Anexo:Cuarta temporada de Mujeres asesinas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cuarta temporada de Mujeres asesinas
Programa Mujeres asesinas
País de origen Argentina
Cadena de televisión El Trece
Primera emisión 8 de enero de 2008
Última emisión 25 de marzo de 2008
N.º de episodios 12
Cronología de temporadas
Tercera temporada de Mujeres asesinas Cuarta temporada de Mujeres asesinas

La cuarta temporada de Mujeres asesinas fue originalmente estrenada en Argentina el 8 de enero de 2008 por El Trece con el episodio "Dolores, poseída".

Esta fue la última temporada del unitario policial, tras cuatro años consecutivos por Canal 13 con un total de 78 emisiones. Se despidió el 25 de marzo de 2008 con el episodio "Lorena, maternal", protagonizado por Valentina Bassi y Daniel Hendler.

Lista de episodios[editar]

Episodio Título Elenco Director Emisión original
1«Dolores, poseída»
«Romina Ricci»
Romina Ricci, Celeste Cid, Patricio Contreras, Ernesto Claudio, Leonora Balcarce, Pedro Segni y Monica GazpioDaniel Barone8 de enero de 2008
Dolores y Victoria son hermanas huérfanas de madre y viven con su padre Oscar en la casa familiar. La relación entre ambas es bastante conflictiva: la menor, Dolores, intenta llevar el hogar adelante mientras que Victoria prefiere "entregarse a la pereza" y mantener su situación de privilegio siendo la consentida de su papá. Sin embargo, a pesar de estas "irreconciliables diferencias", las dos conviven con un sentimiento en común: el miedo. Miedo que se traduce en pánico producto de situaciones extrañas que ocurren en el hogar: objetos que desaparecen, vidrios que estallan y ruidos inexplicables. Dolores toma la iniciativa e intenta buscar ayuda para "limpiar" la casa de "supuestas presencias", que serían las responsables de estos desórdenes. En tren de hallar respuestas seguras, apela a cualquier tipo de recurso, desde lo puramente religioso hasta lo esotérico. La desesperación por lograr el cometido va cercenando la propia razón, provocando un estado de alteración tal que conllevará a un desenlace inesperado y fatal. Al tratar de sacar el "Diablo" dentro de su padre, lo cortan de manera descabellada hasta matarlo desangrándolo y por último le meten la mano en la boca para sacarlo definitivamente.
2«Thelma, impaciente»
«Ana María Picchio»
Ana María Picchio, Norman Briski, Raúl Rizzo, Mariana Richaudeau y Marta BetoldiDaniel Barone15 de enero de 2008
Thelma está casada con Enrique W. un policía que cumple tareas administrativas en una comisaría. Ella vive obsesionada por su apariencia y por “las marcas” que el paso del tiempo va dejando sobre su cuerpo. A la vez, no tolera a su esposo, con quien prácticamente ya no tiene nada en común; de hecho, ni siquiera le atrae. Para “entregarse a la pasión” lo tiene a Julián su amante desde hace muchos años. El problema surge cuando Enrique decide que es tiempo de jubilarse. Su salud se encuentra algo deteriorada y, para él, llegó el momento de dedicarse "a la casa (que se encuentra bastante abandonada) y a la familia". Para Thelma esta noticia es devastadora. No imagina compartir todo el día con su marido. Y menos si eso impide que se vea con Julián. La intolerancia y la ambición desmedidas llevarán al matrimonio a una situación límite que desencadenará en un trágico final. Thelma le dispara a su marido hasta matarlo.
3«Marta, manipuladora»
«Juana Viale»
Juana Viale, Luisa Kuliok, Martín Seefeld, Lautaro Delgado, Delfina Varni y Hugo CastroAlberto Lecchi22 de enero de 2008
Sofía está casada en segundas nupcias con Pedro con quien tiene una pequeña hija. De su primer matrimonio tiene a Marta. A pesar de su reticencia, Sofía se encuentra medicada, ya que sufre de algunas alteraciones psiquiátricas. Su situación matrimonial está “en la cuerda floja”, debido a los celos y al fuerte presentimiento de que es engañada. Su instinto de mujer la lleva a recurrir a una tarotista para que le confirme su presunción. Las cartas le terminan revelando lo que ella tanto teme: está siendo engañada. Y lo que es peor, “la otra” es alguien que ella conoce. La sospecha comienza a ser el motor de su vida, sin ningún tipo de filtro. Hasta sus dos hijas se convierten en sus “potenciales enemigas”. Sobre todo Marta, la mayor, a quien ve muy cerca de su actual esposo. Ambas comienzan a tener una relación tirante, convirtiéndose Pedro en una especie de “trofeo de guerra”. La situación se tornará insostenible y desencadenará en un trágico e inesperado final. Pedro al decidir irse, Marta le dice que no la puede dejar sola con su mamá, y al final Marta mata a Pedro disparándole varias veces. Al momento de detener y hacer las investigaciones Marta manipula a su mama diciéndole que ella fue la que mató a Pedro, de tanto decirle esto a su madre Sofia, termina creyendo la mentira y ella se entrega. Después de investigar se determina que la asesina fue Marta.
4«Marcela, lastimada»
«Dolores Fonzi»
Dolores Fonzi, Claudia Fontán, Manuel Vicente, Rocco De Grazia, Nahuel Viale e Inés EfrónDaniel Barone29 de enero de 2008
Ana acaba de salir de la cárcel, luego de cumplir una condena de un lustro por malos tratos y lesiones graves contra su hija menor, Marcela. Tanto la adolescente como sus dos hermanos mayores – ambos estudiantes de la academia de policía – aguardan su salida en la puerta del penal. Marcela es la única que no demuestra interés por la liberación de su madre. En su fuero íntimo sabe que las cosas no cambiarán demasiado: nuevamente será víctima de los terribles tormentos a los que la tenía habituada Ana: el constante desprecio, la subestimación y el maltrato físico. La joven Marcela no encuentra la manera de escapar al yugo de su madre. El miedo la paraliza cada vez más. Sus hermanos la protegen, pero – debido a su actividad – no pueden estar en la casa todo el día. La desesperación conducirá a la situación a un punto álgido, que desencadenará en un trágico final. Marcela está harta de todas las cosas que sufre por la culpa de su madre y, para vengarse ella, la mata dándole varios golpes con una plancha, igual que como ella le pegó cuando Marcela era menor. Ella y sus hermanos le cavaron una tumba, y su cuerpo fue encontrado un mes después, en el patio trasera de la casa en González Catán.
5«Azucena, vengadora»
«Belén Blanco»
Belén Blanco, Patricio Contreras, Norman Briski, Mariana Richaudeau, Paloma Contreras y Nicolás GoldschmidtDaniel Barone5 de febrero de 2008
Azucena es obligada por su padre Ramón a contraer matrimonio con Alberto un "cincuentón" amigo suyo de toda la vida. Así, a la joven (de apenas 18 años) su adolescencia le es arrancada para entrar forzadamente en una adultez temprana. Encima su actual "marido" ejerce un control estricto sobre ella, ya que teme que ella se escape con "algún noviecito". Más de una vez Azucena sufre terribles castigos físicos por el simple hecho de querer ser libre, de hacer cosas propias de la edad. El ahogo y el sometimiento llegarán a un punto sin retorno y ante la desesperación de Azucena, comete el crimen: en una pelea y forcejeo entre ella y Alberto, Azucena toma una palanca de herramienta y lo golpea y lo mata. Al día siguiente, como si nada, va a prepararle comida con veneno para ratas a su padre, que muere al poco tiempo.
6«Alicia, deudora»
«Rita Cortese»
Rita Cortese, Tina Serrano y Santiago StiebenDaniel Barone12 de febrero de 2008
Alicia, debía mucho dinero a una amiga Nelly, a quien estafaba, hasta que un día Alicia por la necesidad del dinero entra a la casa de su amiga a robar, después de esto Nelly se entera y reclama, amenazándola con denunciarla a la policía a ella y a su hijo, en la desesperación Alicia toma un reloj y mata a Nelly de un porrazo en la cabeza.
7«Juana, instigadora»
«Mirta Busnelli y Bárbara Lombardo»
Mirta Busnelli, Bárbara Lombardo, Antonio Grimau, Laura Azcurra y Marita BallesterosAlberto Lecchi19 de febrero de 2008
A Juana la vida se le está tornando algo pesada: su trabajo manejando la contabilidad de pequeños clientes se está agotando, su cuerpo ya muestra las huellas del indeclinable paso del tiempo; y la crianza de su hija Laura se le está complicando: ya es una adolescente pero, debido a un retraso madurativo, actúa como una niña de ocho años. Su marido Raúl trabaja todo el día en el negocio familiar, una mueblería. Pero además de ser su ámbito laboral, es el espacio que le permite evadirse de sus problemas cotidianos. Y Nancy su empleada, es el motivo que borra la mayoría de sus "angustias". Juana comienza a sospechar que su esposo lleva una doble vida. Y Laurita, desde su más tierna inocencia, será quien revele la tan temida verdad. Cansada de toda la situación, Juana tomará una drástica – y trágica – decisión con la sola intención de "escapar" de tanto sufrimiento. Al descubrir que Nancy, la empleada de Raúl está embarazada de él, Juana instiga a Laurita a hacer un postre para Raúl, donde cambia el azúcar por Raticida.
8«Marga, víctima»
«Julieta Ortega»
Julieta Ortega, Juan Palomino, Pepe Monje, Ernesto Claudio e Isabel QuinterosAlberto Lecchi26 de febrero de 2008
Marga es, efectivamente, la víctima de esta cruel historia. Rafael, su marido, la tiene encerrada como si fuera una esclava todo el día cosiendo ropa en un taller y ella debe pedirle permiso cada vez que quiere salir. En el mismo galpón también pasa sus tardes Miguel, hermano de Rafa y ambos están trabajando todo el día mientras él pierde el dinero de los tres en juegos de cartas y cervezas en un bar. Rafa se comporta de manera muy violenta con su mujer cuando algo no le gusta y además no le da un centavo. Como si fuera poco para esta historia, Miguel y Marga comienzan a tener un romance a escondidas. Sin embargo, es un amante muy cobarde como para salvar a Marga de los tormentos de Rafael. Cansada de tantos golpes, gritos y maltratos, Marga se encargará con sus propias manos de hacer justicia frente a tanta maldad. Cansada de golpes, insultos y gritos y en medio de una pelea entra Rafa y Miguel, Marga toma una escopeta y dispara hacia la espalda de Rafa. Miguel asombrado por lo que hizo Marga le empieza a gritar y reclamar fuertemente lo que hizo. Viendo que Miguel era igual que su hermano toma de nuevo la escopeta y le dispara.
9«Nina, desconfiada»
«Carola Reyna»
Carola Reyna, Juan Leyrado, Sofia Castiglione y Mausi MartínezAlberto Lecchi4 de marzo de 2008
Nina es una mujer callada y sumisa, casada con José. Ella está al frente de una pequeña y humilde mercería, emplazada en el centro de un tranquilo pueblo. Gabriela es una adolescente rebelde y avasallante, hija de una amiga de Nina. Convencida de que puede llevarse “el mundo por delante” no mide las consecuencias de lo que hace. Su nuevo “capricho” es estar con un hombre mucho mayor que ella. Su contorneado cuerpo, escondido bajo el aspecto de “colegiala aniñada”, la convierten en la fantasía perfecta. José se sentirá atraído por ella y, sin tener en cuenta la edad, ambos mantendrán una relación clandestina, gobernada por una actividad sexual desenfrenada. Ciertos indicios hacen sospechar a Nina de que su marido lleva una doble vida. Pero cuando la presunción deja paso a la tan temida realidad, el golpe será aún más inesperado e inaceptable: Gabriela, aquella joven grácil y desgarbada, es la amante de su esposo. Dominada por la amargura, la ira y la incredulidad, Nina dejará por un instante su pasividad habitual y decidirá acabar en forma drástica con esta. Nina al descubrir esto trata de matar a Gabriela, pero solo la amenaza. Después Nina espera a José y lo impregna de gasolina y lo quema, acabando con su vida.
10«Carolina, humillada»
«María Abadi»
María Abadi, Luis Machín, Silvia Kalfaián, Juan West y Lucrecia BlancoAlberto Lecchi11 de marzo de 2008
"Mendoza" es un hombre muy violento y dominante, que abusa sexualmente de su hija adolescente Carolina desde que ella tenía 5 años. Su pareja, Celia, es una mujer muy sumisa, víctima también de los constantes golpes y agresiones que le propina en forma reiterada su marido. Los feroces ataques han diezmado sus fuerzas y ya no puede detener tamañas embestidas, de las que además comienzan a ser blanco sus dos pequeños hijos. Carolina hará lo imposible por proteger a sus hermanos menores, temiendo que ellos repitan su triste y amarga historia. Pero las cosas no le son sencillas. Tanto ella como su madre desconocen qué camino tomar para acabar con tanto sufrimiento. Luego de una terrible golpiza, Celia se anima a hacer la respectiva denuncia; pero los contactos de “Mendoza” con los jefes policiales permiten que sea liberado en dos días. Dominada por el odio y la impotencia, Carolina decidirá poner punto final a todos los abusos de su padre, aunque eso implique hacer uso de medidas sumamente drásticas. Al dispararle a su padre, el vive pero muere de Septicemia tiempo después.
11«Noemí, desquiciada»
«María Onetto»
María Onetto, Gerardo Romano, Patricia Viggiano y Diana GarcíaAlberto Lecchi18 de marzo de 2008
Manuel está unido sentimentalmente a tres mujeres: a Noemí, su actual mujer; a Marcela, su ex mujer y madre de 2 hijos; y a Estela, su amante desde la adolescencia. Las tres lo aman profundamente, sin embargo, también tienen algún motivo para odiarlo: Marcela, porque él la abandonó y se fue a vivir con Noemí; Estela, porque se sintió traicionada cuando Manuel, al separarse, elige a otra mujer en lugar de armar finalmente su vida con ella; y Noemí, presa de los celos, porque vive atormentada con la idea de que la engaña con estas dos mujeres. Manuel, por su parte, al darse cuenta del delirio y la desconfianza de su concubina, va a hablar con Estela para terminar la relación, lo que provoca en su amante un gran desconsuelo. Y Marcela, todavía dolida por el abandono de su ex marido, sigue luchando por recuperarlo. Finalmente Noemí dominada por los celos, asesina a Manuel con un cuchillo, lo corta por partes, y luego les manda a las amantes, un "regalito en cajas", que eran los miembros de Manuel que Noemí descuartizó.
12«Lorena, maternal»
«Valentina Bassi»
Valentina Bassi, Daniel Hendler, Nahuel Pérez Biscayart, Marina Glezer, Rodrigo Pedreira y Marta BianchiAlberto Lecchi25 de marzo de 2008
David es un hombre muy violento y agresivo, que se gana la vida vendiendo droga. Mantiene una relación muy conflictiva con Lorena, su pareja , embarazada de 7 meses. A pesar de su avanzado estado de gravidez, David no la respeta: no sólo la somete a maltratos físicos sino que también se maneja con una total desidia, descuidándola por completo e incitándola a consumir alcohol y barbitúricos. Hasta es capaz de engañarla con otra mujer. Ella es consciente de lo que sucede. Intenta separarse, pero por algún motivo siempre termina volviendo con él. Lorena encuentra cariño y contención en su hermano Hernán. Los dos son muy unidos. Pero el joven es adicto a la cocaína. Para agravar el cuadro, padece un severo problema congénito de salud que se agrava con los efectos de las drogas. Su hermana trata imperiosamente de alejarlo de “ese mundo”. Sin embargo, a Hernán le cuesta mucho abandonar el consumo. La mamá de ambos, Margarita culpa a Lorena y a David de ser quienes proveen – y alientan – la adicción de su hijo. Por tal motivo, se muestra distante y sumamente agresiva con su hija. A pesar de los ruegos infructuosos de su familia, Hernán continúa consumiendo. Hasta que su cuerpo dice basta. Margarita culpará a Lorena por esta situación. Pero ella sabe quién es el verdadero culpable y, dominada por la desesperación, le pondrá fin de manera trágica a esta historia. Lorena, acabada, le dispara 3 veces a David. Aparte David matenía relaciones todo el tiempo con su amiga, eso enfureció mas a Lorena.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]