Amaltea (mitología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Óleo en lienzo de Jacob Jordaens: Infancia de Zeus (La cabra Amaltea alimenta a Zeus)/Jugend des Zeus (Die Ziege Amalthea ernährt Zeus), ca. 1640. Museo del Louvre.

Amaltea (en griego antiguo Ἀμάλθεια, de ἀμαλός, ‘tierno’, ‘ternura’) es, en la mitología griega, la nodriza de Zeus. A veces se la representa como la cabra que amamantó al dios infante en una cueva de Creta, y otras veces como una náyade hija de Hemonio[1]​ (uno de los Curetes), quien lo crio con la leche de una cabra en el monte Ida. En ocasiones se le ha dado el nombre alternativo de Adamantea.[2]

Crianza de Zeus[editar]

La diosa Rea, esposa de Crono, quiso preservar a su hijo Zeus de la voracidad de su marido que devoraba a sus hijos conforme nacían, por lo que lo escondió en el monte Ida, en la isla de Creta, donde fue alimentado con leche de las ubres de la cabra Amaltea y miel de abeja.[3][4][5]

En otra tradición, Amaltea era la ninfa que tenía a la cabra que alimentó a Zeus.[6]​ Amaltea logró ocultar de Crono a Zeus colgándolo de un árbol para que no fuera encontrado ni en la tierra, ni en los cielos, ni en el mar, mientras los Curetes danzaban agitando ruidosamente sus escudos y sus lanzas para que no se oyeran los llantos del niño.[7]

También se contaba que, antes de combatir contra los titanes, Zeus habría tomado la piel de la cabra para vestirse con ella, puesto que era invulnerable,[8]​ convirtiéndola en la égida (el término griego αἰγίς aigis significa ‘piel de cabra’).

Algunas monedas cretenses representaban al infante Zeus amamantado por la cabra; otras monedas griegas le mostraban sujeto a sus ubres o llevado en brazos de una ninfa.

El «Cuerno de Amaltea»[editar]

Un día la cabra se rompió un cuerno accidentalmente, que la ninfa Amaltea llenó con hierbas y frutas y lo llevó a Zeus para alimentarlo con él.[6]

En otra versión Heracles había arrancado un cuerno a Aqueloo mientras luchaba con este, que se había metamorfoseado en toro, por la posesión de Deyanira. Posteriormente las náyades consagraron el cuerno rellenándolo de frutas y flores o bien Amaltea se lo cambió a Aqueloo por su propio cuerno. Este cuerno tenía el poder de proporcionar en abundancia comida y bebida.[9][10][1]

Según la mitología clásica, los dueños del cuerno fueron muchos y variados. En general, se le consideraba símbolo de riquezas inacabables y abundancia, y se convirtió en atributo de varias divinidades (Hades, Gea, Deméter, Cibeles, Hermes), y de los ríos (el Nilo) como fertilizantes de la tierra.

El término «cuerno de Amaltea» se aplica a una región fértil, y una finca propiedad de Tito Pomponio Ático fue llamada Amaltheum.

Catasterismo[editar]

Amaltea fue posteriormente colocada por Zeus entre las estrellas en la constelación Auriga,[8][11]​ así como el cuerno que le había proporcionado alimento.[6]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Biblioteca mitológica, II, 7, 5.
  2. Delgado, B. (2002). Storia dell'infanzia (en italiano). Pag. 33: Dedalo. p. 278. ISBN 9788822005496. 
  3. CALÍMACO, Himno a Zeus 48.
  4. NONO DE PANÓPOLIS: Dionisíacas, XLVI, 16.
  5. DIODORO SÍCULO: Biblioteca histórica, V, 70, 3.
  6. a b c OVIDIO: Fastos, V, 115-128.
  7. HIGINO: Fábulas (Fabulae) 139: Curetes.
  8. a b ERATÓSTENES: Catasterismos (Καταστερισμοί), 13.
  9. OVIDIO: Las metamorfosis, IX, 87.
  10. DIODORO SÍCULO: Biblioteca histórica, IV,35.
  11. HIGINO: Astronomía poética (Astronomica) II, 13: Heníoco.

Enlaces externos[editar]