en Brasil. También se introducen las luces traseras con luces asimétricas, un colgador para gancho de ropa y depósito para el líquido de frenos hecho de plástico. En 1963 se cambia el reposabrazos, el limpiaparabrisas es ahora neumático y las ventanas traseras se abren. Igualmente, hay un nuevo amortiguador para la dirección. En 1964 se cambia el diseño del tanque de gasolina.

Expansión y diversificación[editar]

En 1965 se lanza al mercado el Fusca com techo corredizo, que fue apodado como "Cornowagen". Después este accesorio fue rechazado por muchos de sus propietarios, que sintiéndose incómodos con este apodo (que según rumores, un ejecutivo de Ford fue quien se lo puso), mandaban quitar este techo corredizo de sus autos. Se presentan igualmente modificaciones en los faros y en la luz del portaplaca trasero.

En 1966 se presentan modificaciones en la caja de velocidades y en el distribuidor. En este año, la Volkswagen tomó el control de Vemag (la DKW brasileña), finalizando esta última sus actividades al año siguiente.

En 1967, se presenta el Fusca con un nuevo motor 1.3 L 46 CV que reemplaza al anterior 1.2 L 36 CV. En la publicidad de aquella época, se apreciaba saliendo de la parte trasera una cola de tigre en alusión a la mayor potencia. La ventana trasera aumenta nuevamente de tamaño. El sistema eléctrico pasa de 6 Volts a 12 a partir de este mismo año.
Cabe resaltar que fue en esta época que el Fusca consolidó a Volkswagen en el mercado brasileño, permitiendo el lanzamiento de varios modelos derivados al mercado brasileño, tales como los Volkswagen 1600, (el curioso sedán de 4 puertas apodado como Zé do Caixao, el Volkswagen TL, y la Volkswagen Variant), el Karmann Ghia TC, el Volkswagen SP2, el Brasilia y hasta el Volkswagen Gol, este último introducido al mercado en 1980.

En 1969 se modifican los asientos delanteros y los espejos exteriores. En 1970 se presenta un nuevo motor 1.5 L 52 CV. La tapa del motor es modificada, al igual que la tapa de la cajuela y las defensas.

Un Fusca 1500, en su vista posterior y...
... en su vista delantera. Este Volkswagen Sedán recibió el apodo de Fuscão.

A partir de 1974 el auto presenta una entrada de aire al habitáculo en el capó delantero. El aire llegaba al interior a través de unas aberturas localizadas en el tablero y salía nuevamente al extrerios a través de unos conductos localizados detrás de las ventanas laterales traseras, llamadas en Brasil orelhinhas. Mucha gente piensa que su función es la de ventilar el interior del vehículo cuando, en realidad, es todo lo contrario. Las ventanas laterales traseras vuelven a ser fijas. También se modifican los faros delanteros y se presenta un nuevo distribuidor de vacío. El Fuscão 1500 se produjo entre 1970 y 1975.

En 1973 se abandonan los faros de perfil "abombado", siendo reemplazados por unos nuevos faros de perfil recto, que duraron hasta el final de la producción.

En 1975 se introduce al mercado el Bizorrão (también llamado Super-Fuscão). Este Fusca (denominado oficialmente "1600 S") tenía un sistema de alimentación de combustible compuesto de dos carburadores, desarrollando una potencia de 65 CV SAE. Como equipamiento, tenía un volante de dirección deportivo de tres radios, ruedas de 14" y tablero con indicador de temperatura, reloj y amperímetro. Las aberturas de ventilación de la tapa del motor dejaban de ser cinco a cada lado, para adoptar un nuevo diseño (específico para los Fuscas brasileños) de dos grupos con ocho y seis aperturas a cada lado de la tapa.

En 1976 se introduce la versión "1300 L". Se distingue por la ausencia de moldura cromada en el parabrisas.

En 1977, el Fusca presenta cambios estructurales. El accionamiento de los limpiaparabrisas es por medio de una palanca locallizada en la columna de dirección (sustituyendo al botón anterior ubicado en el tablero). Esta columna de dirección a partir de ahora es colapsable, protegiendo al conductor en caso de colisión frontal.

En 1978 se modifica la ubicación de la entrada del tanque de gasolina, pasando hacia el lado derecho del auto. El interruptor de ignición cambia su posición hacia la columna de dirección y se adopta una sola llave para las puertas, la tapa del motor y la ignición.

Las luces "Fafá" y competencia más moderna[editar]

En 1979, se adoptan unas nuevas luces traseras de forma redonda más grandes, llamadas Fafá, en alusión a los grandes senos de la cantante y actriz brasileña Fafá de Belém. El modelo de luz trasera ovalado ya conocido continuó siendo utilizado para las versiones de equipamiento más austero.

Las luces traseras tipo Fafá del modelo 1979.

En 1981 se introduce el Fusca 1300 com motor a alcohol. Igualmente, el tablero es modificado, ahora teniendo instrumentos cuadrados.

En 1983, Volkswagen decidió rebautizar al Volkswagen Sedán en Brasil, adoptando finalmente de forma oficial su nombre popular, Fusca. Hasta entonces la denominación oficial era la de "VW Sedan" en los registros de los Departamentos de Tránsito brasileños.

En 1984 se abandona el motor 1.3 L. A partir de ahora el Fusca es equipado en todas sus versiones con el motor 1.6 L. Igualmente, los frenos delanteros a partir de ahora son de disco, más eficientes que los tambores de los modelos anteriores. Las luces traseras tipo "Fafá" son ahora equipamiento de serie en todas las versiones.

En 1986 Volkswagen decide retirar al Fusca del mercado, argumentando que era un modelo muy obsoleto, a pesar de ser el segundo automóvil más vendido en aquel entonces, justo detrás del Chevrolet Monza. Además, muchos consideraban que al Volkswagen Sedán le podía haber quedado vida suficiente para cubrir una buena demanda durante todavía algunos años. La realidad es que Volkswagen do Brasil quería abrir más mercado para la Familia BX, compuesta por los Gol, Parati, Voyage y Saveiro.

Reintroducción por mandato presidencial[editar]

En 1993, por sugerencia del entonces Presidente de la República Federal de Brasil, Itamar Franco la empresa volvió a fabricar este modelo. Franco quería dar impulso a la fabricación de automóviles populares, y sugirió que Brasil requería de un automóvil como el Fusca. Entonces fue aprobada la Ley del automóvil popular, que contemplaba exenciones y disminuciones de impuestos para automóviles con motores con desplazamiento de 1.0 L. El Fusca y el Chevrolet Chevette L, aunque tuvieran motores de 1.6 L, fueron igualmente incluidos. El auto se vendió bien, aunque todavía estaba lejos de alcanzar las metas planteadas por Volkswagen. La razón principal para que el Fusca no se vendiera tan bien como en el pasado, principalmente fue debido a que su acabado era más austero que el de los autos con que se enfrentaba en aquella época como competencia, como el Fiat Uno Mille y el Chevrolet Corsa de primera generación, que tenían precios muy ajustados y cercanos a los del Volkswagen Sedán, además de presentar mejores acabados y niveles de equipamiento mayores que los del Fusca. En 1996, la empresa suspendió nuevamente la producción del Fusca, esta vez de manera definitiva, con una edición limitada llamada "Série Ouro". A partir de entonces, el Volkswagen Sedán sería producido exclusivamente en México. En este segundo periodo, fueron producidas en Brasil aproximadamente 42.000 unidades.[1]

Actualmente, el Fusca es todavía uno de los automóviles usados más vendidos en Brasil.

Referencias[editar]

  1. "Casí uno de nosotros" (Quase um de nós) Artículo en línea de la página web Best Cars Web Site (en portugués)

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]