Amelia de Gran Bretaña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Amelia de Gran Bretaña
Princesa real
Princess Amelia of Great Britain (1711-1786) by Jean-Baptiste van Loo.jpg
La princesa Amelia, por Jean-Baptiste van Loo, ca. 1738
Información personal
Nombre secular Amelia Sofía Leonor
Nacimiento 10 de junio de 1711
Hannover, Sacro Imperio Romano Germánico
Fallecimiento 31 de octubre de 1786 (75 años)
Londres, Inglaterra
Entierro Abadía de Westminster, Londres
Familia
Casa real Hannover
Padre Jorge II de Gran Bretaña
Madre Carolina de Brandeburgo-Ansbach

Amelia de Gran Bretaña (Amelia Sofía Leonor; Hannover, 10 de junio de 1711 - Londres, 31 de octubre de 1786) fue una princesa inglesa, segunda hija del rey Jorge II de Gran Bretaña.

Infancia[editar]

La princesa Amelia nació en el palacio de Herrenhausen, en Hannover (Sacro Imperio Romano Germánico) el 30 de mayo o el 10 de junio de 1711. Su padre fue Jorge II de Gran Bretaña, entonces príncipe heredero de Brunswick-Lüneburg, e hijo a su vez de Jorge I de Gran Bretaña, elector de Hannover. La madre de Amelia fue Carolina de Brandeburgo-Ansbach, hija del margrave Juan Federico de Brandeburgo-Ansbach.

Traslado a Gran Bretaña[editar]

Gracias al Acta de Establecimiento de 1701, el abuelo de la princesa Amelia se convirtió en rey de Gran Bretaña el 1 de agosto de 1714, tras la muerte de la reina Ana. El padre de Amelia adquirió el título de duque de Cornualles y fue nombrado príncipe de Gales el 27 de septiembre de 1714. La familia se trasladó a Gran Bretaña y se instaló en el palacio de St. James, en Londres

Fue una niña enfermiza,[1]​ pero su salud mejoró en la edad adulta.[2]​ En 1722, su madre, que era una mujer de ideas progresistas, hizo inmunizar a Amelia y a su hermana Carolina contra la viruela por medio de la variolización, un tipo de inmunización precursor de las vacunas que había sido introducido en Inglaterra desde Constantinopla por lady Mary Montagu y el médico Charles Maitland.[3]

El 11 de junio de 1727 murió Jorge I, y el padre de Amelia lo sucedió en el trono con el nombre de Jorge II. Amelia vivió con su padre hasta la muerte de este, en 1760.

Su tía, la reina Dorotea de Prusia, propuso el matrimonio de Amelia y su hijo Federico, heredero al trono[4]​, pero el padre de este, Federico Guillermo I, lo obligó a casarse con Isabel Cristina de Brunswick-Bevern.[5]​ Amelia podría haber tenido una aventura con un plebeyo llamado Thomas Arnold de la que habría nacido un hijo, el compositor Samuel Arnold[4]​.[6]

Amelia disfrutaba de la equitación y la caza.[7]​ Resultaba antipática a los intelectuales como lord Hervey, y lady Pomfret la consideraba «una de las más extrañas princesas que he conocido; sus oídos están cerrados a la adulación, y su corazón está abierto a la honestidad».[2]

Vida adulta[editar]

En 1751, la princesa Amelia pasó a ser responsable del parque Richmond tras la muerte de Robert Walpole. Poco después, la princesa causó la indignación pública al cerrar el parque al público, permitiendo la entrada solo a amigos íntimos y a personas con permisos especiales[4]​.

El parque siguió cerrado hasta 1758, año en fue que un cervecero local, John Lewis, llevó ante los tribunales al portero que le negó la entrada. El tribunal falló a favor de Lewis, citando el hecho de que cuando Carlos I mandó cercar el parque en el siglo XVII, concedió el derecho público de pasar por él. La princesa Amalia se vio forzada a revocar las restricciones.

La princesa fue una generosa donante a organizaciones benéficas. En 1760 entregó 100 £ a la sociedad para la educación de huérfanos pobres de clérigos (más tarde denominada Corporation of the Sons and Friends of the Clergy) para la construcción de una escuela que acogiera a 21 hijas huérfanas de clérigos de la Iglesia de Inglaterra. En 1783 accedió a convertirse en donante de 25 £ anuales para la Enfermería del Condado de Northampton.

En 1761, Amelia se convirtió en propietaria del parque Gunnersbury, en Middlesex, y en algún momento entre 1777 y 1784, encargó una casa de baños, ampliada por un propietario posterior en el siglo XIX, que hoy está catalogada en el Patrimonio Inglés y se conoce como «los baños de la princesa Amelia».

También tenía una propiedad en el Soho de Londres, donde murió soltera el 31 de octubre de 1786, siendo por entonces el único vástago superviviente del rey Jorge II y la reina Carolina. En su cuerpo se encontró una miniatura del príncipe Federico de Prusia.[8]​ Amelia fue enterrada en la capilla de Enrique VII de la abadía de Westminster[4]​.

Legado[editar]

Ancestros[editar]

Referencias[editar]

  1. Van der Kiste, p. 82.
  2. a b Van der Kiste, p. 130.
  3. Van der Kiste, p. 83.
  4. a b c d Panton, 2011, p. 45.
  5. Van der Kiste, p. 118.
  6. Robert Hoskins: "Samuel Arnold", Grove Music Online ed. L. Macy (consultado el 19 de febrero de 2009), (subscription access)
  7. Van der Kiste, pp. 107, 129.
  8. Van der Kiste, p. 196.


Bibliografía[editar]

  • Panton, Kenneth J. (2011). Historical Dictionary of the British Monarchy. Scarebrow Press, Inc. ISBN 0-8108-5779-0. 
  • John Van der Kiste (1997) George II and Queen Caroline. Stroud, Gloucestershire: Sutton Publishing. ISBN 0-7509-1321-5.