Alfa-sinucleína

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Alfa-sinucleina.jpg

La α-sinucleína (alfa-sinucleína) es una proteína nuclear y sináptica que es el principal componente de los cuerpos de Lewy tanto en las formas esporádica como hereditaria de enfermedad de Parkinson y asimismo en la demencia de cuerpos de Lewy.

Importancia biomédica[editar]

El estudio de diversas enfermedades neurodegenerativas está proporcionando evidencia notoria de la importancia de la estructura y función de las proteínas en su causa. Por ejemplo, las anormalidades de la α-sinucleína participan en algunos casos de enfermedad de Parkinson y en la enfermedad difusa de cuerpo de Lewy, o demencia de cuerpos de Lewy.

En cierto grado, el reconocimiento mayor de la demencia de cuerpos de Lewy se debe a los adelantos en técnicas histológicas, en particular la capacidad para detectar sinucleína mediante inmunotinción que permiten observar cuerpos de Lewy en la corteza cerebral con más claridad de lo que había sido posible.

Debido a que los cuerpos de Lewy en neuronas corticales no están rodeados por un halo preciso, como en la sustancia negra en casos de enfermedad de Parkinson, no se apreciaron con facilidad hasta que se desarrollaron estas tinciones de anticuerpo. De manera indudable, el hecho de que el principal componente del cuerpo de Lewy es α-sinucleína agrupada, ha de resultar importante para comprender tanto la enfermedad de Parkinson como la demencia de cuerpo de Lewy.

α-sinucleína y enfermedad de Parkinson[editar]

En la enfermedad de Parkinson se cree que existe una participación importante del rasgo hereditario en los casos esporádicos de la enfermedad. Se llegó a informar un aumento de 13 veces en la susceptibilidad a la enfermedad en pacientes que presentan la combinación de genotipos α-sinucleína y apolipoproteína E, pero esto aún debe confirmarse.[1]

En condiciones normales la sinucleína existe en una forma soluble sin plegamiento, pero en altas concentraciones se agrupa y produce neurofilamentos que constituyen los cuerpos de Lewy. Las técnicas de inmunotinción permiten identificar la α-sinucleína y a alguna otras proteínas menos específicas, como ubicuitina y tau, dentro de los cuerpos de Lewy.

En cuatro familias sin relación con la rara variedad autosómica dominante de la enfermedad de Parkinson se identificó una mutación en el cromosoma 4 que codifica para una variedad aberrante de la sinucleína (Polymeropoulos et al). Se describió asimismo una familia en que la causa genética primaria es una copia extra no mutante del gen de α-sinucleína.[2]

Además, se encuentran algunos casos de parkinsonismo familiar en genealogías con mutaciones de los genes que controlan la eliminación de α-sinucleína de la célula a través de una vía proteosómica. Estos hallazgos, en conjunto, indican que es posible que la inestabilidad y el plegamiento erróneo de la α-sinucleína sean el defecto proteínico primario en estas formas de enfermedad de Parkinson. En este concepto, un poco análogo a la hipótesis amiloide de la enfermedad de Alzheimer, aumenta la propensión al plegamiento erróneo por los valores altos de α-sinucleína, y las proteínas plegadas erróneamente forman protofibrillas tóxicas y a continuación cuerpos de Lewy. Este proceso se acelera por defectos en las proteínas de choque por calor que acompañan a la α-sinucleína al interior y exterior de la célula.

Toxicidad de la α-sinucleína[editar]

Existen dos mutaciones principales en el cromosoma 4q: A53T, A30P en las que se promueve la oligomerización de α-sinucleína. Los mecanismos de toxicidad de la α-sinucleína propuestos en la enfermedad de Parkinson según el modelo de Eriksen, Dawson, Dickson y Petrucelli. De acuerdo con este modelo, están elevados los valores de α-sinucleína debido a:

  • Duplicación de una copia del gen α-sinucleína.
  • Mutaciones de punto en el gen α-sinucleína que generan acumulaciones excesivas de sinucleína.
  • Mutaciones en los genes parkin y UCH-L1 que disminuyen la eliminación normal de sinucleína por los proteosomas.

El exceso de sinucleína se polimeriza para formar protofibrillas, un proceso que aumenta por defectos en las proteínas de choque por calor o por acción de la dopamina, que se une a sinucleína. A su vez, ello conduce a la formación de cuerpos de Lewy. Este modelo atribuye la neurotoxicidad a las protofibrillas de los cuerpos de Lewy.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. KRÜGER, R; VIEIRA-SAECKER AM (1999). «Increased susceptibility to sporadic Parkinson’s disease by a certain combined α- synuclein/apolipoprotein E genotype.». Ann Neurol 45 (611): 917. 
  2. SINGLETON, AB.; FARRAR M, JOHNSON J (2003). «Alpha-Synuclein locus triplication causes Parkinson’s disease». Science (302): 841. 
  3. Eriksen, JL; Dawson TM; Dickson DW; Petrucelli L (2003). «Caught in the act: α-Synuclein is the culprit in Parkinson’s disease.». Neuron 40: 453-456.