Amarna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nomos del antiguo Egipto.
Mapa de Ajetatón.
Restos de edificaciones de la antigua ciudad.

Amarna (el-Amarna o Tell el-Amarna) es el nombre árabe de una región situada en la ribera oriental del río Nilo, célebre por ser el enclave donde se edificó la ciudad egipcia de Ajetatón a mediados del siglo XIV a. C.

Ajetatón[editar]

Fue la ciudad ordenada construir por el faraón Ajenatón (Akhenatón) hacia el quinto año de su reinado y ocupada hacia el noveno, aunque se convirtió en la nueva capital de Egipto dos años antes. Dándole un nuevo lugar al culto hegemónico de Atón, representado iconográficamente por un disco solar cuyos rayos acaban en manos portadoras de la llave de la vida. Ajetatón «El Horizonte de Atón», se localizó a mitad de camino entre Tebas y Menfis, las dos ciudades más influyentes del Antiguo Egipto.

Construcción[editar]

La capital fue diseñada con un trazado geométrico ortogonal (hipodámico), esculpiéndose 14 grandes estelas para marcar los límites. En su interior, Ajenatón ordenó construir majestuosos edificios, tales como:

  • El gran templo a Atón, caracterizado por su construcción al aire libre (sin techo) para permitir la entrada de luz solar. El mismo consistía de dos secciones importantes: "La casa de jubileo" con un pilono y sala hipóstila de 16 columnas, y "El descubrimiento de Atón" con seis patios consecutivos en los cuales se situaban 365 mesas de ofrendas. El templo fue construido en proporción alargada con pequeños bloques de piedra y los mejores materiales.[1]
  • Los palacios reales, que se construyeron para Ajenatón, la reina Nefertiti y las princesas reales. Uno de ellos tenía la ventana de las apariciones, desde la cual la familia real se mostraba a sus súbditos y era de gran importancia simbólica. También se podía encontrar el palacio del norte edificado para la reina como un mundo en miniatura conformado por jardines y estanques donde había diversos animales.[2]
  • Edificios administrativos como el edificio de archivos que contenía las "Tablillas de el-Amarna" o "Cartas de Amarna" (correspondencia real).
  • Las viviendas de los nobles, de planta rectangular que corrían por el medio de la ciudad.
  • Los hipogeos (tumbas excavadas en la roca), situadas al norte y sur de la ciudad. En estas se podía ver escenas de la vida diaria de la antigua ciudad, como las apariciones públicas de la pareja real.
  • Una ciudad para los trabajadores de la necrópolis.

Transcurso y decadencía[editar]

La ciudad se construyó así para escenificar los cambios de culto que ahora se centrarán en Atón. Ahora Ajenatón será el intermediario entre el dios supremo y la humanidad. Se produjo entonces una relación tensa entre los detractores de Ajenatón (entre ellos los sacerdotes de Amón) y sus seguidores. Después de la muerte de Akhenaton se persiguió su nombre y el del dios Aton, siendo borrados de tumbas, templos y esculturas, igual que hiciera el antiguo faraón con Amón en sus últimos años. Horemheb, comandante en jefe, se nombró faraón (después de algunos breves faraones). Se produjo seguidamente la sistemática destrucción de la ciudad, aprovechando sus ruinas (entre ellas los llamados talatat) para construir otras edificaciones. La ciudad había sido abandonada 15 años después de su fundación, hacia el tercer año del reinado de Tutankhaton (Tut-anj-Atón) posteriormente llamado Tutankhamon (Tut-anj-Amón).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Lange, J., Ilbert, R., Rondot, V. &Vaillant, N. (2007). Egypt (Rev. and completely updated. Ed.). (pp.42,85 & 378-379) New York: Alfred A. Knopf..
  2. Wassef, A. (1991). Akhet-Aton, City of the Sun. The Unessco Courier, 2, 22-24. Recuperado de [1]

Enlaces externos[editar]




Coordenadas: 27°39′42″N 30°54′20″E / 27.66167, 30.90556