Anexo:Episodios de Black Mirror

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Black Mirror es una serie de televisión británica creada por Charlie Brooker. La serie es producida por Zeppotron para Endemol. En cuanto al contenido del programa y la estructura, Brooker ha señalado: "cada episodio tiene un tono diferente, un entorno diferente, incluso una realidad diferente, pero todos son acerca de la forma en que vivimos ahora - y la forma en que podríamos estar viviendo en 10 minutos si somos torpes".[1]

Temporadas[editar]

Temporada Episodios Fechas de emisión Cadena / Plataforma
Estreno Final
1 3 4 de diciembre de 2011 18 de diciembre de 2011 Channel 4
2 4 11 de febrero de 2013 25 de febrero de 2013 Channel 4
Especial 16 de diciembre de 2014 Channel 4
3 6 21 de octubre de 2016 Netflix
4 6 2017 Netflix

Lista de episodios[editar]

Primera temporada[editar]

Título Reparto Guionista(s) Director(es) Fecha de estreno Audiencias en RU (en millones) Valoración IMDb
1 El himno nacional («The National Anthem») Rory Kinnear y Lindsay Duncan, con Donald Sumpter, Tom Goodman-Hill, Anna Wilson-Jones y Lydia Wilson Charlie Brooker Otto Bathurst 4 de diciembre de 2011 2,07 Puntuado con 8,1 por 3 794 usuarios
El capítulo de apertura de la serie es un thriller político de 44 minutos de duración en el que el primer ministro Michael Callow se enfrenta a un enorme e impactante dilema cuando la ficticia princesa Susannah, miembro muy querido de la familia real, es secuestrada. Para su puesta en libertad, el primer ministro debe tener relaciones sexuales con un cerdo en la televisión nacional.[2]​ Callow se opone rotundamente a la exigencia y hace todo lo posible para atrapar al secuestrador antes de la fecha límite. Callow también exige que este suceso no llegue a la ciudadanía, pero el video del rescate ha sido publicado en YouTube y, a pesar de que sólo ha estado en el servidor durante nueve minutos, ya ha sido visto por muchos británicos. Aunque los medios de comunicación del Reino Unido, inicialmente se comprometen a no divulgar la historia, pronto llega a las cadenas de noticias extranjeras, y antes de que mucha gente se entere del secuestro y de la petición del rescate, se conduce a la opinión pública a favor de que Callow se someta a la petición para la puesta en libertad de la princesa, una actitud alentada por la Familia Real y los ayudantes del primer ministro, aunque su esposa le ruega que no lo haga por el bien de su matrimonio.

Cuando todas las demás alternativas fracasan Callow se ve obligado a realizar el acto indecente frente a una audiencia global en directo. La princesa fue devuelta ilesa antes de la hora límite, lo cual pasó desapercibido ya que todo el mundo estaba distraído por la emisión del acto. Se deduce que los hechos fueron planeados por el ganador del Premio Turner Carlton Bloom, mostrando que los eventos de importancia se habían deslizado por debajo de las narices de los ciudadanos y el gobierno, "en este caso, mirando las pantallas" y no prestando atención al mundo real. Bloom se suicida inmediatamente después.

Un año después de la emisión, la imagen política de Callow se ha mantenido intacta y ha obtenido una mayor aprobación pública debido a su voluntad de sacrificar su dignidad. La princesa Susannah se ha recuperado del secuestro y está esperando un hijo, mientras que el público en general conoce el plan organizado por Bloom, pero no la puesta en libertad anticipada de la princesa, con el fin de conservar el significado de las acciones de Callow. Mientras la reputación de Callow ha aumentado a los ojos de la opinión pública, se da a entender que su matrimonio no ha sobrevivido a la terrible experiencia.

Tema y crítica

La trama es una sátira política. Principalmente el tema tratado con relevancia es la inmediatez en que hoy en día se obtiene la información, por eso en el episodio se observa cómo la prensa tradicional intenta ser neutral y objetiva pero se acaban imponiendo las opiniones subjetivas de los ciudadanos, a través de las redes sociales. El episodio obtuvo una crítica mediática buena; por ejemplo según el diario Telegragh "Esta es una idea demencialmente brillante. La sátira es tan audaz, que me dejó con la boca abierta y chillando. Por parte de la revista Cinemanía “por fin se habla desde el punto de vista en el que vives(...) Lo mejor de este perfecto mecanismo de relojería dramático es el tratamiento completamente serio y plausible de una premisa de sketch humorístico."

2 15 millones de méritos («15 Million Merits») Daniel Kaluuya, Jessica Brown Findlay y Rupert Everett, con Julia Davis y Ashley Thomas Charlie Brooker y Kanak Huq[3] Euros Lyn 11 de diciembre de 2011 1,52 Puntuado con 8,2 por 3 816 usuarios
Es el segundo capítulo de la primera temporada con una duración de 65 min. Una sátira sobre programas de entretenimiento y nuestra sed insaciable para distraernos en una versión sarcástica de una realidad futura. En esta sociedad, todo el mundo debe montar en bicicletas estáticas, organizados en celdas, con el fin de dar energía a su entorno y generar divisas para ellos llamadas "méritos". Todo el mundo está vestido con ropa deportiva color gris y tiene un "doble", un avatar virtual al cual se le puede personalizar su apariencia, con un coste de méritos. Las actividades cotidianas son constantemente interrumpidas por anuncios que no se pueden omitir o pasar por alto sin sanción económica. Las personas obesas son considerados como ciudadanos de segunda clase, y trabajan ya sea limpiando alrededor de las máquinas (donde reciben maltrato verbal) o siendo humilladas en los concursos.

Bingham "Bing" Madsen (Daniel Kaluuya) es un ciudadano de la instalación que ha heredado más de 15.000.000 de méritos y se puede dar el lujo de saltarse los anuncios. En el baño oye a Abi (Jessica Brown Findlay), cuya voz encuentra preciosa, cantando una canción de la época de antes de la instalación (Anyone who knows what love is (will understand)). Él la anima a entrar en Hot Shots (concurso de talentos al estilo de programas como Britain's Got Talent o Got Talent Españá), que ofrece una oportunidad para que la gente salga del mundo esclavizante que les rodea. Abi, sin embargo, no quiere presentarse al concurso ya que siente que por la vergüenza que va a pasar no merece la pena el precio de entrada, ella cree que son 12 millones de méritos pero realmente son 15 millones. Bing, sin nada más que merezca la pena comprar, compra la entrada y se la regala después de que ella a regañadientes decida competir.

Cuando entra en el concurso, los jueces y el público disfrutan de su canto, pero afirman que no hay sitio para un cantante meramente "superior a la media" y en su lugar le dan la oportunidad de convertirse en una actriz porno en el programa de televisión pornográfico Nenas Wraith o bien volver a las bicicletas. Después de ser incitada por los jueces y por la multitud, y de ser drogada por una sustancia llamada "Confianza" (en un envase de cartón que deben tomar los concursantes antes de salir a escena), Abi acepta a regañadientes y Bing se queda con el corazón roto.

Bing regresa a su celda sin Abi y sin ningún mérito. Cuando un anuncio de Nenas Wraith aparece en la pantalla, no es capaz de quitarlo ya que no tiene méritos suficientes y se ve obligado a ver a Abi realizar un acto sexual. Trata desesperadamente de escapar de su celda, embistiendo la puerta hasta que el cristal se rompe. Esconde un trozo de cristal debajo de la cama y empieza a ganar otros 15.000.000 de méritos para entrar en el concurso. Deja de comprar alimentos (come las sobras que los demás dejan) y pedalea durante meses hasta que consigue lo suficiente para comprar otro billete. Se queda de pie en la sala de espera de Hot Shots todos los días sin ningún tipo de expresión hasta que finalmente lo llaman para concursar.

Mientras se acerca al escenario se le exige que tome una dosis de "Confianza", como Abi hizo, pero entonces presenta la caja de cartón vacía que él conserva desde la actuación de Abi, evitando tomar el medicamento. Cuando está en el escenario comienza a bailar, pero interrumpe su actuación, se coloca el pedazo de vidrio en el cuello y amenaza con matarse en directo en el concurso. Entre lágrimas grita acerca de lo injusto que es el sistema y expresa su enfado por cómo los jueces le quitaron lo único que se encontró en la instalación que parecía real. Los jueces, en lugar de tener en cuenta sus palabras, están impresionados por su "actuación" y le ofrecen su propio programa, donde puede despotricar contra el sistema todo lo que quiera.

En lugar de levantarse contra el sistema, él acepta, y se le ve terminar uno de sus episodios en su ático, poniendo su trozo de cristal en una caja de seda. Bing está mirando a un panel enorme de vidrio en la pared, más allá hay un enorme bosque verde. Queda a la consideración del espectador si está mirando a través de una ventana o de otra pantalla generada por ordenador. ¿Ha pasado simplemente a una celda más grande?

Tema y crítica

La trama es una sátira a los medios de comunicación. El objetivo de este episodio es hacer una reflexión sobre un exceso exagerado de los medios por el entretenimiento donde cualquier cosa es válida y sin un control se acaba en una deshumanización. Obtuvo buena crítica mediática, por ejemplo en The Independent se dijo "Es una gran fábula con una cínica conclusión." The Guardian "Este es más ingenioso. Resulta sorprendente a la vista y hermoso (...) Bueno, hermoso de una manera asfixiante, sofocante que te tiene jadeando por una ventana abierta, una planta, una emoción, algo real." o por parte de Cinemanía "Una deliciosa fábula futurista en la línea de 1984 y Un mundo feliz, con The X Factor (u Operación Triunfo) institucionalizado como único baremo meritocrático para la movilidad social."

3 "Tu historia completa" (The Entire History of You) Toby Kebbell y Jodie Whittaker, con Tom Cullen Jesse Armstrong Charlie Brooker Brian Welsh 18 de diciembre de 2011 0,87 puntuado con un 8,5 por 3.344 usuarios
Este episodio representa el final de temporada con una duración de 49 min; está situado en una realidad alternativa donde la mayoría de la gente tiene un "chip" implantado detrás de la oreja, que registra todo lo que hacen, ven o escuchan. Esto permite que los recuerdos puedan reproducirse ya sea delante de los ojos de la persona o en una pantalla, un proceso conocido como "revisar".

Liam Foxwell (Toby Kebbell), un joven abogado, asiste a una evaluación de su trabajo que siente que no ha ido bien. Después de salir de la reunión reproduce su memoria y se detiene en una frase aparentemente poco sincera dicha por su jefe. Llega a una cena organizada por algunos de los amigos de su esposa, y ve a su esposa Ffion (Jodie Whittaker) hablando con un hombre al que no reconoce, a quien ella le presenta como Jonas. Algunos de los amigos de Ffion le preguntan cómo ha ido la evaluación y le sugieren que lo reproduzca en una "revisión" para que todos puedan dar su opinión sobre la misma, pero Jonas interviene para salvar a Liam de la vergüenza.

En la cena, Jonas habla cada vez más francamente sobre su vida personal, y habla de la masturbación "revisando" el sexo de sus relaciones anteriores. Durante toda la comida, Liam comienza a sospechar que Ffion parece estar mirando con cariño a Jonas, y se vuelve especialmente desconfiado cuando ella se ríe de las bromas de mal gusto de Jonas.

Cuando Liam y Ffion vuelven a casa, Liam se entera de que Ffion había tenido una relación anterior con Jonas hace muchos años que ella no le había contado. Al principio ella dice que duró una semana, luego que un mes, y después admite que duró seis meses. Estas mentiras iniciales hacen que Liam esté aún más paranoico e insiste en reproducir las imágenes de esa noche, exigiendo explicaciones del por qué Ffion dijo lo que dijo e hizo las cosas que hizo. Ffion está cada vez más incómoda con su implacable interrogatorio y la conversación se convierte en una discusión. Liam se disculpa y tienen relaciones sexuales, pero ambos están viendo "revisiones" de relaciones sexuales anteriores más apasionadas en su relación. Después de terminar, Liam baja al piso de abajo y comienza a ver las "revisiones" de las francas confesiones de Jonas (Tom Cullen) durante la cena, mientras bebe en exceso. Sigue toda la noche, a la mañana siguiente discute con Ffion por reírse de las bromas de Jonas. Ella vuelve a la cama y él borracho conduce a la casa de Jonas, donde se enfrenta a él por su relación con Ffion, y le amenaza con cortarle el "chip" de su cuello si no elimina todas las imágenes de ella que tiene almacenadas. Jonas lo hace, y Liam se va, estrella su coche contra un árbol y se desmaya.

Cuando despierta, reproduce sus últimos recuerdos con creciente horror, y se va a casa para enfrentarse con Ffion - como Jonas proyectó sus secuencias con Ffion en la pantalla de la pared antes de eliminarlo, Liam se da cuenta de que había un archivo que demostraba que Jonas y Ffion tuvieron su última relación sexual dieciocho meses antes, en la época en la que su hija Jodie fue concebida. Ffion admite haber engañado a Liam, diciendo que fue cuando Liam se había ido temporalmente después de una pelea, pero insiste en que ella y Jonas utilizaron un condón y que Liam es el padre del bebé. Liam se niega a aceptar su palabra y exige que reproduzca la revisión para probarlo. Ella trata de borrarse la memoria, pero él la detiene, y pone las imágenes, mientras solloza y sin poder mirar a la pantalla. No está claro si el vídeo prueba o refuta las sospechas de Liam, aunque se da a entender que eran correctas.

En las escenas finales, se muestra a Liam deambulando por la casa, que ahora está desordenada y casi vacía, además Ffion y Jodie se han ido. Recuerdos felices de su esposa e hija aparecen a medida que camina a través de cada habitación, hasta que, atormentado por estas "revisiones", se corta el chip de su cuello con una cuchilla.

Tema y crítica

En este caso la trama está centrada en el lado negativo de los avances tecnológicos que se podrían conseguir en un futuro cercano, de la mano de los wearables. Se busca la reflexión de los usos y abusos de una herramienta que podría facilitar la vida del usuario pero también podría ser la perdición de éste. La crítica mediática en este caso estuvo dividida, algunos piensan que no estuvo tan a la altura de los episodios anteriores y otro, que fue bueno como de costumbre. Por ejemplo, The Independent “Tu historia completa' es el más flojo del lote y se desarrolla como un episodio de 'Gente de barrio' con constantes gritos, peleas y confrontaciones sobre asuntos ilícitos. En lugar de ser valiente resulta simplemente incómoda de ver." Jot Down Magazine "Funciona como un reloj y aplasta como un martillo (...) un broche perfecto a la trilogía televisiva de Brooker." El País "Cita ineludible. (...) Si los dos primeros [episodios] te clavan en la butaca, el tercero, 'Tu historia completa', es una obra maestra. (...) No se pierdan 'Black mirror'."

Segunda temporada[editar]

Título Reparto Guionista(s) Director(es) Fecha de estreno Audiencias en RU (en millones) Valoración IMDb
1 "Vuelvo enseguida" (Be Right Back) Hayley Atwell y Domhnall Gleeson, con Claire Keelan, Sinead Matthews, Flora Nicholson, Glenn Hanning, Tim Delap y Indira Ainger Charlie Brooker Owen Harris 11 de febrero de 2013 1,6[4] puntuado con un un 8,2 por 2.635 usuarios
Es el primer capítulo de la segunda temporada con una duración de 48 min. En este caso las tecnologías tratadas son la robótica y las redes sociales.

Martha (Hayley Atwell) y Ash (Domhnall Gleeson) son una joven pareja que se muda a una casa aislada en el campo. Ash es un adicto a las redes sociales y comprueba constantemente su teléfono para ver si hay actualizaciones en sus páginas de las redes sociales. El día después de mudarse a la nueva casa, Ash muere en un accidente de tráfico al ir a devolver la furgoneta de alquiler. En el funeral, la amiga de Martha, Sarah (Sinead Matthews) le habla de un nuevo servicio online que permite a las personas mantenerse en contacto con los difuntos. Mediante el uso de todas sus conversaciones anteriores online y sus perfiles en las redes sociales, un nuevo "Ash" se puede crear de forma virtual. Martha rechaza absolutamente la idea, pero Sarah inscribe a Martha en el servicio de todos modos, sin decírselo. Cuando Martha recibe un correo electrónico supuestamente de Ash, ella se enfada con Sarah, quien le pide que por lo menos lo pruebe antes de descartarlo.

En los días siguientes, Martha se siente abrumada por el dolor, y pronto descubre que está embarazada. Estando emocionalmente inestable, responde al correo electrónico del Ash artificial. Ella empieza a comunicarse con él a través de mensajería instantánea, y le informa del embarazo. Poco después, carga en la base del servicio vídeos y fotos de Ash, y el servicio duplica la voz de Ash para poder hablar con Martha por teléfono. Martha empieza a olvidar que ella está hablando con su novio muerto, y durante las siguientes semanas habla con él casi sin parar, manteniéndolo actualizado en relación al embarazo. Después de que Martha rompa accidentalmente su teléfono y tenga un ataque de pánico al perder temporalmente el contacto con el servicio, el Ash artificial le habla acerca de la siguiente fase del servicio, que todavía está en su fase experimental: un cuerpo hecho de carne sintética en el cual se puede cargar el programa.

Martha compra un cuerpo vacío y sintético del servicio, y siguiendo las instrucciones del Ash artificial, ella permite que el cuerpo asuma las características físicas de Ash. El resultado final es un clon que se ve casi exactamente igual que Ash, sólo faltan algunas características de menor importancia tales como el pelo facial y un lunar en el cuello. Desde el momento en que el clon se activa, Martha está incómoda y lucha por aceptar su existencia. A pesar de que el clon la satisface sexualmente, ella rápidamente se frustra porque siempre hace lo que ella dice sin cuestionárselo, le faltan las emociones (sólo expresa emociones cuando ella le dice que lo haga), y ciertos hábitos y rasgos de personalidad que el Ash real tenía pero de los cuales el servicio no tenía información. Después de una discusión, Martha decide que ya no puede tolerar el clon de Ash, llevándolo al borde de un acantilado de donde le ordena saltar. El clon se compromete a hacerlo, pero Martha se enfada cada vez más, diciendo que el verdadero Ash no habría saltado voluntariamente. El clon responde rogando por su propia vida, haciendo a Martha darse cuenta de que ella no se atreve a deshacerse de él.

La escena se corta y varios años más tarde, se muestra que Martha crió a su hija (Indira Ainger) en la casa de campo, manteniendo al clon de Ash encerrado en el ático. Ella permite que su hija (se desconoce su nombre) vea al clon los fines de semana, pero ésta convence a su madre para que la permita subir al ático, ya que es el día de su cumpleaños, para poder darle un pedazo de la tarta de cumpleaños al clon. Mientras que su hija está en el ático con el clon, Martha espera al final de la escalera, a punto de llorar.

Tema y crítica

La intención del episodio es la reflexión sobre la forma en que las personas se comunican a través de las redes mostrando estados de ánimo o pensamientos contrarios a los reales. También sobre la adicción y dependencia incontrolada que suponen. Según Charlie Brooker el episodio responde a la pregunta “¿Te imaginas que una vez muerto, tu twitter o facebook se actualizaran solos? ¿y si existiera un software que imitara tu personalidad?.” El episodio obtuvo mejor crítica que el final de la temporada pasada. En The Guardian se dijo "Este 'Black Mirror' tiene menos de esa utopía negativa a lo videojuego horripilante habitual de Brooker (...) También es menos satírico y mordaz que algunos de sus programas de televisión anteriores (...) [Pero] hay una ternura nueva que hace que sea mejor (...) No sólo profético y sabio, malvado y divertido. Sino también humano." The Independent "Aunque es menos áspero e inquietante que los de la temporada anterior, resulta mucho más sugerente. La historia está completamente moldeada y mucho más pulida (...) lo que muestra la evolución y madurez de Brooker como escritor de guiones".

2 "Oso blanco" (White Bear) Lenora Crichlow y Michael Smiley, con Tuppence Middleton, Ian Bonar, Nick Ofield, Russell Barnett y Imani Jackman Charlie Brooker Carl Tibbetts 18 de febrero de 2013 1,04[5] puntuado con 8,5 por 2.302 usuarios
Representa el segundo capítulo con una duración de 42 min.

En un dormitorio, una mujer llamada Victoria Skillane (Lenora Crichlow) se despierta en una silla sin poder recordar nada de su vida. Al parecer, como resultado de un intento fallido de suicidio, Victoria está rodeada de fotos de una niña pequeña (Imani Jackman) (quien ella asume que es su hija), así como fotos de ella misma y un hombre desconocido (Nick Ofield). Victoria ve un símbolo raro en las pantallas de televisión de la casa y un calendario en el mes de octubre, con todas las fechas tachadas hasta el día 18. Al salir de casa, Victoria ve que la gente está constantemente grabándola con sus teléfonos móviles. Al pedir ayuda y gritar a la gente para que la dejen de grabar, un hombre que lleva un pasamontañas con el símbolo que aparecía en las pantallas de las televisiones se baja de un coche, saca una escopeta y dispara a Victoria. Después de ser perseguida por el hombre enmascarado, pronto se encuentra con Jem (Tuppence Middleton) y Damien (Ian Bonar), dos personas que están cogiendo suministros en una gasolinera. Damien es asesinado por el hombre enmascarado cuando trataba de salvar a Victoria y a Jem, obligándolas a estas a salir corriendo. Jem explica a Victoria que el símbolo alude a un transmisor llamado "White Bear" (Oso Blanco), cuya señal ha convertido a la mayor parte de la población en mirones estúpidos que no hacen nada pero graban todo lo que les rodea. Victoria y Jem no se ven afectadas, pero también son un objetivo para los "cazadores", entre ellos el hombre enmascarado. Jem tiene previsto llegar al transmisor de la señal para destruirlo.

Mientras huyen de unos cazadores, Victoria y Jem son recogidas por un hombre llamado Baxter (Michael Smiley) que tampoco está afectado, este las lleva a un bosque donde las mantiene retenidas a punta de pistola. Aunque Jem logra escapar, Victoria está atada a un árbol y a punto de ser torturada, hasta que vuelve Jem y mata a Baxter. Mientras continúan viajando hasta el transmisor, Victoria empieza a tener visiones de acontecimientos pasados y futuros. Cuando llegan al transmisor "White Bear" (Oso Blanco) para destruirlo, Victoria y Jem son atacadas por dos cazadores. Pero Victoria se enfrenta a uno de los cazadores y le quita la escopeta, para después dispararle, aunque de la escopeta solo sale confeti.

Las paredes del lugar donde se encontraban se abren para mostrar a un público aplaudiendo después de observar la aventura, Jem, Damien y los cazadores saludan al público mostrando que todo había sido una farsa desde el principio. Victoria está atada a una silla, mientras que Baxter aparece y le explica todo: la chica que Victoria asume que es su hija era en realidad una niña de seis años de edad, de nombre Jemima Sykes, a quien Victoria y su prometido, Iain Rannoch (el hombre de las fotografías ) habían secuestrado a pocos kilómetros de su casa. Después de llevarla a un bosque cercano, Iain procedió a torturar y matar a Jemima mientras Victoria grababa sus acciones con su teléfono móvil. El "Oso Blanco", originalmente el peluche de la víctima, era un símbolo de la búsqueda a nivel nacional y de la investigación del asesinato, mientras que el símbolo que aparece en las pantallas y en la máscara del cazador era idéntico al tatuaje que llevaba el prometido de Victoria (quien se suicidó en su celda antes del juicio). Habiéndose declarado culpable entre lágrimas e insistiendo en que ella había estado "bajo el hechizo de Iain", Victoria recibió una sentencia que el juez describió como "proporcionada y considerada" - se someterá a esta grabación multitudinaría cada día.

Victoria, que todavía no tiene un claro recuerdo de estos eventos, es conducida nuevamente al recinto mientras una multitud aulla por su sangre (bajo el estímulo del personal) y regresa a la habitación donde se despertó. Es colocada de nuevo en la silla del dormitorio, donde Baxter le pone un aparato que le borra los recuerdos de los acontecimientos del día. Después de dejar a Victoria gritando en la habitación, baja al salón donde saca un rotulador negro y tacha el día 18 de octubre en el calendario, dejando todo listo para que Victoria pueda revivir los mismos hechos al día siguiente.

En los créditos finales, vemos como el personal (incluyendo a Baxter, Jem y Damien) del "White Bear Justice Park" (Parque de Justicia Oso Blanco) se prepara para otro día de trabajo mientras suben a un escenario. Los mirones son miembros del público que están allí para ver sufrir a Victoria mientras graban el espectáculo con sus teléfonos móviles. El episodio termina como empezó, con Victoria despertando en la silla del dormitorio sin recordar nada.

Tema y crítica

El episodio refleja de forma satírica la búsqueda constante del espectador por el puro entretenimiento y como los medios de comunicación ayudan a ello a veces utilizando crimenes violentos como medio. Tambien lleva a la reflexión sobre la dignidad y humanidad de criminales y si realmente un castigo humillante y tortuoso puede considerarse verdadera justicia. La crítica mediática aprobó el episodio con sobresaliente. Por ejemplo, The Independent dijo “White Bear' es una mordaz obra satírica que te acelera el corazón y te sacude la mente. Verla es un reto, cada vez que piensas que tienes el control sobre lo que está pasando, hay un giro que te deja descolocado de nuevo". Por otra parte Telegraph opinó "Es una pieza interesante y eficiente de una narrativa adelantada a su tiempo, que sobre todo se burla de nuestro anhelo neo-medieval por la humillación reinventada como entretenimiento (...)

3 "El momento Waldo" (The Waldo Moment) Daniel Rigby, Tobias Menzies, Jason Flemyng, Chloe Pirrie y Daniel Tatarsky Charlie Brooker Brynn Higgins 25 de febrero de 2013 1,28[6] puntuado con un 7,2 por 1.720 usuarios
Es el tercer capítulo y final de temporada con una duración de 43 min.

Jamie Salter (Daniel Rigby) es un comediante fracasado que interpreta la voz y los movimientos (mediante captura de movimiento) de un oso animado azul llamado Waldo, el cual efectúa entrevistas a políticos y otros personajes de actualidad. Las entrevistas de Waldo fingen estar orientadas a un público infantil, pero realmente pertenecen a un late-night cómico de actualidad. El oso Waldo es muy popular entre el público británico y se aprueba un episodio piloto para su propia serie televisiva. Sin embargo, a pesar del éxito de su personaje, Jamie se siente deprimido e insatisfecho con su vida.

Durante una sesión de ideas para el episodio piloto de Waldo, el productor Jack Napier (Jason Flemyng), que posee los derechos de Waldo, sugiere de broma que Waldo debería competir contra políticos reales en unas elecciones parciales que se iban a celebrar en la ciudad de Stentonford, y así podría enfrentarse a uno de sus anteriores entrevistados, el candidato conservador Liam Monroe ([[Tobias Menzies conocido por Outlander y Juego de Tronos]]). Jamie al principio se opone a la idea, preocupado por entrar en el mundo de la política, pero pronto accede de mala gana a continuar con el plan. La productora organiza una campaña electoral consistente en proyectar a Waldo en una pantalla instalada en una furgoneta y llevarla allá donde esté Monroe durante su campaña, para que Waldo pueda humillarlo públicamente. Durante la campaña, Jamie conoce a Gwendolyn Harris (Chloe Pirrie), la candidata laboralista en las elecciones parciales, que solo participa en ellas para impulsar su carrera política. Jamie y Gwendolyn se acercan y mantienen relaciones una noche, pero posteriormente su director de campaña le dice a Gwendolyn que se aleje de Jamie por ahora. Jamie no entiende por qué lo evita y desarrolla un odio por los políticos de carrera.

En un show televisivo donde participan todos los candidatos, Monroe se mofa de Waldo y Jamie, diciéndole que no es más que una broma y que Jamie no ha conseguido nada en su carrera de comediante. Este insulto hace que Jamie, interpretando a Waldo, se enfade y empiece a recriminar a todos los candidatos, acusándolos de ser más artificiales que Waldo, diciendo que Gwendolyn es una política de carrera y que el público ha perdido la fe en todos ellos. Posteriormente Jamie se avergüenza de su explosión de ira, pero su discurso se convierte en un éxito en YouTube y Waldo logra un mayor apoyo del público. Jamie y Napier se reúnen con un hombre (que se presenta a sí mismo como miembro de "La Agencia") que expone que la postura independiente de Waldo tiene el potencial de convertirlo en una figura de autoridad global debido al desdén de Jamie y, tras una acalorada discusión con Napier, Jamie decide dejar la campaña. Luego trata de disculparse con Gwendolyn por lo que ha hecho, pero ella lo rechaza, enfadada porque ha dañado su carrera. El día final de campaña electoral Jamie se reincorpora pero, abrumado por la culpabilidad, estalla durante un mitin y pide al público que no voten a Waldo, abandonando la furgoneta y tratando de romper la pantalla. Napier toma el control de Waldo y le dice al público que ataquen a Jamie. El día de las elecciones Jamie ve los resultados desde una cama en el hospital; Monrow gana, Waldo queda segundo (ahora con la voz de Napier) y Gwendolyn tercera. Entonces Napier le dice a la audiencia que se revele.

En los créditos finales se muestra a Jamie viviendo en las calles. Se ve como se acerca a un monitor cercano donde aparece Waldo en lo que parece ser propaganda política a escala global y, enfadado, lanza una botella a la pantalla provocando que dos policías lo ataquen.

Tema y crítica

Según una entrevista a Charlie Brooker vía telefónica para el diario El Mundo, confesó que básicamente lo que pretendía mostrar es "la historia de un monigote azul, animado por un humorista que un buen día se convierte en primer ministro de un país harto de los políticos y de la propia política. ¿Se imaginan? "Lo curioso es que se emitió en el Reino Unido el mismo día que se conocían los resultados electorales en Italia". Para este episodio la crítica mediática no fue tan favorable. The Independent comentó "Es tal vez en cierto modo el más flojo de los tres, porque no es tan contundente como los dos primeros. Aun así tiene elementos de brillantez, pero es casi como si Brooker se hubiera quedado sin fuerzas. Aunque a modo general. El Mundo "El mundo se encuentra en la actualidad dramáticamente separado en dos: los que ya son incondicionales de la serie creada por Charlie Brooker 'Black Mirror' y los que lo serán."

Capítulo especial[editar]

# Título Reparto Guionista Director Fecha de emisión Espectadores en RU (millones)[7] Valoración IMDb
1 "Blanca Navidad" (White Christmas) Jon Hamm y Rafe Spall, con Oona Chaplin, Natalia Tena, Rasmus Hardiker y Janet Montgomery Charlie Brooker Carl Tibbetts 16 de diciembre de 2014 1,01 puntuada con 8,9 por 2.583 usuarios
Un especial por Navidad con una duración de 73 min. La trama está formada por 3 historias paralelas.

Se presenta a una sociedad avanzada donde las personas llevan un dispositivo de realidad aumentada implantado en los ojos como si fueran lentillas; éste dispositivo es conocido como “Ojos Z” del inglés Z-eye, a través del cual pueden acceder a Internet. Funcionan a modo de Smartphone, se puede mantener una vídeo llamada, funciones semejantes a Facebook, etc. Durante la primera parte Matt Trent (interpretado por Jon Hamm, conocido por su papel en Mad Men) charla con Joe Potter (Rafe Spall) el día de Navidad. Por la conversación que mantienen se da a entender que están aislados en una casa por haber cometido algún delito en el pasado. Joe se muestra distante, sin ganas de conversar pero Matt consigue motivarlo al empezar a relatar su pasado, el motivo por el que se encuentra ahí.

I Parte

Es así como se introduce la primera de las historias. Matt, un hombre astuto y mentiroso es consejero de citas online. A través de su “Ojo Z” se comunica con Harry (Rasmus Hardiker) un chico tímido y torpe en el arte del ligue. Una vez Matt le ha dicho qué ponerse y cómo actuar, Harry se dirige a una fiesta dispuesto a encontrar una chica a la que seducir. Se topa con Jennifer (Natalia Tena) y al final, con la ayuda de Matt consigue salir de la fiesta e ir a casa de la chica. Una vez dentro Harry piensa que va a tener sexo con Jennifer pero al final resulta ser una chica desequilibrada que cree en seres imaginarios que le hablan en su cabeza. Se descubre cuando ella le ofrece una copa a Harry y a éste parece no sentarle bien, empieza a sangrar por la boca y ella acaba haciendo lo mismo. Matt incrédulo por lo que acaba de ver reacciona con rapidez y exige a los usuarios que estaban conectados a escondidas de Harry que borren los rastros digitales en la red. Mientras tanto, Matt recopila todas las pruebas posibles que le incriminan e intenta quemarlas, pero cuando va a hacerlo la mujer lo pilla. Discuten y ella le “bloquea”. Esta acción en el mundo utópico en el que viven es una práctica común y legal, la cual permite bloquear con un mando a una persona con tal de no escucharla ni verla. El mando va conectado al “Ojo Z” y los efectos pueden ser a corto o largo plazo impidiendo al bloqueado mantener contacto con la otra persona, únicamente observa una mancha borrosa.

II Parte

En el presente Matt está comiendo con Josh en la casa y éste le pregunta por su verdadero trabajo. Entonces Matt, como observa a Josh animado para hablar, le comenta que a través de un relato sobre un día rutinario en su empresa deberá adivinar el oficio al que se dedica. Así es como da comienzo la segunda historia. Greta (Oona Chaplin) una chica joven, rica y caprichosa se somete a una operación donde le extraen una réplica de su conciencia y la introducen en un dispositivo interactivo, el cual es una caja con cuatro paredes blancas. La conciencia cree que es la propia Greta y no asume su situación actual. Matt será el encargado de hacérselo ver o al menos obligarla a base de tortura psicológica al variar su percepción del paso del tiempo. Matt le cuenta que es una réplica virtual de la verdadera Greta, que le han diseñado un cuerpo y que ha sido creada para mantener la casa limpia además de cumplir las exigencias de la dueña. En la actualidad, Josh crítica el trabajo de Matt, no puede creer que torturase sin remordimiento a la chica, a pesar de no ser la verdadera es una réplica de sí misma que siente y padece.

III Parte

Josh y Matt siguen hablando mientras toman vino. La tercera historia forma parte del pasado de Josh. La trama se inicia cuando Josh comenta que el padre de su pareja Beth (Janet Montgomery) nunca le tuvo aprecio. Un día mientras Josh saca la basura encuentra un test de embarazo y más tarde discute con Beth porque ella no quiere el bebé. El incidente desencadenante se produce cuando Beth no puede soportar más sus reproches y le “bloquea”. Josh se desquicia porque es bloqueado indefinidamente. Al cabo de unos meses Josh ve la silueta de Beth embarazada y se ilusiona al pensar en su hijo o hija, intenta hablar con ella pero como sigue activo el bloqueo ella lo percibe como una amenaza. Josh acaba siendo juzgado como bloqueado permanente por la justicia tanto a Beth como a su hijo, además de una orden de alejamiento. Josh desesperado cada año por Navidad se dirige a casa del padre de Beth porque sabe que la reunión familiar es sagrada y al menos de esta manera puede ver crecer a su hijo a pesar de la silueta borrosa. Una mañana Josh se entera del fallecimiento de Beth en un accidente ferroviario, lo que significa que su bloqueo queda anulado. Emocionado se dirige a la casa del padre de Beth, cuando encuentra a su hijo jugando con la nieve. Finalmente descubre que es una niña china fruto de una infidelidad entre Beth y un amigo de la pareja. Durante el enfrentamiento que mantiene con el padre de Beth, Josh acaba golpeándolo en la cabeza en un ataque de histeria. La niña asustada huye de la casa y acaba muriendo en la nieve a causa del temporal. Al cabo de unos meses la policía le encuentra y es detenido.

En el presente Matt consigue su propósito, el cual era conseguir la confesión de Josh. Se descubre que a Josh le realizan el extracto de conciencia o “galleta” (nombre técnico por el que se conoce la operación) y lo someten a cambios de percepción temporal, lo que a él le parecen años, resultan ser horas después de su interrogatorio con la policía. En la escena final se muestra el castigo que imponen a Matt por sus fraudes e implicación en el asesinato de Harry. Le “bloquean” de tal forma que no pueda tener contacto con ningún ser humano.

Tema y crítica

La trama vuelve a ser una reflexión sobre el impacto negativo de los abusos de los nuevos avances tecnológicos. El episodio contiene referentes de películas de terror inglesas de los años 70 y de historias de fantasmas navideñas con moralejas. Según dijo el propio Charlie Brooker es uno de los episodios más impactantes de la saga. La crítica mediática quedó maravillada, por ejemplo el diario Británico Telegraph dijo "Impecablemente producido y con un hábil trabajo del reparto.” The Guardian "El sentimentalismo está compensado con un malvado ingenio, y (...) la ansiedad de Brooker (...) está creando un producto televisivo divertido, imaginativo, y muy sentido, incluso cuando todo resulta una paranoia.” The Independent "Con un buen elenco, estructurada con destreza y verdaderamente inquietante."

Tercera temporada[editar]

# Título Reparto Guionista Director Fecha Valoración IMDb
1 "Caída en picado" (Nosedive) Bryce Dallas Howard, Alice Eve, Cherry Jones y James Norton. Charlie Brooker, Rashida Jones & Mike Schur Joe Wright 21 de octubre de 2016 puntuada con 8,4 por 6,191 usuarios
2 "Partida" (Playtest) Wyatt Russell, Hannah John-Kamen y Wunmi Mosaku. Charlie Brooker Dan Trachtenberg 21 de octubre de 2016 Puntuado con 8,3 por 5,019 usuarios
3 "Cállate y baila" (Shut up and dance) Alex Lawther, Jerome Flynn y Susannah Doyle. Charlie Brooker & William Bridges James Watkins 21 de octubre de 2016 Puntuado con 8,6 por 4,642 usuarios
4 San Junipero Gugu Mbatha-Raw, Denise Burse y Mackenzie Davis. Charlie Brooker Owen Harris 21 de octubre de 2016 Puntuado con 8,9 por 5,710 usuarios
5 "El arte de matar" (Men Against Fire) Malachi Kirby, Madeline Brewer y Ariane Labed. Charlie Brooker Jakob Verbruggen 21 de octubre de 2016 Puntuado con 8,0 por 2,893 usuarios
6 "Odio nacional" (Hated in the Nation) Kelly Macdonald, Faye Marsay y Benedict Wong. Charlie Brooker James Hawes 21 de octubre de 2016 Puntuado con 8,9 por 3,025 usuarios

Referencias[editar]

  1. «Charlie Brooker: the dark side of our gadget addiction». guardian.co.uk. 1 de diciembre de 2011. Consultado el 17 de diciembre de 2011. 
  2. «Charlie Brooker: the dark side of our gadget addiction». 1 de diciembre de 2011. 
  3. «Black Mirror - 15 Million Merits». Channel 4. Consultado el 6 de diciembre de 2011. 
  4. «Black Mirror Nets Nearly 1.6 Million Viewers». The Guardian. 12 de febrero de 2013. Consultado el 12 de febrero de 2013. 
  5. «Charlie Brooker's 'Black Mirror' Stays Above 1 Million on Channel 4». digital spy. 19 de febrero de 2013. Consultado el 19 de febrero de 2013. 
  6. «Top 30 Programmes - BARB». BARB. Consultado el 31 de enero de 2014. 
  7. «http://www.barb.co.uk/viewing/weekly-top-30?». 

Enlaces externos[editar]