Amy Marcy Cheney Beach

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Amy Marcy Cheney Beach.

Amy Marcy Cheney Beach (5 de septiembre de 1867, Henniker - 27 de diciembre de 1944) fue una distinguida compositora y pianista de Nueva Hampshire, Nueva Inglaterra. Fue una de las primeras compositoras de la historia de Estados Unidos de América.

Biografía[editar]

Amy Marcy Cheney nació el 5 de septiembre de 1867 en Henniker, New Hampshire. En la granja en la que vivía su familia, pese a su modestia, había un piano, un claro emblema de estatus de clase media. En este caso era más que un símbolo, ya que la madre de Amy era una talentosa pianista y cantante y su abuela cantaba en el coro de la iglesia.

Con solo un año Amy ya tarareaba muchas melodías con precisión y en la clave en la que las había oído originalmente. Al cantar estas melodías tanto su madre como su abuela, cualquier cambio respecto a la primera escucha enfadaba a Amy, y esta les ordenaba que cantaran "limpio". También era habitual que se enfadara cuando le cantaban una canción que no quería oír. Su concentración a la hora de escuchar música era extraordinaria y pasaba horas escuchando a su madre tocar el piano o cantar. Al principio esta le prohibió tocar porque pensaba que era demasiado pronto para que se iniciara en el piano y que aquello podía causarle un rechazo en un futuro, además de que no querían que fuera una niña prodigio. Mientras tanto ella se limitó a aprenderse melodías y cantarlas acompañándose de un teclado imaginario.

Aprendió a leer a la edad de 3 años, lo cual le facilitó para empezar a componer desde muy pequeña, y a sus 4 años se inició con el piano, todavía con la oposición de su madre pero con el apoyo de su tía. La primera obra que tocó fue un vals de Strauss que se había aprendido escuchando a su madre tocar. Cuando esta la quería castigar, le prohibía acceder al instrumento durante un tiempo o tocaba algo en el modo menor, cosa que ponía muy triste a Amy. Fue también con 4 años que compuso sus primeras piezas de piano, unos valses. Amy tenía oído absoluto y atribuía colores diferentes a cada tonalidad. Empezó a recibir clases formales de piano con su madre a la edad de seis años, y un año más tarde tocaba obras de Händel, Mozart, Mendelssohn, Beethoven y Chopin. También recibió la educación general en casa, ya que su madre prefirió eso a enviarla a un colegio. Un poco después empezó a tocar obras de Bach, de quien le gustaban especialmente las fugas, pero su favorito era Beethoven. El tamaño de sus manos era muchas veces un problema y tenía que omitir algunas notas al tocar. Fue en esta época cuando Amy empezó a dar algunos recitales. Después de un recital en Boston le contactaron varios managers que habían quedado fascinados por su talento a tan temprana edad. A partir de ese momento su madre no quiso que diera más recitales y no dejó que los managers la explotaran. [1]

En 1875, debido a un nuevo empleo del padre, la familia se mudó a Chelsea, un suburbio de Boston. Aquí les aconsejaron llevar a Amy a un conservatorio europeo por su notable talento. Sus padres prefirieron contratar a Ernst Perabo y a Carl Baermann para que le diesen clases de piano. En los campos más teóricos de la música prefirió ser autodidacta hasta que cuando tenía 14 años conoció a Junius W. Hill, con quien estudió armonía y contrapunto durante un año. A Amy le gustaba experimentar con su música y siempre prefería crear que seguir los pasos de los demás. Después de estudiar el resto de asignaturas durante seis años en casa su madre la ingresó en un colegio privado. Aquí sus asignaturas favoritas estaban relacionadas con las artes y las ciencias, además de gustarle los idiomas como el francés y el alemán.

En 1883 hizo su debut en uno de los teatros con más reputación de Boston tocando el Rondó en Mi bemol mayor de Chopin y el Concerto No. 2 en Sol menor de Ignaz Moscheles. La orquesta la dirigió Adolf Nuendorff y el concierto hizo que Amy ganara reconocimiento y que tuviera futuros conciertos. Poco después apareció como solista con la Orquesta Sinfónica de Boston y entre el 1883 y el 1885 se convirtió en una artista de prestigio. [2]

El 2 de diciembre de 1885 contrajo matrimonio con el doctor Henry Harris Aubrey Beach, un cirujano de Boston que era viudo y 24 años mayor que ella. Al Dr. Beach no le entusiasmaba la idea de que Amy diera conciertos públicos y los restringió únicamente a cuando fueran necesarios. A pesar de que prefería ver a Amy como su mujer más que como artista la animó a componer su propia música y esta compuso obras de música de cámara, música coral, cantatas y música de iglesia durante este tiempo.

Su primer gran éxito fue la Misa en Mi bemol mayor, que se interpretó en 1892 por la Handel and Haydn Society y que fue muy bien recibida por los críticos y por el público. A esta le siguieron obras como Eilende Wolken y su primera sinfonía, la Gaelic Symphony, que terminó de componer en el 1896. Fue la primera sinfonía compuesta e interpretada por una mujer americana y se volvió muy popular. [3][4]​ Fue encargada por la comisión organizadora de la Exposición Universal de Chicago de 1893 para componer una obra coral (Festival Jubilate, op. 17) para la apertura del Edificio de la Mujer. [5]

Después de la muerte de su marido en 1910, Amy realizó una gira por Europa como compositora e intérprete durante los años 1911 y 1914. Adquirió mucha fama y su Gaelic Symphony se volvió muy conocida en Europa. Regresó a Estados Unidos en 1914 al estallar la Primera Guerra Mundial y decidió asentarse en Nueva York para el resto de su vida. Dedicó los inviernos a hacer giras y los veranos a estar componiendo en su casa de campo en Massachusetts. Tocó para iglesias y escribió obras para la Chamber Music Society de San Francisco. Una de estas, Theme and variations for flute and string quartets, se hizo muy famosa, y en 1932 escribió su primera ópera, Cabildo, que también se volvió muy conocida. En 1915, escribió "Diez Mandamientos para Jóvenes Compositores" según sus vivencias.

Amy falleció el 27 de diciembre de 1944 en su casa de Nueva York por una enfermedad crónica. En general, sus composiciones tienen un carácter romántico, a menudo comparado con el de Brahms. Lamentablemente después de su muerte fue olvidada con el tiempo hasta que en 1990 algunas mujeres sacaron su obra a la luz y remarcaron la valentía de Amy en una época en la que la mujer sufría mucha opresión, así como su decisión de dedicarse a un campo como el de la composición que había sido mayoritariamente dominado por los hombres. [3]

Referencias[editar]

  1. Fried, Adrienne (1998). Amy Beach, Passionate Victorian: The Life and Work of an American Composer 1867-1944. Oxford University Press. 
  2. Adrienne Fried Block. «Amy Beach». Naxos. Consultado el 27 de diciembre de 2016. 
  3. a b «Amy Beach Biography». Consultado el 23 de diciembre de 2016. 
  4. Adrienne Fried Block. «How to Write an American Symphony». Consultado el 27 de diciembre de 2016. 
  5. Brittain, Randy Charles. "Festival Jubilate, Op. 17 by Amy Cheney Beach (1867-1944): A Performing Edition." Ph.D. Dissertation: University of North Carolina, Greensboro, 1994. 

Enlaces externos[editar]