Alprazolam

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alprazolam
Alprazolam 200.svg
Alprazolam ball-and-stick model.png
Nombre (IUPAC) sistemático
8-cloro-1-metil-6-fenil-4H-[1,2,4] triazolo [4,3-a] [1,4] benzodiazepina
Identificadores
Número CAS 28981-97-7
Código ATC N05BA12
PubChem 2118
DrugBank APRD00280
ChemSpider 2034
UNII YU55MQ3IZY
KEGG D00225
ChEBI 2611
ChEMBL 661
Datos químicos
Fórmula C17H13N4Cl 
Peso mol. 308.765
Farmacocinética
Biodisponibilidad 80-90%
Metabolismo Hepático, por CYP3A4
Vida media Liberación inmediata: 11.2 horas,
Liberación prolongada: 10.7-15.8 horas[1]
Excreción renal
Datos clínicos
Nombre comercial Xanax, Niravam
Cat. embarazo D (EUA)
Estado legal S8 (AU) Lista IV (CA) Grupo III (MEX) Lista IV (EUA)-Receta requerida
Vías de adm. oral
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico
[editar datos en Wikidata]

El alprazolam es un fármaco derivado de las benzodiazepinas que se utiliza para el tratamiento de los estados de ansiedad, especialmente en las crisis de angustia como la agorafobia, ataques de pánico y estrés intenso. Tiene un efecto hipnóforo (favorecedor del sueño a corto plazo) y actúa disminuyendo la excitación del cerebro. También posee cualidades antidepresivas, ya que su estructura se asemeja a la de los antidepresivos tricíclicos por el anillo triazol agregado a su estructura química. Además tiene propiedades sedantes-hipnóticas y anticonvulsivas, pero el efecto más notable es el ansiolítico. Sin embargo, debido a su potencial adictivo y por el desarrollo de tolerancia tras un período relativamente breve, de pocas semanas, se recomienda su administración solo en tratamientos de corta duración. Se trata de una benzodiazepina de alta potencia y de eliminación rápida (semivida breve) y este factor se ha relacionado con una mayor gravedad del síndrome de abstinencia tras su descontinuación.[2]

Descripción[editar]

El alprazolam es una triazolobenzodiazepina potente—es decir, posee un anillo triazol unido a su estructura—.[3][4]​ Por ser una benzodiazepina, produce sus efectos terapéuticos y sus efectos adversos por ligar al sitio de benzodiazepinas en los receptores GABAA y por modular sus efectos. El sistema de GABA y sus receptores hace los efectos inhibitorios y calmantes del alprazolam en el sistema nervioso. Alprazolam y benzodiazepines con el anillo triazol parecen tener propriedades antidepresivos por resemblar los antidepresivos tricíclicos.[5][6]

Está indicado en el tratamiento de la ansiedad (neurosis de ansiedad), trastorno de pánico, ansiedad con síntomas de depresión y crisis de angustia y ocasionalmente para los ataques convulsivos. Sus efectos son diez veces más potentes que el conocido diazepam pero con una vida media de eliminación más corta.[7]

Farmacocinética[editar]

Absorción[editar]

Después de la administración oral, alprazolam se absorba fácilmente. La concentración máxima ocurre uno o dos horas después de la administración. La vida media de alprazolam es aproximadamente 11,2 horas (rango: 6,3 a 26,9 horas) en los adultos sanos.[1]

Distribución[editar]

Alprazolam se liga a 80% de las proteínas en el suero, de mayor parte a albúmina.[1]

Metabolismo[editar]

Se metaboliza extensamente el alprazolam por mayor parte en el hígado por el enzima CYP3A4, a dos metabolitos encontrados en el plasma: 4-hidroxalprazolam y α-hidroxalprazolam. Las vidas medias son similares a ella de alprazolam. Las concentraciones de 4-hidroxalprazolam y α-hidroxalprazolam siempre hay menos de 4% de la concentración de alprazolam inalterado. Estas concentraciones y sus potencias bajas hacen que estos dos no contribuyen mucho a los efectos farmacológicos de alprazolam.[1]

También se encuentra una benzofenona derivada de alprazolam que es esencialmente inactiva.[1]

Excreción[editar]

Alprazolam y sus metabolitos salen del cuerpo en mayor parte por la orina.[1]

Detección en el fluido corporal[editar]

Se puede cuantificar el alprazolam en la sangre o en el plasma para confirmar un diagnosis de toxicidad en pacientes hospitalizados, dar evidencia en el arresto por conducir bajo los efectos de drogas o por asistir en las autopsias. La concentración de alprazolam en sangre o plasma son usualmente 10-100 μg/L en ellos quien lo toman como terapia, 100-300 μg/L en ellos arrestados por conducir bajo los efectos de drogas y 300-2000 μg/L en las víctimas de sobredosis aguda. La mayoría de inmunoensayos comerciales para los benzodiazepinas reaccionan con alprazolam, pero para confirmar y cuantificar se usa la cromatografía.[8][9][10]

Farmacodinámica[editar]

Mecanismo de acción[editar]

El alprazolam deprime el sistema nervioso central, también se une al receptor GABAA que es responsable de mediar los efectos de ácido gamma-aminobutírico (GABA) en el cerebro sobre el sistema activador reticular ascendente bloqueando la excitación tanto cortical como límbica. El receptor GABAA está constituido por hasta 5 subunidades de 19 posibles y los receptores GABAA con diferentes combinaciones de subunidades poseen diferentes propiedades, asimismo diferentes ubicaciones en el cerebro, y lo más importante, diferentes actividades en lo que respecta a las acciones de las benzodiazepinas.

Todas las benzodiazepinas, especialmente el alprazolam, causan una depresión del eje hipotalámico-hiposfisario-adrenal. Los efectos de alprazolam son similares a ellos de otras benzodiazepines e incluyen ser un ansiolítico, antiepiléptico, relajante muscular, hipnótico[11]​ y un provocador de amnesia; sin embargo, su uso primario es como ansiolítico.[12]​ El alprazolam, comparado con el lorazepam, causa un aumento en las concentraciones de los receptores de dopamina D1 y D2 en el cuerpo estriado.[13][14]

Interacciones[editar]

El alprazolam potencia los efectos depresores de las fenotiazinas, barbitúricos, alcohol, psicotrópicos, anticonvulsivantes, antihistamínicos y otros fármacos que por su naturaleza misma producen depresión del sistema nervioso central, y su mezcla, puede llegar a ocasionar la muerte por fallo cardiorespiratorio, según tolerancia del consumidor, a ambos o más desequilibradores del mismo sistema.

Alprazolam se metaboliza por primer parte por CYP3A4; así, fármacos que inhiben CYP3A4[15]​—como la cimetidina, la eritromicina, la norfluoxetina, la fluvoxamina, el itraconazol, el ketoconazol, la nefazodona, el dextropropoxifeno y el ritonavir—retrasan la depuración hepática de alprazolam,[16]​ que puede resultar en la acumulación excesiva y en empeorar los efectos secundarios.[17][18]

Se ha reportado que alprazolam aumenta los niveles de los antidepresivos imipramina—por 31%—y desipramina por—por 20%—.[19]​ Las píldoras anticonceptivas orales combinadas disminuyen el aclaramiento de alprazolam, que puede llevar a niveles subidos en el plasma y la acumulación de alprazolam.[20]

Cuando se toma alcohol y benzodiazepinas juntos, tienen efectos sinérgicos en ellos mismos, que puede causar la sedación severa, cambios en el comportamiento y la intoxicación.[21]​ La combinación de alprazolam y la hierba kava puede resultar en un estado de ser casi comatoso.[22]​ Por otro lado, las hierbas de San Juan pueden bajar los niveles plasmáticos de alprazolam y sus efectos terapéuticos.[23][24][25]

Uso clínico[editar]

Indicaciones[editar]

El alprazolam está indicado en los estados de ansiedad simple, que pueden incluir ansiedad, tensión, trastorno de pánico, temores, aprensión, dificultad de concentración, insomnio, hiperactividad autonómica e irritabilidad. También puede prescribirse en ansiedad asociada a otros padecimientos como síndrome de colon irritable, y controla la agitación provocada por la abstinencia del alcohol.

Se usa alprazolam por mayor parte para tratar los trastornos de ansiedad, los trastornos de pánico, y la náusea debido a la quimioterapia.[26]​ La etiqueta de la FDA avisa que los médicos revalúen la eficaz de este fármaco de vez en cuando.[27]​ También se indica el alprazolam para tratar el trastorno de ansiedad generalizada y los trastornos de ansiedad con la depresión comórbida.[28]

Trastorno de pánico[editar]

Alprazolam tiene eficaz en aleviar la ansiedad y ataques de pánico moderados a graves.[27]​ Sin embargo, no es en la línea primera de tratamiento hasta el desarrollo de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, y no se recomienda nada más en Australia para el tratamiento de trastorno de pánico por preocupación sobre la tolerancia, la dependencia y el potencial de abuso. La mayoría de la evidencia para la eficaz de alprazolam muestra que solamente hace efecto para 4 a 10 semanas, aunque unas personas han tomado alprazolam hasta 8 meses sin una pérdida de beneficio.[27][1]

En los Estados Unidos, alprazolam es aprovechado por la FDA para el tratamiento del trastorno de pánico sin o con la agorafobia.[27]​ La Federación Mundial de Sociedades de la Psiquiatra Biológica (en inglés, 'World Federation of Societies of Biological Psychiatry') recomienda que se lo usa para los casos resistentes a tratamiento si no hay una historia de tolerancia o dependencia.[29]

Trastornos de ansiedad[editar]

La ansiedad asociada con depresión responda bien a alprazolam, aunque las investigaciones clínicas muestran que los beneficios solo duran 4 meses.[27]​ Sin embargo, las investigaciones de los propriedades antidepresivos de alprazolam son que calidad pobre y solo han evaluado sus efectos de corto plazo.[30]​ En una investigación, unas personas quien tomaban una dosis alta de alprazolam desarrollaban depresión reversible.[31]​ En los Estados Unidos, alprazolam es aprovechado para el tratamiento de trastornos de ansiedad y el alivio a corto plazo de la ansiedad. En el Reino Unido, se recomienda alprazolam para el tratamiento a corto plazo (de 2 a 4 semanas) de la ansiedad aguda y grave.[1][32][33]

Náusea debido a la quimioterapia[editar]

Se puede usar alprazolam en combinación con otros fármacos para tratar la náusea y el vómito causados por la quimioterapia.[26]

Efectos adversos[editar]

Pastillas de 2 mg de alprazolam

Los efectos secundarios pueden incluir:

Reacciones paradójicas[editar]

Aunque no son usuales, hay ocurrencias de reacciones paradóbido de alprazolam:

Sobredosis[editar]

Pastillas de 0,25 mg, 0,5 mg, y 1 mg de alprazolam

Las sobredosis de alprazolam pueden ser o leve o grave, dependiente en la cantidad de este fármaco y otros que se ha tomado.[47]​ Las sobredosis causan la depresión excesiva del sistema nervioso central y pueden incluir los siguientes síntomas:[41]

Farmacodependencia y abstinencia[editar]

El uso de largo plazo causa cambios adaptativos a los receptores de las benzodiazepinas, que los hacen menos sensitivos a la estimulación.[48]​ La abstinencia y los efectos de rebote son comunes y se debe reducir la dosis de alprazolam gradualmente para evitarlos.[49]

Todos los efectos de abstinencia no so evidencia de la dependencia verdadera. La recurrencia de síntomas como la ansiedad puede indicar que el alprazolam estaba trabajando y, en la ausencia del fármaco, los síntomas regresaron a sus niveles anteriores. Si los síntomas son más graves o frecuentes, es posible que la persona tenga un efecto de rebote debido al quitar el fármaco. Cualquiera de los dos puede ocurrir sin una farmacodependencia verdadera.[48]

In 1992, se reportó que la mayoría de los que tomaban alprazolam no aumentaron su dosis por ellos mismos.[50]

Alprazolam y otras benzodiazepinas también pueden causar tolerancia y el síndrome de abstinencia de las benzodiazepinas cuando se reduce la dosis rápidamente o cuando se deja de tomarlo después del tratamiento a largo plazo.[51][52]​ Hay mayor riesgo de reacciones de abstinencia si se estaba tomando una dosis más de la que recomendado, o si se deja de tomarlo repentinamente.[53][54]​ Los síntomas de la abstinencia incluyen el malestar, la debilidad, el insomnio, la taquicardia y el mareo.[55]​ En unas instancias, la discontinuación abrupta también causó ataques epilépticos o el delírium similar a lo causado por los alcaloides tropanos anticolinérgicos como escopolamina y atropina.[56][57][58]

In 1983, una investigación de pacientes que se retiraron abruptamente de tomar las benzodiazepinas duraderas, solo 5% de ellos que lo habían tomado para menos de 8 meses tenían síntomas de abstinencia, pero 43% de ellos que lo habían tomado para más de 8 meses las tenían. Con alprazolam, un fármaco de corto plazo, 65% de ellos que lo tomaban para 8 semanas tenían la ansiedad de rebote.[59]

Se descubrió que las benzodiazepinas diazepam (Valium) y oxazepam (Serepax) producen menos reacciones de abstinencia que alprazolam, temazepam (Restoril/Normison) y lorazepam (Temesta/Ativan). Factores que determinan el riesgo de la dependencia psicológica o física y la severidad de la síndrome de abstinencia de las benzodiazepinas incluyen la dosis, el período de tiempo en que estaba tomándolo, la frecuencia de tomarlo, las características del paciente, usos previos de alcohol o otras sedantes, uso actual de sedantes[60][61]​ y el método de discontinuación.[53]

Contraindicacciones[editar]

Las benzodiazepinas requieren precaución especial si se usa en los niños, los ancianos, las personas con dependencias de drogas o alcohol y las personas con enfermedades mentales comórbidas.[62]​ Tampoco lo deben tomar personas con miastenia gravis, glaucoma, deficiencias graves del hígado (por ejemplo, el cirrosis), síndrome de apnea-hipopnea durante el sueño, la depresión respiratoria, insuficiencia pulmonar aguda, sicosis crónica, hipersensibilidad o alérgica a alprazolam u otras benzodiazepinas o trastorno límite de la personalidad (puede causar la suicidalidad o descontrol en los últimos).[33][63][64]

Tampoco lo deben tomar personas con glaucoma de ángulo estrecho o miastenia gravis. Al igual que con las demás benzodiazepinas, el alprazolam se excreta por la leche materna y atraviesa la barrera placentaria. Tiene potencial teratógeno. Como regla general se recomienda a las mujeres no amamantar mientras se está bajo tratamiento con alprazolam. El uso de dosis muy altas puede desarrollar tolerancia, haciendo esto que el medicamento sea menos eficaz.

Las personas menores de 18 años deben evitar tomar este medicamento. El alprazolam produce dependencia física y psicológica por lo que se recomienda acogerse a un programa de reducción controlada bajo control médico por el riesgo de ataques convulsivos si se suspende bruscamente el tratamiento, los síntomas de abstinencia pueden ser peores si se toman más de 4 mg al día.[7]

Es importante recordar que es recomendable que el alprazolam – así como cualquier otra benzodiazepina– sea consumido solo por periodos cortos de 2 a 4 semanas debido al riesgo de generar tolerancia y dependencia física por el consumo a largo plazo. Los posibles síntomas de abstinencia son: ansiedad, distorsión de los sentidos, disforia y en raros casos psicosis y convulsiones.[65][66]

Presentaciones[editar]

El Alprazolam está disponible en países occidentales bajo los siguientes nombres comerciales (de fantasía):[67]

  • Aceprax, Alplacin, Alplax, Alprocontin, Alzam, Alzolam, Ansielix, Anzilum, Apo-Alpraz, Bayzolam, Calmol, Emeral, Helex, Kalma, Mylan-Alprazolam, Niravam, Novo-Alprazol, Nu-Alpraz, Pacyl, Restyl, Tafil, Tagut, Tensium, Tranax, Tranquinal, Trankimazin, Trika, Xycalm, Xanax, Xanor, Zamoprax, Zolam, Zopax

En diciembre de 2013, anticipándose al recatalogado del alprazolam al Esquema 8 en Australia, Pfizer Australia anunció la retirada de la marca Xanax en Australia (no más comercializado).[68]

El alprazolam se presenta en forma de tabletas o comprimidos de 0,25, 0,50, 1, 1,5 y 2 mg; y en forma líquida como solución oral de 1 mg = 1 mL (25 gotas) y 0,5 mg/5 mL (75 gotas).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h «Xanax (Alprazolam)». RxList (en inglés). First DataBank. julio de 2008. 
  2. Wolf, B.; Griffiths, RR. (1991). «Physical dependence on benzodiazepines: differences within the class». Drug Alcohol Depend. 29 (2): 153-156. 
  3. Chouinard, G. (2004). «Issues in the Clinical Use of Benzodiazepines: Potency, Withdrawal, and Rebound» [Problemas con el uso clínico de las benzodiazepinas: Potencia, abstinencia y recuperación]. Journal of Clinical Psychiatry [Revista de Siquiatra Clinical] (en inglés) 65 (Suplemento 5): 7-12. PMID 15078112. 
  4. Skelton, K. H.; Nemeroff, C. B.; Owens, M. J. (2004). «Spontaneous Withdrawal from the Triazolobenzodiazepine Alprazolam Increases Cortical Corticotropin-Releasing Factor mRNA Expression» [Abstinencia espontánea de la triazolbenzodiazepina alprazolam aumenta la expresión de mRNA en el ARNm para hormona liberadora de hormona adrenocorticotropa en la corteza]. Journal of Neuroscience [Revista de Neurociencia] (en inglés) 24 (42): 9303-9312. PMID 15496666. doi:10.1523/JNEUROSCI.1737-04.2004. 
  5. a b Barbee, J. G. (1993). «Memory, Benzodiazepines, and Anxiety: Integration of Theoretical and Clinical Perspectives» [Memoria, benzodiazepinas y ansiedad: Integración de perspectivas teóricas y clínicas]. The Journal of Clinical Psychiatry [La revista de psiquiatra clínica] (en inglés) 54 (Suppl): 86-97. PMID 8262893. 
  6. White, G.; Gurley, D. A. (1995). «α Subunits Influence Zn Block of γ2 Containing GABAA Receptor Currents». NeuroReport (en inglés) 6 (3): 461-464. PMID 7766843. doi:10.1097/00001756-199502000-00014. 
  7. a b Glaxosmithkline México, S.A. de C.V. Zamoprax - Alprazolam. Consultado el 26 de octubre de 2010.
  8. Jones, A. W.; Holmgren, A.; Kugelberg, F. C. (2007). «Concentrations of Scheduled Prescription Drugs in Blood of Impaired Drivers: Considerations for Interpreting the Results» [Concentraciones de fármacos prescrito regulados en el sangre de los conductores disminuidos: Consideraciones en interpretar los resultos]. Therapeutic Drug Monitoring (en inglés) 29 (2): 248-260. PMID 17417081. doi:10.1097/FTD.0b013e31803d3c04. 
  9. Fraser, A. D.; Bryan, W. (1991). «Evaluation of the Abbott ADx and TDx Serum Benzodiazepine Immunoassays for Analysis of Alprazolam». Journal of Analytic Toxicology [Revista de toxicología analítica] (en inglés) 15 (2): 63-65. PMID 1675703. doi:10.1093/jat/15.2.63. 
  10. Baselt, R. (2011). Disposition of Toxic Drugs and Chemicals in Man (en inglés) (9º edición). Seal Beach, California: Biomedical Publications. pp. 45-48. ISBN 978-0-9626523-8-7. 
  11. Arvat, E.; Giordano, R.; Grottoli, S.; Ghigo, E. (2002). «Benzodiazepines and Anterior Pituitary Function» [Benzodiazepinas y la función del adenohipófisis]. Journal of Endocrinological Investigation [Revista de investigaciones de endocronología] (en inglés) 25 (8): 735-747. PMID 12240908. doi:10.1007/bf03345110. 
  12. Mandrioli, R.; Mercolini, L.; Raggi, M. A. (2008). «Benzodiazepine Metabolism: An Analytical Perspective». Current Drug Metabolism (en inglés) 9 (8): 827-844. PMID 18855614. doi:10.2174/138920008786049258. 
  13. Bentué-Ferrer, D.; Reymann, J. M.; Tribut, O.; Allain, H.; Vasar, E.; Bourin, M. (2001). «Role of dopaminergic and serotonergic systems on behavioral stimulatory effects of low-dose alprazolam and lorazepam» [Papel de los sistemas del dopamina y la serotonina en los efectos de comportamiento estimulado por dosis bajas de alprazolam y lorazepam]. European Neuropsychopharmacology (en inglés) 11 (1): 41-50. PMID 11226811. doi:10.1016/S0924-977X(00)00137-1. 
  14. Giardino, L.; Zanni, M.; Pozza, M.; Bettelli, C.; Covelli, V. (5 de marzo de 1998). «Dopamine receptors in the striatum of rats exposed to repeated restraint stress and alprazolam treatment» [Receptores de dopamina en el cuerpo estriado se expuso al estrés repetido de restricción y tratamiento con alprazolam]. European Journal of Pharmacology (en inglés) 344 (2-3): 143-147. ISSN 0014-2999. PMID 9600648. doi:10.1016/s0014-2999(97)01608-7. 
  15. Otani, K. (2003). «Cytochrome P450 3A4 and Benzodiazepines» [Citocromo P450 3A4 y benzodiazepinas]. Seishin Shinkeigaku Zasshi (en japones) 105 (5): 631-642. PMID 12875231. 
  16. Dresser, G. K.; Spence, J. D.; Bailey, D. G. (2000). «Pharmacokinetic-Pharmacodynamic Consequences and Clinical Relevance of Cytochrome P450 3A4 Inhibition» [Las consecuencias farmacocinéticas y farmacodinámicas y la relevancia clínica de la inhibición de citocromo P450 3A4]. Clinical Pharmacokinetics [Farmacocinética clínica] (en inglés) 38 (1): 41-57. PMID 10668858. doi:10.2165/00003088-200038010-00003. 
  17. Greenblatt, D. J.; Wright, C. E. (1993). «Clinical Pharmacokinetics of Alprazolam: Therapeutic Implications» [Farmacocinética clínica de alprazolam: Implicaciones terapéuticas]. Clinical Pharmacokinetics [Farmacocinética clínica] (en inglés) 24 (6): 453-471. PMID 8513649. doi:10.2165/00003088-199324060-00003. 
  18. Wang, J. S.; Chase, C. L. (2003). «Pharmacokinetics and Drug Interactions of the Sedative Hypnotics» [Farmacocinética y interacciones con otros fármacos de los hipnóticos sedantes] (PDF). Psychopharmacological Bulletin (en inglés) 37 (1): 10-29. PMID 14561946. doi:10.1007/BF01990373. Archivado desde el original el 9 de julio de 2007. 
  19. FDA SPL Approved Application Filing for NDC Code 0228-3083 (Alprazolam by Actavis Elizabeth LLC) (en inglés). 
  20. Back, D. J.; Orme, M. L. (1990). «Pharmacokinetic Drug Interactions with Oral Contraceptives» [Interacciones fármacos farmacocinéticos con anitconceptivas orales]. Clinical Pharmacokinetics [Farmacocinética clínica] (en inglés) 18 (6): 472-484. PMID 2191822. doi:10.2165/00003088-199018060-00004. 
  21. a b c Michel, L.; Lang, J. P. (2003). «Benzodiazépines et passage à l'acte criminel» [Benzodiazepinas y los aspectos forenses]. Encephale (en francés) 29 (6): 479-485. PMID 15029082. 
  22. Izzo, A. A.; Ernst, E. (2001). «Interactions between Herbal Medicines and Prescribed Drugs: A Systematic Review» [Interacciones entre hierbas medicinales y fármacos prescritos: Una revista sistémica]. Drugs [Fármacos] (en inglés) 61 (15): 2163-2175. PMID 11772128. doi:10.2165/00003495-200161150-00002. 
  23. Izzo, A. A. (2004). «Drug Interactions with St. John's Wort (Hypericum perforatum): A Review of the Clinical Evidence» [Interacciones de fármaco con las hierbas de San Juan (Hypericum perforatum): Una revista de la evidencia clínica]. International Journal of Clinical Pharmacology and Therapeutics [Revista internacional de la farmacología clínica y las terapéuticas] (en inglés) 42 (3): 139-148. PMID 15049433. doi:10.5414/CPP42139. 
  24. Madabushi, R.; Frank, B.; Drewelow, B.; Derendorf, H.; Butterweck, V. (2006). «Hyperforin in St. John's Wort Drug Interactions» [Hiperforina en las interacciones de fármaco de las hierbas de San Juan]. European Journal of Clinical Pharmacology [Revista europea de farmacología clínica] (en inglés) 62 (3): 225-233. PMID 16477470. doi:10.1007/s00228-006-0096-0. 
  25. Izzo, A. A.; Ernst, E. (2009). «Interactions between Herbal Medicines and Prescribed Drugs: An Updated Systematic Review» [Interacciones entre las hierbas medicinales y los fármacos prescritos: Una revista sistémica actualizada]. Drugs (en inglés) 69 (13): 1777-1798. PMID 19719333. doi:10.2165/11317010-000000000-00000. 
  26. a b «Alprazolam». The American Society of Health-System Pharmacists (en inglés). Archivado desde el original el 15 de mayo de 2011. Consultado el 3 de abril de 2011. 
  27. a b c d e «FDA approved labeling for Xanax revision 08/23/2011» [La etiqueta aprovechada por la FDA para Xanax, revisión de 23-08-2011] (PDF) (en inglés). Administración de Medicamentos y Alimentos. 23 de agosto de 2011. p. 4. Consultado el 14 de septiembre de 2011. 
  28. «Xanax (Alprazolam) Drug Information: Indications, Dosage and How Supplied» [Xanax (Alprazolam) información de fármaco: indicación, dosis y método de disponibilidad]. Rxlist.com (en inglés). RxList. Consultado el 20 de septiembre de 2013. 
  29. Bandelow, B.; Zohar, J.; Hollander, E.; Kasper, S.; Möller, H. J.; WFSBP Task Force On Treatment Guidelines For Anxiety, O. C. P. S. D. (2002). «World Federation of Societies of Biological Psychiatry (WFSBP) Guidelines for the Pharmacological Treatment of Anxiety, Obsessive-Compulsive and Posttraumatic Stress Disorders» [Guía de la Federación Mundial de Sociedades de la Psiquiatra Biológica para el tratamiento farmacológico de los trastornos de ansiedad, obsesivo-compulsivo, y estrés postraumático]. World Journal of Biological Psychiatry [Revista mundial de psiquiatra biológica] (en inglés) 3 (4): 171-199. PMID 12516310. doi:10.3109/15622970209150621. 
  30. van Marwijk, H.; Allick, G.; Wegman, F.; Bax, A.; Riphagen, I. I. (2012). «Alprazolam for depression» [Alprazolam para depresión]. En van Marwijk, Harm. Cochrane Database Systematic Reviews (en inglés) 7: CD007139. PMID 22786504. doi:10.1002/14651858.CD007139.pub2. 
  31. Lydiard, R. B.; Laraia, M. T.; Ballenger, J. C.; Howell, E. F. (mayo de 1987). «Emergence of Depressive Symptoms in Patients Receiving Alprazolam for Panic Disorder» [Surgimiento de síntomas depresivos en pacientes recibiendo alprazolam para trastorno de pánico]. The American Journal of Psychiatry [La revista estadounidence de psiquiatra] (en inglés) 144 (5): 664-665. PMID 3578580. doi:10.1176/ajp.144.5.664. 
  32. «Xanax». Netdoctor.co.uk (en inglés). NetDoctor. 1 de octubre de 2006. Archivado desde el original el 9 de agosto de 2007. Consultado el 2 de agosto de 2007. 
  33. a b «Alprazolam» (en inglés). British National Formulary. 2007. Consultado el 3 de agosto de 2007.  enlace irrecuperable
  34. Cassano, G. B.; Toni, C.; Petracca, A.; Deltito, J.; Benkert, O.; Curtis, G. et al. (1994). «Adverse Effects Associated with the Short-term Treatment of Panic Disorder with Imipramine, Alprazolam or Placebo» [Efectos adversos asociados con el tratamiento de corto plazo para el trastorno de pánico con imipramina, alprazolam o placebo]. European Neuropsychopharmacology (en inglés) 4 (1): 47-53. PMID 8204996. doi:10.1016/0924-977X(94)90314-X. 
  35. a b Rawson, N. S.; Rawson, M. J. (1999). «Acute Adverse Event Signalling Scheme Using the Saskatchewan Administrative Health Care Utilization Datafiles: Results for Two Benzodiazepines». Canadian Journal of Clinical Pharmacology (en inglés) 6 (3): 159-166. PMID 10495368. 
  36. a b «Alprazolam – Complete Medical Information Regarding This Treatment of Anxiety Disorders». Medicinenet.com (en inglés). MedicineNet. Consultado el 2agosto de 2007. 
  37. Elie, R.; Lamontagne, Y. (1984). «Alprazolam and Diazepam in the Treatment of Generalized Anxiety» [Alprazolam y diazepam en el tratamiento de la ansiedad generalizada]. Journal of Clinical Psychopharmacology (en inglés) 4 (3): 125-129. PMID 6145726. doi:10.1097/00004714-198406000-00002. 
  38. «Complete Alprazolam Information» [Información completa de alprazolam]. Drugs.com (en inglés). Archivado desde el original el 5 de agosto de 2007. Consultado el 2 de agosto de 2007. 
  39. Noyes, R.; DuPont, R. L.; Pecknold, J. C.; Rifkin, A.; Rubin, R. T.; Swinson, R. P. et al. (1988). «Alprazolam in Panic Disorder and Agoraphobia: Results from a Multicenter Trial. II. Patient Acceptance, Side Effects, and Safety». Archives of General Psychiatry (en inglés) 45 (5): 423-428. PMID 3358644. doi:10.1001/archpsyc.1988.01800290037005. 
  40. Dodds, Tyler J. (2marzo de 2017). «Prescribed Benzodiazepines and Suicide Risk: A Review of the Literature». The primary care companion for CNS disorders (en inglés) 19 (2). ISSN 2155-7780. PMID 28257172. doi:10.4088/PCC.16r02037. 
  41. a b «Alprazolam Side Effects, Interactions and Information» [Los efectos secundarios, interacciones y información sobre alprazolam]. Drugs.com (en inglés). Archivado desde el original el 19 de agosto de 2007. Consultado el 2 de agosto de 2007. 
  42. Rapaport, M.; Braff, D. L. (1985). «Alprazolam and Hostility» [Alprazolam y hostilidad]. American Journal of Psychiatry [Revista estadounidense de la psiquiatra] (en inglés) 142 (1): 146. PMID 2857070. 
  43. Arana, G. W.; Pearlman, C.; Shader, R. I. (1985). «Alprazolam-Induced Mania: Two Clinical Cases» [Manía inducido por alprazolam: dos casos clínicos]. American Journal of Psychiatry [Revista estadounidense de la psiquiatra] (en inglés) 142 (3): 368-369. PMID 2857534. doi:10.1176/ajp.142.3.368. 
  44. Strahan, A.; Rosenthal, J.; Kaswan, M.; Winston, A. (1985). «Three Case Reports of Acute Paroxysmal Excitement Associated with Alprazolam Treatment» [Tres informes de caso de la excitación aguda paradójica asociada con el tratamiento con alprazolam]. American Journal of Psychiatry [Revista estadounidense de la psiquiatra] (en inglés) 142 (7): 859-861. PMID 2861755. doi:10.1176/ajp.142.7.859. 
  45. Reddy, J.; Khanna, S.; Anand, U.; Banerjee, A. (1996). «Alprazolam-Induced Hypomania» [Hipomanía inducido por alprazolam]. Australian and New Zealand Journal of Psychiatry [Revista australiana y neocelandés de la psiquiatra] (en inglés) 30 (4): 550-552. PMID 8887708. doi:10.3109/00048679609065031. 
  46. Béchir, M.; Schwegler, K.; Chenevard, R.; Binggeli, C.; Caduff, C.; Büchi, S. et al. (2007). «Anxiolytic Therapy with Alprazolam Increases Muscle Sympathetic Activity in Patients with Panic Disorders» [La terapia ansiolítica con alprazolam aumenta la actividad simpática muscular en pacientes con trastornos de pánico]. Autonomic Neuroscience [Neurociencia autonómica] (en inglés) 134 (1-2): 69-73. PMID 17363337. doi:10.1016/j.autneu.2007.01.007. 
  47. Isbister, G. K.; O'Regan, L.; Sibbritt, D.; Whyte, I. M. (2004). «Alprazolam is Relatively more Toxic than other Benzodiazepines in Overdose» [Alprazolam tiene es relativamente más toxico que las otras benzodiazepinas en las sobredosis]. British Journal of Clinical Pharmacology [Revista británica de la farmacología clínica] (en inglés) 58 (1): 88-95. PMC 1884537. PMID 15206998. doi:10.1111/j.1365-2125.2004.02089.x. 
  48. a b Stahl, S. (1996). «Farmacología esencial: la base neurocientífica y las aplicaciones prácticas». Essential Pharmacology: Neuroscientific Basis and Practical Applications (en inglés). Cambridge: Cambridge University Press. ISBN 0-521-42620-0. [página requerida]
  49. Verster, J. C.; Volkerts, E. R. (2004). «Clinical Pharmacology, Clinical Efficacy, and Behavioral Toxicity of Alprazolam: A Review of the Literature». CNS Drug Reviews (en inglés) 10 (1): 45-76. PMID 14978513. doi:10.1111/j.1527-3458.2004.tb00003.x. 
  50. Romach, M. K.; Somer, G. R.; Sobell, L. C.; Sobell, M. B.; Kaplan, H. L.; Sellers, E. M. (1992). «Characteristics of Long-Term Alprazolam Users in the Community» [Características de los usaros de alprazolam a largo plazo en la comunidad]. Journal of Clinical Psychopharmacology [Revista de la psicofarmacología clínica] (en inglés) 12 (5): 316-321. PMID 1479048. doi:10.1097/00004714-199210000-00004. 
  51. Juergens, S. M.; Morse, R. M. (1988). «Alprazolam Dependence in Seven Patients» [Dependencia de alprazolam en siete pacientes]. The American Journal of Psychiatry [Revista estadounidense de la psiquiatra] (en inglés) 145 (5): 625-627. PMID 3258735. doi:10.1176/ajp.145.5.625. 
  52. Klein, E. (2002). «The Role of Extended-Release Benzodiazepines in the Treatment of Anxiety: A Risk-Benefit Evaluation with a Focus on Extended-Release Alprazolam» [HERE]. The Journal of Clinical Psychiatry (en inglés) 63 (Suppl 14): 27-33. PMID 12562116. 
  53. a b Ashton, Heather (agosto de 2002). «Benzodiazepines: How They Work and How to Withdraw» [Benzodiazepinas: como trabajan y como retirarse]. The Ashton Manual (en inglés). Consultado el 31 de octubre de 2008. 
  54. Closser, M. H.; Brower, K. J. (1994). «Treatment of Alprazolam Withdrawal with Chlordiazepoxide Substitution and Taper» [Tratamiento del retiro de alprazolam con reemplazo y cónico de clordiazepóxido]. Journal of Substance Abuse Treatment [Revista de tratamiento del abuso de substancias] (en inglés) 11 (4): 319-323. PMID 7966502. doi:10.1016/0740-5472(94)90042-6. 
  55. Fyer, A. J.; Liebowitz, M. R.; Gorman, J. M.; Campeas, R.; Levin, A.; Davies, S. O. et al. (1987). «Discontinuation of Alprazolam Treatment in Panic Patients» [Descontinuación del tratamiento con alprazolam en pacientes con pánico]. American Journal of Psychiatry [Revista estadounidense de la psiquiatra] (en inglés) 144 (3): 303-308. PMID 3826428. doi:10.1176/ajp.144.3.303. Consultado el 10 de diciembre de 2008. 
  56. Breier, A.; Charney, D. S.; Nelson, J. C. (1984). «Seizures Induced by Abrupt Discontinuation of Alprazolam» [Ataques epilépticos inducidos por la discontinuación abrupta de alprazolam]. The American Journal of Psychiatry [La revista estadounidense de la psiquiatra] (en inglés) 141 (12): 1606-1607. PMID 6150649. doi:10.1176/ajp.141.12.1606. 
  57. Noyes Jr, R.; Perry, P. J.; Crowe, R. R.; Coryell, W. H.; Clancy, J.; Yamada, T.; Gabel, J. (1986). «Seizures following the withdrawal of alprazolam» [Ataques epilépticos después de la abstinencia de alprazolam]. The Journal of Nervous and Mental Disease [Revista de las enfermedades nerviosos y mentales] (en inglés) 174 (1): 50-52. PMID 2867122. doi:10.1097/00005053-198601000-00009. 
  58. Levy, A. B. (1984). «Delirium and Seizures due to Abrupt Alprazolam Withdrawal: Case Report» [Delírium y ataques epilépticos debido de retirarse abruptamente de alprazolam: reporte de caso]. The Journal of Clinical Psychiatry [La revista de la psiquiatra clínica] (en inglés) 45 (1): 38-39. PMID 6141159. 
  59. Schatzberg, A.; DeBattista, C. (2003). Manual of Clinical Psychopharmacology [Manual of Clinical Psychopharmacology [Manual de la psicofarmacología clínica]] (en inglés). Washington, DC: American Psychiatric Pub. p. 391. ISBN 1-58562-209-5. 
  60. Wolf, B.; Griffiths, R. R. (1991). «Physical Dependence on Benzodiazepines: Differences Within the Class» [Dependencia física en las benzodiazepinas: diferencias dentro del clase]. Drug and Alcohol Dependence [Dependencia en drogas y alcohol] (en inglés) 29 (2): 153-156. PMID 1686752. doi:10.1016/0376-8716(91)90044-Y. 
  61. Higgitt, A.; Fonagy, P.; Lader, M. (1988). «The Natural History of Tolerance to the Benzodiazepines» [La historia natural de la tolerancia a las benzodiazepinas]. Psychological Medicine: Monograph Supplement [Medicina psicológica: suplemento monográfico] (en inglés) 13: 1-55. PMID 2908516. doi:10.1017/S0264180100000412. 
  62. Authier, N.; Balayssac, D.; Sautereau, M.; Zangarelli, A.; Courty, P.; Somogyi, A. A. et al. (2009). «Benzodiazepine Dependence: Focus on Withdrawal Syndrome» [Dependencia de las benzodiazepinas: enfoque en el síndrome de abstinencia]. Annales Pharmaceutiques Françaises [Anales francesas farmacéuticas] (en inglés) 67 (6): 408-413. PMID 19900604. doi:10.1016/j.pharma.2009.07.001. 
  63. Hori, A. (1998). «Pharmacotherapy for Personality Disorders» [Psicofarmacoterapía para trastornos de personalidad]. Psychiatry and Clinical Neurosciences [Neurociencias clínicas y de psiquiatra] (en inglés) 52 (1): 13-19. PMID 9682928. doi:10.1111/j.1440-1819.1998.tb00967.x. 
  64. Gardner, D. L.; Cowdry, R. W. (1985). «Alprazolam-Induced Dyscontrol in Borderline Personality Disorder» [Descontrol inducido por alprazolam en el trastorno límide de la personalidad]. American Journal of Psychiatry (en inglés) 142 (1): 98-100. PMID 2857071. doi:10.1176/ajp.142.1.98. 
  65. Marriott S, Tyrer P. (agosto de 1993). «Benzodiazepine dependence. Avoidance and withdrawal». Drug safety: an international journal of medical toxicology and drug experience. 9 (2): 93-103. PMID 8104417. doi:10.2165/00002018-199309020-00003. 
  66. McIntosh A, Cohen A, Turnbull N et al. (2004). «Clinical guidelines and evidence review for panic disorder and generalised anxiety disorder». National Collaborating Centre for Primary Care. Consultado el 16 de junio de 2009. 
  67. «Benzodiazepine Names». Non-benzodiazepines.org.uk. Archivado desde el original el 8 de diciembre de 2008. Consultado el 31 de octubre de 2008. 
  68. «Discontinuation of Xanax» (PDF). Pfizer Australia. 

Enlaces externos[editar]