Anexo:Dietista-Nutricionista (España)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los dietistas-nutricionistas, son los profesionales sanitarios titulados en España, de rango universitario, que han realizado la carrera universitaria de grado en nutrición humana y dietética o la antigua diplomatura en nutrición humana y dietética. Sus funciones son muy diversas, como por ejemplo el tratamiento nutricional de patologías y su prevención, el tratamiento con nutrición aritficial en hospitales, la elaboración de menús adaptados a patologías en hospitales o residencias de ancianos, la participación en la gestión de control de calidad y salubridad de alimentos, la pauta dietética en diversos estados fisiológicos tales como embarazo o deporte, además de otras muchas más tareas.

El término dietista-nutricionista es oficial únicamente en España, ya que en otros países es nutriólogo, dietista, dietólogo, dietista registrado...

Su formación integra conocimientos de bioquímica, química, bromatología, fisiología, química y bioquímica de alimentos, toxicología de alimentos, microbiología, dietética, dietoterapia y un largo etcétera.

Título[editar]

Las personas Graduadas en Nutrición Humana y Dietética por la universidad o los antiguos Diplomados (formación universitaria anterior al plan Bolonia) en Nutrición Humana y Dietética, obtienen el título de "Dietista-Nutricionista" y son denominados oficialmente de esa manera. Son llamados también "Nutricionistas" o "Dietistas", utilizando por separado los dos términos, con el fin de abreviar. Al igual que ocurre con otras profesiones, como los Ópticos-optometristas.

Según la ley, el término "Dietista-Nutricionista" únicamente puede ser empleado por los titulados universitarios que han cursado la carrera universitaria de "Diplomatura en Nutrición Humana y Dietética" o actualmente " Graduado en Nutrición Humana y Dietética". De este modo, cualquier otra formación distinta, como un máster universitario en dietética y nutrición, u otros estudios o cursos no reglados, comercializados actualmente, no otorgan el título de "Dietista-Nutricionista" ni el de "Dietista", ni tampoco el de "nutricionista". Asimismo, estos cursos, maestrías y demás titulaciones, sean las que sean, tampoco habilitan legalmente para desarrollar las competencias exclusivas de la profesión.[1]

La máxima institución que regula, protege y desarrolla la profesión del Dietista-Nutricionista, es el Consejo General de Dietistas-Nutricionistas de España.[2]​ Además existen otras organizaciones dedicadas a la investigación y desarrollo, en el campo de la Nutrición y dietética.

Las competencias legales del Dietista-Nutricionista:[3][editar]

1-El Dietista-Nutricionista clínico actúa sobre la alimentación de la persona o grupo de personas sanas o enfermas (en este caso después del diagnóstico médico), teniendo en cuenta las necesidades fisiológicas o patológicas, si es el caso, preferencias personales, características socioeconómicas, religiosas y culturales. Realizando de esta forma el tratamiento nutricional de diversas patologías como por ejemplo diabetes, hipertensión, insuficiencia renal, obesidad, cardiopatías, enfermedad de Crohn, procesos oncológicos etc... Y la prevención de otras, cuando no se han dado aún. Además de realizar valoraciones del estado nutricional, intervenir en las distintas modalidades de soporte nutricional, etc. Todo ello tanto en unidades de hospitalización, como en consultas externas, en atención primaria, en funciones asistenciales y en las unidades hospitalarias de nutrición y dietética clínica.

2-El Dietista-Nutricionista comunitario o de salud pública (prevención y promoción de la salud) actúa sobre la población en general, desde entidades diversas, desarrollando y participando en programas de políticas alimentarias, de prevención y salud en general, y de educación alimentaria, dentro del marco de la salud pública y la nutrición comunitaria.

3-El Dietista-Nutricionista en restauración colectiva participa en la gestión y en la organización, y vela por la calidad y la salubridad de los alimentos durante todo el proceso de producción. Forma al personal del servicio de alimentación en materia de seguridad alimentaria, además de planificar menús, adaptándolos a cada patología o estado fisiológico y valora el equilibrio nutricional de la oferta alimentaria. Desarrollado sus actividades en comedores colectivos, empresas de catering, residencias de ancianos, hospitales, etc.

4-El Dietista-Nutricionista en la industria asesora en la innovación de nuevos productos y en el marketing social relacionado con la alimentación.

5-El Dietista-Nutricionista docente actúa como formador en centros públicos y privados en los que se imparten conocimientos sobre alimentación, nutrición y salud.

6-El Dietista-Nutricionista investigador está capacitado para integrarse en un equipo multidisciplinario de investigación y desarrollo. Potencia la investigación en el área de la alimentación, la nutrición y la salud. Formación y requisitos del Dietista-nutricionista

Formación y requisitos:[editar]

Formación Universitaria actual (Dietista-nutricionista):

  • Graduado en Nutrición Humana y Dietética (240 créditos: 4 cursos)

Formación Universitaria antigua (Dietista-nutricionista):

  • Diplomatura en Nutrición Humana y Dietética (3 cursos).

Situación laboral[editar]

Lo más habitual es que estos profesionales trabajen en el ámbito privado, desarrollando sus actividades de forma independiente, por ejemplo, en una consulta, o bien integrados en empresas o centros sanitarios multidisciplinarios.

España es, a día de hoy, el único país de la UE que no incorpora a estos profesionales en el sistema sanitario público.[cita requerida] A pesar de poder contribuir al tratamiento y prevención de diversas patologías. Como por ejemplo la desnutrición hospitalaria que según las estadísticas en España, afecta al 10 % de los pacientes hospitalizados y el 28 % están en riesgo de padecerla.[4]​ Sin embargo el dietista actualmente está empezando a tener presencia dentro de la sanidad pública española. Por ahora no se convocan plazas para Dietistas/Nutricionistas, pero en algunas comunidades autónomas como Galicia empiezan a incorporar la figura del dietista en los centros hospitalarios realizando sustituciones de enfermeras y técnicos en dietética.

Sólo algunos centros hospitalarios (normalmente hospitales importantes de capitales de provincia de gran población) han optado a título personal por contratar a algún Dietista/Nutricionista. Cada vez es más frecuente que el dietista nutricionista tenga labores de consulta de pacientes o elaboración de dietas personales en centros privados o en centros públicos si este está en su periodo de prácticas. Además sus labores están destinadas a investigación, estudios y colaboración con otros sanitarios. Poco a poco el dietista abre su camino hacia la sanidad pública.

A esto está ayudando el creciente número de colegios profesionales de Dietistas Nutricionistas que están formándose en España y también a eliminar, el grave intrusismo laboral que sufre la profesión, tanto en cuanto a la utilización de su título propio, como a la invasión de sus competencias.

Poco a poco se van creando cada vez más colegios profesionales de Dietistas-Nutricionistas.

Intrusismo laboral[editar]

El elevado intrusismo laboral se debe sobre todo al escaso conocimiento de la profesión como consecuencia de su relativa novedad en España, a que todavía no se hayan implantado aún colegios profesionales de Dietistas-Nutricionistas en algunas comunidades autónomas, a las propias dificultades administrativas de estos delitos, a la proliferación de cursos que de manera ilegal y engañosa prometen habilitar para realizar las funciones propias de la profesión y al hueco legal que supone que esté permitido para cualquier persona, con cualquier titulación o sin ella, el dar consejo en temas de alimentación. Si bien es cierto que la elaboración de dietas, el tratamiento de patologías mediante dietoterapia (tratamiento nutricional,alimentación) y muchas otras actividades, son tareas permitidas única y exclusivamente para los Dietistas-Nutricionistas y Técnicos en Dietética, cada uno con aspectos diferenciados en sus funciones. Según la ley vigente actual.[5][6]

Todo esto provoca que personas con otras titulaciones distintas, sean estas sanitarias o no, e incluso sin titulación reglada, se dediquen a actividades relacionadas con la nutrición y dietética. A pesar de que no se encuentren dichas acciones dentro de sus competencias legales, ni tampoco su formación incluya conocimientos suficientes para ello. Siendo este tipo de delito de intrusismo, muy habitual en España.

Las actividades realizadas por estas personas que no poseen la titulación correspondiente, se suelen centrar, en muchas ocasiones, únicamente en los aspectos de la dietética relativos al adelgazamiento, al deporte o a la estética. A pesar de decir dedicarse a la nutrición o a la dietética y hacerse llamar a sí mismos, dietistas o nutricionistas o utilizar terminologías como especialistas en nutrición o asesores de nutrición o de dietética, muchos de ellos desconocen incluso que realmente la profesión engloba el tratamiento de muchas patologías y muchas más actividades de las que ellos hacen o intentan hacer.

Es muy habitual que estos practicantes del intrusismo laboral ofrezcan servicios de "dietética" o de "terapias nutricionales para patologías", carentes de la más mínima evidencia científica, que suelen ir, aunque no siempre, asociados a la venta de diversos productos con dudosa validez.

Todo ello crea una confusión en el ciudadano de a píe, sobre quien es el profesional que le está atendiendo o el que debería hacerlo y sobre cuáles son las tareas propias del dietista nutricionista. Además en numerosas ocasiones, la realización de estas actividades sin la formación adecuada, supone, a parte de un delito, un elevado riesgo para la salud o la escasa efectividad del tratamiento. Todo esto provoca un daño en la imagen del dietista-nutricionista.[7]

Referencias:[editar]