Amatitlán (Guatemala)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Este artículo corresponde al municipio de Amatitlán en Guatemala; para el departamento homónimo véase Amatitlán (departamento).
Amatitlán
Municipio de Guatemala

LagoAmatitlan.JPG
Vista del Lago de Amatitlan.

Banderapawiki amatitlan.jpg
Bandera
Logopawiki amatitlan.jpg
Escudo
Otros nombres: La ciudad del sueño dorado
Amatitlán ubicada en Guatemala
Amatitlán
Amatitlán
Localización de Amatitlán en Guatemala
Amatitlán ubicada en Departamento de Guatemala
Amatitlán
Amatitlán
Localización de Amatitlán en Departamento de Guatemala
Coordenadas 14°29′00″N 90°38′00″O / 14.483333333333, -90.633333333333Coordenadas: 14°29′00″N 90°38′00″O / 14.483333333333, -90.633333333333
Entidad Municipio
 • País Guatemala
 • Departamento Guatemala
Alcalde Mara Marroquín Flores (2016-2020)[1]
Eventos históricos  
 • Fundación 24 de junio de 1549
Altitud  
 • Media 1188 m s. n. m.
Población (2010)  
 • Total 125 000 hab.
Huso horario UTC -6
San Juan Bautista
[editar datos en Wikidata]

El municipio de Amatitlán se localiza a 27 kilómetros al Sur de la Ciudad de Guatemala con una altitud de aproximadamente 1188 metros sobre el nivel del mar.

Cuenta con varias de vías de acceso asfaltadas, la principal de ellas, es la carretera CA-9 o autopista al Pacífico, que conecta con la Ciudad Capital y municipios vecinos como Villa Nueva, Villa Canales, San Miguel Petapa, Mixco (en el Depto. de Guatemala), San Vicente Pacaya, Palín y Escuintla (en el Depto. de Escuintla).

Tomando en cuenta los censos poblacionales a partir de 1950, y de acuerdo con los datos presentados por el Centro de Estudios Urbanos y Regionales (CEUR) de la Universidad de San Carlos de Guatemala en febrero de 2007, el cronista Oscar Fajardo Gil realizó un estudio reciente que estima la población de Amatitlán en el año 2010: 100,456 en el área urbana y 20,595 en el área rural. Estas cifras, calculadas técnicamente en sus mínimos, ubicarían la población actual del municipio de Amatitlán, Guatemala, en 121,051 habitantes.

Por Decreto Legislativo del 28 de agosto de 1835, Amatitlán tiene la categoría administrativa e histórica de Ciudad (OFG). Es considerada como ciudad dormitorio, porque más del cincuenta por ciento de sus habitantes trabaja en la Ciudad de Guatemala y otras localidades cercanas, sin embargo, existen muchas industrias que desde la década de 1960 se instalaron en el municipio: Casimires de Amatitlán (Novatex), IMCA Tappan, Jardines Mil Flores, pinturas Fuller, herramientas Collins, y transnacionales como Bayer y Cementos Tolteca entre las más importantes.

Toponimia[editar]

Aunque existen varias interpretaciones etimológicas, todas ellas coinciden en la raíz náhuatl generadora «amatl», vocablo que según el J. Guillermo Salazar, en sus artículos sobre el Señorío del Indio, es voz nahoa que significa «papel».

El coronel Manuel García Elgueta opina que los habitantes precolombinos de la región, poqomames y pipiles, utilizaban la corteza y fibras de los árboles de amatle (Ficus glabrata) para escribir sus jeroglíficos y hacer sus pinturas, por lo que Amatitlán puede interpretarse como «Ciudad de las cartas, de las letras o del correo». Los árboles de amatle eran abundantes en la región y aún ahora pueden encontrarse con facilidad. El glifo de Amatitlán era un rollo de papel atado con un mecatl. De tal manera que el nombre Amatitlán también se interpreta como «Lugar rodeado de amatles».

Cabe aquí mencionar el hecho que en varios documentos aparece Amatitlán con el nombre de «Chichoy» voz k'akch'iquel que significa «en el lugar de la laguna».

Geografía[editar]

Topografía[editar]

El municipio de Amatitlán tiene una topografía irregular, quebrada en un 65%; con pequeños valles, el mayor de los cuales es ocupado por la cabecera municipal. Las alturas de las localidades oscilan entre los 1150 y los 2565 msnm. Según la clasificación taxonómica de suelos de Simmons (1959), los suelos de la cuenca y el Lago Amatitlán corresponden a las categorías taxonómicas III, V y VII, de vocación forestal. La mayor parte del municipio es montañoso, y solamente la cabecera municipal y el caserío El Rincón ocupan terreno plano; los demás poblados quedan sobre estribaciones montañosas. De las catorce aldeas, doce quedan en el margen oriental del Lago de Amatitlán y únicamente dos sobre el margen occidental: Las Trojes y Agua de las Minas.[cita requerida]

Accidentes geográficos de Amatitlán
Tipo Nombres
Sierra Monterrico
Montañas Limón, Santa María, El Filón, La Cerra, La Mujer Dormida, Mal Paso, Silla de los Órganos
Cerros El Morlón, Cardona, La Mariposa, El Limón, Corado, La Pipa, Palencia y Hoja de Queso

Hidrografía: el Lago de Amatitlán[editar]

Lago de Amatitlan.

Hace más de 40 mil años, como producto de movimientos sísmicos y erupciones de los volcanes que rodean el valle de Amatitlán, se formó una gran cavidad y, dentro de ella, un impresionante lago que medía más de 40 kilómetros cuadrados de extensión. La erosión que durante miles de años ocasionó el correr de las aguas, más el efecto de los movimientos sísmicos, redujeron el lago que hoy conocemos a una extensión de 15 kilómetros cuadrados.

Un hecho histórico que marcó un rumbo decadente para el lago fue el traslado de la capital, en 1776, a su actual enclave. Esto dio origen a la explosión demográfica, con el consiguiente desorden en la utilización de los recursos: deforestación, mala utilización del suelo con fines agrícolas, distribución desordenada en el régimen de tenencia de la tierra e instalación dentro de la cuenca que desemboca en el lago de aproximadamente 1,000 industrias de diversa índole, sin plantas de tratamiento funcionando.

La construcción del relleno en 1881, con el propósito de dar paso al ferrocarril, dividió físicamente al lago en dos partes, limitando el flujo natural de sus aguas. La apertura de la planta de generación de energía eléctrica La Laguna en la margen sur (1946) y el uso de sus aguas para hacer funcionar la central hidroeléctrica de Jurún Marinalá, han afectado considerablemente el comportamiento natural del lago. Ésta hidroeléctrica, administrada por el INDE, utiliza el lago como embalse mediante la colocación de compuertas, haciendo oscilar el nivel del agua de acuerdo a sus necesidades, hecho que afecta especialmente a las riberas y edificaciones instaladas en sus márgenes, causando igualmente diversos e irreparables daños a su cuerpo hídrico, con repercusiones en la flora y la fauna del lugar.

Se ha deforestado el 45% de los bosques originales y los restantes se encuentran en estado de explotación y deterioro, provocando problemas de erosión, sedimentación y disminución en la recarga de acuíferos.

Hacia 1996 se constituyó la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago de Amatitlán (AMSA),[2] entidad que con el financiamiento gubernamental y de diferentes gobiernos de países amigos y organizaciones no gubernamentales, ha desarrollado proyectos como: instalación de biobarda, instalación de aireadores, extracción de algas, basura y vegetación invasiva, limpieza de playas, campañas informativas y de concientización, construcción de tanques de sedimentación, etc., obteniendo avances importantes en la recuperación de este recurso natural. Las aguas del lago de Amatitlán se empiezan a ver nuevamente limpias, lo que ha permitido la reproducción de diferentes especies de peces y con esto, el retorno de las aves migratorias.

Límites[editar]

Amatitlán está rodeado por municipios del Departamento de Guatemala, excepto al Oeste, en que colinda con el departamento de Sacatepéquez:[3]

Compass rose pale.svg Villa Nueva Compass rose pale.svg
Sacatepéquez, departamento de Flag of Guatemala.svg Guatemala Norte Villa Canales[3]
Oeste   Rosa de los vientos.svg    Este
Sur
Villa Canales Villa Canales

Clima[editar]

El municipio de Amatitlán tiene clima tropical (Clasificación de Köppen: Aw); se localiza en la zona de bosque subtropical templado húmedo (Holdridge), que varía según las estaciones de invierno y verano, e influye en la dirección e intensidad de las corrientes eólicas. Los vientos predominantes en el día son Nor-Noreste, y en las madrugadas el viento Sur. Su clima es seco en los meses de verano y húmedo en los meses de invierno, con temperaturas promedio de 26 a 30 grados centígrados.

La época más lluviosa es en los meses de junio a septiembre; la precipitación pluvial se establece dentro del rango de 650 a 1500 mm al año.

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de Amatitlán WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Anual
Temperatura máxima media (°C) 26.6 27.3 28.6 28.6 28.3 26.7 26.9 26.9 26.3 26.2 25.9 26.0 27
Temperatura media (°C) 20.7 21.1 22.3 22.7 22.9 22.1 22.1 22.0 21.7 21.4 20.7 20.4 21.7
Temperatura mínima media (°C) 14.9 15.0 16.0 16.9 17.5 17.5 17.3 17.1 17.1 16.6 15.6 14.9 16.4
Precipitación total (mm) 1 1 4 27 122 253 200 177 237 135 17 3 1177
Fuente: Climate-Data.org[4]

Historia[editar]

Amatitlán era un importante asentamiento poqomam que formaba parte de una extensa región con Palín y los Petapas. Hacia 1520-25, cuando ocurrió la conquista del territorio guatemalteco por los españoles comandados por el capitán Pedro de Alvarado, el principal centro poqomam se ubicaba en la actual Chinautla, 12 kilómetros al norte de la actual capital. Después de la victoria española, la mayoría de poqomames fueron trasladados a un lugar llamado Santo Domingo de Mixco, 17 kilómetros al occidente del actual centro capitalino.

Según el cronista español Fuentes y Guzmán: Pampichí o Pampichín (cerca o dentro de las flores) estaba situado al pie de la montaña sobre la ribera meridional del lago. Resulta ser que el primitivo y original pueblo de los indios de Amatitlán sufrió dos traslaciones, la primera hacia Tzacualpa y la segunda hacia el valle donde se encuentra actualmente.

El segundo asiento de Amatitlán promediando el siglo XVII, después de haber estado en Pampichín, que pudo haber sido la actual finca y caserío Belén, fue en Zacualpa o Tzacualpa. Este paraje puede identificarse con toda precisión como el actual sitio arqueológico Amatitlán, al sur de la desembocadura del lago de Amatitlán que es el origen del río Michatoya, al oeste de El Morlón, al norte del puente La Gloria que antiguamente se llamaba del Molino, y al lado este de la actual ciudad cabecera, a unos 1,240 metros SNM. Se cree del caso mencionar que la planicie en su cima se estima suficiente para haber dado cabida a la población que se calcula tuvo.[cita requerida]

Remesal, en el libro 11 capítulo IV de su historia, dice que el Presidente Cerrato hizo donación de la laguna de Amatitlán a los padres de Santo Domingo, y que fue fray Jerónimo (o fray Diego) Martínez quien pasó el pueblo a donde está ahora, junto a otros de la comarca. Se considera el 24 de junio de 1549 como la fecha de fundación de San Juan Amatitlán, cuando era Presidente don Alonzo López de Cerrato. Según Ernesto Chinchilla Aguilar, el fundador de Amatitlán fue Fray Diego Martínez. Por su parte, el historiador Guillermo Zúñiga Diéguez coincide en la fecha aunque señala que el encargado del traslado del poblado a donde se asienta actualmente estuvo a cargo de Fray Jerónimo Martínez.

En la Institución Smithsoniana de Washington, DC, se encuentra el original del Libro de Cuentas del Pueblo de San Juan Amatitan, llevado simultáneamente en dos idiomas indígenas, poqomam y pipil, así como en español, firmado por Francisco, Ajtzib, racun Don Juan Ajval, o sea Francisco, escribiente o secretario del cacique, o señor de vasallos Don Juan. Las fechas que registra el "Libro de Cuentas" están comprendidas entre los años de 1559 a 1562; es decir, cuando la población ya reducida tendría una escasa década de desarrollo. Suministra valiosos datos sobre el sistema entonces vigente de los tributos, castigos pecuniarios y gastos de la comunidad.

Convento y doctrina de los dominicos[editar]

Escudo de la Orden de Predicadores.

La corona española se enfocó en la catequización de los indígenas; las congregaciones fundadas por los misioneros reales en el Nuevo Mundo fueron llamadas «doctrinas de indios» o simplemente «doctrinas».[5] Originalmente, los frailes tenían únicamente una misión temporal: enseñarle la fe católica a los indígenas, para luego dar paso a parroquias seculares como las establecidas en España; con este fin, los frailes debían haber enseñado los evangelios y el idioma español a los nativos.[5] Ya cuando los indígenas estuvieran catequizados y hablaran español, podrían empezar a vivir en parroquias y a contribuir con el diezmo, como hacían los peninsulares.[6] .

Pero este plan nunca se llevó a cabo, principalmente porque la corona perdió el control de las órdenes regulares tan pronto como los miembros de éstas se embarcaron para América; además, los indígenas nunca llegaron a entender el catolicismo correctamente porque este de por sí era un concepto sumamente complejo.[7] [8] Por otra parte, protegidos por sus privilegios apostólicos para ayudar a la conversión de los indígenas, los misionares solamente atendieron a la autoridad de sus priores y provinciales, y no a la de las autoridades españolas ni a las de los obispos. Los provinciales de las órdenes, a su vez, únicamente rendían cuentas a los líderes de su orden y no a la corona; una vez habían establecido una doctrina, protegían sus intereses en ella, incluso en contra de los intereses del rey y de esta forma las doctrinas pasaron a ser pueblos de indios que se quedaron establecidos para todo el resto de la colonia.[6]

Las doctrinas fueron fundadas a discreción de los frailes, ya que tenían libertad completa para establecer comunidades para catequizar a los indígenas, con la esperanza de que estas pasaran con el tiempo a la jurisdicción de una parroquia secular a la que se le pagaría el diezmo; en realidad, lo que ocurrió fue que las doctrinas crecieron sin control y nunca pasaron al control de parroquias; se formaron alrededor de una cabecera en donde tenían su monasterio permanente los frailes y de dicha cabecera salían a catequizar o visitar las aldeas y caseríos que pertenecían a la doctrina, y que se conocían como anexos, visitas o pueblos de visita.[6] Así pues, las doctrinas tenían tres características principales:

  1. eran independientes de controles externos (tanto civiles como eclesiásticos)
  2. eran administradas por un grupo de frailes
  3. tenían un número relativamente grande de anexos.[6]

La administración colectiva por parte del grupo de frailes eran la característica más importante de las doctrinas ya que garantizaba la continuación del sistema de la comunidad en caso falleciese uno de los dirigentes.[9]

En 1638, los dominicos separaron a sus grandes doctrinas —que les representaban considerables ingresos económicos— en grupos centrados en sus seis conventos:[10] [11]

Doctrinas de los dominicos en la Capitanía General de Guatemala en 1638[10]
Convento Doctrinas Convento Doctrinas
Guatemala Amatitlán
Verapaz
Sonsonate
  • Nahuizalco
  • Tacuxcalco
San Salvador
  • Apastepeque
  • Chontales
  • Cojutepeque
  • Cuscatlán
  • Milpas Bajas
  • Tonacatepeque
Sacapulas
Rey Carlos III de España, promotor de las reformas borbónicas.

En 1754, en virtud de una Real Cédula parte de las Reformas Borbónicas, todos los curatos de las órdenes regulares fueron traspasados al clero secular. [12] [13]

En 1765 se publicaron las reformas borbónicas de la Corona española, que pretendían recuperar el poder real sobre las colonias y aumentar la recaudación fiscal.[14] [15] Con estas reformas se crearon los estancos para controlar la producción de las bebidas embriagantes, el tabaco, la pólvora, los naipes y el patio de gallos. La real hacienda subastaba el estanco anualmente y un particular lo compraba, convirtiéndose así en el dueño del monopolio de cierto producto. Ese mismo año se crearon cuatro subdelegaciones de la Real Hacienda en San Salvador, Ciudad Real, Comayagua y León y la estructura político administrativa del Reino de Guatemala cambió a quince provincias:[16]

Además de esta redistribución administrativa, la corona española estableció una política tendiende a disminuir el poder de la Iglesia Católica,[17] el cual hasta ese momento era prácticamente absoluto sobre los vasallos españoles. La política de disminución de poder de la iglesia se basaba en la Ilustración y tenía seis puntos principales:

  1. Declive del legado cultural jesuítico
  2. Tendencia hacia una cultura laica y secularizada
  3. Actitud decididamente racionalista, de herencia cartesiana
  4. Valoración de la ciencia natural sobre el dogma religioso
  5. Una crítica al papel de la Iglesia dentro de la sociedad y de sus organismos derivados, sobre todo de las cofradías y hermandades..[18] [19]
  6. Favorecimiento del regalismo.

Creación del departamento de Amatitlán[editar]

Retrato de Mariano Rivera Paz, gobernador del Estado de Guatemala que instituyó a Amatilán como distrito independiente en 1839.

Tras la Independencia de Centroamérica y durante el gobierno de Mariano Rivera Paz, por decreto del 6 de noviembre de 1839, Amatitlán formó un distrito independiente junto con Palín y Villa Nueva para su gobierno político.[20] El decreto del 6 de noviembre de 1839 textualmente dice:

  1. «La ciudad de Amatitlán, San Cristóbal Palín, Villa Nueva, San Miguel y Santa Inés Petapa y todos los lugares anexos a estas poblaciones compondrán un distrito independiente para el gobierno político y será a cargo de un teniente corregidor, que ejercerá sus funciones con arreglo a la ley de 2 de octubre de este año y gozará la dotación de mil pesos anuales».
  2. «En el mismo distrito se establecerá un Juez de primera instancia para la administración de Justicia.»[20]

El distrito cambió su nombre y categoría a departamento, pasando a ser el Departamento de Amatitlán conforme acuerdo del Ejecutivo del 8 de mayo de 1866 del gobierno del mariscal Vicente Cerna y Cerna.[20]

Terremoto de 1874[editar]

De acuerdo al periódico estadounidense The New York Times, el terremoto de Guatemala del 3 de septiembre de 1874 fue el más devastador de los que se registraron en ese año en todo el mundo.[21] No solamente se destruyó completamente el pueblo de Parramos,[22] [23] sino que bandas de forajidos armados con cuchillos y otras armas punzocortantes intentaron asaltar a los damnificados y robarles lo poco que les quedaba; afortunadamente, las bandas fueron capturadas por la policía del gobierno del general Justo Rufino Barrios y ejecutadas sumariamente.[21]

Un testigo relató que el terremoto se sintió como una combinación de una larga serie de movimientos verticales y horizontales que hacían que pareciera que el suelo se movía en forma de olas y que se elevaba hasta un pie de alto por encima de su nivel normal.[21] Otro testigo indicó que el pueblo de San Miguel Dueñas quedó totalmente destruido, y quienes lograron sobrevivir salieron huyendo buscando áreas más seguras. En total, hubo US$300,000 en pérdidas; los poblados afectados aparte de Antigua Guatemala, Dueñas, Parramos y Patzicía, fueron Jocotenango, San Pedro Sacatepéquez, Ciudad Vieja y Amatitlán.[21]

Abolición del departamento y creación del municipio de Amatitlán[editar]

El departamento de Amatitlán fue suprimido por decreto legislativo 2081 del 29 de abril de 1935 durante el gobierno del general Jorge Ubico. El decreto legislativo 2081 textualmente dice: «Considerando que es conveniente para los intereses del país la supresión del departamento de Amatitlán por tanto decreta:

Muerte del coronel Francisco Javier Arana[editar]

«En las últimas horas de la mañana del 18 de julio de 1949, varios hombres armados salieron a toda velocidad de la Ciudad de Guatemala en dos vehículos. Cerca de un pequeño puente -el Puente de la Gloria- esperaron por Francisco Arana, jefe de las Fuerzas Armadas de Guatemala. No tuvieron que esperar mucho. Cuando Arana y sus tres acompañantes se acercaron al puente, había del otro lado un Dodge gris, y viendo que les impedía el paso, el coronel Arana detuvo su vehículo. Se produjo entonces una corta balacera. Arana resultó muerto. No hubo investigación sobre su muerte. Sus asesinos nunca fueron capturados.»
—Piero Gleijeses[24]
Volcán de Pacaya en Erupción en 1976.
Vista del Lago de Amatitlán desde la montaña conocida como El Filón.

La muerte del teniente coronel Francisco Javier Arana es de crítica importancia en la historia del país, pues fue un evento pivotal en la historia de la revolución guatemalteca: su muerte no sólo abrió las puertas a la elección del coronel Jacobo Árbenz Guzmán como presidente de la república en 1950[a] sino que también provocó una aguda crisis en el gobierno del doctor Arévalo Bermejo, quien se vio enfrentado contra un ejército que había sido fiel al mayor Arana, y a grupos civiles de derecha que aprovecharon la ocasión para protestar fuertemente contra su gobierno.

El 15 de julio de 1949, el coronel Francisco Javier Arana, jefe de las Fuerzas Armadas de Guatemala presentó un ultimatum al presidente Juan José Arévalo diciéndole que para poder terminar su período presidencial, tendría que destituir a sus ministros y sustituirlos por allegados del militar. Seguro de su triunfo, dio hasta las 10:00 pm del 18 de julio para que se venciera el plazo.[25] El lunes 18 de julio por la mañana, Arana se presentó en el palacio presidencial y le dijo a Arévalo en tono insolente y sarcástico que iba a El Morlón, la residencia presidencial a orillas del Lago de Amatitlán, para confiscar un lote de armas que Arévalo había escondido allí luego de que las autoridades mexicanas las confiscaran a un grupo de exiliados dominicanos a quienes el gobierno guatemalteco se las había regalado para derrocar a Rafael Leónidas Trujillo.[26] Las armas habían sido sustraídas de la base militar del Puerto de San José y ahora iba a confiscarlas en la residencia presidencial.[26] El historiador Piero Gleijeses considera que la visita de Arana a Arévalo fue «la de un hombre impulsivo cuya paciencia estaba agotada y que fue al palacio para presumir de su poder y para apurar al humillado presidente a que cumpliera con su ultimatum rápidamente».[27] Pero en lugar de amedrentar a Arévalo, lo único que consiguió fue que éste supiera en donde iba a encontrarse y pusiera en marcha el plan para sacarlo al exilio; hábilmente, Arévalo le sugirió que se llevara al coronel Felipe Antonio Girón -jefe de la guardia presidencial- lo que confirmó a Arana de su aparente triunfo y de que Arévalo y Árbenz jamás se le enfrentarían.[27]

Arévalo llamó a Árbenz para que se hiciera cargo de la situación, y éste envió a varios hombres armados, quienes salieron desde la capital en dos carros e iban bajo las órdenes del jefe de la policía, teniente coronel Enrique Blanco y por el diputador del PAR Alfonso Martínez, un oficial retirado y amigo de Árbenz.[27] Cuando Arana regresaba y llegó al puente de La Gloria en Amatitlán, un Dodge gris estaba parado allí obstruyéndole el paso. Después de la corta balacera quedaron tres fallecidos: Arana, su asistente el mayor Absalón Peralta y el teniente coronel Blanco.[28] Los testigos presenciales nunca confirmaron cual fue el detonante de los disparos y si la intención había sido capturar a Arana como estaba previsto.[28]

Al conocerse la noticia de su muerte, la Guardia de Honor —cuartel leal al coronel Arana— se alzó en armas y se iniciaron los combates e la ciudad, pero finalmente el gobierno tomó el control debido al decisivo liderazgo de Árbenz y a que los alzados no contaban con un caudillo que los dirigiera.[28]

Organización Social[editar]

Las organizaciones sociales que apoyan a la comunidad son:

  • Casa de la Cultura «Domingo Estrada», fundada en enero de 1965 como Círculo Cultural. Por Acuerdo Ministerial 267 del 19 de agosto de 1994 se convirtió en Casa de la Cultura. Durante 44 años ha sido integrada por personas que colaboran en forma ad honorem en la tarea de promover la cultura. Sus actividades anuales más importantes son: Juegos Florales Nacionales (mayo), Juegos Florales Juveniles (agosto) y Copa de Oratoria José Antonio Larrazábal (septiembre). Se apoyan otras manifestaciones y actividades culturales según la disponibilidad de recursos.
  • XXIX Cía de Bomberos Voluntarios, fundada en noviembre de 1975. Institución benemérita de rescate y asistencia en situaciones de emergencia: incendios, accidentes de tránsito, accidentes laborales, accidentes comunes, traslado de enfermos y gestantes a centros hospitalarios, atención en situación de desastres naturales.
  • Asociación Cristiana de Jóvenes, ACJ-YMCA llegó en abril de 1976 a Amatitlán por medio de un grupo de voluntarios uruguayos, argentinos y brasileños: Jorge Camors, Arturo Duarte. Ha promovido la recreación y la formación integral de jóvenes, especialmente de áreas precarias. Sus instalaciones fueron construidas en un terreno municipal otorgado en usufructo en 1982, ubicado aproximadamente 50 metros al sur del puente de la Gloria sobre el río Michatoya.

Sitios Turísticos[editar]

Castillo de Dorión. Construido entre 1935 y 1938, por el señor Carlos Dorión, a orillas del lago.

Lago de Amatitlán, es el principal atractivo turístico de Amatitlán y el mayor reservorio de agua dulce en el centro de la república de Guatemala. Tiene una extensión aproximada de 15 Km2, con la forma de un ocho acostado con su punto más estrecho conocido como «El Relleno» en aldea El Cerrito. Es la sede del Centro Náutico que alberga a la Federación de Remo y Canotaje. Puede realizarse un paseo por sus aguas en lanchas de remo o de motor fuera de borda, también se practica el velerismo. En su playa principal se puede disfrutar de bocadillos tradicionales del lugar y escuchar música de corte «ranchero o norteño».

Teleférico de Amatitlán.

Teleférico de Amatitlán: construido en 1978, estuvo fuera de servicio desde mediados de la década de 1990, hasta que fue reconstruido en febrero de 2006. Es uno de los más modernos en Centroamérica y sus góndolas hacen un recorrido de dos mil quinientos metros entre los Parques nacionales «Las Ninfas» y «El Filón».

El Filón, es un cerro que se encuentra al Norte de la ciudad de Amatitlán y es el límite natural entre este municipio y el de Villa Nueva. Predominan especies forestales como pino, eucalipto, y ciprés. En el área se encuentra el Parque nacional «Naciones Unidas», incluyendo la Plaza Guatemala cuyas instalaciones cuentan con churrasqueras y áreas de camping, vivarium, granja infantil, áreas múltiples de descanso, parque temático, canchas deportivas, representaciones de sitios arqueológicos de Guatemala y una plaza tipo colonial. En abril de 2010 fue sede del Campeonato Panamericano de Mountain Bike.

Laguna de Calderas, a 15 minutos al Sur de la ciudad de Amatitlán y a 3 minutos de las faldas del Volcán Pacaya se encuentra el Parque Natural Calderas. Según el Instituto Geográfico Nacional, Calderas se encuentra a 1785 msnm, lat. 142430, long. 903525. Celebra la festividad de San José, el 19 de marzo. Cuenta con numerosas actividades turísticas y deportivas.

Centro Recreativo Las Ninfas: Se localiza frente a la playa principal del lago de Amatitlán, a la par del teleférico. Empezó a funcionar en 1974 y es administrado por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Arbenz sería derrocado por los Estados Unidos en junio de 1954, así terminando la revolución.

Referencias[editar]

  1. «Alcaldes de la zona metropolitana empiezan a definirse». Prensa Libre (Guatemala). 8 de septiembre de 2015. Consultado el 8 de septiembre de 2015. 
  2. AMSA http://www.amsa.gob.gt
  3. a b «Municipios del departamento de Guatemala». SEGEPLAN. Guatemala. Archivado desde el original el 7 de julio de 2015. Consultado el 22 de julio de 2015. 
  4. «Climate: Amatitlán». Climate-Data.org (en inglés). Consultado el 21 de agosto de 2015. 
  5. a b van Oss, 1986, p. 17-19
  6. a b c d van Oss, 1986, p. 53
  7. van Oss, 1986, p. 25
  8. van Oss, Adriaan C. (1986). Catholic Colonialism: A Parish History of Guatemala, 1524-1821 (en inglés). Cambridge, Inglaterra: Cambridge University Press. 
  9. van Oss, 1986, p. 54.
  10. a b Belaubre, 2001, p. 39.
  11. * Belaubre, Christopohe (2001). «Poder y redes sociales en Centroamérica: el caso de la Orden de los Dominicos (1757-1829)». Mesoamérica 41. Archivado desde el original el 21 de enero de 2015. 
  12. Juarros, 1818, p. 338.
  13. Juarros, Domingo (1818). Compendio de la historia de la Ciudad de Guatemala. Guatemala: Ignacio Beteta. «Note del libro: El Br. Juarros era presbítero secular y examinador sinodal del arzobispado de Guatemala». 
  14. Melchor Toledo, 2011, p. 110.
  15. Estrada Herrera, Fabiola. Marco y propósitos generales de las Reformas Borbónicas. Fundación Universidad Autónoma de Colombia. pp. 3-4. 
  16. Melchor Toledo, 2011, p. 111
  17. Melchor Toledo, 2011, p. 111.
  18. Melchor Toledo, 2011, p. 112.
  19. Melchor Toledo, Johann Estuardo (2011). «El arte religioso de la Antigua Guatemala, 1773-1821; crónica de la emigración de sus imágenes». tesis doctoral en Historia del Arte (México, D.F.: Universidad Nacional Autónoma de México). Consultado el 10 de noviembre de 2014. 
  20. a b c d Municipalidad de Palín, 2007
  21. a b c d The New York Times (20 de diciembre de 1874). «Earthquakes. A record of the shocks in 1874-the thirty days of terror in Guatemala». The New York Times (en inglés) (Nueva York, Estados Unidos). Consultado el 7 de diciembre de 2015. 
  22. Leyes emitidas por el gobierno democrático de la República de Guatemala y por la Asamblea Nacional Legislativa de 1881 a 1883 3. Guatemala: Tipografía El Progreso. 1883. p. 243. 
  23. Montessus de Ballore, F. de (1884). Temblores y erupciones volcánicas en Centro-América. San Salvador: Impr. del doctor Francisco Sagrini. 
  24. Gleijeses, s.f., p. 527.
  25. Gleijeses, s.f., pp. 542-544.
  26. a b Gleijeses, s.f., p. 543
  27. a b c Gleijeses, s.f., p. 544
  28. a b c Gleijeses, s.f., p. 545

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]