Amina bint Wahb

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Amina bint Wahb (en árabe, امنة بنت وهب, Āmina bint Wahb) (La Meca, ? – Al-Abwa, c. 576) fue la madre de Mahoma, hija de Wahb ibn Abd-Manaf, del clan Banu Zuhra de la tribu de Quraish descendiente de Abraham, a través de su hijo Ismael, y de Barra bint Abd-al-Uzza, del clan Abd-ad-Dar.[1]

Eventualmente, ella se casó con Abd Allah ibn Abd Al-Muttalib. En 1998 los saudíes presuntamente arrasaron y vertieron gasolina sobre la tumba de Amina bint Wahb, la madre del Profeta Mahoma, causando resentimiento en todo el mundo musulmán (ver Destrucción de patrimonio islámico en Arabia Saudí).

Se dice que una luz brillaba en su frente y que esta luz fue la promesa de tener un Profeta como descendiente. Innumerables mujeres árabes se acercaron a Abd'Allah para que se casara con ellas y tener el honor de darle descendencia. Sin embargo, los musulmanes creen que Alá dictaminó que esta luz sería transferida hacia Abd Allah a través de Aminah después de su matrimonio.

El padre de Abdallah fue el custodio de la Sagrada Kaaba en La Meca. Poco después de su matrimonio, Abdallah viajaría a Síria en una caravana comercial. Cuando se fue, Aminah estaba en estado. Sin embargo, Abd Allah enfermó y falleció antes de regresar a La Meca y a su hogar donde le esperaba su esposa embarazada. A raíz de su muerte, Aminah padeció una depresión de la que nunca se recuperaría.

Nacimiento de Mahoma[editar]

Dos meses después de la muerte de Abd Allah, nació Mahoma. Como era tradición en todas las grandes familias de la Arabia preislámica, Aminah envió a Mahoma al desierto siendo un bebé. Por esa época se creía que en el desierto se aprendía la auto-disciplina, nobleza y libertad. Esto le ofreció a Mahoma la oportunidad de aprender el árabe y las tradiciones árabes. Durante este tiempo, Mahoma fue cuidado por Halimah bint Abi Dhuayb, una beduina pobre de la tribu Banu Sa'ad, que estaría a su lado durante su infancia en el desierto.

Cuando Mahoma cumplió los 5 años, volvió con Amina. Después de reunirse con su hijo, Amina lo llevó a Medina junto a su familia y presentarlo en sociedad. Después de haber recorrido tan solo 23 km. de La Meca a Medina, Amina se puso enferma y, finalmente, falleció siendo enterrada en el pueblo de Abwa.

Referencias[editar]

  1. The Life of the Prophet Muhammad (saw) by Ibn Hisham: Volume 1, Page 181