Alto Tormes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Alto Tormes es una comarca natural española perteneciente a las provincias de Ávila y Salamanca, en Castilla y León.

Historia[editar]

Los orígenes poblacionales de la comarca se remontan a la Prehistoria, hecho que corroboran los hallazgos arqueológicos del Cerro del Berrueco,[1]​ donde se ha atestiguado la presencia humana desde la Edad del Bronce, habiéndose dado en dicho emplazamiento un castro vetón, que llegó a estar habitado hasta época romana,[2]​ cuando debió resultar deshabitado por una inseguridad creciente.[3]

Posteriormente, en la Alta Edad Media la comarca llegó a pertenecer íntegramente a la Comunidad de Villa y Tierra de Ávila, perteneciente al Reino de Castilla y posterior región de Castilla la Vieja, si bien a finales de la Edad Media una parte de la comarca fue separada del territorio abulense, pasando a depender de Salamanca, en la cual se recogía ya a la Tierra del Barco en los primeros Censos del siglo XVI.[4]

Este hecho se repitió posteriormente en la división de Floridablanca de 1789, en que el partido de Barco se mantuvo en la provincia de Salamanca, así como algunas localidades del Alto Tormes salmantino, como Gallegos de Solmirón o La Tala.[5]​ Este hecho provocó, en la discusión en Cortes de la división de 1822, que algunos diputados presentasen sus quejas por la adscripción que se hacía en la misma de la Tierra de Barco a la provincia de Ávila.

Hay en la provincia de Salamanca un partido que se llama ahora de Piedrahita, compuesto de tres antiguos distritos, a saber: el de Piedrahita, el del Mirón y el del Barco de Ávila. Este partido, formado de tres partidos enteros, como he indicado, lo agrega la comisión á la provincia de Avila, y a mi ver no con justicia. Porque yo no tendría inconveniente ninguno en que se agregaran el partido de Piedrahita y el de Mirón; pero sí le tengo en que se agreguen á la provincia de Ávila los pueblos que pertenezcan al Barco de Ávila, que siempre han sido de la provincia de Salamanca, puesto que se debe proceder en esta materia no por razón de engrandecimiento de esta ni de la otra provincia, sino por razones de conveniencia de los pueblos mismos. Los que forman el partido del Barco de Ávila están más próximos de Salamanca que de Ávila. Además de eso, las comunicaciones son mejores con Salamanca que con Ávila; porque para ir los vecinos de los pueblos que formaban el partido del Barco de Ávila á la ciudad de Ávila, tienen que atravesar las sierras de Piedrahita, sierras fragosísimas, cubiertas de nieve é intransitables una gran parte del año, cuando el camino que va a Salamanca es, por el contrario, muy llano y no presenta obstáculo alguno. Tampoco tengo duda ninguna en que las relaciones mercantiles y particulares de dichos pueblos del Barco de Ávila son mayores con Salamanca que con Ávila; y así, por todas estas razones, que militan verdaderamente más en favor de la incorporación del partido del Barco á la provincia de Salamanca que á la de Ávila, como consultando al deseo de aquellos habitantes, que quieren pertenecer a Salamanca, juzgo que las Cortes no deben aprobar la demarcación de la provincia de Ávila por esta parte.
Diario de las Sesiones de Cortes. Sesión del día 30 de diciembre de 1821.[6]

No obstante, y pese a la derogación de dicha división en 1823, la división territorial de España realizada por Javier de Burgos en 1833 volvió a adscribir el territorio de Barco a la provincia de Ávila, y con ello a la región de Castilla la Vieja, quedando la parte oeste del Alto Tormes dentro de la provincia de Salamanca y por tanto de la región del Reino de León.[7]

Municipios de la provincia de Salamanca[editar]

Parte salmantina del Alto Tormes.

Son 7 los municipios de la provincia de Salamanca que integran la comarca del Alto Tormes:

Demografía de los municipios salmantinos[editar]

Demográficamente esta zona ha conocido una de las mayores catástrofes de la provincia. Esta comarca posee una de las densidades de población más bajas de la provincia, con una densidad de población de 7.09 hab./km². Era una comarca de municipios medios de entre 500 y 800 habitantes, desde mediados de siglo ha ido perdiendo población sin parar, sobre todo debido a unas fortísimas migraciones de carácter económico, que han reducido a menos de un tercio el número de sus habitantes, 1148 en 2018. Esta ha sido una de las comarcas salmantinas con mayor desplome demográfico debido a la falta de industrias y empresas que dinamicen la economía de la zona.

Gráfica de evolución demográfica de Alto Tormes entre 1900 y 2018

     Población de derecho (1900-1991) o población residente (2001, 2010) según los censos de población del INE.      Población según el padrón municipal de 2018 del INE.

Municipios de la provincia de Ávila[editar]

Esta demarcación es poco clara. Estos podrían ser los municipios que la provincia de Ávila que integran la comarca del Alto Tormes:

Etimología[editar]

El Alto Tormes es llamado así por estar situada en los primeros kilómetros del río Tormes.

Geografía[editar]

Está situada entre las provincias del sureste de Salamanca y suroeste de Ávila, formada por los Valles del Tormes, del Aravalle y del Becedillas. Linda con la comarca cacereña del Valle del Jerte.

Se halla en las inmediaciones de la Sierra de Gredos, su clima es continental, con inviernos fríos y veranos suaves

Lengua[editar]

En esta comarca se habla castellano pero el rasgo más característico es su similitud con las hablas extremeñas de La Vera y del Valle del Jerte. Por ejemplo sigue siendo frecuente el uso de la palabra guarro referida al cerdo en tanto que animal o la expresión "una mijina o mieja" (un poquito), que puede reforzarse convirtiéndose en "una mijirrinina" o también se dice una "miajina" o "miaja". En algunas ocasiones este léxico es coincidente con el altoextremeño (barruntar en el sentido de "percibir un ruido", candar en lugar de "cerrar con llave"...etc). Existe también el uso esporádico del artículo con el posesivo ("la mi cama").

Judión del Barco de Ávila
Patatas revolconas con torreznos.

Folclore[editar]

La canción “Serrana mía” puede considerarse como el principal exponente del folclore barcense. Su creación, hacia el año 1925, se debe a D. Víctor Pérez Pérez, que por aquel entonces era Director de las Escuelas del Barco de Ávila. Con el paso del tiempo, esta canción parece que hubiera nacido en Salamanca. A ello dio origen distintas grabaciones que la clasificaban como popular de esa provincia, a pesar de que los lugares que cita (la Ribera, el Cristo del Caño...) son inequívocamente barcenses. El traje típico es el serrano con los mismos adornos que los serranos de Béjar. Los instrumentos musicales tradicionales son la dulzaina y la gaita charra por igual aunque en los últimos años es esta última la que ha tenido un mayor auge entre los jóvenes de la comarca.

Gastronomía[editar]

Las Judías de El Barco de Ávila tienen su zona de producción por casi todo el Alto Tormes abulense y parte del salmantino.

Coincide esta zona de producción con la comarca agrícola denominada Barco de Ávila-Piedrahíta que abarca un total de 45 municipios, en las estribaciones de la Sierra de Gredos y la de Béjar, extendiéndose además al pueblo de El Tejado de la provincia de Salamanca.

Las Judías de El Barco de Ávila están considerada la Reina de las legumbres de Castilla y de León, no sólo por su calidad que está más que demostrada, sino por estar avaladas por las garantías del Consejo Regulador.

La Patata es también un icono por su calidad en esta comarca, especialmente en El Tejado, donde encontraremos una gran cantidad de variedades. Se suele preparar machacada y mezclada con pimentón y algún torrezno, llamándole a este guiso patatas revueltas o patatas revolconas.

Los quesos y sus embutidos así como el hornazo son de gran calidad en el Alto Tormes en general y en Santibáñez de Béjar en particular.

La gastronomía fruticola tiene su epicentro en el pueblo de La Carrera con sus famosas manzanas de reineta.

También son destacables las truchas del Tormes

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Álvarez-Sanchís, Jesús (2003). Los vettones. Madrid: Real Academia de la Historia
  2. Castros y Verracos de Ávila > Castro de El Berrueco-Las Paredejas (Medinilla)
  3. Maluquer de Motes (1958). Excavaciones arqueológicas en el cerro del Barrueco. Salamanca: Universidad de Salamanca
  4. González, Tomas (1829). Censo de Población de las Provincias y Partidos de la Corona de Castilla en el Siglo XVI. Madrid: Imprenta Real
  5. España dividida en provincias e intendencias, y subdividida en partidos corregimientos, alcaldías mayores, gobiernos políticos y militares, así realengos como de órdenes, abadengo y señorío. Obra formada por las relaciones originales de los respectivos intendentes del reyno, a quienes se pidieron de orden de S.M. por el Conde de Floridablanca en 22 de marzo de 1785. Con un nomenclator o diccionario de todos los pueblos del Reyno, que compone la segunda parte. Madrid: Imprenta Real. 1789
  6. «Copia archivada». Archivado desde el original el 18 de febrero de 2018. Consultado el 26 de febrero de 2018. 
  7. Real Decreto de 30 de noviembre de 1833 sobre la división civil de territorio español en la Península e islas adyacentes en 49 provincias
  8. Llorente Maldonado, Antonio (1976). Centro de Estudios Salmantinos, ed. Las comarcas históricas y actuales de la provincia de Salamanca. p. 157. Consultado el 9 de noviembre de 2011. «Un caso de zona mal definida que no pertenece a ninguna de las comarcas tradicionales, es la que se halla en el extremo nordeste del actual partido judicial de Béjar, a lo largo del Tormes, desde su entrada en la provincia hasta los límites de Salvatierra; esta zona perteneció a Castilla no a León, e incluso en el siglo XVIII formaba parte de la provincia de Ávila, no de Salamanca (…) Es una comarca que ha gravitado siempre más hacia Barco de Ávila y Piedrahita que hacia Béjar o Ávila, y no tiene nada de particular que no esté englobada en ninguna comarca salmatina, aunque por pertenecer administrativamente a Salamanca y a Béjar, sus habitantes, o por lo menos sus secretarios, se consideran salmantinos y bejaranos. En esta zona están incluidos los pueblos de El Tejado, Navamorales, Puente del Congosto, Bercimuelle, Gallegos de Solmirón, Cespedosa de Tormes y Guijo de Ávila. Uno de los secretarios consultados, precisamente el de Guijo de Ávila se ha dado perfectamente cuenta de la situación particular de estos pueblos ribereños del Tormes, y nos dice en su respuesta al Cuestionario: Este municipio de Guijo de Ávila, al igual que otros limítrofes, siendo casi todos del Partido de Béjar, no pertenecen ninguno de ellos a la Comarca de Sierra de Béjar, constituyendo una comarca intermedia entre ésta y la de Salvatierra, con caracteres bastante difinidos y distintos a los de aquellas, que muy bien pudiera considerarse como Comarca Media del Tormes (página 97)». 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]