Edward Vernon

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Almirante Vernon»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Edward Vernon
Edward Vernon by Thomas Gainsborough.jpg
Información personal
Nacimiento 12 de noviembre de 1684 Ver y modificar los datos en Wikidata
Ciudad de Westminster, Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 30 de octubre de 1757 Ver y modificar los datos en Wikidata (72 años)
Nacton, Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Reino de Gran Bretaña Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padre James Vernon Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Oficial y político Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
  • Miembro del Parlamento de Gran Bretaña Ver y modificar los datos en Wikidata
Seudónimo Old Grog Ver y modificar los datos en Wikidata
Rango
  • Admiral of the Fleet Ver y modificar los datos en Wikidata
Participó en Guerra de Sucesión Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
[editar datos en Wikidata]

Edward Vernon (Westminster, Londres, 12 de noviembre de 1684 – Nacton, Suffolk, 30 de octubre de 1757) fue un oficial naval inglés. En vida fue apodado Old Grog debido a su chaqueta grogram (hecha de seda mezclada con lana y goma).

Carrera militar[editar]

Sus primeras acciones de importancia acontecieron en el marco de la Guerra de Sucesión Española, donde participó en las batallas de Málaga (1704) y Barcelona (1705). En 1720 fue nombrado Comodoro de Port Royal (Jamaica).

En noviembre de 1739, al estallar la Guerra del Asiento contra España, Vernon fue nombrado comandante en jefe de todas las fuerzas navales británicas en las Indias Occidentales. Su primera acción en la guerra fue la captura de Portobelo, un puerto panameño que formaba parte de la ruta que seguía la Flota de Indias. El éxito fue enormemente celebrado por los británicos, que se entregaron a todo tipo de celebraciones y realizaron numerosos homenajes a Vernon, a quien convirtieron en un héroe nacional. El propio rey Jorge II de Gran Bretaña asistió a una cena celebrada en su honor en 1740. En Inglaterra se le dio el nombre de "Portobello Farm" a una granja que en el siglo XIX daría nombre a "Portobello Road" al oeste de Londres.[1]

En 1741 comandó una gran flota formada por 195 naves y en torno a 30.000 hombres que tenía como objetivo tomar el puerto español de Cartagena de Indias, principal puerto del Virreinato de Nueva Granada, defendido por el almirante español Blas de Lezo. La flota británica sumaba dos mil cañones dispuestos en casi ciento ochenta barcos, entre navíos de tres puentes (ocho), navíos de línea (veintiocho), fragatas (doce), bombardas (dos) y buques de transporte (ciento treinta), y en torno a treinta mil combatientes entre marinos (quince mil), soldados (nueve mil regulares y cuatro mil de las milicias norteamericanas) y esclavos negros macheteros de Jamaica (cuatro mil).[2]​ Las defensas de Cartagena incluían tres mil hombres entre tropa regular (unos mil setecientos ochenta), milicianos (quinientos), seiscientos indios flecheros traídos del interior, más la cuantiosa marinería y tropa de desembarco de los seis navíos de guerra de los que disponía la ciudad (ciento cincuenta hombres): el Galicia, que era la nave capitana, el San Felipe, el San Carlos, el África, el Dragón y el Conquistador.[3]​ Tras tomar algunas de las defensas de la ciudad, el asalto británico al castillo San Felipe de Barajas, el último baluarte importante que la defendía, fracasó el 20 de abril; con gran parte de la tropa enferma, grandes bajas sufridas en los combates y la llegada de la época de lluvias, los británicos optaron por destruir las defensas a su alcance y abandonar el asedio.[4]

Las pérdidas británicas fueron graves: unos cuatro mil quinientos muertos, seis barcos perdidos y entre diecisiete y veinte muy dañados.[5]​ Estas últimas obligaron al Gobierno británico a concentrar sus fuerzas en las defensa de la metrópoli, el Atlántico septentrional y el Mediterráneo, y a desechar nuevas campañas en las colonias españolas en América.[5]​ La derrota en Cartagena desbarató los planes británicos para la campaña y permitió que continuase el dominio español en la región durante varias décadas más.[6]​ Los ingleses, que contaban con la victoria, se habían precipitado a acuñar monedas y medallas para celebrarla.[7]​ Dichas medallas decían en su anverso: «Los héroes británicos tomaron Cartagena el 1 de abril de 1741» y «El orgullo español humillado por Vernon».[8][7]

La flota de Vernon prosiguió sus operaciones en el Caribe durante año y medio más sin ningún éxito en el ataque fallido contra Santiago de Cuba. Vernon volvió a Inglaterra con el grueso de la flota en 1742.

Vernon culpó de la derrota en Cartagena de Indias al general Thomas Wentworth, al mando de las tropas terrestres, lo que provocó un agrio debate que persistió duante cierto tiempo. Fue ascendido en 1745 a Almirante de la flota del Mar del Norte. Sin embargo, la publicación de dos panfletos, en los que hacía públicas sus desavenencias con el Almirantazgo, hizo que se le retirara del listado de almirantes en 1746. Después de su muerte, acaecida en 1757, su sobrino hizo instalar un monumento en su honor en la Abadía de Westminster, en cuyo epitafio figura la frase "...y en Cartagena conquistó hasta donde la fuerza naval pudo llevar la victoria", reflejo de sus desavenencias con Wentworth.

Lawrence Washington, medio hermano del que sería primer presidente de Estados Unidos, George Washington, combatió en Cartagena de Indias junto a Vernon y por ello decidió llamar Mount Vernon a la plantación que tenía en Virginia. Otro hecho curioso es que el grog, bebida popular entre los marineros, también recibió su nombre como homenaje a Vernon, ya que fue él quien sugirió diluir el ron con agua y zumo de lima.

Referencias[editar]

  1. [1]
  2. Quintero Saravia, 2016, pp. 203-204, 212.
  3. Quintero Saravia, 2016, pp. 157-158, 209-210.
  4. Quintero Saravia, 2016, p. 240-245.
  5. a b Quintero Saravia, 2016, p. 252.
  6. García Rivas, 2012, p. 510.
  7. a b Quintero Saravia, 2016, p. 226.
  8. Hernández Sánchez-Barba, Mario (1992). El mar en la historia de América. Mapfre. ISBN 84-7100-281-7. 

Enlaces externos[editar]