Alfoz de Bricia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alfoz de Bricia
municipio de España
Flag of None.svg
Bandera
Coats of arms of None.svg

Vista del Alfoz, con Cilleruelo de Bricia al fondo.

Vista del Alfoz, con Cilleruelo de Bricia al fondo.
Alfoz de Bricia ubicada en España
Alfoz de Bricia
Alfoz de Bricia
Ubicación de Alfoz de Bricia en España.
Alfoz de Bricia ubicada en Provincia de Burgos
Alfoz de Bricia
Alfoz de Bricia
Ubicación de Alfoz de Bricia en la provincia de Burgos.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Flag Burgos Province.svg Burgos
• Comarca Las Merindades
• Partido judicial Villarcayo
Ubicación 42°53′48″N 3°52′45″O / 42.896666666667, -3.8791666666667Coordenadas: 42°53′48″N 3°52′45″O / 42.896666666667, -3.8791666666667
• Altitud 1040 msnm
• Distancia 78 km a Burgos
Superficie 52,14 km²
Población 74 hab. (2015)
• Densidad 1,46 hab./km²
Código postal 09572
Pref. telefónico 947
Alcalde (2015) Francisco Javier Fernández Rodríguez (PCAS-TC-PACTO)
Sitio web Ayuntamiento de Alfoz de Bricia
[editar datos en Wikidata]

Alfoz de Bricia es un municipio (código INE-011), en el partido judicial de Villarcayo, comarca de Las Merindades, provincia de Burgos, comunidad autónoma de Castilla y León (España).

División administrativa[editar]

Alfoz de Bricia
Localización del Alfoz de Bricia
Barrio de Bricia 
Barrio de Bricia

Su capital es Barrio de Bricia y el municipio se encuentra dividido en ocho entidades locales menores,[1] a saber:

Localidades[editar]

El municipio está formado por los siguientes núcleos de población que no constituyen pedanía:

Geografía[editar]

Su relieve es irregular, lo cual genera diferentes caracteres hídricos, edáficos y biogeográficos que han condicionado la vida de los habitantes de estos pueblos cuando el modo de producción dependía del medio natural del que vivían.

Geomorfología[editar]

Todo el Alfoz de Bricia es de la era Mesozoica. Se pueden diferenciar dos zonas. La más oriental, es llana y se incluye dentro de las extensas parameras que están en el mismo área geoestructural caso del Páramo de Masa y La Lora. La Escampada, que es como se llama en este caso, se extiende desde La Venta Orbaneja hasta Campino. Esos páramos tanto en altitud como en el sustrato edáfico y climático tienen parecidos caracteres aunque La Escampada es algo más húmeda. Esta zona pertenece en su gran mayoría a la época Cretácico Superior,[3] como atestiguan los numerosos fósiles de rudistas, lo cual evidencia la existencia de un mar hace unos 100 millones de años, poco profundo que originó las rocas sedimentarias estratificadas sobre las que se asienta La Escampada.

En esta zona son llamativas desde la distancia dos elevaciones por encima de esta planicie, una de ellas denominada Castro entre las cuales se sitúa Barrio. [4]

La zona más occidental está formada por un complejo de vallejos en pendiente. Esta zona ha sido bastante erosionada por lo que afloran terrenos formados en el Cretácico Inferior donde la roca arenisca y arcillas son visibles [5] que luego fueron utilizadas para construir viviendas troglodíticas. Por esos vallejos discurren corrientes de agua de no mucho caudal.

Hidrografía[editar]

El área oriental en superficie apenas tiene corrientes de agua; algunas fuentes de poco caudal que abastecen a los pueblos. Bajo la superficie corrientes de agua subterránea discurren en dirección al Ebro y afloran en laderas a través de fuentes, manantiales, y en época de deshielo en torrenteras, cascadas y semejantes.

En el área occidental los vallejos están formados por los cursos de numerosos arroyos y torrentes, con un caudal reducido como arroyo Las Potencias, arroyo de Valdelaniebla y arroyo de la Lastra entre otros; también hay algunos cursos intermitentes que llevan agua en época de deshielo y crecidas.

Climática[editar]

Este terreno se encuentra en el área de transición entre el clima mediterránero continentalizado y el clima oceánico. Los rasgos de continentalidad (mayor insolación, amplitud térmica amplia y oscilación diaria también amplia) son evidentes y los rasgos del clima oceánico y de montaña en su relativamente alta precipitación. Los inviernos suelen ser fríos con nevadas abundantes, registrándose 90 días al año de heladas y veranos templados. Reflejo de esto son las fuertes oscilaciones térmicas anuales, con unas medias de temperatura de 8-10º y con predominio de los vientos del norte y del noroeste. Las precipitaciones más importantes se producen en primavera y otoño.

De acuerdo a los datos y a los criterios de la clasificación climática de Köppen el clima es de tipo Cfb. [6]

El puerto de Carrales ejerce la función de pantalla pluviométrica que se hace evidente entre el norte y el sur de tal puerto, siendo más húmedo y lluvioso el norte y más seco y árido el sur.

Biota[editar]

El relieve condiciona la vegetación. Por tanto si en el relieve se distinguen dos zonas, la vegetación refleja esos condicionantes. Las condiciones bioclimáticas son importantes pues son las que de una u otra forma permiten y facilitan el desarrollo de unas especies u otras.

De modo general puede decirse que el área occidental comparte similares características que el monte Hijedo con parecido biotopo que genera un ecosistema de bosque mixto cantábrico.

El área oriental tiene unas características tanto de biotopo como de ecosistema diferente predominando en superficie la sequedad y aridez que generan vegetación esclerófila y xerófila que contrasta con el del sector occidental. El sotobosque es de arbustos leñosos, espinosos y plantas aromáticas.

Flora y vegetación[editar]

En el área más occidental el monte Hijedo sirve de marcador para sacar algunas características. En esta área predomina el hayedo; extensa franja de bosque mixto de diversos tipos de robles y también pinos; otras especies más escasas como acebos y tejos. Los pastizales se aprovecharon hasta el siglo XX; al desaparecer el modo de producción que los propició en este espacio está creciendo arbolado donde ya cuesta distinguir los caminos que antes se transitaban al estarse cerrando por la vegetación.

También participa por el norte con los montes de Carrales que están situados en el límite con el área de Arija-Valdebezana. La especie vegetal predominante es el haya y el roble. El terreno está aprovechado para la explotación ganadera y agrícola.

En el área más oriental la vegetación, de menor porte, está basada en especies del género Quercus como la encina, el roble, coscoja y maquis en casi toda su extensión.

Fauna[editar]

Tan diversas condiciones vegetales tiene como consecuencia que hay especies adaptadas a unas y otras.

En el pasado también había osos. Según se señala en el “Libro de la Montería” del siglo XIV. [7] En la actualidad se ha detectado la presencia de este plantígrado aunque de un modo testimonial y esporádico. [8]

Con respecto a las aves cabe decir lo mismo, pues se dan las mismas especies que encuentran en monte Hijedo el biotopo idóneo.

Además de vertebrados hay un sinnúmero de insectos y arácnidos también adaptados tanto a las condiciones parámicas de La Escampada como al bosque húmedo del área más occidental.

Historia[editar]

Las elevaciones de Castro próxima a Barrio pudieron servir como lugar de asentamiento prehistórico por su fácil defensa. Existió un poblado correspondiente a la Edad del Hierro, del cual poco se puede afirmar pues a lo largo de la historia tal elevación ha ejercido ese misma función para la estrategia guerrera tanto en la Edad Media como en la Edad Contemporánea y han arrasado con lo existente anteriormente.

Edad Media[editar]

Estos pueblos se originaron en la Alta Edad Media al ser resultado del modo de producción que predominó desde entonces que se basaba en el sector primario de la economía.

Probablemente esos primeros pobladores se asentaron en cuevas tanto naturales como en viviendas trogodíticas excavadas por ellos en la roca arenisca. Luego se adaptaron a la superestructura ideológica del momento y también se construyó al modo troglodítico los lugares de culto de tales creencias.

El territorio lo ocupaban pobladores para cubrir sus necesidades sobre los cuales los estamentos privilegiados, la nobleza y el clero de la ICAR [9] , establecían relaciones de dominio con las consiguientes relaciones de fuerza y de poder al superponer su sistema extractivo sobre los pobladores e imponer rentas a modo de impuestos tanto en especies como en trabajo personal o dinero cuando lo empezó a haber. [10] [11] [12]

Topónimo[editar]

A tal superposición estamental corresponde la denominación de alfoz, [13] [14] [15] vocablo que significaba: conjunto de varios términos o localidades que formaban una sola jurisdicción a la cabeza de la cual había algún noble que se aposentaba en un castillo. Tal denominación ha perdurado sin solución de continuidad como un arcaísmo terminológico hasta la actualidad; tal arcaísmo lo han recuperado a finales del siglo XX los intelectuales capitalinos para denominar otros territorios, caso del que nombra a la capital de provincia. [16] [17]

Tal modo de producción modificó en superficie el paisaje natural aunque no de modo tan acentuado como se hace en la actualidad; alguna deforestación, preparar tierras para la agricultura y para pastos y poco más. [18]

El cerro denominado «El Castillo» de Barrio alude a un antiguo castillo de esta época; aún pueden observarse los cimientos de una torre señorial de carácter defensivo. Este castillo pudo ser el castillo que implicaba tener la denominación de "alfoz".

En está misma época políticamente estuvo integrado en el Reino de Asturias; luego en el Reino de León, encuadrado en el territorio del condado de Castilla, condado secesionista respecto del Reino de León. Más tarde estuvo en el límite y/o integrado en el Reino de Navarra como el alfoz de Arreba que también estuvo integrado en tal reino. [19] [20] [21]

Parte del reino navarro todo el territorio bañado por el Ebro y sus afluentes desde Haro hasta el alfoz de Bricia y Arreba. [22]

Posteriormente formó parte del territorio del Reino de Castilla.

Edad Moderna[editar]

Durante esta época en estas tierras seguía en vigor el mismo sistema de producción que se implantó en la Edad Media por lo que no cambiaron ni las condiciones de sus pobladores ni la superposición de las élites extractivas privilegiadas, en aquella época llamadas "estamentos", [23] como en la Edad Media. A lo más se cambiaba de señor al que había que pagar el mismo tipo de impuestos que ya se venían pagando en la Edad Media, o más para saldar las deudas si el señorío se compraba.

Alfoz de Bricia, hasta finales siglo XVIII estuvo formado por once lugares; perteneció al Corregimiento de las Cuatro Villas de la Costa; conocido en los últimos tiempos como Bastón de Laredo durante el periodo comprendido antes de 1833. La jurisdicción de señorío la ejercía el Marqués de Aguilar, quien nombraba su regidor pedáneo.

Edad Contemporánea[editar]

En esta época y seguramente antes algunos de sus habitantes se dedicaban a las labores de arrieros y carreteros, sobre todo en el Alfoz de Bricia, Hoz de Arreba así como gentes del Alfoz de Santa Gadea [24] y así transportar mercancias hasta la costa.

En el año 1820 se conocen la cantidad en monetario que tenía que pagar el Alfoz de Bricia; era de 15.867 reales. [25] Y se hacía desde la provincia de Santander.

En tal provincia permaneció cuando en 1822 se planteó el nuevo mapa municipal y provincial español en el que Alfoz de Bricia formaba parte de la Provincia de Santander donde había estado incluido hasta entonces.

Pero en el año 1833 cuando se promulgó la definitiva adscripción provincial que llega hasta la actualidad Alfoz de Bricia quedó adscrito a la provincia de Burgos. No obstante el ánimo secesionista de este alfoz fue manifestado con claridad en Madrid en el Congreso de los Diputados en la sesión del día 29 de diciembre de 1838 donde se expuso la segregación de la provincia a la que se había adscrito Alfoz de Bricia y a la que sigue perteneciendo. La misma solicitud plantearon Alfoz de Santa Gadea, Valle de Valdebezana, Hoz de Arreba, el Valle de Zamanzas, y el Valle de Mena. [26]

La configuración definitiva fue que el Alfoz de Bricia quedaba en la provincia de Burgos, como capital Villamediana de Lomas, pasando posteriormente a Barrio.

Guerras carlistas[editar]

Durante el siglo XIX por aquí tuvieron repercusión directa las guerras carlistas como así consta en las crónicas y literatura de la época. Por tanto el sustrato procarlista de esta comarca fue considerable durante la Primera Guerra Carlista. “Soncillo, Alfoz de Bricia y Alfoz de Santa Gadea, centros neurálgicos de las actividades carlistas a finales de 1833.”[27]

A finales del mismo siglo también el monte Hijedo sirvió como asentamiento de combatientes estables configurados en torno a la misma ideología.

Siglo XX[editar]

En 1900 en Alfoz de Bricia vivían 1.607 habitantes [28] lo cual sirve como referente para comparar con su población actualmente.

Segunda República[editar]

Durante la época de la República con motivo de la sublevación del 36 este territorio quedó en el área leal a la República. Una vez desatadas las hostilidades este alfoz pasó a estar dividido entre el bando sublevado y el bando gubernamental al pasar el frente de combare por el medio. Los gubernamentales controlaban Montejo de Bricia, el Puerto de Carrales y la zona de Lomas de Villamediana; el bando sublevado dominaba los pueblos de Barrio, Cilleruelo, Paradores, Bricia y Campino. Tal guerra fue de expresión extrema en este territorio pues en ella tuvieron lugar cruentos combates y alguna batalla determinante como testimonian los lugares de la memoria levantados al efecto y existentes en la actualidad bien se la puede considerar como la 4ª Gerra carlista al ser expresión de la misma superestructura ideológica que las anteriores carlistadas. El área controlada por los republicanos dependió y estuvo supeditada el “Gobierno Rojo de Santander”[29]

Espinosa de Bricia y Cilleruelo de Bricia resultaron casi destruidos por los combates. En Barrio de Bricia (1.081 metros) había un castillo que se destruyó; la iglesia tiene las paredes del campanario marcadas por balazos.

Asesinados por del bando sublevado en Alfoz de Bricia durante La Guerra (1936-1939)
C Lugar Fecha Apellidos y nombre Edad Natural Domiciliado Profesión Estado civil
D Campino 21/10/1938 Sedano Diez, Secundino 68 Barrio de Bricia Barrio de Bricia Ambulante V
P Campo de concentración de San Pedro de Cardeña 12/04/1938 Fernández Sedano, Julián 78 Barrio de Bricia Barrio de Bricia
F Ciriego 14/10/1937 Rodríguez Argüeso, Isaac 24 Madrid Paradores de Bricia Chofer
D Las Pradillas 29/10/1936 Fernández Zamanillo, Arsenio 31 Bricia Bricia Labrador C
P 29/10/1937 Gutiérrez Gutiérrez, Antonio 66 Resconorio Barrio de Bricia Médico
12/04/1937 Montejo Alonso, Juan Bricia Bricia
12/04/1937 Vallejo Alonso, Saturnino Bricia Bricia
P Cillerulo de Bricia 09/10/1937 Sedano Sedano, Claudio 33 Cilleruelo de Bricia Cilleruelo de Bricia
P Cilleruelo de Bricia 07/10/1936 Vallejo Parte, Isidro 58 Cilleruelo de Bricia Cilleruelo de Bricia No consta N/c
P Prisión Central de Burgos 04/11/1943 Gómez López, Luciano 32 Cejancas Lomas de Villamediana Jornalero N/c
P Bricia 10/09/1936 Fernández Martínez, José Montejo de Bricia Montejo de Bricia C
C Lanestosa 02/12/1936 Montes Herbosa, Julio Montejo Montejo
F Ciriego 15/10/1937 Montes Montejo, Jacinto 52 Montejo de Bricia Montejo de Bricia Jornalero C
G Vega de Pas 02/06/1950 Peña Martínez, Federico 33 Montejo de Bricia Montejo de Bricia S
P Prisión Central de Burgos 20/05/1939 Saiz Saiz, Manuel 62 Presillas de Bricia Presillas de Bricia Jornalero C
C Ochandiano 31/03/1937 Gómez Alonso, Crescencio 22 Presillas de Bricia Presillas de Bricia
P Valdenoceda Díez Guinea, David Orduña Villanueva de Carrales
P Villanueva de Carrales 23/10/1936 Vallejo López, Ángel 64 Villanueva de Carrales Villanueva de Carrales No consta N/c
P No consta 23/10/1936 Vallejo Martínez, Rafaela 66 Villanueva de Carrales Villanueva de Carrales S/L N/c
F Prisión Central de Burgos 02/03/1938 Cuesta Cuesta, Valentín 53 Villamediana Villamediana Labrador N/c

[30] [31]

En la segunda mitad del mismo siglo fue desapareciendo el modo de producción en el que se basaban los habitantes de estos pueblos durante al menos un kiloaño; sus pobladores emigraron a las grandes ciudades, sobre todo a las del País Vasco, quedando estos pueblos como lugares para veranear y pasar vacaciones.

Carreteras[editar]

Por el municipio pasa la  N-623 .

Entidad 2005 2006
01 Barrio de Bricia 24 23
02 Bricia 4 4
03 Campino 7 6
04 Cilleruelo de Bricia 6 6
05 Linares de Bricia 3 1
06 Lomas de Villamediana 15 15
07 Montejo de Bricia 43 37
08 Presillas 2 2
09 Valderías 4 4
10 Villamediana de Lomas 7 6
11 Villanueva de Carrales 0 0

Población y vivienda[editar]

Su población en 2005 era de 115 habitantes, disminuyendo a 104 en 2006, de los cuales 55 eran varones y 49 mujeres, conforme al siguiente detalle:

El municipio contaba con una población estacional máxima de 1.590 habitantes que contrasta con los 143 vecinos empadronados, 109 habitantes (INE 2007). El número de viviendas[33] censadas en el año 2000 era de 350, siendo 60 principales, 254 secundarias y 36 vacías.

Viviendas, año 2000
Principales Secundarias Desocupadas Otras Alojamientos TOTAL
60 254 36 0 0 350
17.14 % 72.57 % 10.29 % 0 % 0 % 100 %
Gráfica de evolución demográfica de Alfoz de Bricia[34] entre 1857 y 2014

     Población según el padrón municipal de 2015 del INE.

Patrimonio arquitectónico[editar]

El tipo de edificación más común es la casa popular montañesa de tejado a dos o cuatro aguas con dos pisos y desván, balcones apoyados en mensulones. Es un tipo de casa que cubre las necesidades de sus habitantes pues la planta baja servía para vivir el ganado tanto fueran ovejas, cabras, vacas, cerdos, burros, caballos y demás animales domésticos; la primera planta servía para vivir las personas y el desván como lugar que servía de almacén. Los balcones servían para secar cualquier cosa que necesitara ser secada ya fuera la colada o frutos.

Esta tipología de construcción corresponde a la Edad Moderna y Contemporánea al contrario de lo que normalmente se piensa al atribuirse a la Edad Media. En la Edad Media sólo se construían con piedra los edificios estratégicos y/o monumentales caso de iglesias y castillos. Lo normal en esa época era vivir en las viviendas troglodíticas antes citadas o en edificaciones de madera, adobes y poco más. Y para que no queden dudas al respecto la siguiente cita textual puede servir:

“la presencia de hábitats altomedievales excavados en la roca en la zona de Bricia, habiéndose conservado alguna vivienda en cueva, en uso hasta hace veinte años”.[35]

Por tanto en el Alfoz de Bricia se constata un importante foco del poblamiento troglodítico al que se tuvo que adaptar la superestructura ideológica originando lugares donde desarrollaban sus ritos también en arquitectura trogloditica como es el caso de la iglesia rupestre de Presillas. [36]

Medio ambiente[editar]

Coto privado de caza BU-10.890, que afecta a dos Montes de Utilidad Pública números 298 y 292, con una extensión total de 400,075 hectáreas.

Lugares de interés[editar]

Referencias[editar]

  1. «Junta de Castilla y León - Relación de Entidades Locales Menores». Consultado el 2009. 
  2. . «El Alfoz de Bricia.». 
  3. Francisco Carreras Suárez, Pedro del Olmo Zamora y José Ramírez del Pozo (1978). «Mapa geológico de España E 1:50.000. 109 (19-07)». IGME. 
  4. José García Siñeriz y Ruperto Sanz (1950). «Mapa topográfico de España E 1:50.000. Hoja 109. Villarcayo.». IGME. 
  5. Pedro del Olmo Zamora y José Ramírez del Pozo (1978). «Mapa geológico de España E 1:50.000. 108 (18-07).». IGME. 
  6. Clima: Barrio de Bricia. Clima-data. [1]
  7. José A. Valverde (2009):. «Anotaciones al Libro de la montería del rey Alfonso XI. Ediciones Universidad de Salamanca y los autores. ISBN 978-84-7800-324-2. Pág. 191. 
  8. José Mari Reviriego (2016):. «El oso se acerca a Reinosa. El Correo. com. 
  9. Iglesia Católica Apostólica Romana
  10. Juan Antonio Llorente (1807):. «Noticias históricas de las tres Provincias Vascongadas, Volumen 3.». Madrid, Imprenta Real. 
  11. Carlos Estepa Díez & Cristina Jular Pérez-Alfaro (2001):. «Los señoríos de Behetría.». Madrid, CSIC. ISBN: 84-00-06322-0. 
  12. (1981):. « .». Boletín de la Real Academia de la Historia. 
  13. Carlos Estepa (1984): “El alfoz y las relaciones campo-ciudad en Castilla y León durante los siglos XII y XIII”, Studia Historica. Historia Medieval, , Vol. II, p.7-26. ISSN 0213-2060
  14. Gonzalo Martínez Diez (1987) : Pueblos y alfoces burgaleses de la repoblación. Junta de Castilla y León. ISBN 84-505-6225-2
  15. José María Monsalvo Antón (1999): “Los territorios de las villas reales de la Vieja Castilla, SS. XI-XIV: antecedentes, génesis y evolución. (Estudio a partir de una docena de sistemas concejiles entre el Arlanza y el Alto Ebro)”, Studia Historica. Historia Medieval, Año 1999, Número 17, p. 15-86. ISSN 0213-2060
  16. Angel Ferrari (1975):. « Testimonios retrospectivos sobre el feudalismo castellano en “El Libro de las Behetrías”.». Boletin de la Real Academia de la Historia. Tomo CLXXII. Nº I. 
  17. Iñaki Martín Viso (2000):. «Poblamiento y estructuras sociales en el norte de la Península Ibérica ...». Universidad de Salamanca. 
  18. Ramón Garrabou & José Manuel Naredo (2008): El paisaje en perspectiva histórica: formación y transformación del paisaje ... . Zaragoza, Prensa Universidatia de Zaragoza, Institución Fernando el Católico. ISBN: 978-84-92521-37-1
  19. Justo Pérez de Úrbel: El Condado de Castilla. Tomo III. Editorial Siglo Ilustrado 1970.
  20. Gonzalo Martínez Díez: El Condado de Castilla (711-1038). La Historia frente a la leyenda. Valladolid, 2005.
  21. Alberto Díez Saiz & Mª Pilar Merlos Rodriguez de Tudanca (2013):. «Escóbados de Abajo, Escóbados de Arriba, Huidobro, Porquera del Butrón y .... Visión Libros, ISBN: 978-84-15965-01-5. 
  22. Luciano Serrano (1935):| El obispado de Burgos y Castilla primitiva, desde el siglo V al XIII. Tomo I. Madrid : Instituto de Valencia de Don Juan.
  23. Pedro Salazar de Mendoza (1657):. «Origen de las dignidades seglares de Castilla y León: con relación sumaria ...». Madrid,Imprenta Real . 
  24. M. A. Sánchez Gómez (1986):. «Cantabria en los siglos XVIII y XIX. Volumen 1.». Tantín Ediciones. 
  25. Cortes Ordinarias (1820):. «Nota de las cuotas de la Contribuction general, y de las ...». Madrid, Imprenta especial de las Cortes. 
  26. Congreso de los Diputados (1838):. «Diario de las sesiones de Cortes.». Madrid, Oficina de Tomás Jordán. Página 287. 
  27. Miguel A. Sánchez Gómez (1989):. « Sociedad y Política en Cantabria Durante el Reinado de Fernando VII: Revolución Liberal y Reacción Absolutista.”». Tantín Ediciones. Página 130. 
  28. Manuel Rubio y Borrás (1901):. « Nueva guia de Burgos y su provincia.». Impr. sucesor de Arnaiz. 
  29. Miguel Ángel Solla Gutiérrez (2010):. «La República sitiada: Trece meses de Guerra Civil en Cantabria. Santander: Publican-Ediciones de la Universidad de Cantabria. ISBN: 978-84-8102-578-1. 
  30. Alfoz de Bricia.Publicado el 2011/09/21. Víctimas de la Guerra y la represión que no tuvieron sitio en la cruz.. 
  31. Jesús Gutiérrez Flores: Guerra civil en Cantabria y pueblos de Castilla. Santander: América Grafiprint. 2000. Página 391.
  32. Burgos.es. «Inventario de carreteras.». 
  33. Conforme al padrón del año 2000 [2]
  34. I N E. «Evolución del censos de población desde 1857 hasta 2014.». Consultado el 15 de junio de 2016. 
  35. Luis Díaz Viana (1988):. «Aproximación antropológica a Castilla y León.». Anthropoos. ISBN: 84-7658-070-3. 
  36. Alberto Monreal Jimeno (1989):. «Eremitorios rupestres altomedievales (el alto valle del Ebro).». Bilbao, Universidad de Deusto. ISBN: 978-84-7485-113-7. 

Enlaces externos[editar]