Anexo:Patrimonio de la Humanidad en Senegal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Flag of UNESCO.svg Flag of Senegal.svg

Bienes culturales y naturales[editar]

Senegal cuenta actualmente con los siguientes lugares declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco:

Senegal Gorée island harbor.jpg Isla de Gorea
Bien cultural inscrito en 1978.
Localización: Región de Dakar
Situada en las aguas litorales del Senegal, frente a la ciudad de Dakar, la isla de Gorea fue el centro de comercio de esclavos más importante de las costas africanas entre los siglos XV y XIX. Estuvo sucesivamente bajo la dominación de portugueses, holandeses, ingleses y franceses. La adusta arquitectura de los barrios destinados a los esclavos contrasta con la de las elegantes mansiones de los mercaderes que vivían de su tráfico. Hoy en día, Gorea es un lugar de memoria de la explotación del hombre por el hombre y un santuario para la reconciliación. (UNESCO/BPI)[1]
Djoudj ile pelican.jpg Santuario Nacional de las Aves de Djoudj
Bien natural inscrito en 1981.
Localización: Región de Saint-Louis
Situado en el delta del río Senegal, este parque es un humedal de 16.000 hectáreas formado por un gran lago rodeado de arroyos, charcas y aguas estancadas, que constituye un santuario vital, aunque frágil, para un millón y medio de aves de diversas especies: pelícano blanco, garza púrpura, espátula africana, cormorán y garza real, entre otras. (UNESCO/BPI)[2]
River gambia Niokolokoba National Park.gif Parque nacional Niokolo-Koba
Bien natural inscrito en 1981, en peligro desde 2007.
Localización: Región de Kolda
Situado en una zona de aguas abundantes, a lo largo de las orillas del río Gambia, este parque alberga en sus bosques de galería y sabanas un gran número de especies animales: alces de Derby –los antílopes más grandes del mundo–, chimpancés, leones, leopardos y una importante población de elefantes, así como un sinfín de aves, reptiles y anfíbios. (UNESCO/BPI)[3]
St-Louis Senegal Street.jpg Isla de Saint-Louis
Bien cultural inscrito en 2000, extensión en 2007.
Localización: Región de Saint-Louis
Fundada por colonos franceses en el siglo XVII y urbanizada a mediados del siglo XIX, San Luis fue la capital del Senegal desde 1872 hasta 1957 y desempeñó un importante papel cultural y económico en todo el África Occidental. La calidad e identidad singulares de esta ciudad se deben a su emplazamiento en una isla de la desembocadura del rio Senegal, así como a su trazado urbano regular, su complejo de muelles y su arquitectura típicamente colonial. (UNESCO/BPI)[4]
Kerr Batch stone circle1.jpg Círculos megalíticos de Senegambia
Bien cultural inscrito en 2006. Este bien es compartido con GambiaBandera de Gambia Gambia
Localización: Región de Kaolack (Senegal) / División Central River (Gambia)
El Sitio está compuesto por los cuatro vastos conjuntos megalíticos de Sine Ngayene, Wanar, Wassu y Kerbatch, que poseen una extraordinaria concentración de más de 1.000 monumentos diseminados en una faja de 100 km de anchura, a lo largo de 350 km del curso del Río Gambia. Los cuatro conjuntos comprenden 93 círculos de piedra y numerosos túmulos funerarios. Algunos de ellos han sido objeto de excavaciones que han permitido encontrar materiales cuya datación se extiende desde el siglo III a.C. hasta el siglo XVI d.C. Los círculos de piedra formados por pilares de laterita trabajados con esmero y los túmulos funerarios conexos componen un vasto paisaje sagrado que se ha ido creando a lo largo de más de 1.500 años. Ese paisaje atestigua la existencia de una sociedad próspera y dotada de un alto grado de organización, que perduró a través de los siglos. (UNESCO/BPI)[5]
Saloum.gif Delta del Saloum
Bien cultural inscrito en 2011.
Localización: Región de Fatick
Durante milenios, la pesca y la recolección de moluscos han proporcionado medios de subsistencia al hombre en esta superficie de 5.000 km2. Formado por los brazos de tres ríos, el sitio comprende una red de canales de agua salobre con más de 200 islas e islotes, bosques de manglares, zonas costeras atlánticas y un bosque seco. Otra característica notable de la zona es la presencia de 218 montículos formados por valvas de moluscos como resultado de la actividad humana. Algunos alcanzan una longitud de varios centenares de metros. En 28 de esos montículos hay sitios funerarios en forma de túmulo, donde se han hallado objetos artesanales de factura notable. Estos objetos son importantes para un mejor conocimiento de las culturas correspondientes a los diferentes periodos de ocupación del delta por el hombre y constituyen un testimonio de la historia de los asentamientos humanos a lo largo de la costa del África Occidental (UNESCO/BPI)[6]
IbelBandafassi.jpg El país bassari: paisajes culturales bassari, fula y bedik
Bien cultural inscrito en 2012.
Localización: Región de Kédougou
Está situado al sudeste del país e incluye tres áreas geográficas: la zona bassari-salemata, la zona bedik-bandafassi y la zona fula-dindéfello, cada una con características morfológicas específicas. Los pueblos bassari, fula y bedik se asentaron allí entre los siglos XI y XIX y desarrollaron culturas específicas simbióticas con el medioambiente natural de cada una de ellas. El paisaje bassari se caracteriza por sus terrazas y arrozales en las que se intercalan pueblos, aldeas y sitios arqueológicos. Los pueblos de los bedik son, en cambio, densos grupos de cabañas con empinados techos de paja. Las expresiones culturales de sus habitantes incluyen rasgos originales de prácticas agropastorales, sociales, rituales y espirituales y representan una respuesta excepcional y original a las dificultades naturales y a la presión humana. El sitio es un paisaje multicultural extraordinariamente bien preservado y presenta un hábitat humano original con culturas locales muy activas. (UNESCO/BPI)[7]
Localización del Patrimonio de la Humanidad en Senegal
*Círculos megalíticos de Senegambia - Sitio compartido con Gambia

Lista indicativa[editar]

La inscripción en esta lista es la primera etapa para cualquier futura candidatura. Senegal, cuya lista indicativa fue revisada por última vez el 18 de noviembre de 2005,[8]​ ha presentado los siguientes sitios:

Falta imagen UNESCO Material (ancho).svg El Aéropostale

Bien cultural

Propuesto en 2005

Maison karabane.jpg La isla de Carabane

Bien cultural

Propuesto en 2005

Enampor-Impluvium1.JPG Arquitectura rural de Basse-Casamance: las cabañas con impluvium del reino Bandial

Bien cultural

Propuesto en 2005

Iles de la Madeleine-Dakar(2).jpg Parque nacional de las islas de la Madeleine

Bien mixto

Propuesto en 2005

Saint-Louis-du-Sénégal.JPG Las escalas del Río Senegal

Bien cultural

Propuesto en 2005

Falta imagen UNESCO Material (ancho).svg Los túmulos de Cekeen

Bien cultural

Propuesto en 2005

LacRose1.jpg El Lago Rosa

Bien mixto

Propuesto en 2005

Rufisque-1912.jpg La vieja Rufisque

Bien cultural

Propuesto en 2005

Patrimonio cultural inmaterial[editar]

Actualmente Senegal tiene dos elemento inscrito en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial, uno de ellos compartido con Gambia.

Konkoran-Kounkane (1).jpg El Kankurang, rito de iniciación mandinga
Bien inmaterial inscrito en 2008 (originalmente proclamado en 2005).
Este elemento es compartido con GambiaBandera de Gambia Gambia
El Kankurang es un rito de iniciación practicado en todas las provincias mandingas del Senegal y de Gambia, principalmente en la región de Casamancia y en la ciudad de Mbour. Según la tradición, el origen del Kankurang sería el Komo, una sociedad secreta de cazadores cuya organización y prácticas esotéricas contribuyeron a la emergencia de los mandingas.

El personaje central del Kankurang es un iniciado que lleva una máscara hecha con la corteza y la fibra del árbol llamado faara; va vestido con hojas y lleva el cuerpo pintado con tintes vegetales. Se lo asocia a las ceremonias de circuncisión y a los ritos de iniciación. Su aparición está marcada por varias etapas rituales: la designación del iniciado que llevará la máscara y su investidura por los ancianos, su retirada a la selva con los iniciados, y las vigilias y procesiones de los nuevos iniciados a través de la aldea. Generalmente, el rito se celebra entre agosto y septiembre. El Kankurang siempre desfila rodeado de los antiguos iniciados y de los habitantes del lugar, quienes siguen su comportamiento y gestos respetuosamente, al tiempo que ejecutan cantos y danzas. Sus demostraciones van acompañadas de una danza entrecortada durante la cual maneja dos machetes y profiere gritos agudos. Sus seguidores, armados de palos y de hojas de palma, marcan el ritmo contando en coro y con tam-tams.

El Kankurang aparece como una garantía de orden y justicia, además de ser el exorcista para alejar a los malos espíritus. Como tal, asegura la transmisión y la enseñanza de una serie de conocimientos y prácticas que constituyen el fundamento de la identidad cultural mandinga. Es un rito que se ha extendido a otras comunidades y grupos de la zona, constituyendo una ocasión para los jóvenes circuncisos de aprender las reglas de conducta que garantizan la cohesión de la comunidad, conocer los secretos de las plantas y sus valores medicinales, y aprender las técnicas de caza. Esta práctica tradicional está en decadencia a causa de la rápida urbanización de la mayoría de las regiones de Senegal y de Gambia, y de la reducción de los bosques sagrados, que han sido transformados en tierras de cultivo. Como resultado, el rito se ha trivializado y la autoridad del Kankurang se ha socavado. (UNESCO/BPI)[9]
Falta imagen UNESCO Inmaterial (alto).svg Xooy: ritual adivinatorio del pueblo serer de Senegal
Bien inmaterial inscrito en 2013.[10]
El ritual adivinatorio denominado xooy tiene lugar antes de la estación lluviosa en las plazas de las aldeas de la comunidad serer, asentada al oeste del Senegal central. Se trata de una larga velada nocturna en la que los saltigues, maestros videntes, formulan sus predicciones al ritmo de los tamtanes en medio de un círculo formado por el público que asiste a la ceremonia embelesado. El ritual xooy aporta respuestas a cuestiones de importancia esencial para las comunidades: lluvias, plagas, enfermedades y remedios, etc. La vistosidad indumentaria de los saltigues, sus cantos y danzas, sus proverbios y adivinanzas dan lugar a una ceremonia pintoresca que suscita la expectación impaciente de los asistentes, ya que estos sacerdotes –verdaderos maestros en el arte de la comunicación– mantienen al público en ascuas hasta el amanecer. El xooy es un evento de gran importancia en el calendario cultural nacional y constituye un foro excepcional para la expresión y valorización del patrimonio cultural serer. Médiums vivientes del xooy, los saltigues son los que preservan y transmiten los conocimientos esenciales relativos al ritual. Otra de sus funciones es la servir de intercesores entre los hombres y el Ser Supremo, y entre la naturaleza y los genios. De ahí que desempeñen un papel de reguladores sociales y contribuyan a fomentar la armonía entre los hombres, las mujeres y el medio ambiente. Además, gracias a su conocimiento de las plantas, practican también terapias tradicionales que contribuyen a aliviar los sufrimientos. (UNESCO/BPI)

Véase también Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]