Anexo:Monarcas de México

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Escudo de Armas del Primer Imperio Mexicano durante la dinastía Iturbide (1822-1823).
El Escudo de Armas del Segundo Imperio Mexicano durante la dinastía Habsburgo (1864-1867) y los pretendientes a la corona de México a través la dinastía Iturbide-Habsburgo 1867-presente).

La monarquía fue el primer sistema de gobierno implementado por los nacientes Estados de Mesoamérica desde tiempos remotos. Este sistema fue adoptado por pequeños pueblos que al conquistar a sus vecinos crearon sistemas más complejos, hasta llegar a sistemas monárquicos muy complejos como el zuyuano.

Así, durante la Mesoamérica prehispánica tenemos un sinnúmero de monarquías regionales que aparecieron y desaparecieron a lo largo de los siglos, cuyo estudio corresponde más a esas mismas regiones.

Dentro del concepto de lo "mexicano", el reino de Tenochtitlán juega un papel de primer órden, ya que alcanzó a conquistar casi toda la parte central del actual México, y fue punta angular para el futuro crecimiento del Virreinato de Nueva España, que a su vez conformó el actual México independiente.


Imperio mexica[editar]

El reino mexica de Tenochtitlan, cuyo monarca recibía en náhuatl el título de tlatoani (en plural tlatoque), nació con la asunción de Acamapichtli hacia 1376. Sin embargo, este reino no era poderoso. Dependía del reino tepaneca de Azcapotzalco. Alcanzaría su independencia bajo el reinado del tlatoani Itzcóatl quien triunfaría en la Guerra Tepaneca al dirigir a los tenochcas y tetzcocanos sobre los tepanecas de Azcapotzalco.

El tlatoani Itzcóatl de Tenochtitlan investiría a su principal aliado, Nezahualcoyotl, como tlatoani de Tetzcoco y organizaría al pueblo tepaneca bajo Totoquihuaztli como tlatoani de Tlacopan. Estableciéndose con ello un imperio, con una monarquía basada en el régimen de Zuyua, llamado comúnmente la Triple Alianza.

El imperio mexica sería sometido a la autoridad del emperador Carlos V por el capitán general Hernán Cortés. Primero en forma pacífica durante el reinado del tlatoani Motecuhzoma Xocoyotzin, quien acepta someterse al emperador europeo para que su pueblo no sufriera. Sin embargo, dicho sometimiento no fue aceptado por muchos mexicas, quienes se levantaron en armas tras una gran matanza en la misma Tenochtitlan, siendo los españoles expulsados de la capital imperial. Posteriormente, Cortés terminó conquistando el imperio por medio de la fuerza y sobre sus restos construyó el nuevo reino de México, simiente de la Nueva España.

Casa culhua-mexica

Monarquía española[editar]

Bajo el reino de Castilla se incorporaron a la monarquía española las tierras conquistadas y pobladas de los descubrimientos ultramarinos. Sus reyes englobaron a todos los reinos y territorios adquiridos bajo el término general de Indias. De esta manera, los reyes castellanos fueron a su vez los reyes de la Nueva España, mientras duró por tres siglos los derechos de conquista, hasta que terminaron tras la culminación del proceso de independencia.

Casa de Trastámara

Casa de Habsburgo

Casa de Borbón


Primer Imperio Mexicano[editar]

Iturbide Emperador atribuido a Josephus Arias Huerta

En 1808 Fernando VII es obligado a abdicar y regresarle la corona española a su padre Carlos IV, quien a su vez renuncia a sus derechos a favor de Napoleón Bonaparte, emperador de los franceses, quien a su vez los cede a favor de su hermano Giuseppe Bonaparte, quien finalmente se corona como José I de España. Esta crisis dinástica ocasiona que se rompa la unión de la monarquía española y que los reinos por separado desconozcan a José como su rey, entre ellos los reinos y territorios ultramarinos, incluida la Nueva España. En su lugar, se crean juntas de gobierno que actúan en nombre del rey Fernando VII y José solo tiene autoridad en donde su ejército y el de su hermano se imponen.

La guerra de independencia en España con respecto de Francia, se replicó en una guerra de independencia de las posesiones americanas con respecto de la España misma. En el caso particular de Nueva España, el movimiento insurgente lo iniciaría en 1810 el cura Miguel Hidalgo y Costilla, pero no podría superar al gobierno leal al rey o realista.

Al regresar Fernando VII al gobierno español en 1814, desconoció los cambios liberales implementados en la monarquía, lo que ocasionó en 1820 una revolución liberal en la península que lo obligó a reconocer la Constitución de Cádiz de 1812. La élite novohispana, afectada directamente por esas reformas liberales, conspiró en contra de los revolucionarios y organizó un movimiento para defender al rey. De este movimiento surgiría el militar Agustín de Iturbide, quien en pocos meses logra cristalizar en 1821 un nuevo plan de independencia, se alía con los restos de los antiguos insurgentes que se mantienen en armas bajo Vicente Guerrero y convence al último gobernante del Virreinato de la Nueva España, Juan de O'Donojú las bondades de su plan que ofrece la corona del Imperio Mexicano al mismo Fernando VII.

Lo que no contaban los novohispanos es que Fernando VII rechazó dementemente el plan mexicano y desconoció cualquier arreglo. Sin embargo, la Nueva España de hecho ya era independiente y terminó coronando fugazmente a su libertador, ya que en pocos meses terminaría abdicando y en México se proclamaría la república.

Casa de Iturbide

La monarquía que no llegó a ser[editar]

En 1823 se estableció la república en México. Pero además, ésta fue de corte federal a semejanza de la república de los Estados Unidos. Por su parte, los antiguos realistas y monarquistas, a pesar de que aceptaron el sistema federal, buscaron crear uno que fuese más a la forma del antiguo régimen, caracterizada principalmente por su forma unitaria o central. Y conforme los federalistas comenzaron a implementar reformas liberales, los centralistas respondieron con medidas cada vez más contrarevolucionarias.

En la década de 1840 la crisis por definir la república entre un sistema federal y central fue tan hondo, que la idea del regreso a una monarquía creció en gran medida en vísperas de la guerra contra Estados Unidos, bajo la figura de José María Gutiérrez de Estrada. El intento monárquico fue frustrado, pero no derrotado.


Segundo Imperio Mexicano[editar]

Óleo de Maximiliano, por Franz Xaver Winterhalter (1864).

Las aspiraciones de los mexicanos monárquicos coincidieron con las aspiraciones imperialistas de Napoleón III, quien invadió México en 1862. Tras algunos reveses (Batalla del Cinco de Mayo), pudo derrotar al ejército de línea mexicano y creerse dueño del país y decidió organizarlo como una monarquía, con la corona imperial en la testa del archiduque Maximiliano de Habsubguro Lorena. Éste, aceptó el trono en 1864 tras los resultados afirmativos de una supuesta elección que le presentó en su castillo de Miramar el monarquita José María Gutiérrez de Estrada y compañía.

Sin embargo, los mexicanos se organizaron en guerrillas y supieron resistir a las tropas francesas y al ejército imperial mexicano. Napoleón III se vio obligado a retirar sus tropas para defender su trono en Europa y Maximiliano enfrentó sin éxito a las tropas republicanas quienes lo capturaron en Querétaro en 1867. Tras un juicio sumario, Maximiliano fue fusilado, y con él, la última monarquía mexicana.

Casa de Habsburgo

Véase también[editar]

Enlaces Externos[editar]

Página de la Muy Ilustre Casa de Iturbide

Página de la Casa Imperial de Iturbide