Alfredo de Sareshel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Alfredo de Sarashel, también llamado en latín Alfredus Anglicus y en textos españoles Alfredo el inglés y Alfredo el filósofo, fue un traductor y filósofo escolástico nacido en Inglaterra a finales del siglo XII y fallecido en el XIII. Se conocen muy pocos datos de su vida, pero se sabe que se trasladó a Toledo (España) como traductor del árabe al latín. Por las dedicatorias de sus traducciones se puede establecer que estuvo activo entre 1178 y 1217.[1]

Biografía[editar]

Originario de Shareshill en Staffordshire, Inglaterra, residió durante algún tiempo (alrededor de 1190-1200) en España, probablemente en la Escuela de Traductores de Toledo (liderados por Gerardo de Cremona y Daniel de Morley). A su vuelta a Gran Bretaña, fue nombrado canónigo de la catedral de Lichfield.

Fue, al parecer, muy apreciado por sus contemporáneos: Alexander Neckam le menciona en 1190 por sus comentarios aristotélicos. Sareshel, por su parte, le dedicó su De Motu Cordis, un trabajo médico inspirado en la cultura greco-árabe que defiende que el alma gobierna el cuerpo a través del corazón. Esta tesis tuvo una gran influencia en la antropología de Alberto Magno y en las obras de Roger Bacon y será un clásico en la escolástica medieval.

Obras[editar]

Originales[editar]

  • De motu cordis (Sobre los movimientos del corazón).
  • De naturis Rerum (Sobre la naturaleza de las cosas).
  • De Educatione Accipitrum (Sobre el modo de adiestrar halcones).
  • De consolatione philosophiae, cinco libros sobre Boecio.
  • De Musica, tratado musical.

Traducciones[editar]

Según fuentes antiguas, se conocen otras traducciones y comentarios no conservados de Alfredo de Sareshel a obras de Aristóteles, como el De generatione et corruptione.[3]

Referencias[editar]

  1. Otte, página 4.
  2. Speer y Wegener, página 411.
  3. Otte, pàgina 13.

Bibliografía[editar]