Andropausia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La andropausia (del griego ἀνδρός, 'hombre', y παῦσις, 'cesación') o menopausia masculina, es el proceso por el cual las capacidades sexuales del hombre disminuyen con la edad al igual que otras funciones orgánicas, resultado de los bajos niveles de testosterona en el organismo, o bien por el mal funcionamiento de los receptores de testosterona.

Al igual que la mujer tiene su climaterio (la menopausia) por el cual no puede tener más descendencia, el hombre va perdiendo potencia sexual, pero sin ciclos tan marcados ni pérdidas tan significativas. La actividad sexual del hombre no está marcada por períodos regulares como en el caso de la mujer, pudiendo tener hijos en cualquier momento por la producción de espermatozoides. Tampoco presenta un punto límite preciso. Un hombre puede tener la capacidad de procrear hasta muy avanzada edad. En algunos hombres esta función puede mantenerse hasta pasados los 70 años e incluso no perderse con el tiempo, dependiendo de cada caso.

Además de la disminución natural de los niveles de testosterona debida a la edad, puede producirse en los varones que han sufrido una orquidectomía (p.e. por causa de un cáncer de testículo). Aun cuando un solo testículo es normalmente suficiente para mantener los niveles normales de testosterona, alrededor de un 10 % de estos pacientes presentan niveles disminuidos. Y obviamente ocurre en el 100 % de los varones que pierden ambos testículos.

En muchos casos los hombres no se dan cuenta de su estado pero es obvio que ese nivel de testosterona está disminuyendo a nivel del transcurrir del tiempo ya que los síntomas se pueden asociar a estados normales de estrés. El hecho no es tan común como el de la mujer pero es allí en donde el hombre experimenta una disminución en su potencia sexual.

Síntomas[editar]

  • Irritabilidad
  • Insomnio o fatiga
  • Depresión
  • Nerviosismo, ansiedad
  • Libido reducida
  • Potencia sexual reducida
  • Fuerza y volumen de la eyaculación reducidos
  • Dolores y achaques
  • Deterioro óseo
  • Cabellos secos y piel seca y arrugada
  • Problemas circulatorios
  • Sudoración mayormente durante la noche
  • Dolor de cabeza

Puesto que los hombres no presentan un periodo bien definido o delimitado, como es el caso de la menopausia femenina, algunos especialistas prefieren utilizar el término –declive andrógeno en un adulto maduro-. El hombre generalmente experimenta una menor producción de testosterona a medida que avanza de edad, aunque el déficit puede deberse también a otros factores exógenos, como lo es la diabetes.

Entre los 45 a 55 años de edad, el hombre puede presentar algunas señales y síntomas parecidos a los que sufren las mujeres en la etapa de la menopausia, a esto se le denomina andropausia, y debe ser evaluado para evitar que los síntomas empeoren.

La andropausia no implica una ausencia de la fertilidad, este factor va ligado el recuento de espermatozoides que tenga la persona. Además, esta no ocurre de forma puntual, por lo contrario es un hecho que se produce de forma progresiva.

7 signos principales de la andropausia[editar]

El cansancio progresivo y los sofocos, son algunos signos que la andropausia y la menopausia guardan en común. Durante esta etapa se observa una sintomatología que se basa en 7 signos distintos, estos son:

  1. La disminución del deseo sexual, alteraciones en la eyaculación acompañada de una disfunción eréctil.
  2. Una mayor sequedad en el cabello y la piel.
  3. Aumento de la sudoración, al igual que la grasa corporal.
  4. Mayor pérdida de energía, memoria, concentración y un deterioro de la agudeza visual.
  5. Mayor debilidad muscular e insomnio.
  6. Trastornos relacionados a la conducta, como una mayor irritabilidad o ansiedad.
  7. Alteraciones en la composición de los huesos, como de los minerales necesarios para el fortalecimiento de los mismos.

También se encuentra relacionada a algunas enfermedades como el síndrome metabólico, la diabetes mellitus, alteraciones del sistema cardiovascular y la hipertensión arterial.

Otros síntomas[editar]

Existen también otros síntomas menores que pueden estar relacionados con algunos padecimientos, y pueden ser descartados como señales de que se está padeciendo andropausia, entre ellos se encuentran:

  • Dolor de cabeza prolongado.
  • Depresión y nerviosismo.
  • Calor en la zona del rostro.
  • Sudaciones repentinas y sin aparente causa.
  • Se pierden volumen muscular y se presenta una disminución en la fuerza, acompañado por falta de energía y fatiga.
  • Las extremidades superiores e inferiores se enfrían con más facilidad.
  • Disminución del vello genital y en piernas

Epidemiología[editar]

La andropausia es un cuadro clínico originado en la declinación de la producción de testosterona por los testículos como consecuencia del envejecimiento normal en el varón", define el presidente de la Sociedad Argentina de Andrología, Alberto Nagelberg. Sin embargo, el especialista en endocrinología y andrología apunta que, a diferencia de la menopausia en las mujeres, esta declinación se produce en forma lenta, continua y progresiva, de modo que los síntomas pueden, en muchos casos, no ser advertidos.

Andrólogos y sexólogos coinciden en señalar que esta falla, que lidera las consultas en las clínicas especializadas, puede presentarse a cualquier edad a partir de los 40. "La producción de testosterona desciende alrededor de 1,2 % por año luego de los 35 a 40 años", apunta Nagelberg. Entre los síntomas que empiezan a avizorarse están la reducción de la frecuencia de relaciones sexuales y los problemas de erección.

Para dar un parámetro de una situación a tratar, el profesor de Urología de la UBA Amado Bechara ejemplifica: "Vienen pacientes que cuentan que hace 6 meses que no tienen relaciones sexuales ni intenciones de tenerlas; u otros que te dicen que tuvieron problemas de erección todas las últimas veces que intentaron tener sexo". En estos casos, los especialistas detectan una anormalidad e inician una serie de estudios para dar con el diagnóstico.

También hay casos de varones que no padecen nunca disfunción testicular e incluso conservan la posibilidad de embarazar aún con 80 años. El sexólogo León Gindin recuerda a lanacion.com el caso de Charles Chaplin, que fue padre a los 78 años. "Esto muestra que no todos los hombres presentan andropausia; esta es una gran diferencia con la mujer", aclara. La menopausia es el agotamiento de la función de los ovarios, que se caracteriza por la ausencia de hormonas femeninas (estrógenos) con cese de la ovulación y de la posibilidad de embarazo.

Tratamientos[editar]

El urólogo Bechara enfatiza que lo primero es un buen diagnóstico, es decir, se debe corroborar que exista deficiencia de testosterona y, además, debe excluirse la presencia de otros problemas de salud que puedan ocasionarla, como por ejemplo, diabetes, obesidad, algún tumor, problemas hepáticos o renales, etc. De lo contrario, muchas veces se gasta dinero en tratamientos mal focalizados.

Así, una vez que se constata la disminución de los niveles de hormona masculina, el andrólogo establecerá si es conveniente para el paciente iniciar un método de reemplazo con andrógenos. "Los últimos tratamientos disponibles involucran la administración de testosterona, que puede realizarse a través de la aplicación diaria de un gel sobre la piel o bien la aplicación de una ampolla intramuscular cada tres meses", precisa Nagelberg.

De esta manera, según los expertos consultados, cuando el tratamiento da resultados se logra reencauzar la vida sexual. Pero los resultados no son mágicos, porque hay un fuerte componente psicológico puesto en juego a la hora de ir a la cama, recuerdan. Como le sucedió a Eduardo, además de los medicamentos, algo en su cabeza y en su corazón lo predispusieron para revitalizar sus ganas.

"Me falta muy poco para los 72", dice, y suena orgulloso. "Ahora que estoy, podría decir, de novio, aplaudo a Dios todos los días por la mujer que tengo, porque tocarla es...¡ay! una hermosura...". Sobre el final de la entrevista desaparece por unos minutos, se mete en su pieza y vuelve con una crema de vainilla: "¿Cómo no me va a volver el deseo con una piel que huele así?"

Enlaces externos[editar]